Tecnología

Yo que tú no compraría la Xbox One X (aún)

·

Antes de nada, quería hacer un breve comentario para agradeceros a todos el interés y buenos deseos que habéis expresado tanto aquí como a través de otros medios. El susto queda como eso, un enorme susto, y Javi está como un cohete.

Diría que está incluso más activo que antes, así que imaginad cómo se ha recuperado el enano. Seguía presumiendo de su aventura, pero ayer por fin le convencimos de que la pulsera del hospital no era necesario que la llevase toda la vida, y accedió a deshacerse de ella.

Bendita vuelta a la normalidad. De nuevo mil gracias.

Dicho esto, me centro en la idea del post, que como indica el título es una breve reflexión sobre la Xbox One X que tuve la oportunidad de probar la semana pasada y de la que escribí largo y tendido el viernes. En el análisis de Xataka podéis encontrar todas mis impresiones en detalle, pero por si no tenéis ganas de leer ese texto o ver el vídeo (que está muy bien como resumen visual, por cierto), puedo resumiros mis conclusiones aquí con alguna apreciación adicional.

La conclusión es sencilla: la Xbox One X no tiene sentido para la mayoría de usuarios, porque solo aprovecharás su verdadero potencial si tienes una tele con 4K y, sobre todo, con HDR.

De hecho solo compraría la consola si 1) no tuviera ninguna consola de última generación, 2) tuviera tele con 4K y HDR y 3) me sobrara el dinero.

¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que hay una consola que me parece mucho más interesante para el momento actual, y esa no es otra que la Xbox One S. Es un prodigio del diseño, también integra la fuente de alimentación en el interior, tiene soporte HDR y la unidad 4K UHD Blu-ray por si os apetece comprar películas en dicho formato y, lo más importante, está a la mitad de precio… o menos.

Xbox One X 3

Lo que he visto de la Xbox One X no me da demasiadas razones para dar ese salto tan importante ahora mismo, porque los juegos que aprovechan esa enorme potencia son pocos y las mejoras son distintas pero nunca revolucionarias. El salto de calidad entre las Xbox 360 y las Xbox One ya era difícilmente apreciable, pero de la Xbox One (o peor, de la Xbox One S) a la Xbox One X la cosa es mucho más difícil de justificar. Al menos actualmente, porque aunque la promesa de la Xbox One X es interesante, por ahora es solo eso: una promesa. Si prefieres apostar por ese hipotético futuro está claro que la inversión tiene justificación, pero es que yo no tengo nada claro que los futuros títulos saquen mucho partido de ese hardware prodigioso.

El HDR mola cuando lo tienes, y también mola esa resolución añadida en los juegos que lo soportan, pero diría que ninguna de esas mejoras justifica cambiar desde consolas anteriores, y como digo a día de hoy parece mucho más razonable invertir menos y no apostarlo todo a una consola que tiene que demostrar de lo que es capaz con juegos que realmente la aprovechen. Eso, a día de hoy, no pasa. Puedo jugar (casi) igual de bien al Forza Motorsport 7 en mi Xbox One, y pongo ese ejemplo porque es el máximo exponente hoy por hoy de lo que puede ofrecer la Xbox One X.

De hecho esa misma opinión es la que tengo de la PS4 Pro, una consola que apareció bastante antes con una apuesta similar. ¿Merece la pena un año después de su aparición? Diría una vez más que solo si tenías una tele con 4K y HDR, y aún así lo diría con la boca pequeña. Escribía entonces cómo la verdadera revolución de estas consolas podía no ser tanto la resolución 4K como el soporte del modo HDR que hace que la experiencia visual sea más rica y colorida, y sigo manteniendo que el argumento del juego en 4K está empezando a agotarse: ni juegas a todo en 4K, ni tiene sentido que todo sea 4K. De hecho considero mucho más importante jugar con fluidez y un nivel de detalle medio que lo contrario: puedo perdonar que no se vean los poros de la piel del prota del juego, pero no que se mueva a cachos.

