Tecnología

La Xbox One X ante la era post-PC

Ayer por fin conocíamos la Xbox One X, esa consola con uno de los nombres en clave más chulos de los últimos tiempos (‘Scorpio’). Como Microsoft había adelantado hace meses, esta será la consola más potente de la historia cuando aparezca el 7 de noviembre.

En Xataka acabo de publicar un artículo sobre la verdadera relevancia actual de ese soporte 4K del que tanto se ha hablado tanto en el caso de la Xbox One X como en el de la PS4 Pro, pero aquí quería lidiar con otro debate.

Se trata del que planteaba Ars Technica, con una curiosa reflexión sobre el escenario actual de las consolas y el de los PCs de sobremesa:

The PlayStation and Xbox have finally ascended to x86—the one true architecture—and they’re reaping the benefits of a standardised, genericised, well-supported environment with lots of competitive players. There are still some hardware differences between these consoles and your desktop PC, but they’re relatively minor. If Microsoft or Sony want to boost their consoles’ performance, they simply buy a faster or larger x86-64 CPU from AMD or Intel. Ditto the graphics chip: just go and ask Nvidia or AMD for something with more cores, then slot it in.

Así es: la llegada de la arquitectura x86 a estas máquinas ha supuesto un cambio radical en la forma en la que sus responsables nos las vendían. Las diferencias con el mercado del gaming en PC son ínfimas, y de hecho salvo por el soporte del ratón y teclado en estos últimos, la Xbox One X y un PC de sobremesa son ya en esencia indistinguibles.

La Xbox One X, es, de hecho, más PC que nunca.

Eso no es malo, pero plantea varias dudas. La más clara, la del hecho de que los ciclos de renovación podrían salir perjudicados. Antes uno cambiaba de consola si quería mantenerse a la última. Ahora esos ciclos están menos justificados, y yo mismo dudo bastante de que compre la Xbox One X a corto plazo. Teniendo la Xbox One —y jugando lo que juego, cada vez menos— no encuentro razones potentes para hacerlo. Y no me habléis de 4K: he visto la PS4 Pro en acción y no creo que por el momento la diferencia merezca la pena.

Eso no significa que renuncie a comprarla, pero sí que es muy probable que tarde en hacerlo, y estoy seguro de que a muchos de los actuales propietarios de una Xbox One como yo (no digamos ya los de la Xbox One S) les pasará lo mismo. Pasar de la Xbox a la Xbox 360 o de esta a la Xbox One era impepinable más temprano que tarde. Hacerlo de la Xbox One/S a la Xbox One X es, yo diría, totalmente pepinable, ya que nos ponemos a hablar de plantas monoicas.

De hecho la decisión es aún más difícil si uno quiere disfrutar de experiencias de juego a todo trapo: ahí el PC sigue teniendo cogida la sartén cogida por el mango, y las consolas nunca podrán competir si lo que uno quiere es jugar a todo trapo en las mayores resoluciones. La PC Master Race es la PC Master Race. Que me lo digan a mí, que llevo meses planteándome una actualización de mi viejo equipo solo para poder jugar al ‘Battlefield 1’ a lo bestia (aunque eso no me haga necesariamente mejor).

Más interesante incluso es el otro ataque que podría plantear la consola de Microsoft al PC, que es ni más ni menos que el de sustituirle en según que escenarios. Las aplicaciones universales y ese mismo ‘Windows Core’ que hace que Windows 10 funcione básicamente de la misma forma en un PC que en una Xbox One hace que algunos planteemos que dentro de poco esa consola pueda convertirse en tu PC de sobremesa. En The Verge precisamente jugaban con la idea hace unos días, e incluso apostaban a que el nombre de la Xbox One X iba a ser ‘Xbox 10 S’ porque estaría basada en Windows 10 S. La idea no era descabellada, pero evidentemente no se ha cumplido.

De hecho Microsoft ni siquiera mencionó nada al respecto en su conferencia, de la que dio pocos detalles hardware y que se centró en juegos, juegos y más juegos. Parecen haber aprendido de los errores: no vendas la consola como un PC o un Media Center —eso ya les falló con la presentación de la Xbox One— y véndela como lo que es por encima de todo: una máquina para jugar.

