Tecnología

El hombre que siempre llegaba tarde

·

Era la noticia del día, del mes, puede que del año. “Microsoft CEO Steve Ballmer to retire within 12 months“. Así anunciaban ayer en la empresa de Redmond la futura salida de Ballmer de la empresa de la que era CEO desde enero de 2000. Me temo que nunca sabremos si ha sido una decisión unilateral o bilateral. En estos casos el discurso siempre suele ser el mismo, “now is the right time“, pero eso importa poco ahora. Importa sólo quién le sucederá, y si esa persona afrontará ese cargo con otro talante.

Por supuesto, la noticia ha sido protagonista en todos los medios generalistas y tecnológicos. No leo generalistas normalmente –este escueto y tacaño análisis de El País es una de las razones–, así que lo que sí he hecho es empaparme de Techmeme, una apuesta segura para conocer las reflexiones de los principales medios tecnológicos y que únicamente tiene el defecto de que las pequeñas voces no tienen cabida. Pero eso suele garantizar que lo que vas a leer tiene cierto interés. En ese repaso a los titulares en Techmeme había de todo: impacto económico (AllThingsD, Fortune), análisis específico de algunas divisiones (móviles en NYT, Xbox en el Washington Post), apuestas sobre los sucesores en el cargo y, por supuesto, balances de lo logrado durante todos estos años por parte de Ballmer. Ahí va mi pequeño análisis de esos titulares.

Esas quinielas sobre el posible sucesor de Ballmer son, claro está, prematuras, pero por apuntar nombres que no quede. En The Verge señalan nombres como Tony Bates, Satya Nadella (ambos altos directivos en MS), Reed Hastings (ex-Microsoft, CEO de Netflix) o Stephen Elop (Dios nos libre). Infoworld efectúa una selección parecida, aunque también destaca a otros como Bill Vehgte (HP), Paul Maritz (VMWare, Pivotal). Más simpático es un artículo de The Wall Street Journal en el que hacen esa selección basándose en los tuits de algunos usuarios. Hay apuestas serias, como las de Sheryl Sandberg (COO Facebook), Andy Rubin (interesante, interesante), el fichaje de Marissa Mayer (intrigante, Microsoft intentó comprar Yahoo!, ahora liderada por Mayer) o una absolutamente imposible vuelta de Bill Gates. Y luego están algunas apuestas graciosas, de las cuales yo me quedaría sin duda con la de Ben Affleck. Alguien que ha podido encarnar a Daredevil, ganar un Oscar con Argo y ser el hipotético Batman en una futura entrega de la saga debería poder dirigir Microsoft con la gorra. O con la máscara, ya que nos ponemos.

En mi caso, las opciones serían dos que ya se barajaron en el pasado y que ahora parecen también altamente improbables no por la capacidad de estos protagonistas, sino por su pasado en Microsoft. Sinofsky y Ozzie conocen Microsoft de pe a pa y tienen ese perfil visionario que encaja mucho más con la personalidad de Gates que la de un vendedor como Ballmer. Pero sus salidas de la empresa de Redmond no parecen haberse llevado a cabo en buenos términos, y ambos parecen embarcados en sus respectivos proyectos sin demasiadas ganas de afrontar esa responsabilidad.

En ese análisis de los sucesores hay un post especialmente revelador de Kickingbear con el que coincido plenamente. Microsoft no necesita al perfecto sucesor de Ballmer ni a alguien especialmente conservador. Necesita a alguien con ganas de darle vueltas a la tortilla.

Microsoft is currently searching for a new CEO who’ll fit the straight jacket Steve Ballmer has left behind.

If you’re going to change leadership I suggest it’s a good idea to let the new leader figure out how to best run things. You don’t see outgoing national leaders being able to appoint the incoming cabinet. That looks like what Ballmer has just done.

En cuanto a los balances, yo mismo habría hecho probablemente uno de nuevo, pero no era plan de repetirme. Lo hice hace año y medio en mi extenso post –me dio por darle al teclado en serio–  “Ballmer y Microsoft: un estudio sobre las luces y las sombras del gigante“, y mantengo muchas de las ideas (no todas) de aquel artículo. En esos balances de otros medios, no obstante, me gustaría destacar a algunos que creo que han apuntado cosas especialmente interesantes. Empezaré sugiriendo la lectura del artículo de GigaOm, en el que analizan la trayectoria de este CEO y publican una especie de notas del cole de Ballmer en estos 13 años. Un enfoque simpático que permite llegar a la conclusión de que su rendimiento fue más bien mediocre según este medio. Y seguimos con otros medios de los que extraigo algún que otro párrafo:

TechCrunch

If Ballmer had exited, say, during the Windows 7 period, I think that his time at Microsoft would have deserved a different badge. However, missteps included, the recent few years have been a fundamental shift for Microsoft, leading it to functional preparation for the future, which is to his credit. If the company had failed, we would have blamed the leader. So as the company finds new success, we should laud the boss. Let’s be consistent, at least.

