Tecnología

Más y más dudas sobre el Apple Watch

·

Este es el segundo post sobre el Apple Watch del que ya hablé largo y tendido tras su presentación. La razón en este caso es simple: voy a darle a caña al fanboy por excelencia, John Gruber, que en su columna de ayer volvía a mezclar algunos comentarios inteligentes con otros en los que demostraba cómo ver solo blancos y negros -un error cometido por muchos– puede ser un problema. Atentos al párrafo: 

Apple only enters markets where they can be a market leader in quality. They unabashedly claim to make the world’s best computers (portable and desktop), the best phones, the best tablets, and the best MP3 players. The best. Of course not everyone agrees with that. But many of us do, and even those who prefer, say, Lenovo laptops or Google’s Nexus phones and tablets, would agree, if they’re at all reasonable or have any sense of taste, that Apple’s products are in the running for “best”.

The Apple Watch only works for Apple if it is, in some sense, the best watch in the world. Not the best smartwatch. That’s not enough. The best watch, period. The best thing you can wear on your wrist.

¿Cuántas veces repite la palabra ‘best’? Os lo digo yo: 10 veces. El problema no es que él diga que so los mejores productos de la historia. El problema es que no tenga la capacidad de añadir que son los mejores para él.

Para mi, desde luego, no tiene los mejores ordenadores de sobremesa (me temo que el MacBook Air sigue sin tener competidor real), los mejores smartphones,  tablets, o reproductores MP3. Para mi, repito. Son productazos, fantásticos en muchos apartados, pero con sombras muy gordas en otros (como la ausencia de control por parte del usuario). 




apple-watch-6

Esos comentarios poco razonables siguen con meteduras de pata interesantes. Por ejemplo, cuando afirma eso de que (negritas mías): 

Apple Watch is not a product from a tech company, and it will not be understood, at all, by the tech world. Apple creates and uses technology in incredible ways. The Apple Watch may prove to be the most technologically advanced product they’ve ever built. But again: Apple is not a tech company, and Apple Watch is not a tech product.

Dejando a un lado lo de que la gente de la tecnología no vamos a entender el Apple Watch (la de la moda y joyería sí, claro), lo de que ‘Apple no es una empresa de tecnología y el Apple Watch no es un producto tecnológico‘ es absurdo. En primer lugar, a ver quién me puede nombrar un producto de Apple que no sea tecnológico. Y en segundo, Sr. Gruber, si dice que el Apple Watch no es un producto tecnológico, ¿cómo es posible que poco después diga esto?

But Apple Watch is not just a piece of jewelry, and it’s not a mechanical device. It’s a computer.

Debería usted releerse sus artículos, Sr. Gruber. Aclárese. Porque mezcla Vd. esas afirmaciones categóricas y poco razonables, para luego, eso sí, dar alguna pincelada curiosa a sus opiniones.

La más destacable es la que precisamente habla del Apple Watch como un producto que según él Apple quiere convertir en el mejor reloj del mundo. No en el mejor reloj inteligente, no -de hecho, es curioso como Apple no ha utilizado lo de ‘inteligente’ ni en la presentación ni en la web del Apple Watch-. En el mejor reloj (para ellos). El problema de tratar de convertirse en el mejor reloj es precisamente el que señalaba Gruber: 

All computers have lifespans measured in just a handful of years before obsolescence. If you buy a $6,000 mechanical watch and take care of it, you can expect it to outlive you and become a family heirloom. Paying even $1,000, let alone a multiple of that, for a premium Apple Watch seems like folly if it’s going to be obviated by faster, sleeker, longer-lasting versions in just a few years. And I don’t see how it won’t be replaced by faster, sleeker, longer-lasting versions, because that’s how all computer technology goes. Apple Watch is not a tech product, but technology is what distinguishes it — and computer technology gets old fast. A Rolex purchased in 2007 is every bit as good today as it was then.

Así es: si el Apple Watch es un ordenador (¿o no, Sr. Gruber? Es que no me aclaro…), se verá afectado por el mismo problema que afecta a todos los dispositivos tecnológicos: la obsolescencia. Gastarse los 1.000 o 5.000 dólares de las ediciones más caras (según el Sr. Gruber) no parece tener sentido cuando el Apple Watch no tiene sentido solo por su diseño (o no debería tenerlo). Lo tiene (o debería tenerlo) por su combinación de diseño, hardware y software, como sucede con la mayoría de productos de éxito de Apple. Y dado que el hardware y el software evolucionan de forma frenética, tenemos un problema. 

Parece coherente pensar que alguien pueda llegar a considerar pagar 350 dólares cada año por la nueva edición del modelo “Sport”. Esa actualización a modelos mejores no la veo tan clara en los modelos superiores en los que el ciclo de renovación probablemente sea mucho mayor.

Apple no puede competir con los relojes de alta gama tradicionales (como decía el Sr. Gruber, un Rolex de 2007 tiene tanto valor -o más- como cuando se compró) en longevidad, así que solo le queda ir a su filosofía tradicional: actualizar modelos con ciertas mejoras software y hardware, y esperar que los clientes pasen por caja convencidos con la magia Apple y de lo mucho que van a molar con los nuevos productos. Por supuesto, más de lo que molaban con la edición anterior.

La empresa de Cupertino ha demostrado que puede lograrlo con teléfonos, pero no con tanto con tablets y portátiles, y veremos si con unos relojes inteligentes (perdón, a secas) que para mi siguen sin tener demasiado sentido con la concepción que parece haberles querido dar Apple. Curioso que Ben Thompson de Stratechery ahora parezca algo convencido por los argumentos de Gruber. Yo, desde luego, no lo estoy.

Pero claro, yo pertenezco al mundo de la tecnología. Será por eso que no entiendo a una empresa que por lo visto no es del ramo. 

Vete, cohete.

 

 

 

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

1 comentario en “Más y más dudas sobre el Apple Watch

Comentarios cerrados