Tecnología

Me aterroriza Google Photos

En realidad iba a poner otra palabra en lugar de “aterroriza” que empieza por la misma letra en el titular, pero como soy un tipo de prosa elegante y sutil he preferido dejarlo ahí. La conclusión, no obstante, es esa: la de que el servicio de gestión de imágenes de Google me causa una sensación combinada de admiración y el más absoluto de los pánicos.

Google habla de almacenamiento infinito, de copias de seguridad, de reconocimiento de personas, lugares y cosas, de generación automática de presentaciones y álbumes, o del nuevo “sugerencias para compartir” y la gente alucina embobada. Qué maravilla, Google. Cómo molas. No más tomar el control de nuestras fotos: ya lo haces tú.

Yo estoy aterrorizado.

Aterrorizado porque no quiero que nadie estudie dónde he estado y mucho menos con quién, y tampoco me apetece que alguien con quien he estado reciba automáticamente fotos en las que salimos los dos. Entiendo que Google lo hace por nuestro bien, porque sus responsables saben bien que la pereza humana es infinita y si alguien te puede ahorrar un clic gratis para hacer algo que de todos modos ibas a hacer pues te apuntas a un bombardeo.

Aterrorizado porque ese aprendizaje máquina que todo lo devora no se limita a anonimizar los datos para luego presentar conclusiones útiles (eso mola, ojo). No. Estoy aterrorizado porque como ya hacían otras antes —Google incluida— ese aprendizaje máquina te estudia a ti. Y a mí. Y a todo quisqui. Y lo hace con una característica importante de la que no mucha gente habla.

Que no olvida.

Uno podría pensar que mola mucho que esa foto de Harry y Sally tomada con el fantástico Galaxy S7 que Google Photos se envíe automáticamente a Sally mola. Y sí, mola en cierto modo, pero si a ti te mola, imagina a Google, que con esa foto y los chorrocientos millones billones de fotos que gestiona (1.200 millones al día actualmente, ahí es nada) se hace una idea bastante aproximadamente buena de quién eres. Porque ya se sabe: “dime con quien andas…“.

Muchos me saltaréis con el típico “¿y para qué va a querer Google una foto de Harry y Sally haciendo saltitos en Soria?” Pues lo que me aterroriza es eso: que no lo sé. No tengo ni idea de para qué va a querer esa foto, pero la tiene y puede inferir muchas cosas a partir de ella. Cosas que se suman a las que ya sabe a través de mi uso de Gmail, Google Calendar o Chrome (maldición) y que hacen que un día tras otro me prometa a mí mismo ser algo más cauto y cambiar a servicios que yo controle. O al menos, que controle algo más.

Que sí, que Google Photos mola un montón. Pero pensad en una cosa: ¿por qué Google dejó de desarrollar Picasa, aquella prodigiosa aplicación que también reconocía caras, y pasó a apostarlo todo a Google Photos?

Pues eso.

Pues por la sencilla razón de que en Picasa aquel reconocimiento se quedaba en casa: todo funcionaba en local, y Google ni se coscaba. No podía sacar gran cosa del invento, pero ahora la nube y esa obsesión de que la inteligencia artificial trabaje para todos nosotros ha conseguido que en realidad tanto la nube como la IA trabajen para ellos. Bueno, vale, también para nosotros, pero sobre todo para ellos. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que Google es una empresa que desde sus inicios se ha alimentado de datos. Primero fueron sitios web, luego fueron correos, luego lo intentó —sin éxito— con lo que hacíamos en modo red social, y ahora lo está intentando —con bastante más acierto— con esa fiebre fotográfica que nos ha invadido a todos con el smartphone y que queramos o no dice más de nosotros de lo que quizás querríamos confesar. Quizás no ahora, quizás no en 10 años, quizás nunca.

O quizás sí. A saber.

No seré yo el que se apunte a Google Photos. He logrado resistir hasta ahora, y así pienso seguir. Y ojo, que el discurso es extensible a otros servicios y redes sociales —ya hablé de Facebook hace años—, plataformas y proyectos que son maravillosas, te hacen la vida más fácil y además —fíjate— se pueden usar por la cara. Pero recordad esto una y otra vez: nadie da duros a cuatro pesetas. Nadie regala nada. Y menos que nadie, Google.

