Tecnología

¿Qué ha pasado con mi afición a la fotografía?

·

Hace algo menos de 3 años me compré una Canon EOS 500D que me permitió satisfacer ese materialismo en el que me refugio de cuando en cuando y que teóricamente estaba destinada a mejorar mi ya de por sí elevada capacidad fotográfica (¡ja!). No mucho después acabé comprando un objetivo Canon de 50 mm F1.8 con el que quería poder sacar fotos -sobre todo retratos- incluso en condiciones algo más pobres de luz. Ambos aparatitos me han dado bastantes alegrías, pero de un tiempo a esta parte los uso cada vez menos. ¿Por qué?

Pues como casi siempre, no tengo tiempo. O más bien: tengo algo de tiempo, pero lo intento dedicar a otras cosas, así que aunque la fotografía me encanta -me planteé hace unos meses hacer algún cursito de los de Canonistas, sobre todo en temas de revelado digital con Aperture o Lightroom- me temo que tuve que elegir, y acabé tirando de la solución fácil, pero por ahora lamentable (recordad que tengo un HTC Desire): sacar fotos con el móvil.

El problema es que hoy por hoy la calidad fotográfica que ofrecen los smartphones es, como mucho, aceptable. Cierto que los sensores de los nuevos iPhone 4S están bastante logrados -confirmad si sois usuarios, plis- pero aunque obviamente las fotos en esa minipantalla parecen estar genial, la realidad es otra cuando las vemos en la tele, el monitor del ordenador o un portátil con una buena resolución.

Es precisamente lo que nos cuenta Marco Arment -uno de mis imprescindibles- en su blog, en el que explica cómo su evolución fue similar: pasó de una EOS 400D a una 5D Mark II (no se anduvo con chiquitas), pero en los dos últimos años básicamente se ha limitado a sacar fotos con su iPhone 4 primero, y con su iPhone 4S al final. El problema le surgió al querer ver esas fotos en su nuevo MacBook Pro con pantalla Retina: las fotos eran bastante lamentables, así que se ha tenido que replantear su afición, porque se ha dado cuenta de que las fotos desde el móvil son, como han sido siempre, para sacarnos de un apuro. Si uno quiere calidad, tendrá que tirar de una DSLR o una compacta más que decente.

Así pues, me encuentro con la misma duda que él: cada vez me da más pereza llevarme la cámara y los objetivos por ahí, así que la solución sería, claro, contar con un móvil con un sensor decente. La realidad es que a pesar de los avances en este campo no se le pueden pedir peras al olmo, pero estoy casi seguro de que este será uno de esos temas en los que hay aún mucho trecho por delante. De hecho, no me extrañaría nada que los nuevos -e hipotéticos- iPhone 5 lleven un sensor mucho más potente que potencie esta función, cada vez más demandada entre los usuarios. Como dije en su día, no le encuentro demasiado sentido a los smartphones con procesadores quad-core y GPUs integradas del copón, pero dadme un smartphone basado en Android con buen rendimiento, pantalla de 4 pulgadas  y una cámara más que aceptable (como mínimo, la del iPhone 4S) y tendréis a un potencial comprador por estos lares. ¿Os ha pasado lo mismo con vuestra afición a la fotografía?

Por cierto, el nuevo diseño de Incognitosis -acabo de incluir al fin una página de búsquedas con enlace debajo de la cabecera y una nueva página de suscripción por e-mail– se presta a ir clavando alguna foto simpática que he hecho en los últimos años. Id preparándoos, por si acaso 😉

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “¿Qué ha pasado con mi afición a la fotografía?

  1. Rafa dice:

    ¿Has probado o visto fotos y vídeos de un Samsumg Galaxy 2?

    Los vídeos en la tele se ven que dan miedo de lo buenos que son. Y yo tengo fotos revelados que no veo mucha diferencia con una buena cámara

    Con todos los matices de que las condiciones de luz para el móvil tienen que ser óptimas… pero en entornos buenos la cámara es flipante.

  2. Sebastián dice:

    Si bien es cierto que la camara de mi 4S no es ni muchisimo menos perfecta, tampoco es menos cierto que las fotos que consigo son muchisimo mejores que las sacadas con otras muchas compactas del mercado.

    Las compactas tienen cada vez menos sentido en un mercado que se mueve en torno a fotos tamaño facebook.

    Si quieres tener fotos de un profesional o aprender fotografia como un profesional, por supuesto comprate una DSLR; pero para el resto (y gran mayoría) de los mortales (entre los que me incluyo), la cámara de un smartphone actual va más que sobrada.

  3. alejandro dice:

    Tonterias… donde se ponga la reflex…. yo estoy igual que tu, una 450d y un desirehd’
    ‘ el movil para un aprieto, pero las buenas fotos ya sabes con que se sacan…

  4. nahiko dice:

    Yo creo que va a ser muy, pero que muy complicado conseguir que un teléfono móvil, tal y como los conocemos hoy en día sea capaz de sacar unas fotos decentes, o buenas.