Yo creo que no tardaremos en ver esa “transformación” de la Xbox One/S/X en un PC al uso si el usuario lo necesita, pero está claro que eso no es lo que quiere transmitir Microsoft. Al menos , no por ahora: ya tienen bastante con pelearse con una Sony que también ha entendido de qué va la guerra ahora.

Que no es, ni más ni menos, que la de ofrecernos un nuevo modelo algo más potente y prometernos que jugaremos a todo trapo en 4K, en 8K o ya puestos, en 16K. Diría que se acabó lo de “consolas de nueva generación”, porque todo apunta a que estos dos gigantes —Nintendo juega a otra cosa— quieren seguir ese camino. Más fácil, más rápido, pero veremos si igual de fructífero.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo 🙂

  • Xiaomi Mi 5 64 GB: la versión internacional de este móvil tope de gama y con precio absolutamente ridículo. Ni Motorolas G5s ni leches. Si buscáis un móvil de garantías compradlo ya, porque además ha bajado de precio: Está a 177,99 euros en GearBest con el cupón Mi5HGS. Si queréis envío desde España está a 224,27 euros con el cupón XMMi5ES.
  • Steam Link: el periférico que permite que juguéis a los juegos del PC en la tele del salón está en modo súper-mega-chollo. De hecho, acabo de comprar uno. Lo tenéis a 17,60 euros (envío incluido) en GAME UK, ofertón para un cacharrito que siempre quise tener. 
  • Ratón Logitech MX Master: ha aparecido una nueva versión, lo que permite que esta maravilla (yo lo uso a diario) baje de precio. Es un chollazo, lectores: 49,90 euros en Amazon.
  • Clave de Windows 10 Pro: si no queréis complicaros la vida a la hora de instalar este sistema operativo, en Amazon están vendiendo licencias a un precio fantástico, y lo de que sea esta tienda quien gestiona todo da cierta confianza, porque el precio es demasiado bueno: 11,90 euros en Amazon, uauh.
  • Pendrive SanDisk USB 3.0 64 GB: una memoria USB muy compacta pero que llega a los 64 GB de capacidad con interfaz USB 3.0 y transferencias de hasta 150 MB/s. Nada mal por los 19,90 euros que cuesta en Amazon.
  • Xiaomi Air 13: el portátil más chollo de los últimos tiempos vuelve a estar a precio destacado. Ya sabéis, no tiene desperdicio y es una gran opción si buscáis portátiles de esta gama. Está a 587,39 euros en GearBest para el modelo plateado, ole.
  • Impresora WiFi multifunción HP Envy 4521: una buena alternativa si buscáis impresora barata, y aquí como siempre cuidado que lo caro son los cartuchos. Este modelo va con el sistema de “suscripción de tinta” del que hablé aquí, Instant Ink. Está a 49,90 euros en Amazon (38% dto.), gran precio si lográis imprimir con moderación.
  • OnePlus 3T 64 GB: la versión internacional baja de precio tras el lanzamiento del nuevo modelo. Un Snapdragon 821, 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad (no ampliables) se suman a una cámara de 16 MP estupenda. Lo tenéis a 347,09 euros de GearBest con el cupón KOnePlus.
  • Auriculares Xiaomi Bluetooth: autonomía de 7 horas, resistentes al sudor y a salpicaduras, buena opción ahora que cada vez más móviles están sin conector de minijack. Están a 17,79 euros en GearBest con el cupón XBMSP
  • Cámara deportiva 4K: el verano es una época fantástica para juguetear con estas cámaras de aventura estilo GoPro. Como otras muchas, esta ofrece buenas prestaciones a precio ridículo: sumergible gracias a la carcasa incluida, WiFi, grabación en 4K a 30 fps y en 1080p a 60 fps. Está a 18,39 euros en TomTop.
  • Xiaomi Mi 5s: la versión más potente del Mi5, que llega con el Snapdragon 821, 3 GB de RAM y 64 GB de capacidad, además de esa cámara de 12 Mpíxeles con el mismo sensor de los Google Pixel. Está a 217,15 euros en GearBest con el cupón Mi5sK4G.