Aterrorizado estoy. Acongojado. O lo otro. Eso que mi prosa elegante y sutil me impide decir.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo 🙂

  • Xiaomi Mi 6 64 GB: el súper telefonazo de este fabricante sigue bajando de precio: todo un Snapdragon 835 con 6 GB de RAM y 64 GB de ROM a un precio fantástico: a 341,90 euros en TomTop con el cupón DSXM664.
  • OnePlus 5 64 GB: el nuevo súper telefono de OnePlus, con cámara dual (16+20 MP), un Snapdragon 835 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad (no ampliables). Está a 390,12 euros en GearBest con el cupón OP64ES. A mí, que conste, me gusta más el Mi 6, pero si os importa la pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas, aquí tenéis al candidato. Por cierto, la versión con 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad está a 511,03 euros en GearBest con el cupón OnePlus5.
  • Samsung Galaxy S7 Edge: el tope de gama de Samsung del año pasado (en su versión Dual SIM liberada) sigue siendo un telefonazo con esa pantalla curvada de 5,5 pulgadas, 4 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables) y sobre todo una cámara fantástica. Está a 399 euros en eBay
  • LG G6: el súper teléfono con pantalla casi sin bordes y ese curioso formato 18:9, un Snapdragon 821, 4 GB de RAM, 64 GB capacidad y esa doble cámara de 13 Mpíxeles tan fantástica. Está a precio de risa: 349 euros en eBay. Increíble para un tope de gama de 2017.
  • Clave de Windows 10 Pro: si no queréis complicaros la vida a la hora de instalar este sistema operativo, en Amazon están vendiendo licencias a un precio fantástico, y lo de que sea esta tienda quien gestiona todo da cierta confianza, porque el precio es demasiado bueno: 8 euros en Amazon, uauh.
  • OnePlus 3T: aunque el OP5 ya está disponible este modelo sigue siendo interesante. El Snapdragon 821, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y una cámara muy maja justifican un precio que no está nada mal: 326,29 euros en Banggood con el cupón 7BGESOP3T64.
  • Teclado Bluetooth para tablet: está en español, es delgadito, compatible con iOS, Android, macOS y Windows y sobre todo tiene un precio atractivo para un accesorio de batalla: 11,57 euros en Amazon. Relacionado: este teclado mecánico con eñe está a 27,99 euros en Amazon con el cupón JODNA9BS.
  • ASUS ZenFone Zoom 128 GB: destaca por su zoom 3x (análisis) y una parte trasera que recuerda mucho a los Lumia 1020. Las especificaciones son curiosas: un Atom Z3590, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh) y pantalla 1080p de 5,5 pulgadas. Una opción interesante por los 166,56 euros que cuesta en GearBest con el cupón ZX551MH.
  • Alcoholímetro digital: incognichollo offtopic curioso, pero útil. Si quieres comprobar si puedes conducir o no, atento a este dispositivo con 20 boquillas desechables. Está a 12,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Air 13: el portátil más chollo de los últimos tiempos vuelve a estar a precio destacado. Ya sabéis, no tiene desperdicio y es una gran opción si buscáis portátiles de esta gama. Está a 569,84 euros en GearBest con el cupón ESMAIR13 para el modelo plateado, ole. 
  • Moto Z Play 64 GB: uno de los terminales más curiosos del año pasado, y que sigue teniendo su encanto aún hoy, sobre todo por los Moto Mods. Pantalla de 5,5 1080p, SnapDragon 625, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables) y cámara de 16 Mpíxeles, todo por 218,63 euros en Banggood.
  • GamePad para Android/iOS: si queréis jugar en vuestro móvil con un mando tipo PS4/Xbox que además tiene soporte para el móvil, atentos al GamePad de Ipega, que cuenta con conexión Bluetooth y batería de 380 mAh. El precio, 12,33 euros en GearBest con el cupón IPEGAES.
  • Clave de Microsoft Office 2016: si además de Windows 10 queréis usar la suite ofimática de Microsoft, aquí tenéis licencias de la versión de 2016 a precio igualmente fantástico: 11,30 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Note 2 64 GB: el phablet de 5,7 pulgadas de Xiaomi llega con un Snapdragon 821, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad, pero sobre todo con una batería brutal de 4.070 mAh. Si os gustan los móviles grandotes y valoráis que la batería dure mucho, gran opción. Lo tenéis a 278,74 euros en Banggood con el cupón 7BGESMN264.
  • Gafas polarizadas de oferta: incognichollo off-topic, pero es que las críticas son fantásticas para estas gafas que valen tanto para hacer deporte como para dar una vuelta. Polarizadas y con diseño simpático. Adivinad quién acaba de coger unas 😉 Están a 12,99 euros en Amazon.
