Tecnología

Déjate de mensajitos y llámame, tonto

·

Atentos al titular que tiene un importante signo de puntuación antes de la última palabra. Que luego nos hacemos líos (je). Sea como fuere, ayer y hoy he estado de lo más entretenido con temas varios -hoy he asistido a Rooted CON, curioso evento, pardiez- y no he podido cumplir por aquí como quisiera.

Ayer se me escapó ya algún tema -me hubiera extendido con lo de Youkioske– pero hoy no quería dejar pasar la ocasión de hablar sobre esa inminente aparición de las llamadas VoIP de WhatsApp. Que por si no lo habíais pensado, van a cambiar (otra vez) nuestra forma de utilizar el móvil.

WhatsApp nos liberó del yugo de los SMS, pero esa revolución de la mensajería instantánea también ha provocado un efecto muy negativo: el de que ese recurso del mensajito escrito haya hecho que el mero hecho de llamar se convierta en algo casi anecdótico. Las llamadas cuestan dinero. Los mensajes de WhatsApp, no. Bueno, en realidad sí, pero el consumo de datos debido a esa mensajería es tan reducido (cuidado con compartir vídeos, niños) que hace que muchos no se planteen utilizar otra forma de comunicación.

Porque claro, WhatsApp tiene otras ventajas. Por ejemplo, que tengamos una oportunidad mucho más clara de pensar lo que decimos antes de decirlo (aunque algunos/as no la aprovechen). O que podamos disfrutar de esas maravillosas conversaciones en grupo que pueden convertirse casi en un segundo trabajo. Yo mismo sufro eso, pero en formato partenaire (¡piiipiiii!) gracias a las glamourosas (está aceptado por la RAE) y fantásticas  ElevenLivesPlus1 que nos van a costar un disgusto a los maridetes si es que no nos lo han costado ya (besitos para ellas, abrazos para ellos, como diría Joaquín Luqui).

El problema es cuando WhatsApp se convierte en sustituto descafeinado de una sencilla conversación de voz, algo que a menudo echo de menos. Lo echo de menos en cumpleaños y navidades en los que felicitar por WhatsApp y Facebook se ha convertido en la norma -lo odio, si algún amigo o conocido me lee, que llame en esas fechas o se abstenga, casi lo prefiero-, y desde luego lo echo de menos cuando por no llamar uno puede estar tecleando en el móvil durante media hora con la otra parte cuando una llamada hubiera sido mucho más efectiva. Es como lo de los correos electrónicos: ni son para todos, ni para todo.

Y es aquí donde el anuncio de WhatsApp podría devolverme la felicidad. Porque queridos lectores, las llamadas VoIP de este servicio están al caer. Las invitaciones van llegando gradualmente a algunos usuarios privilegiados, pero eso es solo la antesala de la implantación global, que permitirá que uno pueda llamar con WhatsApp a precio de risa.

El coste de momento no está muy claro, pero todo apunta a que el consumo de datos -recordad, ya no consumiréis minutos del plan de voz, sino megas del de datos- no será preocupante. Cada minuto consumirá aproximadamente 0,75 MB, lo que significa que un par de horas de conversación rondarían los 90 MB de nuestros planes de datos. Asumible para la mayor parte de la gente, desde luego.

Y aquí es donde podría triunfar esa revolución de las llamadas VoIP que ni Skype, ni Viber, ni Tuenti, ni el resto de propuestas del mercado ha logrado meternos en nuestras duras cabecitas. Pero una cosa es que Skype lo intentara -mal timing y mala forma de venderlo- y otra muy distinta que lo intente una WhatsApp cuyas sombras quedan totalmente eclipsadas por esos 700 millones de usuarios que no paran de mandarse mensajitos y que dentro de muy poco no pararán de realizar llamadas.

En el peor de los casos, creo yo, al menos llamarán más. Aunque sea, porfaplis, en navidades y en cumpleaños. No seais vagos, copón.

Actualización (08/03/2015): Juan Carlos González ya lo ha probado y ha contado su experiencia en Xataka Android. Calidad aceptable sin más para una aplicación que se limita a cumplir. Que es lo que hace WhatsApp desde que apareció.

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “Déjate de mensajitos y llámame, tonto

  1. Dudo mucho que lleguen a triunfar de verdad por una simple razón: Con las llamadas VoIP el destinatario también gasta datos de su tarifa, cosa que con una simple llamada, el único que gasta de su bolsillo es el que llama.

    Gastar para unos pocos mensajes vale, pero gastar datos, porque a alguien no le salga de los mismisimos hacer una simple llamada… No amigo por ahí si que no paso.

    La cosa es que si ahora mismo con hangouts que lo lleva cualquier android instalado lo he usado en contadas ocasiones (casi siempre estando en el extranjero con wifi en el hotel), no va a ser ahora usando empiece a usarlo porque whatsapp lo incluya, y a la gente le de por usar la tontería está.

