Tecnología

Ubuntu y la promesa incumplida de la convergencia

·

Hoy tocaba publicar la toma de contacto de Ubuntu en smartphones en Xataka. Grabamos el vídeo el pasado jueves en las oficinas de bq, pero al final la cosa ha tardado algo más en llegar de lo esperado. Sea como fuere, el resultado es muy decente, creo yo:

En el artículo ya dejo claras mis conclusiones sobre esa toma de contacto y lo que ofrece Ubuntu a día de hoy. Es una propuesta valiente pero que hoy por hoy no me aporta absolutamente nada frente a alternativas totalmente asentadas como Android o iOS. Y cuando digo nada, es nada:

  1. Interfaz: incosistente en el uso de tipografías, tamaño de imágenes y estructura general, pero también incoherente entre los distintos tipos de apartados del sistema. La interfaz que tenemos en los Scopes difiere entre ellos, pero también hay diferencias entre lo que uno se encuentra en las preferencias del sistema, el área de notificaciones o por supuesto las aplicaciones web que no son más que las versiones móviles de los sitios web de distintos servicios.
  2. Dispositivos: el bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition es un terminal mediocre en todo, y eso no ayuda a vender la experiencia Ubuntu. Por 164 euros (el bq cuesta 169,90) tenemos un Moto G (2014) básico (8 GB de capacidad) que le da sopas con ondas en casi todo. Pero claro, no hay imagen de Ubuntu Touch para el Moto G. De momento.
  3. Cámara: un apartado fundamental para mi. La cámara es tan mediocre como el terminal, y solo sirve para sacarnos del paso.
  4. Aplicaciones: pocas y cutres en su mayoría por lo que pude ver. Alguna joyita disponible, como la terminal de Ubuntu, pero como en todo lo demás el estado de  Ubuntu es verde que te quiero verde.
  5. Usabilidad: centrar la experiencia en los Scopes es curioso, pero no sé si esos agregadores de información y contenidos pueden competir con un paradigma al que ya nos hemos acostumbrado y que no funciona nada mal. Lo he comentado en Xataka: las ventajas de los Scopes -muy orientados al consumo de contenidos- se ven desequilibradas por sus limitaciones a la hora de interactuar con esos contenidos. Los gestos táctiles son destacables por su fluidez, pero de nuevo el resultado no es necesariamente mejor que el que ofrecen experiencias consolidadas. Buen esfuerzo de Canonical, no obstante.
  6. Convergencia: la gran decepción. No existe esa convergencia que Shuttleworth nos vendió a finales de octubre de 2011.

Esa convergencia está en la última posición de la lista, pero en realidad es la más importante de todas esas razones que me hacen no recomendar este móvil a nadie. Porque precisamente la convergencia es lo único que puede sacar a Ubuntu del nicho de mercado en el que se quedará irremediablemente. Los linuxeros, ubunteros y gente con cierto perfil friqui probablemente le den una oportunidad a este terminal, pero me temo que la inmensa mayoría de los usuarios jamás verá nada que interese en esta plataforma.

Y es que da igual que la propuesta de Canonical sea original en algunos apartados. Es un “me too” de la movilidad como el que han protagonizado Microsoft con Windows Phone hasta ahora (veremos qué pasa con Windows 10) o Firefox OS, del que espero que en MWC2015 cuenten algo jugoso porque de lo contrario estaremos asistiendo a su desaparición total. Ni estas ni otras plataformas han logrado rascar cuota a Android o iOS por la sencilla razón de que no ofrecían nada especialmente diferencial. Y Ubuntu tampoco lo hace actualmente.

Su única esperanza sigue siendo esa convergencia que nos prometían en Canonical hace años. Al paso que vamos Microsoft se le adelantará en esa ambición, pero habrá que darle una chance a Ubuntu for Phones por si las moscas. Pero solo porsi.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

15 comentarios en “Ubuntu y la promesa incumplida de la convergencia

  1. Muy de acuerdo. Por lo que visto (en Reviews y demás), a Ubuntu Phone le va a pasar lo mismo que a FirefoxOS, o sea, ¡¡¡si no tiene Wasap pa’ que lo quiero!!!

    Creo que Canonical debió pulir el tema de la convergencia, pulir bien el diseño, el sistema y luego lanzar Ubuntu en un teléfono un poco más potente con aplicaciones nativas para los servicios más populares.

  2. Un día te van a llamar a filas tus patrones y vamos a tener que empezar a subvencionar tu trabajo desde este Blog o dónde sea.
    Por cierto, me has quitado las ganas.
    Y por comentar un tema de redacción, queda un poco cacofónico el párrafo: … pero entre unas cosas y otras la cosa ha tardado…

      • Veo tus post en Xataka con un tono que sin dejar de ser crítico, no llega al nivel de acidez que puedes desplegar por aquí. Por ejemplo, aquí queda claro que el hardware es una castaña y en el post de Xataka pues no tanto. No quiero llamarte vendido, ni tampoco a Weblogs, S.L. , estáis muy lejos de eso. Creo que es una postura difícil que no sería capaz de saber cómo manejar si estuviese en vuestra posición.
        Bueno, que me enrollo, que pienso que siendo tan franco alguna vez un patrocinador de Weblogs te va a vetar o alguno de los responsables de la red de Blogs te va a pedir que frenes un poco y no sé cómo terminaría una situación de ese tipo.