 

Ars Technica (un poco hagiografía)

Anyone who describes outgoing Microsoft CEO Steve Ballmer’s tenure as a “failure” is wrong. An annualized growth rate of 16 percent in a large, established company, selling into mature markets, is nothing to scoff at. Revenue tripled under his leadership; profits doubled. That’s some failure.

El mejor de todos ellos en mi opinión, y que inspira el  título a este artículo, es de The New Yorker:

What has gone wrong? For starters, Ballmer proved to be the anti-Steve Jobs. He missed every major trend in technology. His innovations alienated people. When he tried something new, like Windows Vista, the public lined up around the block to trade it in. Microsoft missed social networking. It completely misjudged the iPhone and the iPad. It embraced complexity in product design just as everyone was turning toward simplicity. It entered growing markets too late. When was the last time you used Bing? In 2000, Microsoft made most of its money selling Microsoft Office and Microsoft Windows. Today, it still makes its money that way. Ballmer’s reign has done more to defang Microsoft than the Justice Department could ever have hoped to do.

Así es. Ballmer ha llegado tarde en casi todos los terrenos. En su favor hay que señalar que al menos ha tratado de recuperar el terreno perdido, y las últimas decisiones parecen haber corregido su trayectoria inicial como CEO. La cita anterior de TechCrunch (me gusta lo de “al menos, seamos consistentes“)  lo refleja bien: no empezó nada bien, pero sus últimos años han sido destacables. Desde luego, no es un CEO que haya ofrecido una imagen favorable de la empresa: su relación con los medios ha sido más bien incómoda –se ganó a pulso una reputación que luego le ha sido imposible quitarse de encima–, y eso no ha beneficiado a Microsoft. Parte de eso se comenta en el párrafo siguiente de ese artículo de The New Yorker, en el que se menciona otro reportaje muy conocido: el que Vanity Fair hizo del líder de Microsoft, poniéndole a caer de un burro.

Ballmer, manic and sweat-stained once too often, failed to be a great manager, or even a tolerable one. As Kurt Eichenwald wrote, devastatingly, in Vanity Fair, the company long utilized a system called “stack rating,” whereby every member of the company was judged relative to his peers. If you worked on a team of ten, you knew that two of your colleagues would get great ratings, seven would pass, and one would fail. “Every current and former Microsoft employee I interviewed—every one—cited stack ranking as the most destructive process inside of Microsoft,” Eichenwald wrote.

Pero los que le conocen ofrecen otra imagen de Ballmer, como indica un singular artículo en Slashdot que curiosamente parecía adelantarse al futuro, y que fue publicado hace un mes y medio. Su título lo dice todo: “Why All the Hate for Steve Ballmer?

He barely sleeps, works through the night and is a constant presence within Microsoft, always paying attention to every aspect of the business

Y sin embargo, sigue quedándome ese regusto sobre Ballmer. El del hombre que siempre llegaba tarde.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “El hombre que siempre llegaba tarde

  1. Pingback: Aplicaciones para ligar, la retirada de Ballmer y más. Internet is a Series of Blogs (CCXVIII) | New code Blog

  2. Pingback: Aplicaciones para ligar, la retirada de Ballmer y más. Internet is a Series of Blogs (CCXVIII) | Metronius

  3. Pingback: Comienzan las apuestas. ¿Quién será el próximo CEO de Microsoft? | esPCializados

  4. Pingback: Comienzan las apuestas. ¿Quién será el próximo CEO de Microsoft? : TecnologicaDirect.com | Blog

  5. Y por fin conocemos el legado de Ballmer. Hacerse oficialmente con Nokia.

    Desde mi punto de vista una jugada genial si ahora se ponen a trabajar y pulen windows phone, del que ya tienen una base muy solida,
    Unos dispositivos asombrosos en todas las gamas, no como Android, Apple empieza a caerse del burro de la exclusividad (5C). Una gama alta muy a tener en cuenta con los últimos Lumia, y no solo por sus cámaras.
    Blackberry esta totalmente fuera de mercado y si yo fuera microsoft iria a comprarla también.

    Ahora solo queda esperar que la plataforma se haga atractiva para los desarrolladores, cuestión de crecimiento en cuota de mercado. El marketing lo pone la pasta de Microsoft y de eso tienen suficiente.
    Y encima cuentan con el apoyo de las operadoras.
    Yo vengo de Android y ahora soy un feliz usuario de WP8 porque puedes tener un teléfono de altísima calidad sin tener que robar un banco. Y he usado android desde mi HTC Desire (que recuerdos), pero no estoy dispuesto a pasar por el arito Samsumg/Apple nunca mas.
    Te sigo desde hace tiempo pero nunca habia comentado antes.
    Un saludo.

Comentarios cerrados