Tecnología

Del sueño del Ubuntu Edge a la realidad del bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition

·

Ayer no tenía fuerzas para publicar y hoy me quedan poquitas. Llevo tres días frenéticos al teclado y de entrevistas y visitas. De hecho, a la entrevista telefónica que le hice a Phil Zimmermann hace unos días le ha sucedido una que pude hacer el miércoles por la tarde igualmente interesante y de otra persona muy, pero que muy relevante en los últimos meses y años por un productito que ha cambiado el mundo a mejor. Y aquí acaban las pistas: pronto publicaremos en Xataka.

El tema del día ha sido, no obstante, Ubuntu, que por primera vez aparece de forma oficial en un smartphone. Se trata del bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition, un dispositivo de gama de entrada muy modestito y que no tiene nada que ver con aquel Ubuntu Edge que nos hacía salivar a los friquis de turno.

La promesa que nos hacía Canonical hace ya año y medio era fantástica y utópica. “Un smartphone y un PC de sobremesa en un dispositivo que es una obra de arte“, rezaba el proyecto. Aquel terminal súpervitaminado prometía la luna a los usuarios, pero se quedó sin financiación. Me pregunto qué hubiera pasado si hubieran logrado los 32 millones de dólares que buscaban, pero está claro que no habrían cumplido su promesa.

Porque del dicho al hecho hay mucho trecho. Y lo ha demostrado este terminal de bq que acaba de llegar al mercado y que está muy lejos de aquella propuesta y mucho más cerca de la realidad a la que se enfrenta Ubuntu: la plataforma software no puede competir de momento con Android ni con iOS. Ni con Windows Phone o BlackBerry. Y yo diría que tampoco con Firefox OS.

Os lo dice alguien que lo ha tenido en la mano unas horas. Fue ayer, durante un encuentro “exclusivo” (atentos a las comillas, quizás algún día cuente la historia) en el que bq nos dejó juguetear con un producto final y grabar tanto el smartphone como la interfaz de uso a la que es posible acceder actualmente en Ubuntu. Cierto que las cosas han mejorado desde aquella versión que probé en julio del año pasado, pero a falta de un análisis más detallado, a Ubuntu le queda un camino gigante. Enorme.

En todo. En la coherencia y consistencia de la interfaz. En su diseño y la elección de iconografías y tipografías. En la oferta software. En convencernos de que los Scopes son el futuro. En las opciones de las aplicaciones que ya hay. Y en algo más: en la convergencia.

Esa era la gran promesa de una Ubuntu a la que parece que se le va la fuerza por la boca. Componentes como Unity 8 o Mir parecen ser la base de todos los problemas, pero lo cierto es que resulta algo decepcionante que tres años después de aquel anuncio oficial los chicos de Canonical no tengan solución aparente al problema. No tienen los recursos de una Microsoft que ya les está adelantando en ese paradigma, pero aún así el acercamiento que están realizando al problema es de momento muy decepcionante. La tienda de aplicaciones de Ubuntu no tiene nada que ver con la que existe para los móviles Ubuntu, y los sistemas operativos (móvil y escritorio) sólo se parecen cuando uno ve los vídeos y capturas de un Ubuntu Next que a mi de momento me parece horripilante en esa interfaz que trata de llevar lo táctil al escritorio. Error. La interfaz no debe ser igual, sino adaptarse al medio. 

Puede que simplemente necesiten más tiempo. No hay problema por mi parte, pero me temo que sí por parte de los usuarios y del mercado. Tiempo es lo que ya no tiene una Ubuntu que tenía que dar un paso de una vez en el terreno de los smartphones y que lo ha dado. El problema es que no es el paso que muchos esperábamos. 

Como digo, tengo que toquetearlo más, pero las primeras impresiones no son demasiado halagüeñas. No basta que un producto trate de ser diferente en su experiencia de usuario. O que como este bq se quede, como mucho, en ‘curioso’ Si quieres batir a enemigos gigantes como Android e iOS, tienes que ser diferente y, sobre todo, mucho mejor. Pero mucho. 

Y este Ubuntu en móviles no lo es. Ni por asomo. No de momento, desde luego.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Del sueño del Ubuntu Edge a la realidad del bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition

  1. Jesus Gascon dice:

    Este verano tuve ubuntu phone en el nexus 7 y como se comenta, el ecosistea era “decepcionante”, las aplicaciones del market estaban por decirlo suavemente muy verdes.

