Tecnología

Odio (aún más) WhatsApp en Navidad

·

A ver, entendedme. WhatsApp es un inventazo. Uno que nos ha liberado del yugo (monetario) de los SMS y que ha permitido que comunicarse con gente que está cerca y que sobre todo está lejos sea mucho más cómodo y fácil.

Es una herramienta que como otras aplicaciones de mensajería puede ser maravillosa, pero que como el resto de herramientas también puede convertirse en una pesadilla si se utiliza mal. Y en mi opinión la mayoría de la gente la utiliza así. Mal.

Sucede como en los comentarios de los medios de comunicación. Que con ellos, como con WhatsApp, no filtras. Te da un altavoz para expresar lo que quieres, cuando quieres, y a la gente que quieres decírselo. Incluso cuando esa gente no quiere oírlo, como ocurre con los malditos grupos de WhatsApp que le convierten a uno en esclavo del compromiso. No contestar rápidamente a quien te envía un mensajito te convierte en un paria social, y lo de abandonar grupos es motivo de que en algunos casos la relación personal con la gente de esos grupos llegue incluso a resentirse. Es la pera. Como si de repente el refrán se hubiera transformado y ahora fuéramos todos lo que WhatsApp representa de nosotros. «Dime con quién andas en WhatsApp y te diré quién eres». O algo así.

La cosa se vuelve especialmente peligrosa en Navidad, una época en la que esta aplicación de mensajería se vuelve especialmente odiosa para mí. Quizás (probablemente) aquí esté exagerando un poco para muchos de vosotros, pero si hay algo que odio de la Navidad son los mensajes genéricos de felicitación a través de WhatsApp.

Que viva la Navidad impersonal.

Los mensajes universales y aquellos que puedes reenviar masivamente a toda tu agenda de contactos se convierten en la norma para mucha gente, porque eso significa (teóricamente) que te has acordado (un poco) de toda tu agenda de contactos en WhatsApp. Pasa incluso con familia, amigos y «amigos», que aprovechan esta fantástica herramienta para cumplir, pero siempre siguiendo la ley del mínimo esfuerzo. Lo que además hace que te pases la noche pegado al móvil para ver cuál será el próximo mensaje impersonal que recibes. Nos hemos convertido en una parodia genialmente reflejada aquí:

 

Terrible. Igual soy yo, pero a mí no me van los mínimos esfuerzos. Me importa poco o nada que alguien que tengo en WhatsApp casi de casualidad me mande un mensaje genérico (suelo contestar con un mensaje igual de impersonal y apañao), pero la cosa duele cuando es alguien al que aprecias e incluso quieres. No es que la gente que aprecias y quieres (y que esperas que sientan alguna de esas dos cosas por ti) ya no te llame. No. Es que si te felicitan lo acaben haciéndolo con un mensaje genérico. No me refiero a un simple «¡Feliz Navidad, X!», que para mí es hasta aceptable a la vista de las circunstancias. Me refiero a ese mensaje que parece personalizado pero que en realidad no lo es porque únicamente han cambiado el nombre del destinatario tras copiar y pegar. O ese mensaje genérico a modo de broma. Ya sabéis. Rollo estos de los que hablaba hace nada menos que 8 años y que de hecho no eran WhatsApps, sino SMSs:

– Blabla bla, blabla blabla, blablabla bla, bla bla, blabla y blabla bla! Blabla blabla 2007 y blabla 2008!!! Blabla 2008!!!

– Que este nuevo año encuentres felicidad, salud, amor, dinero, paz y todo lo que necesites. Y lo que no encuentres búscalo en Google.

– Movistar le desea Feliz Navidad y le regala una noche de sexo. envía un sms con la palabra SEXO al 069, ponga el móvil en modo vibración, métaselo por el culo y nosotros le iremos llamando.

– Cuando nací me dieron a elegir entre un gran pene y una gran memoria y ahora no me acuerdo si te he felicitado las fiestas. Feliz Navidad

– Querido terrícola: Soy un extraterrestre de una galaxia muy lejana donde podemos adoptar cualquier forma. En estos momentos, me he convertido en este sms y, a través de tus pupilas, te estoy metiendo un dedo en el culo. Se que te está gustando porque estás sonriendo. Por favor, envíame a otras personas, porque en verdad, ando buscando más culos. Y deja de reírte que se van a dar cuenta FELIZ AÑO 2008.

-Cuando un sueño se cumple, un pequeño duende esboza una sonrisa. Que el 2008 sea el tiempo en que tu duende aprende a sonreir. Y si no sonríe con su tierna carita, sin dudar, dale unas buenas hostias en los morros y retuercele los cojones hasta que sonría el cabrón del duende. Feliz año nuevo 2008, porque sí o por cojones. La puta familia€¦ os desea lo mejor, hostia!!!