      • Entiendo. Digamos que en Xataka me corto un poco, pero aquí no. Al final la conclusión, que conste, es la misma. En Xataka ya comentaba que el único argumento para comprar un bq con Ubuntu sería sentimental. La plataforma es usable, algo que también dejo claro, pero no es mejor que Android o iOs, o WP, o BlackBerry, o FOS. Es en mi opinión inferior a casi todas ellas (quizá no a FOS), pero también es cierto que acaban de lanzar la primera versión pública.

        El lenguaje quizás es algo más contundente aquí, pero la idea a transmitir es la misma. De todos modos es un buen punto de vista 😉

  3. Daniel dice:

    Aunque coincido en las opiniones, habría que estar ciego, simplemente por lo difícil que es bajarse a la arena para sacar un móvil diferente, habrá que darle una oportunidad a Canonical.

    Y de paso podremos hacer una crítica fundamentada (y constructiva, claro) para que vayan tomando nota. Y a ver por donde tiran.

    Por cierto, lo de la convergencia o cosa parecida con un Aquaris E4.5 era impensable.

    • Daniel, claro que sí, hay que darle una chance a ver cómo progresa. Hay algunos apartados prometedores -para mi, la aplicación de terminal es especialmente chulo- pero hay mucho que tocar y que afinar. Y lo de la convergencia es factible incluso en este hardware, créeme. Pero estoy contigo: para ese tipo de opción lo ideal es tirar a terminales más llamativos en todo. Veremos cómo avanzan.

  4. Antonio dice:

    Pero es que yo creo que la clave de la convergencia, está fuera de la convergencia. Me explico. ¿Para qué quiere un usuario un dispositivo convergente en un sistema que nadie usa? La idea de la convergencia es buena, pero precisamente porque nos permite usar las aplicaciones que usamos en el ordenador en otros dispositivos, o sencillamente convertir el móvil en «el dispositivo» definitivo, que sirva para todo. Pero claro, eso solo sirve si puedo usar las aplicaciones que llevo usando siempre en el móvil (es decir, para un 99% de los usuarios, Word, Excel, Powerpoint…) El motivo por el que Ubuntu no funcionará en un móvil convergente es porque de primeras, casi nadie usa Ubuntu en el ordenador, es decir, el mismo motivo por el cual no despega en los escritorios: falta de cuota de mercado. Nadie empezará a usar Ubuntu por el simple hecho de que pueda usarlo en el móvil y en el ordenador, si de partida no lo usa en el ordenador ya de antemano.

    Es por eso que ahí en mi opinión, es Microsoft la que tiene todas las papeletas para llevarse el gato al agua. Todo el mundo usa sus aplicaciones, y tienen ese público cautivo que nadie tiene (y eso incluye a Apple, atención). Por eso está apostando tan fuerte en este campo de la convergencia, porque sabe que si lo hace bien, puede incluso adelantar por la derecha a Apple. Porque…¿si te puedes meter el ordenador en el móvil, qué preferirá la gente, poder usar Word y Excel o Pages y Numbers? No tendría sentido usar algo que no sea lo que ya estás usando en el desktop de toda la vida. Y lo que usa la gente es Windows, con lo cual no tendría sentido comprarse un iPhone en este contexto, por el mismo motivo que no tiene sentido comprarse un Ubuntu Phone: si de partida no lo uso en el escritorio, tengo que tener algo que converja (leñe, ¿se dice así?) con lo que ya uso de antemano, es decir, en el 99% de los casos, con Windows.

      • Antonio dice:

        Pues yo me apuesto contigo unas cervezas (o unas Raspberries Pi que cuestan casi lo mismo) a que si a Microsoft le sale bien lo de la convergencia Apple se resentirá de ello. Digo que se resentirán, no que será la hecatombe para ellos. Pero sinceramente pienso que sería lo lógico.

    • Pues me temo que no puedo decir nada ante esos argumentos. Ahí le has dado.

      Bueno, una cosita nada más 🙂 ¿Y si Ubuntu lograra esa convergencia antes y mejor que Microsoft? Quizás eso diera tiempo a convencer a más y más usuarios de que las alternativas software (muchas) son tan buenas como las de Windows y los smartphones basados en Ubuntu con esa capacidad de convertirse en nuestros PCs triunfaran como la Coca-Cola…

      Difícil, muy difícil, pero no imposible.