  • Portátil Chuwi LapBook 12.3: un equipo de lo más interesante con un Celeron N3450, Windows 10 Home, pantalla de 12,3 pulgadas con resolución 2.736 x 1.824, 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad (ampliables), además de puerto HDMI, 2xUSB 3.0 y batería de 8.000 mAh. Muy, muy cuco por 266,99 euros en GearBest con el cupón CHUWI123 (y regalan funda, ole).
  • Xiaomi Mi Max 2: la versión con ROM internacional de este súperphablet de 6,44 pulgadas está súper rebajado. Llega con un Snapdragon 625, cámara de 12 Mpíxeles, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad y esa batería inacabable de 5.300 mAh. Está a 248,30 euros en GearBest con el cupón Max2K.
  • Pendrive Toshiba 32 GB USB 2.0: a este precio no se le puede pedir más, aunque solo sea USB 2.0, pero esa capacidad puede venir muy bien: Está a 8,90 euros en Amazon (25% dto.)
  • Lenovo IdeaPad Air 12: un portátil muy del estilo del Xiaomi Air 12 pero con la marca Lenovo, lo que puede que os convenza a muchos. Es un 12,2 pulgadas con un Core M3, 4 GB de RAM y 128 GB de SSD. Está a 355,99 euros en GearBest con el cupón Air1N.
  • Vernee Thor E: 5.020 mAh de batería. Lo repito: 5.020 mAh de batería. El resto de especificaciones no están nada mal (MediaTek MT6753, 3 GB de RAM, 16 GB de capacidad ampliables, sensor de huella), pero su cámara de 8 Mpíxeles es quizás demasiado justita. Pero si queréis un móvil que aguante dos días (o más) sin recargas, atentos: está a 88,99 euros en GearBest con el cupón thorE4G.
  • Huawei P8 Lite: este cinco pulgadas (análisis)  sigue teniendo encanto con su Kirin 655, 3 GB de RAM y 16 GB de capacidad. Cuenta con lector de huellas y cámara de 12 Mpíxeles, muy simpático por 149,50 euros en Amazon.
  • Chuwi Hi10 Pro: un tablet convertible que puede haceros un buen servicio en viajes y vacaciones. Cuenta con una pantalla de 10,8 pulgadas (1.920 x 1.200), Intel Atom X5-Z8350, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad ampliables y Windows 10 o Android 5.1. Cuesta 133,49 euros en GearBest con el cupón HI10PROS, y la funda-teclado opcional (pero que es lo que le da sentido al conjunto) cuesta 23,63 euros
  • Xiaomi Mi6 64 GB: el súper telefonazo de este fabricante sigue bajando de precio: todo un Snapdragon 835 con 6 GB de RAM y 64 GB de ROM a un precio fantástico: 382,69 euros en GearBest
  • Xiaomi Air 12: y si queréis ahorrar algo de dinero en un modelo algo más modesto, el 12,5 pulgadas con un Core m3. 4 GB de RAM y 128 GB de SSD es una fantástica opción. Está a 397,06 euros en GearBest con el cupón ESAIR12.
  • Elephone S7: este “primo lejano” del Galaxy S7 destaca por esa pantalla curva de 5,5 pulgadas tan llamativa y por unas especificaciones que son más modestas, lógico, pero notables: un Helio X25 deca-core, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad y cámara de 13 Mpíxeles muy decente. Está a 186,89 euros en GearBest con el cupón ES74G. Es la versión internacional con soporte de banda de los 800 MHz.
  • Pulsera cuantificadora Xiaomi AMAZFIT: la competidora de las Fitbit, mucho más avanzada que las viejas Xiaomi Band 2 —hablé de ella en Xataka—, está a 95,22 euros en GearBest con el cupón MIAMAZ.
  • Disco duro externo Maxtor 1 TB: Backups al poder, chicos. 47,10 euros en Amazon (25% dto.). 2 TB a 77,30 euros en Amazon (27% dto.) y 4 TB a 119 euros en Amazon (35% dto.)
  • Surface Pro 4: el modelo con el Intel Core m3 está de rebajas ahora que salen los nuevos Surface Pro. Atentos, porque incluye el Type Cover en color azul, el lápiz (Surface Pen) e incluso un ratón Arc Touch Mouse. Todo el pack está a 799 euros en Amazon, buen precio si buscáis una máquina en este formato.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 comentarios en “La Xbox One X ante la era post-PC

