Tecnología

Chrome OS y Android: juntos, pero no revueltos

·

Hoy leía con retraso una entrevista que CNN Money publicaba el viernes y en la que Sundar Pichai, mandamás de Chrome, Chrome OS y Android, hablaba del futuro de todas estas plataformas. Las preguntas iban muy al tema que a mi me interesaba. Qué pasa con Chrome OS, campeón, ¿le veis sentido? Ya sabes, Android lo está rompiendo, así que seguro que estáis de mosqueo y en realidad acabaréis fusionando uno y otro, eh, ¿a que sí? ¿a que sí?

Pues nones. Al menos no según las declaraciones de Pichai, que seguía en sus trece, como ya lo había estado en el pasado. Ambas tienen sentido, y de hecho al responder si una plataforma era más importante que la otra, Pichai volvía a desmontar la teoría de la conspiración. “Si acaso, con el tiempo necesitaremos más plataformas“. Ole. Ahora resulta que Chrome OS y Android no son suficientes. Supongo que quizás se refería a Android Wear para esos dispositivos “ponibles” que nos van inundando poco a poco, y quizás un hipotético Android Things, ya sabéis, para lo del Internet de las Cosas.

Hagan o no más plataformas –desde luego ese último anuncio en el terreno de los wearables confirma esa última declaración– lo que parece claro es que en Google no dan muestras de flojear con Chrome OS, un sistema operativo en el que no creía y que ahora, poco a poco, me hace dudar. Sobre todo cuando uno se va dando cuenta de que cuando se le va Internet, no sabe qué hacer con un ordenador. Y Chrome OS es básicamente un ordenador en ese escenario. Uhm.

Sea como fuere, sí que había un comentario algo más sabroso en la entrevista. El entrevistador le preguntaba por esa variación de Chrome en Chromecast, Chromebox for Meetings, y si había sentido en todas esas iteraciones. A lo cual Pichai decía lo siguiente:

Tendremos cada vez más y más cosas en nuestras vidas que tienen que ser conectadas. La web se construyó de cero para conectar cosas. Chrome y las tecnologías web desempeñarán un papel fundamental en ayudar a conectar esas cosas.

Más food for thought, que dirían los sajones. Tras todos los esfuerzos que están realizando en meternos Chrome en Windows y en lograr que algunas de Windows se puedan ejecutar en Chrome OS —vía virtualización— uno se pregunta si los tiros no van precisamente en convertir al navegador y las aplicaciones web como centro de todo nuestro futuro conectado. Muy rollo Firefox OS, diría yo, pero a mayor escala aún. Uhm. Y diré aún más. Reuhm.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

1 comentario en “Chrome OS y Android: juntos, pero no revueltos

  1. ¿Soy yo o hubiera sido más fácil (y probablemente más exitoso) sacar una distro de Linux de Google más convencional? Una en la que el usuario sea la cuenta de Google (como en Chrome OS), en la que el equivalente al Software Center de Ubuntu (por ejemplo) sea vía Google Play. Una que pueda ser para Android lo que OS X para iOS (una experiencia Google multiplataforma al estilo de Apple pero con el sello personal de Google y su querencia hacia la nube), en la que la App de música sea un cliente de Google Music con Music Manager integrado. Una que arrastre a los fabricantes de hardware a apostar por Linux como plataforma (y quizá comercializar PCs tipo Nexus). Y una vez tengas una base de usuarios fieles ir aumentando el protagonismo de Chrome en el SO, quizá al principio como un Dual Boot con un arranque convencional y un arranque minimalista Chrome OS. Una estrategia así facilitaría mucho la transición, además de generar sinergias con Android y hacer más atractiva la compra de almacenamiento en Google (sincronización de archivos, backups, almacenar datos sobre tu configuración y Apps instaladas que se carguen automáticamente cuando compres un nuevo ordenador…).

    Algo así, sería apetecible tanto para el tipo de usuarios que capta Apple como para el Windowsero típico (sobre todo cuando Autodesk, Adobe y similares apuesten por versiones Linux de AutoCAD, Photoshop y Lightroom). Irónicamente creo que el usuario típico de Linux sería el más hostil reacio a esta distro. De hecho, es fácil imaginarse a Richard Stallman echando espuma por la boca realizando críticas mesuradas.

    Además, hace unos años leí que Google usaba internamente una distro basada en Ubuntu llamada gooBuntu (no confundir con goBuntu) en la que parte del sistema estaba en un servidor central y el resto en las estaciones de trabajo (me quedé con ganas de leer más).

    En un escenario así podría llegar a creerme lo de “El año 20XX será el año de Linux en el escritorio”.

Comentarios cerrados