    Después he probado ubuntu phone en modo virtual, y admitiendo que poco a poco las aplicaciones y SO han mejorado, están todavía muy verdes.

    Espero tener en mis manos un terminal con UFO en las próximas semanas, pero mi impresión de momento, es que Ubuntu Phone, no pasa de ser una versión de AlPha de un SO móvil nimiamente usable (Por lo menos hace unos meses)

  2. Daniel dice:

    Espero sinceramente que Canonical sea capaz de mejorarlo en próximas, y espero que prontas, versiones. El artículo de Xataka es un poco más esperanzador ;). Estoy a la espera del review para hacerme una idea más de “primera mano”. Prefiero mantener la ilusión.

  3. Land-of-Mordor dice:

    No muy lejos de lo que muchos temíamos, en Canonical siguen pensando que ellos sólo tienen que marcar las directrices y que la comunidad o la competencia de su ámbito de mercado (resto de distribuciones y contribuidores Linux) sean los que saquen el desarrollo adelante.

    Por ahora los únicos que están dando pasos en esa dirección dentro del mundo Linux son los de KDE-SC y de forma tímida y al margen de lo que Canonical quiere implementar. Como bien dices, antes veremos sistemas multidispositivo de la mano de Microsoft y Google, por ejemplo, que por parte de Canonical u otra distribución de Linux.

    • Daniel dice:

      Humm… dudo mucho que la política de Canonical sea la que comentas, de hecho se ha embarcado en una travesía muy difícil ella sola. Hablo de Mir y de Unity. Y de convergencia, claro.

      Creo que de todo el ecosistema Linux, si alguien puede llegar a la masa de consumidores, esa es Canonical. Vamos a ver cómo le va la feria porque acaban de empezar y soy consciente de que es un paso difícil y crítico; se les va a juzgar en función del éxito o fracaso de su iniciativa.

      Peor lo malo es que no veo ninguna otra distribución que vaya tras Canonical. Y es estupendo criticar desde la barrera. Uno abre camino y el resto puntúan sin haberse arriesgado lo más mínimo. Ah! y si la cosa no marcha se arrogan la razón, je, “lo sabía”.

      KDE-SC dará muchos pasos en la dirección que dices, pero no se les ve. Me temo que el mercado tampoco los espera.

      Y por último, no sería un deshonor para Canonical que viésemos primero sistemas multidispositivo de la mano de Microsoft y Google. Eso sería lo normal. Al fin y al cabo, hablas de dos monstruos con recursos ilimitados. Eso sí, a Canonical le queda el orgullo, y eso debemos reconocérselo, de haber sido los primeros en postular tal cosa.

      Algo bueno deben estar haciendo cuando Microsoft y Google siguen sus pasos.

      • Los dos tenéis muy buenos argumentos. Land tiene razón en que Canonical se ha apartado del camino tradicional de proyectos Open Source, pero hace ya años que Shuttleworth dejó claro que “esto no es una democracia” y me temo que tiene todo el derecho del mundo a tratar de seguir su propio camino. Eso siempre va a provocar que tengas seguidores y detractores, es inevitable tener contentos a todos.

        Y como dices tú, Daniel, si alguien puede hacer algo esa es Canonical. Veremos si KDE SC logra cuajar, pero lo veo complicado. Eso sí, cuidado: Google no ha seguido los pasos de Canonical. No hay fusión de Chrome OS y Android a la vista. Al menos, que yo sepa. Y eso de tener Android en el escritorio es de momento algo que algunos fabricantes tratan de meternos de serie pero que a mi no me convence. La experiencia se tiene que adaptar, no la puedes clonar en dos dispositivos tan distintos como un PC y un smartphone.

  4. Miguel dice:

    Espero y les deseo que tengan suerte y culminen el proyecto, reconozco que yo vengo de muy atrás y siempre he sido fan de OpenSuSE, pero he de reconocer el gran trabajo que ha hecho Canonical por hacer entender linux y llegar al gran público. Es lógico que todos los que dominan el entorno y no les importa realizar 30 compilaciones para que el sistema les acabe funcionando tengan su crítica sobre las aportaciones o no que ha hecho Canonical. Pero la que no pueden negar es la que he escrito antes.

    Lo dicho, les deseo muchas suerte. 😉

    Mi intención es hacer con uno de sus cacharrines lo antes posible.

Comentarios cerrados