  1. Lambda dice:

    No sé si el paso a una arquitectura x86 ha sido lo mejor. Elimina los incentivos para optimizar los juegos de consola, a costa de facilitar el trabajo a los devs. De hecho, ahora las consolas parecen PC’s. No hay inmediatez, sino descargas, actualizaciones e incluso rinden peor que un HTPC dedicado en esas labores. Se han vuelto PC’s cerrados. A mí me parece sintomático que la Switch de Nintendo sea como es… y bendita sea por ello. De hecho, yo uso PC para todo y para Navidad si tal, Switch.

    • Ten en cuenta que desarrollar hardware específico es muy costoso y las ventajas en rendimiento sería difícil que se notaran, sobre todo por la velocidad con la que evolucionaba el hardware del PC.

      Yo creo que aquí no hay un problema hardware, sino del enfoque software. Lo mismo que ha hecho Nintendo podría hacerse con hardware distinto, es simplemente que su forma de ver el ecosistema es otro. Yo también valoro mucho esa opción, aunque no sea para mí. Bien por las alternativas.

  2. yonmacklein dice:

    Bueno el caso es que PS4 Pro y Xbox One X no son una nueva generación, sino una actualización, realmente como está planteado, es simplemente un producto premium para el que quiera aprovechar sus teles 4K con HDR (PS4 y XboxOne ejecutan aún muchos juegos a resolución inferior a FullHD por ejemplo, el otro día incluso me llamó la atención que Tekken7 en PS4 Pro “simplemente” va a 1080p -en PS4 esta por debajo de esa resolución-).

    Creo que es un enfoque nuevo este que están probando, Sony optó por tomar la iniciativa con un modelo que pocas veces alcanzará las 4K nativa (aunque algún juego hay, por ejemplo el Wipeout que ha salido hace poco, aunque claro, es una remaster) si bien por lo visto lo simula muy bien con el checkeboard rendering (una especie de escalado de 1440p a 2k) y Microsoft con la One X con la “ventaja” del tiempo pues si puede jugar a 4K seguramente a prácticamente todo (o eso se espera) a costa del precio (500$ para navidades… fechas en las que muy posiblemente tengas una PS4 Pro sólo por 350$ consiguiendo un resultado muy parecido y con la diferencia de catalogo que es precisamente donde más cojea Microsoft tras desmantelar multitud de estudios que tenían).

    Y hablando de desarrollos y el parecido con el PC, de hecho una opción interesante es que los juegos que compras de Xbox One se pueden jugar en PC, aunque creo que son los de Microsoft nada más, no los third party, y además excluyendo los Halo (salvo los de viejos o los de estrategia claro, me refiero a los Halo “de verdad” más recientes), y se supone que es una baza importante, pero no se veo que le estén sacando mucho jugo a ese asunto, claro que sin estudios internos que saquen juegos que la gente quiera…

    Mi duda es si veremos Ps4 Pro Plus, Xbox One XX, o si ya las siguientes serán consolas nuevas con juegos nuevos que puedan aprovechar la potencia para hacer juegos que aprovechen el hardware para algo más que renderizar a más resolución y con más efectos. Porque la PS4 Pro y la Xbox One X si usaran su potencia para juegos desarrollados exclusivamente para ellas a 1080p se verían cosas realmente interesantes… pero bueno, estamos en la época de pasarnos a 4K y han sacado este producto para el que lo desee (yo tengo tele 4K pero no tengo consola, y mi PC se limita a 1440p y sólo juego a esa resolución si puedo, sino toca bajarse a 1080 de toda la vida xD).