  5. Hola Javier,

    Igual me dejo llevar por la pasión, pero no considero muy justo tratar así a una primera versión. Para gustos, colores, o mejor dicho, usuarios, pues para lo que yo uso un móvil puede diferir y mucho de para qué lo usas tú y tener perspectivas distintas 🙂 Yo estoy muy contento con este móvil (sí, tengo el BQ Ubuntu Edition desde hace casi una semana) y ya no hecho de menos a Android.
    Debemos juzgarlo dentro de su gama, que como bien comentaste, es la de entrada, pero en tu crítica pareces olvidarte de eso 🙂

    Sobre tu análisis: Interfaz: Pues para mi es bien bonita y elegante. Obviamente hay cosas que pulir, pero veo coherencia igual que si trabajas con el escritorio: tienes tus aplicaciones, Unity y su «Tablero» con los scopes. La verdad es que no me resultó complicado adaptarme. De hecho me gusta tanto que quedría un escritorio con este diseño.

    Dispositivos: Sí, es de gama de entrada. Compáralo con esa gama. ¿Qué el Moto G tiene el mismo precio? Pero prefiero un linux puro como pueda ser Jolla o este Ubuntu Phone a un Android.

    Cámara: De nuevo te respondo que está dentro de su gama 🙂

    Aplicaciones: Decir que Telegram, Dekko, podbird son cutres… en fin… Sólo echo de menos Gtalk, Feedly, Whatsapp (no tanto) y Remote Transmission (lo uso por web). Para TODAS las demás que YO uso encontré reemplazos.

    Usabilidad: Pues los scopes los veo como una especie de Google Now, pero sin depender de la gran G y encima los puedes crear desde cualquier web. Están genial (desde mi punto de vista 🙂

    Convergencia: Opinaba como tú, pero tras leer el comentario de Antonio #comment-86590 lo veo más acertado. Mark nos habló de Ubuntu for Android, pero nadie dijo que este terminal fuera a ser convergente. De hecho Ubuntu for Android se deshechó. Ya habrá tiempo de invertir esfuerzos en eso, y realmente, manejar un Ubuntu Phone es la misma experiencia que manejar un Ubuntu Desktop (Unity, aplicaciones… etc), para mi eso también es convergencia.

    A nivel personal, me gusta que Ubuntu Phone incita a usar software libre, quiero decir, el Ubuntu Phone es libre y la mayoría de aplicaciones del Centro de Software son libres también. No es como Android que el core es libre, pero las importantes como Gmail o Play no, y en el Play la mayoría son privativas.
    Además para venderse desde ayer, no está mal las aplicaciones o webapps que se encuentran.

    Un abrazo y a pesar de discrepar en algunos de tus artículos, es un placer leer a alguien que escribe tan bien.

    • Así que fuiste uno de los afortunados… 🙂 Muchas gracias por el comentario y también por el tono, entiendo que para ciertos usuarios tanto el terminal como la plataforma sean un primer paso aceptable. Yo no lo veo así y dos años después de iniciarse el desarrollo el tema sigue mucho más verde de lo que podría esperarse.

      Es probablemente una cuestión de expectativas, y las mías eran quizás demasiado optimistas. Creo que es muy complicado que Ubuntu logre competir en experiencia de usuario con Android y con iOS a pesar de sus buenas ideas, pero también sé que hay que darle un poco de tiempo a la plataforma para ver si progresa adecuadamente. Aun haciéndolo, insisto, lo tendrán complicado por el ecosistema software, aunque los Scopes puedan paliar ese apartado en parte.

      Con todo y con eso, me reafirmo: no encuentro ninguna razón válida para optar por un terminal de gama de entrada -lo es, desde luego, y aquí no hay nada de lo que avergonzarse, pero sí hay que saber que hay alternativas en ese rango de precios- que ofrece una experiencia que a mi no me compensa.

      La posibilidad de optar por soluciones Open Source es desde luego un punto a su favor, pero cuidado con ese argumento. Mic hael Larabel ya lo desmontó en parte en Phoronix hace unos días: el bq con Ubuntu hace uso de blobs binarios. Y Canonical, a pesar de enarbolar la bandera del software libre, no siempre se ha portado de forma tan razonable en ese sentido y ha tenido sus propios desarrollos propietarios (si no recuerdo mal, parte del código del extinto Ubuntu One estaba cerrado a cal y canto).

      Créeme que me encantaría que Ubuntu lograse competir en el mercado. Muchos años he pasado escribiendo de Linux (como Picajoso en MuyLinux desde el primer día hasta 2013, y por supuesto aquí) y mucho he esperado que Linux conquistase en algún momento el escritorio. No lo ha hecho en sobremesas y portátiles, y dudo que lo pueda conseguir (con Ubuntu a la cabeza) en móviles. Lo ha hecho en parte con Android, claro, pero como tú mismo comentas solo parte de Android es Open Source. Y esa «solo parte» es cada vez más pequeña.

      ¡Saludos!

  6. Pingback: Microsoft le roba la convergencia a Ubuntu con Continuum | Incognitosis

Comentarios cerrados