Así pues, amigos lectores, ahí queda mi consejo basado en mi experiencia. Si vais a compraros una consola navideña, yo tiraría a la Xbox One S, que de hecho me tienta hasta a mí solo por librarme del ladrillaco que es ese adaptador de corriente para la Xbox One original.

Sea como fuere, habrá ofertas la mar de jugosas para el Black Friday, así que iré incluyéndolas (esas y las de otras consolas, por si las moscas, que de todo hay) en mis Incognichollos. ¡Quedáis avisados!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Yo que tú no compraría la Xbox One X (aún)

  1. Trufeitor dice:

    Llegué tarde a lo de tu chiquillo, me alegro de que no fuera nada, yo tengo tres y se lo que son estas cosas. Dicho lo cual al lío: voy a seguir tu consejo y no me voy a comprar una AUN, pero cada vez tengo más claro que va a ser la elegida para jubilar mi vieja 360, no tengo 4k ni HDR, pero los “enhanced visuals” y el aumento de fluidez para el 1080 es exactamente lo que estaba buscando, no tiene mucho sentido hacer una consola de nueva generación que se ve muy bien, pero no tanto mejor que la anterior (va por la PS4 y la One respecto de PS3 y 360) y que luego te meta rascadas propias de la PS2 si me apuras, además cumplo tu punto 1 (bueno, y el 3, pero queda feo presumir XD). Y todos sabemos que su precio de partida no durará mucho, más teniendo una competencia más o menos directa que lleva un año en el mercado y cuesta cien euros menos, así que estaré atento a ofertas, descuentos y packs.

    Y como parece que comento acelerado te voy a regalar un Off-Topic que creo será de tu interés: ya he comentado por aquí en varias ocasiones que tengo un Xiaomi Mi5 que no me tenía especialmente contento por la capa de Miui ni por su desempeño últimamente, pues bien, este fin de semana me he liado la manta a la cabeza y desde el sábado bien temprano estoy con Lineage OS y la experiencia de momento no puede ser más satisfactoria excepto con la cámara, que parece algo más lenta al enfocar y disparar (con la app de Google) aunque las fotos en sí son más o menos como antes. Todo el resto del teléfono va de película, fluido, estable y con una gestión de la memoria fantástica (nada que ver con Miui). Como ya te dije Xiaomi y pure Google (que es lo que viene siendo LOS) es un combo ganador. Si a alguién interesa puedo actualizar mis impresiones más adelante, de momento de diez.

    • Gracias Trufeitor, no te preocupes. En cuanto a la Xbox One X, efectivamente diría que en pocos meses habrá descuentos interesantes porque todo lo que estoy leyendo confirma mis impresiones: si la adopción no es alta, los desarrolladores no apostarán por mejoras 4K/HDR, y eso hará que los usuarios no la compren. Círculo vicioso de siempre.

      Curioso lo del Mi5, me gusta que hayas toqueteado y que te haya salido bien la jugada, sí que sería bueno que dentro de un tiempo nos cuentes qué tal todo tras unas semanas, a ver si se soluciona eso de la cámara. Me temo que lo de Xiaomi haciendo Android puro va a ser difícil, el Mi A1 es la excepción a la regla, una lástima. Molaría que ofreciesen ROMs no-MIUI, quizás se animen ahora que están cada vez más presentes fuera de China. Desde luego ese sería otro argumento más para vender a tope.

  2. JEAN dice:

    La Xbox One S es, en potencia, diseño y precio, el iPhone SE de las consolas. Para mí es lo mejor que ha hecho Microsoft desde la Xbox 360, la cual aún me niego a jubilar y que seguirán de coequipera junto a la One S.