    • Es un buen apunte Jaime, desde luego, no lo había pensado. Aún así, el coste creo que sigue siendo más interesante que el de las llamadas de voz normales. Fíjate en lo que ha pasado con la telefonía fija, ha sido la misma evolución: todas las llamadas actuales -que yo sepa-se realizan por VoIP si tenemos una línea de banda ancha, por eso salvo algunas (números especiales, internacionales) hay tarifa plana en llamadas de fijo a fijo.

      La idea es la misma, y yo creo que va a ser un bombazo por ejemplo para usos empresariales y comerciales en los que las llamadas de voz desde el móvil eran cruciales. Ahora los planes móviles ofrecen esa opción si uno paga ciertas cuotas por ejemplo en ofertas convergentes) como Fusión, y quizás ese sea el único obstáculo en esos escenarios. Pero para gente que tiene 100 o 200 minutos de llamadas de móvil, la cosa cambia. Veremos, veremos…

  2. SrPerroverde dice:

    Es que lo de los mensajes tiene su gracia: puedes leerlos cuando quieras, puedes responderlos cuando quieras, puedes ignorarlos, puedes responder en una biblioteca, puedes hacerlo a escondidas sin que te vea el jefe en una de esas reuniones eteeernas…

    A mí es que lo de hablar por teléfono nunca me ha gustado. En cambio, mandar un mensaje, pues como que no me da tanta pereza.

    • Está claro que hay situaciones en las que los mensajes son más adecuados y convenientes, pero como digo, no son para todo ni para todos. Ahora bien, si no te gusta llamar (a mi tampoco me entusiasma una hora al teléfono, pero para ciertas cosas es perfecto) lo de WhatsApp y VoIP simplemente cumplirá la misma función que la de las llamadas de voz.

    • Antonio dice:

      Vaya, me siento reconfortado al ver que hay más gente a la que no le gustan las llamadas telefónicas. Yo siempre he pensado que tienen algo de impertinentes: te pueden pillar en un mal monento, o simplemente en un momento que no te apetecen, y del mismo modo siempre me crea cierta tensión el llamar a alguien y pensar que del mismo modo, mi llamada puede resultar inoportuna por cualquier motivo.

      Ahora bien, me parece igualmente inadecuado estar en una reunión y que alguien este por debajo de los mesa con los mensajitos.

      Todo con moderación y en su justa medida.

      • SrPerroverde dice:

        Si una reunión de 1 hora se estira hasta las 4 horas, no me parece inadecuado responder que “tranquila cariño, no pasa nada. Esto se es está alargando…”. Es que en este pais (o al menos en mi empresa), lo de las reuniones es de traca.

        De todas formas, el comentario era más cachondeo que otra cosa.

  3. No puedo estar más de acuerdo contigo. Si el tiempo es oro, el tiempo de calidad lo es más. Cada mensaje tiene su espacio… ¡y su tiempo! Mail, whatsapp, sms… son un medio, ¡pero que no sean una distración! Tienes a las eleven + 1 revolucionadas… ¡Y tienes eleven+1 fans más!

    Por cierto… Nuestro grupo de whatsapp es justo y necesario 😉

    Un saludo,

    Itziar

  4. Otro dice:

    Si no te llaman me temo que no es por el precio de la llamada: a estas alturas prácticamente todos tenemos en nuestras tarifas de móvil paquetes de llamadas ilimitadas o casi (motivo por el que las llamadas de WhatsApp no será algo tan relevante como lo fue en su momento la sustitución del SMS)

    Vamos, que no te hagas ilusiones.

  5. Ricardo dice:

    Yo pienso que el gran éxito de WA es ser fundamentalmente texto, a comparación de alternativas dónde Voip es más prioritario. A las personas la mayor parte del tiempo rechazan usar voz en móviles pues sólo con el sonido de la voz se puede extraer muchas cosas (identificar a la gente, conocer si miente o dice la verdad, estado de ánimo, el ruido de fondo), WA es sólo texto queda como más “seguro” y “anónimo”.

    >”Cada minuto consumirá aproximadamente 0,75 MB, lo que significa que un par de horas de conversación rondarían los 90 MB de nuestros planes de datos. Asumible para la mayor parte de la gente, desde luego.”

    Ignoro cuanto te cuesta el MB, en mi país el plan de datos es equivalente a 20 centavos de dólar USD / MB, caro en mi opinión y conozco pocos que usen WA en plan de datos a menos que sea emergencia; por eso la gente lleva años exigiendo WA para PC de escritorio, los heavy users lo usan tranquilamente bajo el Wifi de su casa

    • Sí, está claro que lo de los mensajes de texto son perfectos para ciertas situaciones, pero puede que la VoIP logre despegar gracias a su inclusión en WhatsApp. Y recuerda que por supuesto esa VoIP irá perfecta (mejor aún) bajo WiFi y no tendremos que gastar datos de nuestro contrato móvil…

Comentarios cerrados