– Mensaje original, único y personalizado número 0375A: Feliz Dos Mil Ocho.

– Feliz año. Que todo el 2007 sea especial y por ello brindo. Y brindo por que estas fiestas nos traigan felicidad. Dambién brindo pod un prospeddo año duevo. Grindo dambien dor gue dengamosss buuuchos esitosss€¦. Y buidadiiinn gon da garretera, eeeh, buchachoooossss€¦. hip€¦ ziii gebes nooo gonducag.

– Hola a todos/as, este es un mensaje personalizado que te/se/os/lo mando a ti/usted/vosotros/ustedes. ¡Feliz Navidad!

Hay muchos más por ahí, pero seguro que os hacéis una idea. El efecto directo de estos WhatsApp ha sido devastador en mi caso. De hecho, seguro que muchos estaréis diciendo a estas alturas «Muy bien JaviPas, pero… ¿tú llamas o mandas personalizados a alguien?«. Pues lo hacía. Llamaba, enviaba mensajes personalizados e incluso hacía aquella otra cosa de eras perdidas: mandar postales navideñas. Dejé de hacerlo ante esa ley del mínimo esfuerzo de la que me he convertido en maestro. Salvo contadas excepciones, doy lo que me dan, lo cual odio aunque acabe ahorrándome unas cuantas decepciones. Como dice Sally, me he convertido en el Grinch de las comunicaciones navideñas. 

Maldito WhatsApp. Malditas navidades impersonales.

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Odio (aún más) WhatsApp en Navidad

  1. Yo, curiosamente, gracias a whatsapp y a los (pocos) mensajes personalizados que mando me he vuelto más social que antes. La llamada me costaba mucho más, en cambio un whatsapp cariñoso sí que me sale natural y tiendo a hacerlo.

    Eso sí, lo de los grupos lo llevo fatal. Me he prometido a mí mismo que, en cuanto se acabe el propósito de comunicación del grupo (te suelen meter inicialmente para organizar algo concreto), yo me salgo, digan lo que digan. Y si no tiene un propósito claro, me salgo en cuanto descubra que me han metido ¿El motivo? Yo no quiero grupos de whatsapp.

    A mí Papa Noel me ha traído una Wacom (tableta gráfica o digitalizadora, de esas de pintar con un boli que no pinta en un «papel» que no se mancha). Aún estoy acostumbrándome a ella (cuesta), pero sorprende la precisión que puedes conseguir.

    Felices días navideños a todos : )

    • Uxíooo! 😀 Es cierto que para según qué casos WhatsApp acerca más que alejar, y desde luego como dices cuesta menos mandar un mensajito simpático rápidamente o usarlo para un chat para muchos casos en los que la llamada cuesta más o quizás ni hace falta. Tienes razón…

      Mola lo de la tableta gráfica, yo probé una en su día y como dices cuesta, pero para artistas digitales y wannabees la verdad es que está muy bien. Felices fiestas!

  2. Miguel dice:

    Realmente al margen del «whatsapp» si necesitas la navidad como excusa para felicitar a una persona una vez al año a parte de su respectivo cumpleaños, suele ser señal de que actualmente no te importa demasiado, si no ya os habréis hablado o visto en fechas más tranquilas y posiblemente ni os hará falta «felicitaros» porque lo diga la tradición.

    Sobre el «whatsapp» lo principal silenciar grupos (que ni te notifique) y dejar si eso alguno importante, cuando veas algún grupo con mas de 50 mensajes dale a «Marcar cono leído» si son mensajes directos intenta quedar con esa persona, ganarás en salud mental. Como extra si tienes algún amiguete que te dice aquello de «lee lo ultimo del grupo que dicen de quedar» cuida a ese amigo porque gracias a el ya puedes sobrevivir a esta era.

    Algún extra más: en los chats también puedes usar «Marcar como no leído» para contestar luego, además puedes destacar los mensajes importantes para no leer la basura, solo echo en falta el poder filtrar las notificaciones por palabras clave como tu nombre, quedar, salir, vernos, o cualquier otra que tú creas que sea importante como para hacerla caso, tengo pendiente ver si puedo programarme algo respecto a esto último.

    Feliz navidad Javi :p

    • Sí señor: hay que usar WhatsApp con sabiduría. Silenciar grupos que no interesan (tanto) puede ser una buena medida, aunque al final yo creo que lo mejor es avisar amablemente y salir del grupo para no recibir más mensajes si realmente no te interesa.

      Feliz Navidad Miguel 😀

    • Uy, pues yo creo que igual me he puesto un poco demasiado Grinch, pero en realidad era una reflexión que hacía tiempo que tenía pendiente. Veremos cuál es el impacto social 😛

      ¡Abrazos Pablo, feliz navidad!

Comentarios cerrados