Tecnología

La amenaza de Android: cuidado, Windows 10

·

En Microsoft son muy de planes B últimamente. Si no podemos vender ya muchas licencias de Office, se lo ofrecemos a los usuarios de Android e iOS por la patilla. Si el servicio de correo de Outlook no convence, tampoco pasa nada: el cliente de correo es de lo mejorcito en iOS si te revienta usar la famosa aplicación de Apple, Mail. Y si Siri te cae gorda o Google Now no te convence, ahí está Cortana, haciendo sus pinitos. 

Pero las cosas podrían haber llegado demasiado lejos cuando en Redmond anunciaron que querían atraer a los desarrolladores de iOS y Android ayudándoles a que sus aplicaciones y juegos se pudieran utilizar en el futuro Windows 10 para móviles. El llamado Project Astoria ayudaría a los chicos de Android, mientras que Project Islandwood hará lo propio para los desarrolladores de iOS.  Hace unos días Microsoft liberaba éste último con una licencia Open Source, pero las cosas podrían ponerse peligrosas de verdad con esa otra vertiente para desarrollos Android. 

El problema surge por el mero hecho de que teóricamente las aplicaciones Android deberían “adaptarse” a Windows 10 para móviles si querían funcionar bien, pero los primeros vistazos a esa característica de compatibilidad nos pone ante una realidad diferente: muchas aplicaciones Android sin modificar pueden correr tranquilamente sobre Windows 10.

Un hilo de discusión en el conocido XDA Developers lo deja claro, pero es que además han mostrado un vídeo en el que un usuario utiliza la tienda de Amazon, Google Play y varias aplicaciones como si su dispositivo fuera un teléfono Android más. Y no. Es un Lumia. 

Eso plantea una amenaza real para Microsoft, que podría estar fomentando el uso de sus terminales con software y aplicaciones que no necesitarían adaptación alguna y que por tanto harían que el trabajo en Windows 10 para móviles resultara irrelevante. ¿Para qué se van a esforzar los desarrolladores en adaptar las aplicaciones, si ya funcionan?

El único motivo que se me ocurre es el de aprovechar Continuum y las prestaciones que ayudarían a esas aplicaciones Android a “adaptarse” al modo escritorio que Windows 10 también habilitará en móviles. Me pregunto cómo funcionarán esas aplicaciones con Continuum si es que lo hacen (puede que simplemente el sistema operativo bloquee este tipo de opción si la app no es universal, tiene sentido), pero desde luego las cosas no pintan bien para Microsoft si como parece defiende un ecosistema en el que aplicaciones y juegos nativos para Windows 10 pueden correr igual de bien que los de Android sobre un mismo teléfono. 

No veo que eso motive a Microsoft a lanzar nuevos terminales. No vale la pena si los desarrolladores no van a mover un dedo para tratar de sacarles el jugo. Y ese es el peligro y la amenaza de este particular caballo de Troya que Microsoft se ha fabricado solito y que además ha metido en su propia ciudadela. 

Mal asunto. 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

14 comentarios en “La amenaza de Android: cuidado, Windows 10

  1. SrPerroverde dice:

    No lo acabo de entender. Ahora resulta que las aplicaciones de Android pueden correr directamente en W10. No era de eso de lo que se quejaba la gente, de la falta de aplicaciones? Pues ya está resuelto! De repente, W10 pasa de tener pocas apps a tener casi todas las del mercado. Que quieres diferenciar más tú aplicación y aportarle más valor? Pues la adaptas completamente y te aprovechas de Continuum. Seguramente ahí esté el truco.

    Creo que hay algo que no pillo, porque a mí no me parece tanto problema.

    • Esa es la única ventaja que podría hacer aparentemente a los desarrolladores esforzarse para adaptarla por completo, pero veremos cómo va la cosa. Lo del catálogo está muy bien, pero no incentiva a los que apuestan por la experiencia de Windows como tal. “Para eso me compro un dispositivo Android”, dirán probablemente muchos. Esa apuesta no le ha servido de mucho a BlackBerry, por ejemplo :/

      En fin, veremos qué pasa.