  • SSD Samsung 850 EVO 1 TB: nada menos que un terabyte de capacidad para esta unidad impresionante de Samsung que tiene un precio estupendo si os apetece tener mucho almacenamiento en vuestro equipo, y muy rápido. Está a 312,60 euros en Amazon (22% dto.). Algo peor en rendimiento pero más barato es el WD Blue de 1 TB que está a 269 euros en PCComponentes. Uauh.
  • Dron DJI Phantom 3: uno de los mejores drones de los últimos tiempos está a precio de escándalo, así que si queréis ir más allá en este ámbito, gran opción. Lo tenéis a 359,99 euros en TomTop con el cupón WCTDJIPH3.
  • Patinete eléctrico Xiaomi: el scooter de Xiaomi es una buena opción para desplazamientos urbanos. Hasta 30 km de autonomía, velocidades de 25 km/h. Todo por un precio de 333,14 euros en GearBest con el cupón GBXMSTE.
  • Xiaomi Mi 5s: la versión más potente del Mi5, que llega con el Snapdragon 821, 3 GB de RAM y 64 GB de capacidad, además de esa cámara de 12 Mpíxeles con el mismo sensor de los Google Pixel. Está a 227,06 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi WiFi Router/NAS: este router que es medio NAS también mola porque tiene un disco duro de 1 TB dentro y porque además de tener WiFi de doble banda tiene NFC (para negociar la conexión WiFi) y un software llamativo. Por 114,84 euros en GearBest y con envío rápido, mola.
  • Xiaomi Air 12: y si queréis ahorrar algo de dinero en un modelo algo más modesto, el 12,5 pulgadas con un Core m3. 4 GB de RAM y 128 GB de SSD es una fantástica opción. Está a 391,13 euros en GearBest con el cupón ESAIR12. La versión más potente con un m3-7Y30 (más eficiente) está a 444,99 euros en GearBest con el cupón NEWMIAIR12.
  • Samsung Galaxy S6 32 GB: un móvil fantástico aunque sea un modelo de hace dos años. Si buscáis una gran cámara y un hardware que no está nada mal lo tenéis en eBay por 229,99 euros. Mucho mejor que muchos actuales con ese precio, creedme.
  • Xiaomi Mi 5 64 GB: la versión internacional de este móvil tope de gama y con precio absolutamente ridículo. Ni Motorolas G5s ni leches. Si buscáis un móvil de garantías compradlo ya, porque además ha bajado de precio: Está a 215,66 euros en GearBest
  • Cámara deportiva 4K: el verano es una época fantástica para juguetear con estas cámaras de aventura estilo GoPro. Como otras muchas, esta ofrece buenas prestaciones a precio ridículo: sumergible gracias a la carcasa incluida, WiFi, grabación en 4K a 30 fps y en 1080p a 60 fps. Está a 17,99 euros en TomTop.
  • Portátil Chuwi LapBook 12.3: un equipo de lo más interesante con un Celeron N3450, Windows 10 Home, pantalla de 12,3 pulgadas con resolución 2.736 x 1.824, 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad (ampliables), además de puerto HDMI, 2xUSB 3.0 y batería de 8.000 mAh. Muy, muy cuco por 271,77 euros en GearBest. El modelo de 14 pulgadas es aún más barato, y está a 201,63 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Max 2: la versión con ROM internacional de este súperphablet de 6,44 pulgadas está súper rebajado. Llega con un Snapdragon 625, cámara de 12 Mpíxeles, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad y esa batería inacabable de 5.300 mAh. Está a 245,47 euros en GearBest.
  • Huawei P8 Lite: este cinco pulgadas (análisis)  sigue teniendo encanto con su Kirin 655, 3 GB de RAM y 16 GB de capacidad. Cuenta con lector de huellas y cámara de 12 Mpíxeles, muy simpático por 150,90 euros en Amazon.
  • Chuwi Hi10 Plus: un tablet convertible que puede haceros un buen servicio en viajes y vacaciones. Cuenta con una pantalla de 10,8 pulgadas (1.920 x 1.280), Intel Atom X5-Z8350, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad ampliables y Windows 10 o Android 5.1. Cuesta 140,97 euros en GearBest con el cupón HI10PLUS, y la funda-teclado opcional (pero que es lo que le da sentido al conjunto) cuesta 25,45 euros
  • Xiaomi Mi 5s Plus: una gran opción para esta variante “grande” del 5s. Tienes pantalla de 5,7 pulgadas, un Snapdragon 821, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad (no ampliables), doble cámara de 13 Mpíxeles (interesante, interesante) y una batería de 3.800 mAh. Está a 264,32 euros en GearBest.
  • Disco duro externo Maxtor 1 TB: Backups al poder, chicos. 49,80 euros en Amazon (25% dto.). 2 TB a 72,40 euros en Amazon (27% dto.) y 4 TB a 124,30 euros en Amazon (35% dto.)

