Tecnología

Windows 10 y sus actualizaciones, decepción y ¿bendito? aburrimiento

·

Te va a dar igual instalar la Fall Creators Update, porque Windows 10 será (casi) exactamente igual que hace dos años. Es algo que me decepciona, porque a estas alturas, como decía en Xataka anteayer, parece como si en Microsoft solo buscaran los fuegos artificiales.

A ver, que me parece muy bien que nos quieran vender la moto con eso de que la realidad virtual mixta es lo que estábamos esperando realmente. O que de repente el stylus/pen/lápiz sea imprescindible en tu vida, que no lo va a ser. O que Edge pueda servirte para leer tus PDF y EPUB y garabatearlos, algo que, la verdad, no se me ocurre hacer en ningún escenario.

A mí esas opciones me importan bastante poco, la verdad. De hecho diría que le importan bastante poco a la inmensa mayoría de usuarios, pero es que dos de ellas están centradas en trending topics o buzzwords en el mundo del marketing hardware. En tendencias vendemoto, vaya.

Molas más si vendes realidad virtual aumentada mixta, y molas más si puedes hacer un montón de cosas con un lápiz en los vídeos de producto, aunque luego ese lápiz se use mucho menos de lo que nos quieren hacer ver.

De hecho me sorprende ver cómo uno de los grandes protagonistas de las dos últimas grandes actualizaciones ha sido Paint (ahora Paint 3D), una aplicación que no sé si alguien usa pero que en lugar de aprovechar para reconvertirla a una suite ligera de edición de fotos es más un juguete que otra cosa. No hay solución para esa incoherencia que hace que tengamos por un lado un panel de control y por otro la herramienta de configuración que se reparten las preferencias del sistema, y tampoco hay apenas impacto de ese nuevo diseño Fluent Design que por ahora solo nos ha devuelto las texturas traslúcidas que ya vimos hace años en Windows 7 con Aero. La verdad, qué decepción.

Tampoco hay mejoras destacables en componentes teóricamente estrella como Cortana —que sigue sin apetecerme usar por los permisos que hay que darle para espiar todo lo que hago—, y me la refanfinfla que ahora haya un iconito con “My People” en la barra de tareas que va a servirme solo para saber que efectivamente he instalado la actualización.

Destacaría solo dos cosas de esta actualización. La primera, el mayor soporte a distribuciones Linux, que aún así dudo que aproveche mucha gente. La segunda, la verdadera joya (por decir algo) de esta actualización, es Photo Stories, esa característica que permite generar vídeos a partir de fotos y clips de tu biblioteca. La he probado poco, pero me parece una gran idea que recupera el encanto de Movie Maker y lo hace más útil.

Que eso me parezca lo mejor de Fall Creators Update es significativo: lo que quiero (y de nuevo, lo que creo que quieren los usuarios) son mejoras prácticas que muchos vayan a usar. No veo a mucha gente editando imágenes y superponiendo objetos 3D, y tampoco veo a mucha gente usando el stylus diga lo que diga Microsoft.

Lo que veo es que la gente quiere hacer lo que hacía mejor de lo que lo hacía. Por eso esas Photo Stories son una mejora real de Windows 10, y por eso lamento que Paint 3D se haya quedado en un gimmick. Me parece increíble que no ofrezcan mejoras en herramientas clásicas como un bloc de notas que se ha quedado anclado en el pasado, que Edge siga siendo tan simplón y tan poco atractivo —imposible que me atraiga usarlo por muy bueno que parezca—, o que no implementen de una vez una tienda de aplicaciones que es una verguenza por desorganización, cantidad, o calidad de las propuestas. No sé si os pasa a vosotros, pero cuando voy a instalar alguna aplicación jamás —insisto, jamás— la busco en la tienda. Me voy al navegador, pongo el nombre y la descargo desde el sitio web de los desarrolladores. ¿Cómo es posible, cuando la App Store y Google Play son tan perfectas para el descubrimiento y la distribución de software?

Lo cierto es que el aburrimiento que me produce Windows 10 se extiende a otros sistemas operativos. Hoy ya está disponible la versión final de Ubuntu 17.10, con otro de esos nombres en clave casi imposibles de recordar (empieza de nuevo el abecedario, por cierto), y la he instalado en una máquina virtual más por curiosidad que por una intención sana de trastear con ella.

