Tecnología

Nexus y la futilidad

·

No me impresionaron los Nexus 6 del año pasado, y desde luego no me han impresionado tampoco los nuevos Nexus 5X y Nexus 6P. Aquel modelo del año pasado era un súper-teléfono (en todos los sentidos, incluidos tamaño y precio), y los nuevos terminales tampoco es que sean baratos (sobre todo fuera de los EE.UU.) pero es que tampoco marcan diferencias claras respecto a los dispositivos que sacan al mercado los socios tradicionales de Google.

Vlad Savov tiene su punto en The Verge, donde trata de explicar cuál podría haber sido la motivación de Google para presentar estos nuevos modelos. Originalmente la familia Nexus tenía sentido, como destaca en su texto:

El Nexus One original de 2010 fue el primer esfuerzo de Google en vender sus propios teléfonos de forma directa a sus consumidores, y por tanto fue el intento más valiente que los Estados Unidos habían conocido a la hora de eludir el dominio de los operadores en este mercado. El Nexus S y los Galaxy Nexus sirvieron como refencias muy valiosas para el mejor Android de una época en la que los socios hardware de Google castigaban a sus usuarios con horrorosas personalizaciones de Android y grandes retrasos a la hora de ofrecer actualizaciones. Desde entonces, el Nexus 4 y el Nexus 5 -especialmente el Nexus 5- aumentaron nuestras expectativas de lo que podíamos obtener de un buen móvil Android con un presupuesto ajustado. 

Totalmente de acuerdo. Desde entonces, sin embargo, las razones han cambiado, y como Savov destaca, parece que Google hiciera sus teléfonos por la sencilla razón de que puede hacerlo.

Aquel Nexus One de 2010 fue toda una revolución. Mi querido HTC Desire no fue más que una ligera variación de este.

Aquel Nexus One de 2010 fue toda una revolución. Mi querido HTC Desire no fue más que una ligera variación de este.

De hecho, no tiene pinta de que los socios de Google estén contentos con la situación. El Moto X Pure de Motorola es un buen ejemplo de un dispositivo que debería ser impulsado y apoyado por Google, y no lo contrario: la propia Google y sus Nexus 5X son productos más competitivos (el sensor de huella dactilar y la presencia de Android 6.0 son ventajas claras) y hacen que Google se tire piedras sobre su propio tejado. Puede que Google simplemente esté usando los Nexus para darse publicidad a sí misma como indica Savov, pero si esa es la idea, no veo la ventaja en esa estrategia.

Como ya indiqué en mi reflexión anterior, Google debería concentrarse en hacer que los Nexus fueran el mejor ejemplo de lo que un fabricante puede hacer con un dispositivo competitivo en precio con la última versión de Android. Solo eso. Deja que los fabricantes hagan su trabajo, Google.

Aviso: este post es una traducción ligeramente adaptada del artículo de ayer en The Unshut.


Tu aportación es importante, así que si quieres y puedes, aporta vía Dropcoin

 

 

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Nexus y la futilidad

  1. Yo, como usuario (hasta su muerte contra el suelo) de un Nexus 5, he de decir que hubieron dos razones para adquirir dicho terminal:

    1 – Su precio, para mi gusto bastante justo para lo que había en el mercado en ese momento y las características que tenía.

    2 – Android puro, pero puro puro.

    Pero ahora, existiendo otras vías de poder tener android practicamente puro, con actualizaciones al momento y por precio y características mas adecuados, no veo razón ninguna para desembolsar lo que piden, aún siendo consciente de que me tengo que comer mis propias palabras dado que actualmente uso no Note 4, pero es un Note 4, no es la filosofía que se usaba de argumento con el Nexus 5.

    Yo creo que sacan estos terminales porque son conscientes de que ya tienen compradores de los denominados «Fanboys» de google y estos si lo comprar con casi total seguridad, por mi parte seguiré con mi Note hasta que muera y ya entonces sopesaré.

  2. Yo soy de los que aman la filosofía «The cheaper the better» y estoy bastante contento con un Moto G 2013 de 8GB en su momento rompía a pesar de sus carencias, ayyyy esa micrSD cuánto la he echado en falta. En su tiempo estuve muy tentado de pillar el Nexus S que era un maquinón. Este moto G ya mismo casca, así que haber si hay post recomendando móviles baratos (no chinos ni de esos tipo «Lo barato sale caro») por aquí.

  3. Vicent dice:

    Yo lo que no consigo entender de ninguna forma es el precio fuera de USA .
    Vale que el cambio euro/dólar juega en contra , y que la tecnología va a costar más dinero .
    Samsung , 20-30 euros más caro de la «falsa» paridad que mentalmente los consumidores nos habíamos imaginado . Apple 50 € . Pero es que Google sobre unos móviles con precio de partida la mitad que Samsung y Apple ,aplica 120 Euros de diferencia en esa «supuesta » paridad . (En porcentaje sale por tanto una burrada )
    O quiere primar mucho el mercado doméstico , o ese encarecimiento en el exterior es lo que no comprendo de ninguna forma . Los coloca casi en precios fuera de mercado .
    No logro entender la razón .

  4. Pingback: El secreto de la estrategia de los Nexus de Google

Comentarios cerrados