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 comentarios en “Me aterroriza Google Photos

  1. José María dice:

    Me quedé “asombrado” cuando mi compañero me dijo: mira lo que ha hecho Google con mis fotos, he subido las que hice ayer, y me pone el nombre de quien es……hasta ahí bien. Pero es que resulta que esa empresa, ha conseguido de no se sabe dónde una foto de el haciendo su comunión…de hace más de 40 años. Y la ha catalogado con su nombre…….EL GRAN HERMANO ES UNA GRAN REALIDAD. Y a mí también me asusta y Mucho

  2. Vicent dice:

    El servicio es una maravilla. Por lo que me dicen y leo. Pero soy de los tuyos.
    En mis 46 años nunca he visto en el sector privado que algo sea gratuito, sin contraprestación a cambio. Aquí la contraprestación es clara, y entiendo que a mucha gente le compense.
    Pero, mis fotos ya hace tiempo que giran en torno a mi vida familiar. mis hijas, amigos, sus hijos. Siempre me pregunto hasta que punto soy libre de decidir por mi mismo compartir mis recuerdos (y los suyos) con una empresa que su slogan “Don’t be evil” se le ha quedado grande, holgado, y ni le roza la piel hace años.
    Pienso a futuro, si no habrá algún motivo para recriminarme haber tomado ciertas decisiones. Así que aguanto el chaparrón, la presión del grupo por llevarme a ese redil, la de mis hijas pidiendo Instagram, Snapchat, Facebook día si , día también, con el poderoso argumento de TODOS LO TIENEN, y nos conviertes en parias… En fin, decisiones que uno toma, y apechuga con ellas.
    De momento me he de conformar, con la IA en IOS, con sus álbumes de personas, situaciones, sugerencias, no tan potentes como esto, pero al menos hechas en local.
    Pero si, la verdad es que la pinta que tiene el servicio de Google, , es acojonante, y me tiene acojonado. (Mi prosa no es tan elegante y sutil, pero ahí tienes dos acepciones de significado diametralmente opuesto de ese palabrejo tan noble de nuestro idioma, que no se diga).
    Dicho esto, Javipas, pasados Microsoft y Google, ¿que tal las conferencias?
    Te confieso que a mi me resultó bastante mejor la de Microsfot, y bastante meh lo de ayer de Google.

  3. Desenfoque Selectivo dice:

    Hola Javier y todos, cada día te oigo más como un conspiranoico y como te dije el otro día, a mucha honra para vos.

    “…Cosas que se suman a las que ya sabe a través de mi uso de Gmail, Google Calendar o Chrome (maldición) y que hacen que un día tras otro me prometa a mí mismo ser algo más cauto y cambiar a servicios que yo controle. O al menos, que controle algo más.”

    Pues exactamente eso lo he externado en varias ocasiones, también en Xataka, cuando era muy evidente una especie de “acuerpamiento” general de los medios españoles hacia Android en contra del surgimiento de nuevas alternativas por ejemplo Windows Mobile, que en Italia llegó a tener el 10% de cuota de mercado, pero que en España contó con una oposición feroz de los medios tec y lo mismo con otros proyectos menores.

    Es que desde hace tiempo es muy evidente la voracidad y poca transparencia de Google, pero no está solo, muchas especulaciones de todo tipo se están levantado sobre los desarrollos cuánticos de IBM y otros superpoderosos.

