Tecnología

¿Fue 2013 tan malo en el plano tecnológico?

·

Ayer aparecía un artículo en Quartz en el que Christopher Mims realizaba un balance de lo acontecido en 2013 en materia de tecnología. El título lo dice todo: «2013 was a lost year for tech«, y en él el autor desarrolla algunas ideas en las que basa esa contundente –y errónea, a mi parecer, pero eso va después– afirmación:

  • Los smartphones ya no avanzan
  • Los dispositivos wearable (que alguien saque una traducción aceptable, por favor) fueron una decepción
  • Los gigantes de la tecnología están en declive
  • Las adquisiciones han sustituido a la innovación
  • La arrogancia de las grandes sigue creciendo
  • Los medios sociales tienen beneficios, pero no son irresistibles
  • Los medios de comunicación están ansiosos por el tecno-hype
  • El escándalo de la NSA ha sido escalofriante

Lo cierto es que a priori todos los argumentos son ciertamente válidos. Pero lo mejor de todo es que ninguno de ellos es especialmente novedoso. Muchas de esas realidades ya lo eran el año pasado, y el anterior, y algunos de los adjetivos son, a mi juicio, exagerados. Twitter ES irresistible. Instagram, Facebook –aunque ahora la quieran dar casi por muerta–, Pinterest y otras muchas siguen siéndolo para millones de usuarios. Y hablar de los avances de los smartphones afirmando que el mercado se ha estancado es ridículo. Y para el resto de afirmaciones –podría contestar a todas ellas, una por una–, lo mismo.

El problema con Mims es que nos encontramos una vez más con alguien que confunde la innovación con la innovación disruptiva. Puede que no haya habido avances rompedores en 2013 en materia de tecnología, pero sí han aparecido ideas brutales. Oculus Rift, el avance de la impresión 3D, Ubuntu Edge (como concepto), la activación de voz del Moto X, Firefox OS, Chromecast, o SteamOS son algunas de ellas, y (casi) sobre todas he hablado aquí o en los blogs xatakeros. Y lo he hecho teniendo un punto de vista algo más optimista. En muchos casos estas ideas no son más que el primer paso (necesario) de las revoluciones que están por llegar.

Porque puede que 2013 haya sido aburrido en telefonía (para mi no, desde luego), o que de momento no haya un reloj inteligente en condiciones. Y tanto en esos dos casos como en el resto, hemos visto progresos. Puede que no brutales, pero relevantes. Y serán esos progresos los que determinen la producción de esos productos revolucionarios y disruptivos a los que el autor del artículo original parece tenerles tanto cariño. Roma no se construyó en un día, campeón.

Actualización 1: Según terminaba este post he visto la respuesta de GigaOm, muy en la línea de la mía, y que añade alguna cosilla más. 

Actualización 2: La columna de Gruber, quizás demasiado centrada en Apple, también critica a Mims, y con razón.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “¿Fue 2013 tan malo en el plano tecnológico?

  1. hakenz dice:

    De forma subjetiva yo si concuerdo con Mins en lo de los smarthphones, perdieron el encanto, el iPhone ya no emociona, los galaxy y los nexus solo suman +1 al numeral… Llegaron al punto de que solo venden especificaciones….
    Pero por ejemplo todo lo que esta tratando de hacer Steam a mi si me parece innovador, el control lo encuentro muy original.
    Y las impresoras 3D también están abriendo un mundo de ideas.

  2. Pingback: ¿Fue 2013 tan malo en el plano tecnológico? | Buy Smartphone and Tablet Firefox OS

  3. Pingback: Predicciones tecnológicas para 2014 | Incognitosis

Comentarios cerrados