    El problema es que los sensores pequeños, son malos, y el «intentar» meterles megapíxeles y megapíxeles, hace que la calidad final de las fotos se resienta.
    A mayor número de píxeles de un sensor, hará que este se resienta en condiciones de mala iluminación.
    Cuantos más megapíxeles, más ruido y peor calidad en la foto en condiciones de mala iluminación.
    Esto es muy fácil de solventar, simplemente aumentando el tamaño del sensor.
    PERO, esta solución no es viable en una cámara de móvil, ya que el aumento del tamaño de sensor sin añadir un objetivo más largo, hace que la distancia focal disminuya, por lo tanto, para tener un móvil de 10 mm de grosor con una cámara que no haga aberraciones de tonel, y tengo un ángulo decente, necesitamos un sensor pequeñísimo.

    Las cámaras digitales llevan en el mercado ya mucho tiempo, y no se ha conseguido inventar un sensor pequeño con buena calidad de imagen final… debe ser muy complicado.
    Lo conseguirán para un móvil? Ójala, pero mi predicción es que no.

    Hace cosa de año y medio o dos años, sony anunció un nuevo sensor, el sensor retroiluminado, que daba la vuelta al sensor, y dejaba la parte fotosensible como la primera capa del sensor, haciendo así que captase mucha más luz que los sensores no retroiluminados, todos estuvimos a la espera del lanzamiento del sensor, la nikon p100 creo que fue la primera bridge en montar un sensor, pequeñito, de esas características. El resultado de las reviews fue una cámara peor que las de la competencia con sensores no retroiluminados.

    No todas las cámaras compactas son malas y de calidad similar a las de los teléfonos móviles, casi siempre depende del tamaño del sensor que monten estas, generalmente una cámara del montón monta un sensor de 1/2.3″ de tamaño (una castaña), pero por ejemplo, una canon G11 o una S95, montan uno de 1/1.7″, no llega al doble pero se acerca (más o menos decentillo), y ya si nos vamos por ejemplo a una sony NEx3, 5 o 7, ya tienen un sensor como el de tu 500D, APS-C, que es bastante más de 10 veces más grande que el una compacta normal, y con un objetivo decente puede hacer fotos mejores que las de la 500D

    S2!!

  5. Confirmando dice:

    Yo te lo confirmo, el iphone 4s saca unas fotos de muerte, los vídeos también son buenos pero hay si que se nota que no es una cámara, «los colores hacen cosas», tengo algún vídeo en el que el móvil esta fijo con un trípode, y si varia la luz a veces al verlo decimos «mira, el prado parece casi azul».
    Eso si, el flash sigue sin convencerme, funciona, pero para que sirva de algo tiene que ser a menos de dos metros, y aun así, no es un flash de verdad

  6. Fast Furious dice:

    Hay Smartphones que podríamos decir que tienen un resultado muy bueno. Los citados Samsuns Galaxy S2, o iPhones 4 y 4s junto con otros de gama alta o incluso media están tremendamente bien.

    Para mi partiendo de que el objetivo está expuesto nunca harán que sean igual que una cámara «dedicada» (esos dedos grasientos o ese polvo que aparece de cualquier lugar). O la ausencia de zoom óptico. Pero aún así para la inmensa mayoría que pretende captar el momento, la familia y que no es para hacer una exposición en una galería o publicación profesional… ¿realmente se necesita más?

    Mi bolsillo no me permite una réflex… y aún así dudo si realmente sería lo que quiero de verdad. Porque para hacer 4 fotos si que aplicaría lo de «para una vuelta cualquier bici es buena». Pero si mi máxima afición fuese la imagen no me cabe duda que la reflex tiene su lugar en la cima de la montaña y que mira hacia abajo a las compactas y los móviles. Al menos a fecha de hoy.

    Por cierto: Offtopic
    Me compré hace poco un iPad y se me cae la baba cuando miro el blog. De hecho el formato se adapta a cualquier medio. En mi móvil (un Samsung Galaxy Ace) es bastante «digno» el resultado. Y en cualquier pc (en el trabajo con una pantalla de 19 con Windows, o en casa con una de 23 con mac os) se visualiza muy bien. El estilo tan pulcro, elegante y minimalista me ha gustado desde la primera visita.

    • JaviPas dice:

      Me alegro de que lo del Responsive Design se note en el iPad y en tu móvil, de eso se trataba 😉 Gracias por las felicitaciones y el feedback sobre cómo se ve!

      Y aunque sé que a algunos no les va lo de las dos columnas, ya veréis, ya: al final os acostumbraréis y no podréis vivir sin columnitas!

  7. Pingback: ¿Son las cámaras compactas la nueva frontera de Android? | Incognitosis

Comentarios cerrados