Tecnología

Adiós al tupper

·

Ayer a última hora me encontraba con un artículo fantástico (y largo, cuidado) de The New Yorker titulado «The end of food» en el que la autora, Lizzie Widdicombe, novelaba la historia de Soylent. La historia va un poco así: tres jóvenes emprendedores habían logrado recaudar fondos para un proyecto que no acababa de cristalizar. Se les iba acabando la gasolina, así que tenían que recortar gastos. Y la comida era uno de ellos.

Así que uno de los chavales, llamado Rob Rhinehart, se fue a una biblioteca y se documentó a tope sobre bioquímica nutricional. La idea era la de crear una comida barata y nutritiva que les ahorrase problemas. Así por las buenas se inventó con los compis un mejunje que, según ellos, aportaba todo lo necesario para esa alimentación equilibrada. Y qué mejor nombre para el mejunje que Soylent, que era el apelativo que tenían las raciones de comida de la película «Cuando el destino nos alcance» («Soylent green«). Pero cuidado, que lo que descubre Charlton al final respecto a la comida, afortunadamente, no tiene nada que ver con esto.

A partir de ahí, ritmo frenético. Los chavales van probando recetillas y hacen dogfooding (nunca mejor dicho), convirtiéndose en cobayas de su propia creación. Afinan la receta y aseguran que el resultado, esa bebida con un aspecto sospechoso, es el sustituto perfecto de cualquier dieta convencional. La cosa empieza a popularizarse, y a Rhinehart y sus coleguillas se les ocurre algo espectacular: en lugar de guardarse la receta para ellos mismos y adoptar la filosofía Coca-Cola, la publican.

El resultado, evidente: de repente a todo el mundo se le ocurren versiones alternativas de Soylent. De la nada sale Diy.Soylent.me, un sitio web orientado a que todo el mundo comparta sus recetas con ese Soylent del «hágaselo usted mismo» (Do It Yourself, DIY) y se conviertan, así por las buenas, en pequeños chefs del futuro.

El epílogo de la historia: los chicos abandonaron el proyecto original en el que andaban, claro, y se centraron en el desarrollo de Soylent a nivel comercial. La cosa no les ha salido mal del todo. La campaña de financiación colectiva ha logrado que recauden, atención, dos millones de dólares, cuando ellos pedían 100.000 para comenzar a poner la producción en marcha. Y salvo que pase algo raro, es probable que la idea no parece de crecer.

Y no me extraña. Aquellos chavales, como mucha otra gente, no tenían (o más bien, no querían tener) demasiado tiempo para cocinar e incluso para comer. Y es el caso de mucha otra gente que la mayoría de los días ve lo de prepararse la comida y comérsela como algo que les roba un tiempo que podrían utilizar en otra cosa.

Yo me veo totalmente reflejado en ese escenario. Para alguien que como yo se hace como mucho un poco de pasta o, ya en plan Master Chef, un cocido, lo de preparar la comida es un tostón. Me gusta comer como al que más, pero no me mola nada la fase previa de preparación. Y eso que teletrabajo y me lo podría tomar incluso con calma organizándome. Pero no me va. Dedico al tema más bien poquito tiempo.

Esto de Soylent sería una solución perfecta para no preocuparme cuando tengo cosas más importantes que hacer. Y como decía Rhinehart, una cosa no quita la otra: «en el futuro veremos una separación entre las comidas que hacemos por su utilidad y función, y las comidas que hacemos por la experiencia y la socialización«. Así que el mejunje serviría para cumplir con la dieta la mayoría de los días, pero en todo momento podríamos lanzarnos al filetón de turno o al bocata de lomo con queso. Tanto si socializamos con el tenedor en la mano como si no.

Yo lo veo como todo un invento, y por esa razón me ha sorprendido un poco la reacción de los lectores de Xataka cuando esta mañana he hablado de Ambronite, una especie de versión premium de Soylent que esta vez se han cocinado en los paises nórdicos, y no en yanquilandia. Muchos comentarios –que no todos– rechazaban de plano la idea, mientras que otros con algo más de visión valoraban la validez de Soylent frente a cosas como los congelados listos para la fritanga de turno (de los que tiro más de lo debido, porras).

No sé. A mi me da que esto podría ser un posible adiós al tupper.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Adiós al tupper

  1. Miguel dice:

    Yo creo que todo en su justa medida es útil. Siempre que ésto no se combierta en el pilar básico de la alimentación de una persona.
    A mí me viene a la mente Matriz, cuando le dan a Neo la primera papilla y le dicen que eso es todo lo que un hombre necesita, entonce Ratón les replica de forma pícara que eso no es todo lo que un hombre necesita.

  2. Pingback: Adios al Tupper o la bebida que puede sustituir la comida (receta Open Source)

  3. Yosi dice:

    Yo me quedo con el plato y la cuchara, acompañado de buen trozo de pan, aunque para un apuro no es mal invento la bebida esta.
    Por cierto, respecto al artículo de Xataka sobre la policía londinense, «police officer» se traduce como «agente de policía» y no como «oficial de policía».

    Un saludo y enhorabuena por el blog, sobre todo por el «incognitosis fin de semana».

  4. Appreciating the time and effort you put into your blog and detailed information you offer.
    It’s nice to come across a blog every once in a while that isn’t the same unwanted rehashed material.
    Excellent read! I’ve saved your site and I’m including your RSS feeds to
    my Google account.

Comentarios cerrados