    Un poco inadvertido entre la montaña de anuncios que Microsoft hizo en días pasados, hay un proyecto que también es bastante inquietante: El buscador de Microsoft que identifica y encuentra objetos y personas en el mundo real , de hecho solo vi que Nacho Palau lo refiriese.

    http://www.microsiervos.com/archivo/ia/buscador-microsoft-identifica-encuentra-objetos-personas-mundo-real.html

    Yo plantee el asunto en un comentario en Xataka pero ni siquiera recibí respuestas de burla, parece que no a muchos interesa este tipo cosas.

    https://www.xataka.com/internet-of-things/cortana-a-por-google-assistant-y-alexa-microsoft-lanza-su-kit-para-crear-apps-de-voz#c1130903

  4. La verdad es que de primeras ¡Que bárbaro! es lo primero que pensé en su momento cuando, con mi querido y eterno Nexus 5 del que no pienso deshacerme, me saltó la actualización tras la que se me informaba de que podía subir todas las fotos que quisiera siempre y cuando fueran en resolución real. Fantástico en un principio pero, mas espacio gratis? Evidentemente está claro lo que se busca ahí, así se aseguran tener fotos a tope de resolución, te las dejan almacenar gratis y con eso forman una base de datos brutal, que puede ser usada de mil maneras, de momento, como tu dices, no tiene pinta de que sea mal usada, pero la posibilidad existe.

    Tal vez, en un futuro distópico, los gobiernos tengan la posibilidad de usar esas bases de datos para relacionar datos y fotos, un futuro en el que por detectar que hace cinco años te hiciste una foto con una bandera de color amarillo fosforito y lunares marrones como el color de lo que me recordaría dicho gobierno y fruto de dicha foto te tiren la puerta abajo para arrastrar tu infiel y revolucionario cuerpo al agujero mas profundo de un edificio con cinco muros y en el caso de que se te ocurriera escapar, tal vez podrían calcular con una breve algoritmo tus rutas habituales en base a las millones de posiciones almacenadas por todos los gran hermanos que hoy imperan en la red; si, es una pequeña divagación literaria, un conjunto de pequeñas ideas que a veces pasan por mi cabeza y estoy seguro que por las vuestras.

    No olvidemos el pasado, nos puede dar las claves para protegernos de un posible futuro que no necesariamente tiene que ser de nuestro agrado.

  5. Amén, Javier!!! Totalmente de acuerdo contigo.

    Por muchas razones: sentido de la privacidad, respeto a uno mismo y a nuestros amigos y familiares, porque no somos ratones de laboratorio, porque no todo vale, porque hay parcelas de nuestra vida con las que no se hacen transacciones… podria ser muy larga la lista.

  6. Pues en mi caso no me importaría demasiado si una empresa se queda con mis datos si no pensara que un gobierno posteriormente pueda abusar de la situación. Ya se ha visto gobiernos pidiendo intervenir cuentas de Facebook, Twitter, etc.

    La verdad ya no subo casi nada a mis redes sociales. Supongo que no quiero sentir que estoy en riesgo.

  7. Daniel dice:

    Hace ya mucho tiempo que no me fío un pelo de Google. Soy de natural antipatía hacia las corporaciones, por eso adoro el SL, pero es que lo de Google es orwelliano; se ha convertido en un monstruo inmenso que lo devora todo. Y si lo piensas bien sí que acojona. Mucho.

  8. Raúl dice:

    Ayer fuimos a ver la película “The circle”, sin hacer spoilers (me gustó bastante por la crítica que hace de la sociedad a la que nos encaminamos) y quizás por tener todavía tan fresca la película, pero todo esto del reconocimiento facial me ha parecido realmente el “génesis” de lo que cuenta la película…
    Millones de fotos subidas cada día, geolocalizadas, con fecha y hoy, con el nombre de las personas … Google se va a convertir (si no lo es ya) en el Gran Hermano y en el futuro (si no lo es ya) controlador del mundo …
    ¿Cuanto estaría dispuesto a pagar cualquier agencia de seguridad por esa gran base de datos?
    El título del artículo lo dice todo…
    ATERRORIZA
    Saludos

  9. Carlos S. dice:

    Soy de los tuyos. Guardo la frase de Cory Doctorow de:
    “Deberíamos tratar los datos personales con el mismo cuidado y respeto que el plutonio de calidad militar. Es peligroso, dura muchos años y una vez que se ha liberado no hay vuelta atrás”
    Se la mando a amigos de vez en cuando.
    Tengo una hija adolescente e intento que su exposición sea la mínima, medio lo he conseguido, pero soy consciente que no vale para mucho.
    Por muy paranoico que estés, pasaras al lado de un monumento de tu ciudad y algún turista sacara una foto en la que sales al fondo. Y google ya tendrá otro dato tuyo.

