Tecnología

La consola que puede cambiarlo todo no es de Sony, Nintendo o Microsoft

·

Es fácil alabar esa solución a un problema al que pocos habían dado una respuesta válida. Uno la ve y piensa: «claro, joder, claro». Lo hemos hecho todos ante distintos problemas. Muchos de ellos, por supuesto, en el mundo de la tecnología. El iPod de Apple es uno de los mejores ejemplos de ello, y ahora podríamos estar ante otro caso ejemplar.

Se trata de esa conquista del salón que nadie ha logrado realizar en todos estos años. Como decía en Xataka no hace mucho, la caja tonta sigue siendo bastante tonta, y las actuales alternativas no acaban de cuajar. Pero donde ellas no llegan, hay una empresa que sí podría hacerlo. Se trata de Valve, una empresa que hace 10 años revolucionó el campo de la distribución de los videojuegos con Steam. Aquel desarrollo no lo tuvo fácil, pero logró triunfar y demostrar unas virtudes que Microsoft trató de aplicar a sus nuevas Xbox One. El problema fuimos los usuarios, que no estábamos dispuestos a sacrificar la reventa de juegos de segunda mano (que yo sepa, impensable en Steam) y el paso a un modelo de solo descarga digital que era demasiado radical. Probablemente lo lamentemos muy pronto.

Pero hoy el post no va de la Xbox One y ese fallido modelo, sino de Valve y de una plataforma de consolas –no es una consola en sí– que podría cambiar el mundo. Como lo fue el iPod para el mundo de la música, la idea de Valve parece sencillamente genial. No parecía gran cosa la semana pasada, cuando Valve fue desgranando poco a poco esos tres pilares. SteamOS, Steam Machines y los espectaculares Steam Controller casi parecían inconexos. No les di demasiada relevancia, lo reconozco. Pero pasaron los días, leí más y más, y comencé a entenderlo todo. A alabar esa solución.

Todos esos pilares casi son ridículos en su concepto y sencillez. No parecen aportar demasiado. SteamOS es una distribución Linux. Sin más. Con controladores binarios –AMD y NVIDIA ya han mencionado su colaboración al respecto– y con otros componentes software privativos, con el cliente Steam para Linux como el mejor exponente de ello. Las Steam Machines (nada de Steam Box, id olvidándoos de ese nombre) no tienen forma definida. Son, simplemente, un diseño de referencia. Una declaración de intenciones. Un compromiso de mínimos. Y luego está, eso sí, el Steam Controller. El caramelo. La carcasa dorada que triunfa iPhone 5S. El Wiimote que triunfó en la Nintendo Wii. La espectacular simplicidad de Google Search.

La analogía es sencilla. SteamOS equivaldría a Android. Steam Machines, a ese inmenso catálogo de smartphones basados en esa plataforma. Y los Steam Controllers son la puntilla. El elemento diferencial. Ese que decide la compra. Algo así como la resistencia al agua de los Xperia Z o el Touchless Control del Moto X. Tener una plataforma tan versátil y potente como Linux, disponible no para una máquina, sino para todo fabricante que quiera apuntarse (genial) y aderezada con un controlador que por lo que dicen se ajusta de forma más que decente a cualquier tipo de juego es, creo yo, alucinante. Si la ejecución es tan notable como el concepto, que tiemblen Microsoft, Sony y Nintendo. Y si además de eso en Valve logran que la distribución de contenidos audiovisuales –lo mencionan, aunque de momento con muchas más incógnitas– sea lo que muchos esperamos, que también vayan temblando Apple, Amazon, y las ya citadas.

Claro, joder, claro.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “La consola que puede cambiarlo todo no es de Sony, Nintendo o Microsoft

    • Pues sí que me estoy volviendo rarito 🙂 A ver, tal y como yo lo veo, SteamOS puede ser el SO de toda una nueva generación de consolas de distintos fabricantes hardware. Del mismo modo que Android conquistó los smartphones, SteamOS podría conquistar las consolas y, por extensión, el salón. Y si encima añaden la pata multimedia (contenidos locales y vía streaming) pues miel sobre hojuelas.

      Cuidado, porque todo esto es muy bonito a priori, pero es la ejecución la que cuenta. Veremos, pero la idea, como digo, es genial. Es básicamente aplicar lo que ha hecho Android para competir con iOS al mundo de las consolas.

      ¿Qué tal ahora? 🙂

  1. probertoj dice:

    Para mí, la verdadera revolución pcera no está aquí. Falta saber cómo van, Tito Gabe y los suyos, a conseguir convencer a los desarrolladores de que Linux está ok para jugar. Llevan más de un año enfocados en eso y el catálogo es corto y poco llamativo. Sí, claro, queda el streaming que las máquinas de vapor harán desde pcs con Windows a la tele, pero nos comemos SteamOS mientras tanto.

    Veremos si Mantle y la rapidísima, casi de urgencia, reacción de NVidia a ese meneo revolucionario de AMD puede conseguir que Direct3D no sea el obstáculo insalvable.

    • Roberto, lo decían por ahí: ninguna consola, jamás, ha salido con 200 títulos de inicio. Cierto que este es un caso especial, pero el catálogo no está nada mal. Tampoco han dicho nada de Wine. Sería otra opción para poder jugar a títulos Windows, veremos algo oficial o, como mínimo si sale un hack de algún iluminado.

      Con todo, tienes tu punto, como siempre 🙂 Gracias!

  2. Jaime dice:

    Estoy contigo Javi, esto es el futuro, nadie daba un duro por Android al principio, los móviles que lo llevaban salían por una pasta al mercado (1000 euros por este cacharro me parece una burrada, pero obviamente, es la primera generación de este tipo. Mirad el precio de PS3 cuando salió, y eso es porque fue un salto generacional brutal), pero han ido bajando como la espuma.

    Con steam OS y las steam Machines pasará lo mismo. Ya iba siendo hora de que hubiera un mercado de consolas actualizables y estándar.

    Esto es el futuro, y tenia que serlo desde hacia tiempo, pero las empresas siguen en sus trece de yo me lo guiso yo me lo como, que hasta ahora funcionan bien, pero eso se acabará de aquí a unos años.

    Sony, Microsoft y Nintendo tienen una sola opción: Adaptarse. Si no lo hacen, les pasará como a Nokia, que se pegaran un golpe del que les costará recuperarse a duras penas.

    Y ahora me guardo la bola de cristal que pocas veces me falla jeje

    Ya veréis como esta plataforma termina imponiéndose, y sino tiempo al tiempo.

    • Sí, el tema de poder actualizarla es un valor importante, sin duda, otro de los puntos a favor de las Steam Machines (aka PCs de salón). Veremos si nuestra bolita de cristal funciona 😉

  3. Chinesse dice:

    Nuestro amigo Gabe, ya hizo esto una vez, fue el que porto las librerías de DOS a Windows, para que se viera a este SO como una alternativa posible para jugar. ¿Un linux nativo para jugar? A poco que se lo curren AMD y Nvidia estamos a las puertas de un nuevo mundo.

  4. Pingback: Yo juego en Linux y opino ésto del SteamOS de Valve - derrotero · net

  5. Pingback: Más sobre SteamOS | Incognitosis

  6. Pingback: El viernes llega SteamOS | Incognitosis

Comentarios cerrados