Tecnología

¿Qué le pasa al escritorio Linux?

·

Soy un linuxero atípico, supongo. Escribo esto desde Arch Linux (con GNOME Shell) mientras rula un sudo pacman -Syu, y en otra partición tengo instalada Precise Pangolin para ir probando las novedades de Unity -con un HUD que realmente está curioso- y tratar de acostumbrarme a un shell que nunca me acaba de atrapar. Pero estas dos distribuciones están desde hace tiempo en segundo plano: trabajo en Windows 7 por costumbre y comodidad, y además también trabajo con Mac OS X cuando uso el MacBook Air, algo que hago sí o sí todos los días. Así pues, no me restrinjo a una sola plataforma, y de hecho me siento cómodo básicamente con cualquiera de ellas, pero desde luego tanto Windows 7 como Mac OS X tienen (al menos) una clara ventaja sobre Linux: la ausencia de distintas versiones en las que cada cosa se hace de forma distinta.

La reflexión no es nueva, y ya lo comentaba hace meses con aquello de “La paradoja de la elección: más es menos“, pero un post de Ingo Molnár -una de las personalidades del mundillo Linux- en Google+ me ha vuelto a refrescar el tema. Molnár (o Molnar) llega a una conclusión irónica en su post: Linux no es lo suficientemente libre, y la frase clave -en mi opinión- de toda su diatriba es esta:

Desktop Linux distributions are trying to “own” 20 thousand application packages consisting of over a billion lines of code and have created parallel, mostly closed ecosystems around them.

Las distribuciones Linux están tratando de “apropiarse” de 20.000 paquetes de aplicaciones constituidas por más de 1.000 millones de líneas de código y han creado ecosistemas paralelos y prácticamente cerrados alrededor de ellas. 

Así es: es patético, pero hay una curiosa enemistad entre usuarios de Ubuntu, openSUSE, Arch Linux, Debian, Linux Mint, Fedora, Mandriva y ese largo etcétera de distribuciones disponibles en este segmento. Se han creado facciones, grupos de usuarios que defienden que la única verdad verdadera es la de Yoigo su distribución, y se enfrentan a cualquier otra opinión de forma frontal.

Lo más patético no es eso: lo más patético es que incluso para usuarios de una misma distribución se repite la misma historia cuando hablamos de entornos de escritorio (Flame wars: KDE vs GNOME) o, más recientemente, shells (GNOME Shell vs Unity vs Cinnamon). En realidad esas absurdas batallas sobre quién la tiene más grande se extienden a todo lo que tocan Linux y el Open Source. Distros, entornos de escritorio, shells, aplicaciones, configuraciones, personalizaciones, etc. La libertad y diversidad que ofrecen Linux y el Open Source han sido el principal motivo de que aparezcan esas rivalidades absurdas. No entre todos los usuarios, desde luego, pero sí entre muchos.

Personalmente creo que la situación no tiene solución. La condición humana es así, nos gusta creer llevar la razón absoluta y pegarnos con el de al lado si nos cuestiona, y aunque Molnar propone algunas opciones en la segunda parte de su post, esa gran unificación de distribuciones es, yo diría, imposible.

Así que, amigos (y enemigos) linuxeros, estamos apañaos.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “¿Qué le pasa al escritorio Linux?

  1. Alex dice:

    Fragmentación. Heterogeneidad. Y mucho talibán. Es una pena que un gran producto no termine de cuajar por culpa de las vanidades de unas cuantas pandas de frikis que no se ponen de acuerdo en como hacer las cosas.

  2. Carlos dice:

    Lo que le pasa a Linux es que no tiene detrás a una gran compañía con un departamento de marketing fuerte que diga que hay que vender y como hacerlo. Esto no es bueno ni malo, solo diferente.

    RedHat vende soporte y bien que le va, lo mismo que Novel con su SuSE Enterprise Server; a Canonical no le va mal con su Ubuntu, muchichisima gente cree que Ubuntu y Linux son la misma cosa…

    Vamos que Linux es como es y hay que quererlo así (como a los comerciales). Que más dará que el botón de minimizar esté arriba a la izquierda, a la derecha o que no esté… Son ganas de buscar bronca por afición.

    En cualquier caso, esto es solo una opinión, y ya se sabe lo que pasa con las opiniones. 😉

  3. nadie dice:

    No sé qué empeño tiene la gente en que todo el mundo sea feliz usuario de GNU/Linux.

    Para mí el escritorio de linux no tiene que triunfar. Tiene que funcionar lo suficientemente bien como para que yo esté contento. Y eso, amigos, se consiguió hace ya mucho tiempo.

    ¿Acaso alguien se pregunta qué le pasa a Mac OSX? Porque no tiene un uso precisamente masivo.

  4. Sargate dice:

    Más que nada considero que linux trata de opciones, escoge la que mejor te calce, si hay fragmentación, pero ¿que programa solo sirve para una distribución? a lo mucho necesitas librerias de kde o gtk.
    Lo que estan haciendo con packagekit es muy bueno, asi cualquier paquete de cualquier distro se pueda instalar en otra distro.
    Ya tenemos el FHS solo apegense a ello.
    Yo por mi parte tengo arch en casa y ubuntu en el trabajo, en ambos gnome-shell (pero cada vez le doy menos importancia al gestor de ventanas)

  5. Bueno si no existiera esa rivalidad, seguramente linux no sería hoy lo que es, no habría tantas ganas de evolucionar para superar al contrario. Supongo que esta es una consecuencia de ser libre.
    Por otro lado también hay gente que se lía con el windows home, home premium, profesional, etc… e incluso los timan, no es el primer caso del típico directivo que compra un pc con windows home y luego lo lleva a la empresa para que lo introduzcan en el dominio. Entonces toca explicarle que no todos los windows son iguales je je je.

  6. desdelsur dice:

    A mi me gusta que exista mucha diversidad, lineas evolutivas que se distancian y ramifican, y que poseen una alta capacidad de adaptación a los cambios del entorno. Es bajo este panorama cuando cae el meteorito que ha puesto Javi en la foto (bien podríamos llamarlo €œtablet€ o €œARM€) y claro, ya sabemos lo que le pasó a los dinosaurios, la mayoría desapareció, y los que no, se convirtieron en gorriones.

  7. Pingback: Linux y la comodidad: nos hacemos mayores | Incognitosis

Comentarios cerrados