    • Lambda dice:

      El problema es precisamente ese: que ese 4k es probable que sea a costa de algunas prestaciones en la consola. Es decir, será “4k” , así, entre comillas. Por ahí se la compara alegremente con una 1070, o con que saca unos 6 Teraflops, y eso no es más que fetichismo de números. No, no es así. Puede que saque vídeo a 4k, cosa que ya un modesto Celeron N3035 puede hacer con su integrada. Pero lo más probable es que la calidad subjetiva (es decir, a simple ojo) sea como la de un Witcher 3 a 1080p o 1440p con una 1060… cuando empezemos a mover escenarios complejos bien cargaditos de texturas. Tengamos en cuenta que esta Xbox lleva una versión modificada de lo que sería una 580 de AMD. Y es ahí donde hay que mirar, aún con todas posibilidades de optimizar los resultados en un cacharro cerrado como este. Yo la verdad, no veo esto como para hinchar pecho y darse bombo. Ni Microsoft ni Sony están deslumbrando con estás máquinas “de transición”. El verdadero problema de las consolas es que un PC modesto y Steam es capaz de hacerles mucha pupa, y realmente el tema de la exclusividad en las consolas ya no es tan diferenciador, con el tema añadido que no se sabe si serán éstas las que den el empujoncito al 4k en los hogares, . Encima la arquitectura Pascal consume menos y hace menos ruido, blanco y en botella…
      Bueno, me esperaré a que Ars Technica tenga una en las manos y la despiece. Con una review en condiciones.

      • Steam es maravilloso, pero ojo que simplemente es una alternativa más, que es lo fantástico de todo, como decía antes. Aquí como siempre mi consejo es disfrutar de las ventajas de cada plataforma sin entrar en extremismos. La Nintendo es para una cosa, la Xbox y la PS4 para otra, y los PCs para otra.

        El análisis de Ars Technica no creo que pueda revelar mucho más de lo que estamos diciendo por aquí —ojo que yo también tengo ganas de verlo— pero en mi opinión lo que ofrece esta consola por 500 euros es una absoluta burrada.

    • Pinta a que a partir de ahora todo lo que veremos serán consolas cuya evolución será mucho más cercana al ciclo de los PCs. CPUs y GPUs más potentes que serán calcadas (o ligeramente derivadas) de las versiones del PC, y ya.

      La posibilidad de jugar a juegos de la consola en el PC y viceversa mola un montón, pero no parece que de momento nadie le siga el tema a Microsoft. Veremos cómo pinta el futuro.

  3. Trufeitor dice:

    Yo estoy esperando para el salto generacional y esta consola me interesa mucho, pero creo que hay algunas incógnitas en el aire que habrá que esperar al lanzamiento y las reviews para que sean despejadas.

    A mi, particularmente, el 4k no me interesa nada. No tengo una tele de esas características ni la voy a tener en un futuro próximo, pero me interesa la one x para poder jugar los juegos de one a 1080p nativos y con una alta tasa de refresco, ya que ese es el punto fuerte de mi televisor.

    La cuestión (para mi) es si Microsoft va a implementar en el software alguna solución para que cuando el contenido se reproduzca a 1080 lo haga a una alta tasa de frames y/o mayor calidad que en una one s. O si eso va a depender de la buena voluntad de los desarrolladores o de algún otro factor, porque, sinceramente, a mi la hipotética mejora de calidad de hacer down sampling de 4k al reproducir en 1080 si va a 30 cuadros no me interesa en absoluto. Si la jugada es esa prefiero comprar una s por menos de la mitad para tener la misma experiencia o un poco peor pero casi imperceptible. Para mi el factor de venta es tener una cierta garantía de jugar en 1080 con tasa de frames alta y estable y la máxima calidad posible, no vería como algo grave que algunos títulos se vieran como en s, pero desde luego la gran mayoría tendría que ofrecer una experiencia intachable en 1080.

    Y no hace falta decir, Javi, que espero tu análisis de experto para el día 8, que además teniendo una one, tiene doble valor que tus ya de por si utilísimos y ponderados análisis (espacio de peloteo al jefe del sitio).

    😉

    • Teóricamente todos los juegos se beneficiarán, pero que yo sepa no hay datos de cómo lo harán y si ese upscaling se aplicará sí o sí. Harás bien en ser paciente y esperar los análisis. Yo si la toco no te preocupes que hablaré de mis impresiones, aunque como no sea vía Xataka lo tendré difícil, no pienso comprarla. Al menos, no en bastante tiempo.

      • Trufeitor dice:

        En esa vía pensaba. Si traen una para analizarla ¿a quién mejor se la pueden dejar para ello que a quien tiene la original y puede hablar con total propiedad de la diferencia entre ambas experiencias?

        Mi voto ya lo tienes.

        😀