Tecnología

38 castañas

·

Muy atrás quedan ya los 33, y también los 34, 35, 36 y 37 que he tenido la oportunidad de celebrar con todos vosotros a través de Incognitosis. Y ahora me caen 38 castañas, una edad que voy a llevar estupendamente porque en el fondo estoy hecho un chaval y porque los afronto con muchísimo ánimo.

Y la razón es obvia: los 37 han sido espectaculares: acabo de afrontar un nuevo reto profesional con la apertura del 100 Montaditos con mi hermano gemelo Nacho (¡felicidades, bro!) y sobre todo he disfrutado de principio a fin los 7 meses que lleva por estos lares mi pequeña y preciosa hija Lucía, que es una alegría continua para mi súpermujer (¡pipi!) como para mi. Hay muchas pequeñas y grandes cosas más, como mi salto profesional en octubre de 2010, pero el balance difícilmente puede ser mejor.

Así que ahora solo queda esperar, como cada año, que los 38 sean aún un poquito mejores que los 37. Y que pueda compartirlo con todos vosotros. Saludos, y gracias por seguir por aquí 🙂

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “38 castañas

  1. Muchas felicidades Javipas. Que pases un gran día con la family y te caigan muchos regalitos y gadgets de los que te gustan.

    Por cierto, hay un lugar en Pozuelo estupendo para celebrarlo, se llama «100 Montaditos» y se come estupendamente.

    Un abrazo,
    Juanan

  2. Fus dice:

    Ey Javipeich…..me alegro de tantas buenas noticias, aunque no me hace mucha gracia que ahora estés en la competencia….da un besito a Japi, y otro a la peque.

    • JaviPas dice:

      Gracias Fus, cuánto tiempo!! No hubiera estado mal montar un McD, pero eso es demasié 🙂 La pipifamilia te manda un besote, gracias por el comentario, me ha hecho ilu!

  3. jaja, acabo de ver la entrada… sorry, que llevo una temporada que es un «no parar» ya sabes… en fins, que te vuelvo a sacar la delantera, aunque sólo sea hasta el 3 de octubreeeeeee!
    Un abrazo muy fuerte. See you soon

  4. Pingback: 39 castañas | Incognitosis | Incognitosis

Comentarios cerrados