  3. Lambda dice:

    Hola Javier, como Trufeitor, llegué tarde a conocer el casi-drama que describiste, pero me alegro mucho que tu crío esté correteando como si tal cosa de nuevo! No soy padre, pero sí tío (Uncle!), y daría mi sangre por esos mocosos que me tiran de la barba cada dos por tres. Bueno, al lío: la Xbox One X todavía , AÚN no es la máquina que promete. Para eso hace falta pasta, y tendrán que ir muriendo lentamente las generaciones de consola anteriores. O Microsoft se pone espléndido (como Nintendo hizo, apoyando thirds y títulos al mes para la Switch) o la Xbox caerá devorada por el PC. Sony tiene sus exclusivos, pero le pesa como a la Xbox que son lo que aparentan : “PC´s” en miniatura, capados en algunos sentidos, online de pago y mirando de reojo él éxito de Steam y el resurgir de los PC…

    • No te preocupes tampoco Lambda, todo está perfecto por suerte. En cuanto a la Xbox One X, efectivamente ahora necesita catálogo, a ver si la cosa se anima porque Sony sigue estando muy muy fuerte.

  4. Land-of-Mordor dice:

    Hace tiempo que quería comentarte esto. Más de una vez te he visto hablar sobre televisores “4K” como si necesitaras soltar 1500 euretes para poder acceder comprarlos. Cada semana en los diferentes panfletos y artículos de ofertas en blogs se pueden ver televisores “4K” por 500€. A veces incluso menos. Otra cosa será que el televisor tenga 4K y HDR o el otro estándar de Dolby (o los dos). Ahí ya el precio sube pero creo que no entra dentro de las “locuras” de las OLED y QLED de gama alta.

    Todo el que en los últimos 3 años haya renovado televisor y se haya gastado entre 500 y 1000€ en él tendrá casi seguramente un panel “4K” en casa por lo que cumple al menos con la primera “condición” para disfrutar del nuevo aparatito de Microsoft.

    • Es cierto que ahora hay ofertas brutales en este sentido, pero diría que mucha gente sigue aguantando (como yo) con sus teles 1080p de 43-49 pulgadas porque se ven muy bien y no hay una necesidad fuerte aún. Creo que la Xbox One X se ha adelantado un poco (como la PS4 Pro), pero está bien que estén preparadas para sacar partido de esas teles, y sobre todo de esos modos HDR que sigo diciendo que son aún más interesantes que la mejora en resolución.

      • Land-of-Mordor dice:

        Por supuesto. Yo también mantengo mi 1080p que compré allá por 2010, pero piensa en todos esos que tenían su flamante HDReady o Full HD con iluminación lateral comprada, por ejemplo, en 2008-2009. Esos ya han renovado y muchos tienen ya paneles 4K. La próxima vez que vayas a un “killer” fíjate en lo que sale en los carritos XD.

        Y, seguramente, el HDR en un OLED, QLED o LED de gama media alta sea más interesante que esa cantidad ingente de píxeles. Yo desde luego valoraré que HDR10 y Dolby Vision estén presentes cuando renueve, lo que unido a que seguramente será OLED me circunscribe exclusivamente a lo que LG quiera ofrecer al precio que yo quiera pagar.

  5. Javier dice:

    Como reciente propietario de una Xbox One S, he de decir que ha superado mis expectativas. Lo mejor, para mí, es la compatibilidad con los juegos de Xbox 360, que me ha permitido deshacerme de la anterior consola sin remordimientos. Y es la única que ofrece, con Xbox Game Pass y EA Access, suscripciones mensuales tipo Netflix para que puedas hartarte a jugar sin rascarte demasiado el bolsillo. Por el precio que tiene ahora, imbatible.

    • Efectiviwonder. La Xbox One S me tienta hasta a mí, que tengo la Xbox One. Solo por quitarme el adaptador de corriente me lo he pensado alguna vez, pero claro, sin tele con HDR la apuesta no tiene mucho sentido. Veremos qué pasa cuando cambie de tele, algo que no tengo previsto hacer a corto plazo, la verdad…

Comentarios cerrados