Tecnología

¿Tenéis tiempo para ver todas las fotos que sacáis?

·

Hoy hemos estado de reunión en casa de mi madre, y durante la sobremesa ha habido un momento en el que me ha dado por darle una oportunidad a la nostalgia. He cogido dos o tres ábumes familiares y hemos acabado comentando los viejos (¿y buenos?) tiempos y nos hemos reído de las pinturris que llevábamos hace 20 años. Eso ha dado pie a la otra conversación, la que ha inspirado este post. Los álbumes familiares de las casas de nuestros padres son un pequeño tesoro para todos los que hemos dejado bastante atrás la década de los 20, porque hasta mediados de los 90 (yo diría que finales) las cámaras digitales no llegaron a irrumpir realmente en nuestras vidas.

Aquella revolución trajo muchas ventajas: adiós a los costes del revelado, adiós al economizar al tirar las fotos, y hola a una capacidad de post-procesado y compartición de fotos que era impensable hasta entonces. El problema es que esas ventajas han hecho que se pierda buena parte del valor de aquellos álbumes impresos. Da igual que actualmente haya un montón de servicios que nos permiten elaborar nuestros álbumes de una forma personalizada a partir de fotos digitales: si os pasa como a mi, puede que hayáis creado dos o tres de esos álbumes, para luego autoconvenceros de que son algo un poco inútil teniendo en cuenta que tenemos las fotos más disponibles que nunca a través de la magia de Internet.

Y luego está el otro problema: que antes sacábamos 30, 40, quizás 100 fotos en un viaje. Ahora sacamos 2.000. El gatillo fácil y la obsesión por tener un recuerdo de todo, hasta de lo más nimio, hacen que ese fotógrafo amateur que vive en todos nosotros (al menos, en todos los que sacamos 2.000 fotos por viaje) pierda un poco la perspectiva. No se trata tanto de capturarlo todo como de capturar lo realmente importante. Y claro, cuando uno saca 2.000 fotos en un viaje o 100 en un simple paseo por Madrid acaba acumulando miles de fotos en su disco duro. Miles de fotos que conviene filtrar, clasificar y, en algunos casos -si hay tiempo y ganas- editar y retocar para sacar más partido.

Eso acaba convirtiendo la fotografía en algo que no debería ser. Y de una afición, de un arte que está más accesible que nunca para todo el mundo, se convierte casi en un trabajo, en una obligación, en una tarea más que nos acaba robando más tiempo. Tanto que al final ni siquiera disfrutamos de esas fotos. A mi me pasa: saco esas 2.000 fotos por viaje, elimino las que me sobran, las clasifico, retoco algunas -las que creo mejores-, las dejo preparaditas para disfrutarlas cuando me apetezca… pero al final rara vez acabo disfrutándolas. Cuando llega ese momento en el que me digo “vamos a ver aquellas fotos de aquel viaje” acabo un poco asustado al comprobar que llevaba tanto tiempo sin ver esas fotos -y las demás- que incluso verlas se ha convertido casi en una tarea más. Perecita. ¿Os pasa algo similar?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “¿Tenéis tiempo para ver todas las fotos que sacáis?

  1. aRCaNGeL dice:

    Me pasa, me pasa…. aunque a mucha menor escala ya que mi biblioteca digital es de “sólo” 6100 fotos. Actualmente estoy migrando mi biblioteca desde mi Macbook a mi servidor Synology y te puedo decir que me da un perezón del copón ponerme a clasificar las fotos por eventos y luego añadirle el reconocimiento facial… lo terminaré haciendo, pero a saber cuándo ^_^

  2. batlander dice:

    Yo si pero porque no soy de gatillo tan facil, por asi decirlo. Saco unas 500 por viaje y bueno, me da tiempo. Obviamente, no se ven con la misma cadencia que cuando sacabas fotos con carrete pero la suficiente.

  3. Furious dice:

    Fotos, música y cine… y la lista podría ser larguísima. Hace aproximadamente un año me paré a pensar que más que tener “cosas” que me hiciesen ilusión o que usase, lo que hacía en realidad era acumular, acumular y acumular. Estoy convencido que todo aquel que tiene una impresionante videoteca, jugoteca, musicoteca… y lo que sea en abundancia lo que hace es mirar y pasar página. Ahora tengo 100 pelis en formato digital, ahora tengo 20gb de música de los 50 que tenía, ahora los libros de mi estantería los leo y releo…

    El tema de fotos es otro hueso duro de roer. Pues también tengo un trillón que hasta me parecen absurdas. Por ejemplo irme de viaje y fotografiar una soberana tontería. Como por ejemplo un helado recién sacado de su funda que a alguien se fue derechito al suelo, o una foto de un coche sucio donde alguien escribió “guarro”. Así que estoy eliminando la paja y quedándome sólo con aquellas fotos que no serán un microvisionado de milésimas de segundo para ir a la siguiente. Tampoco digo que haya que hacer lienzos. Pero el mundo digital ha creado una Diógenes de la que ni somos conscientes. Incluso me hace pensar en si durante todos mis viajes y excursiones estaba más pendiente de pasarlo bien que de hacer fotos. Ahora intento hacer las menos posibles. Al fin y al cabo si durante años y años subsistimos con carretes de 12-20-30 fotos… con 100 o 200 (que parecen mucho pero no lo son) deberíamos subsistir sin problema.

    No diré que es un consejo pero si una propuesta: intentar valorar si realmente hace falta tanto, y si realmente se disfruta lo que se tiene (me refiero a la cantidad y calidad versus consumismo e inconsciencia). Quizás alguno se lleve una sorpresa. En mi caso mi “basura” ha servido para amortizar mi móvil actual gracias a vender “la paja” en una tienda de segunda mano.

    Saludos,

  4. Zehio dice:

    Buffff… Diógenes al poder. El echo de que no ocupen un espacio físico hace que disparemos indiscriminadamente.
    El colmo es que ( al menos en mi caso ), cuando aprendes un poco ya no disparas en jpg casi nunca ” para tener un buen control del postprocesado después “, y claro, editar 50, 100, o más fotos desde prácticamente cero…. pereza

    Así que si, también he pasa 😀

    Saludos

  5. Mesosoma dice:

    Ahora resulta que con la fotografía digital tenemos de sobra fotografías

    Pero si recuerdo que con los rollos la gente olvidaba revelarlos, de hecho en la casa de los abuelos en cada cajón hay docenas de rollos sin revelar; además en cualquier establecimiento de la esquina hay máquinas que con suma facilidad imprimen a papel tus fotos digitales.

    Pero no llegan a los extremos de Garry Winogrand que tenía 400 000 fotografías sin revelar al morir en 1984, mucho antes que se inventara fotos digitales

Comentarios cerrados