¿Qué me ha parecido? Pues una Ubuntu 17.10 disfrazada de Ubuntu 17.04 y anteriores. Canonical se ha inventado un dock lateral que trata de no traicionar del todo a su tradicional Dock en Unity, pero lo que consigue es que ese GNOME que ahora es centro neurálgico de la distro no sea un GNOME como el resto de GNOMEs. Básicamente lo que ha hecho Canonical es añadir una capa de personalización que a mí, sinceramente, no me convence. No hay tampoco demasiados cambios estéticos más, así que lo que encuentras en Ubuntu es lo que encontrabas hace 2, 3, o incluso 4 años. Una vez más, aburrimiento.

En realidad ese aburrimiento no es necesariamente malo. Es la prueba de que los sistemas operativos han madurado y de que las mejoras incrementales son ahora el foco de atención. El problema es que esas mejores incrementales apenas se notan a no ser que uno compare este Windows 10 con Windows XP o que compare esta Ubuntu 17.10 con una Ubuntu 8.04, por ejemplo. No hablo ya de un macOS que es un más de lo mismo desde hace muchísimo tiempo: una vez más se confirma que todas estas plataformas funcionan ya lo suficientemente bien como para que podamos esperar revoluciones.

Quizás esté pidiendo mucho, pero lo cierto es que el mundo de los sistemas operativos de escritorio (y podría decirse lo mismo en muchos casos en iOS y Android) está bastante paradete. Bien por la madurez, pero al menos en Windows 10 eso no significa que el sistema esté exento de críticas. Más bien lo contrario: si ya tienes controlado lo básico, Microsoft, quizás deberías ir de una vez por todas al detalle. Porque no sé si lo sabe, Sr. Nadella, pero los detalles importan.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Windows 10 y sus actualizaciones, decepción y ¿bendito? aburrimiento

  1. Manuel dice:

    Eso es, los detalles importan. El panel de control que debería ser clave en cualquier SO, aquí es un desproposito, mal organizado y con una estética horrible. Es lo primero que miro en cada update, pero mi gozo en un pozo cada vez. Mal por Microsoft.

  2. FaloGalego dice:

    No hay que olvidar que hay cosas que no se ‘ven’ pero si que están, por lo que he podido leer y comprobar parece que en temas de seguridad se lo han currado bastante, EMET activado por defecto, han eliminado SMB v1, acceso controlado a carpetas … y todo ello configurable.

    • Lo de SMB1 es que clamaba al cielo, pero sí, hay pequeñas mejoras internas relevantes, desde luego. También el tema de OneDrive es interesante, por ejemplo, pero como digo hay otros muchos detalles descuidados.

  3. Jorge dice:

    Bastante de acuerdo con tu análisis. Solo añado que OneDrive ha mejorado con la opción de que te muestre los archivos a petición. Si lo usas como tu nube habitual, cosa que hago por la suscripción a Office 365, lo encuentro muy útil.

    Una mejora en mi equipo ha sido que desde la anterior actualización de marzo, el botón de acceso rápido para activar/desactivar el panel táctil dejó de funcionar. Drivers actualizados, todo actualizado, según ASUS, y nada. Si quería desactivarlo tenía que abrir el administrador de dispositivos y deshabilitarlo desde ahí, ¡vaya engorro! Con esta actualización, el botón dichoso ha vuelto a funcionar. También, en mi equipo (de gaming) el teclado iluminado ahora por fin se enciende desde la pantalla de inicio de sesión; hasta esta actualización no se iluminaba hasta meter la contraseña. ¡La de veces que me equivocaba al poner la contraseña de noche!

    Eso sí: tener Panel de control por un lado y Configuración por otro es un despropósito dos años después. ¡Ponte las pilas, señor Nadella!

    Saludos.

  4. rfog dice:

    No es que sea aburrido, es que la mitad de las cosas nuevas no funcionan.

    El tema del 3D y la multimedia no lo he mirado, pero no hay una cosa de “productividad” que no me esté dando problemas o simplemente no funcione.

  5. Un problema que he tenido al actualizar y, que por lo que he leído, también sucedió el año pasado aunque entonces me libré, es que la actualización en equipos con arranque dual inutiliza el cargador de arranque. Y la solución no viene de Microsoft, hay que reinstalar la distro o trastear mucho. Lo dejo aquí como aviso a navegantes.

Comentarios cerrados