      • SrPerroverde dice:

        “Para eso me compro un dispositivo Android”. Reconozco que hace mucho tiempo que no toco un móvil con Android a fondo, pero creo que la diferencia de fluidez del sistema a igualdad de hardware o los problemas de seguridad ya podrían ser un motivo para plantearse la compra de un teléfono con Windows.

      • Ghandy Arturo dice:

        Recuerde que estamos hablando del sistema no terminado, windows 10 para móviles aún está en desarrollo, es apenas una technical preview, por lo tanto es obvio que este tipo de cosas sucedan debido a que no está terminado.

  2. Pabl0 dice:

    El problema creo que lo tendrán a largo plazo, porque, ¿Para qué voy a programar una app para W10 si luego voy a tener que hacer otra para Android? Para eso hago una para Android que va a funcionar en W10 gracias a las herramientas que me da Microsoft. ¿Optimización? ¿Eso qué es?

    • Land-of-Mordor dice:

      “…¿Optimización? ¿Eso qué es?…”

      Que el mismo software, en una versión más nueva, se ejecute mejor sobre el mismo hardware en base a mejoras y modificaciones. Es un lugar en el que, por ahora, a iOS y a WP se les espera (éste último a ver qué consiguen con W10), porque por ahora ambos se basan en una interfaz simple (si haces poco, lastras menos el software) para ofrecer una experiencia más “fluida”. En todo caso se podría decir que son sistemas “más adaptados al hardware” por la poca variedad de éste en sus respectivas plataformas, pero de ahí a llamarlos “optimizados” hay un trecho largo. Por cierto, .Net no deja de ser otra máquina virtual como Java.

      • Pabl0 dice:

        Lo decía en tono sarcástico… Si una aplicación de Android funciona sin apenas modificaciones en W10, la mayoría de desarrolladores no se van a molestar en optimizarla para W10. Simplemente harán el port y se olvidarán.

      • Land-of-Mordor dice:

        Es que optimizar implica mismo hardware y sistema operativo (si hablamos de aplicaciones). Adaptar la interfaz y aprovechar la bondades que a nivel de desarrollador tenga la plataforma no es optimizar, es otra cosa. Hacer un port “como Dios manda” lo llamaría yo. Eso sí, sacar la primera versión siendo esencialmente la misma app que en Android y luego “optimizarla” (ahí ya puedes usar el término) para Windows “en teléfonos” 😉

  3. jhalexi dice:

    Creo que este tipo de proyecto de Microsoft solo demuestran cierta desesperación y temor ante la retirada de clientes. Quizá sea falta de fe en su propia plataforma o ha llevado el gasto de desarrollo y promoción de Windows Phone al extremo. De cualquier manera, esto es un peligro para los que somos clientes de la plataforma, tengo un lumia 1020 y no me gustaría ver como los desarrolladores abandonan la tienda de aplicaciones porque proyectos como Astoria hacen innecesario programar para Windows Phone.

  4. ¿Amenaza?. Todo lo contrario. Como desarrollador, si la app que he hecho para Android ya funciona ‘out of the box’ en Windows, me ahorro el port y Microsoft contenta porque para ellos mi app cuenta cuando digan que tienen cientos de miles de apps funcionando en sus dispositivos (aunque sea de Android). Lo malo es el feeling, pero a día de hoy… ¿A quién le importa?

  5. Armin dice:

    Yo lo entiendo así… Microsoft esta virando su modelo de negocio a “first cloud, first mobile”.

    Este windows 10 sera posiblemente la ultima versión que se venda con licencia tradicional, mas temprano que tarde pasaremos a pagar un sistema operativo Windows por suscripcion.