  10. Veo poca defensa de argumentos a favor de Photos por aquí. ¡Si es que estáis todos alienados por mí! 😛 Pero claro, os entiendo porque opinio lo mismo. Tema delicado que debería tener en cuenta mucho más gente que comparte alegremente de todo.

    • Desenfoque Selectivo dice:

      “¡Si es que estáis todos alienados por mí! ? Pero claro, os entiendo porque opinio lo mismo. ”

      Esa frase me recordó a Facundo Cabral cuando decía:

      “Mi mujer dice que no puede vivir sin mí y yo le creo; porque yo tampoco puedo vivir sin mí”

  11. SrPerroverde dice:

    Coincido con el artículo y el resto de comentarios, no me gusta el poder que le estamos dando a Google con nuestra información. De hecho, mi navegador no es Chrome, no uso Assistant para nada e incluso mi buscador por defecto des DuckDuckGo. Sin embargo, la aplicación de Photoshop es genial para hacer las copias de seguridad de forma muy cómoda. Que alternativas hay? Voy a probar a hacerlo con DSPhoto para pasarlas directamente al Synology, pero estaría encantado de leer otras sugerencias.

  12. Francisco Branch dice:

    Miedo, miedito.
    Yo para navegar uso “Ghostery”, para buscar “duckduckgo”, y para las fotos utilizaba “quickpic” hasta que leí tu artículo de hace un tiempo sobre las apps.

    De todas formas, nunca está de más echarle un ojo a prism-break.org

  13. Enrique dice:

    Estoy de acuerdo. El problema está en que criticamos todo. Por un lado, los servicios de pago, porque son de pago, por el otro, los gratuitos, porque tienen estos detallitos molestos.

    Entonces, hay que acostumbrarse a pagar o a colaborar.

    • Aurelio dice:

      Acabo de leer tu comentario y me parece cargado de sentido común. Me quedo con el problema que apuntas: el exceso de competitividad que esta sociedad sufre; al mismo tiempo quiero apuntar a la solución, que de hecho, ya es en parte una realidad dentro del sistema: las personas que luchan por una mayor cooperación, colaboración entre empresas y organizaciones, y las iniciativas que les apoyan o de las que nacen esas ideas, como la Economía del Bien Común (de Christian Felber, ver el libro homónimo) entre otras (muchas de las cuales se reunieron en abril en el 1er Foro Global de la Nueva Economía e Innovación Social). Es decir, en el propio sistema económico actual se encuentran tanto el germen del fin como de un nuevo comienzo, si se es suficientemente optimista. Pero claro, ya habrá que ver qué cartas juegan los poderes económicos que saldrían “perjudicados” (personalmente no opino de esa forma, pero es largo de discutir) por la nueva forma de hacer las cosas que viene.

      ¡Saludos!

      P. S. En esa “nueva forma de hacer las cosas” el software libre tendrá más peso, estoy convencido, y con él las iniciativas que promuevan la privacidad de los usuarios.

      • Soy algo pesimista respecto a cómo está la cosa y hacia donde tira, pero espero que tengas razón. Y a ver si es verdad que el FLOSS efectivamente se convierte en pilar visible (no solo oculto) de esa transformación.

  14. Romano dice:

    Lamentablemente Google no es el único, Apple, Microsoft y otras también lo hacen, solo que Google al menos te da facilidades a cambio de renunciar a tu privacidad (Vamos, que si revisas los términos de uso, Apple tiene todas las videollamadas en Facetime y ni hablemos de las Mac)
    En general, prefiero saber más o menos lo que una empresa hace con mis fotos (Google) y me brinde una facilidad, a no saber absolutamente nada lo que hacen con mis datos (Los demás)