    Su negocio Cloud Azure ya supero rápidamente a Google en participación de mercado y va por Amazon… es cuestion de tiempo. Hasta aplicaciones empresariales (Dynamics, SQL Server, etc)

    Office365 (word, excel, power point, skype, sway, exhange, yammer) es una maravilla en ahorro de costos para las empresas… luego te “regalan” la misma funcionalidad a los empleados para que lo usen en casa.

    Si todo esto lo podes usar en cualquier dispositivo movil (apple, android, etc.) sumemos la posibilidad de que cualquier aplicacion Android funcione en Windows…

    Yo lo veo como una estrategia muy interesante y poderosa

  6. Romano250 dice:

    Todo estará bien para Windows Phone pero veo unos sutiles problemas en este plan de Microsoft:
    Aunque crezca el catalogo de aplicaciones, si se pueden ejecutar directamente nadie se centrará en la optimizacion y únicamente en que funcione
    La mayor amenaza es la pérdida de un lenguaje propio de diseño, plano de IOS por allí, Material Design por otro lado de Android y el Modern UI de Microsoft en un puñado de aplicaciones, esto hará el sistema más difícil de usar puesto a que no creo que de tener un botón flotante material a la barra de navegación de IOS sea sencillo para cualquiera cambiando de aplicación

  7. Daniel Cuñado dice:

    Yo creo que simplemente Microsoft ha hecho un análisis, muy en la línea de tu amigo Benedict Evans: “Hemos perdido la batalla por las plataformas móviles. Pero toda nuestra estrategia a largo plazo está en la línea de la convergencia y de servicios en la nube. ¿Qué hacemos?”

    Me parece que es una solución muy creativa e interesante esta de dar acceso a los terminales que operen bajo su sistema operativo a todo el catálogo de Android. Si la batalla está perdida, y los desarrolladores sólo van a programar para tu plataforma si tú les pones pasta sobre la mesa (y es un sinfín si tienen que andar actualizando), me parece buena idea dar acceso al catálogo infinito de Android, para que por lo menos el usuario medio vea que al tener un Windows Phone puede hacer todo lo que puede hacer con su Android.

    Al final estoy pensando que muchos usuarios típicos de Windows Phone son usuarios de empresa. Su empresa les da el teléfono por las ventajas que puede tener a nivel de integración con el entorno empresarial (donde ahí sí que Microsoft todavía no ha perdido la guerra y sigue teniendo todas las ventajas para seguir siendo líder), y si le mostramos que eso no es una desventaja, a lo mejor conseguimos poco a poco recuperar a parte de esos usuarios incluso a nivel particular.

    Si no acabamos en la irrelevancia total, a lo mejor podemos ir recuperando terreno poco a poco. Digo yo que es lo que está en mente de Microsoft. Porque el peor escenario sería que en el mundo de la empresa penetre la idea de que con software tipo Google Docs o los homólogos de Apple se puedan resolver las necesidades de productividad de la empresa. Ya sabemos que el cliente empresarial tiene una inercia brutal y es muy lento evolucionando su infraestructura informática, pero si Microsoft no va cambiando la dinámica, lo tiene chungo, me parece.

  8. No lo veo así realmente. Lo que creo que sucede es que Microsoft ha reconocido el hecho de que los móviles están dominados por el mercado Android ya ha hecho una jugada bastante astuta para volver a la vida a Windows 10. Si antes yo no hubiese comprado un celular con Windows 10 porque contaba con pocas aplicaciones, ya eso no es traba porque las de Android me van a servir. Una vez Window 10 se vuelva un sistema operativo en donde corre casi cualquier aplicación, el terminal va a comenzar a ser atractivo, una vez agarre fuerza y mercado Microsoft podrá pensar en agregar ventajas para las aplicaciones nativas de Windows para motivar a los desarrolladores a sacar el máximo provecho al dispositivo.

    En resumen, lo de Windows 10 más que una amenaza para Microsoft, lo es para los dispositivos Android, que no sólo se van a ver afectados por la comoditización, sino por este nuevo competidor.

Comentarios cerrados