Tecnología

La App Store y el fin del ordenador personal

·

Slashdot sigue siendo un fantástico recurso a la hora de encontrar joyitas de la literatura tecnológica. Hace unos días apareció esta reseña en la que se enlazaba a la joya de la que estoy hablando: una reflexión de un profesor de la Universidad de Derecho de Harvard en la que se valoraba el papel de las nuevas tiendas de aplicaciones que parecen querer aflorar por doquier.

El artículo, titulado “The Personal Computer is Dead” nos pone en situación: hasta no hace mucho, los usuarios teníamos varias alternativas a la hora de elegir un sistema operativo, pero a partir de ahí el control que ejercía el desarrollador del sistema operativo era bastante limitado.

Todo cambió con el iPhone, un dispositivo que en su primera iteración no parecía amenazador. La cosa cambió con el iPhone 3G, con el que llegó el SDK que, como adelanté aquel junio de 2008, revolucionaría el mercado. El SDK dio pie para el éxito de una App Store que se ha convertido en la joya de la corona software de Apple, pero esa joya, como casi todo en Apple, tenía un lado oscuro.

Oscurísimo.

Y cito:

Third-party developers would be welcome to write software for the phone, in just the way they’d done for years with Windows and Mac OS. With one epic exception: users could install software on a phone only if it was offered through Apple’s iPhone App Store

Así es: la gente podía comenzar a desarrollar para la Apple Store, pero siempre siguiendo las estrictas normas de la empresa de Cupertino -que a unos les parecerán bien, y a otros no tanto- y con ese otro aspecto fundamental que comentaba el autor en esa cita: los usuarios sólo podían instalar software a través de la App Store. Y recalco el “sólo”, al que le meto la tilde que ya no es necesaria según el Diccionario de Dudas de la RAE para darle un poco más de énfasis.

Luego está, por supuesto, el tema de que Apple se lleve un buen pellizco del esfuerzo de los programadores:

Every app sold for the iPhone would have 30 percent of its price (and later, that of its “in-app purchases”) go to Apple. Famously proprietary Microsoft never dared to extract a tax on every piece of software written by others for Windows€”perhaps because, in the absence of consistent Internet access in the 1990s through which to manage purchases and licenses, there’d be no realistic way to make it happen.

Para cualquiera que use el iPhone, lo de que Apple se lleve el 30% no parece demasiado grave. Ellos ponen la plataforma de distribución y le ofrecen al desarrollador un canal de venta indiscutiblemente atractivo. De hecho, el modelo ha sido copiado con éxito en otras tiendas software como la de Android -algo menos restrictiva, pero con sus sombras-, así que ya lo vemos como algo totalmente normal. Y sin embargo, no se nos ocurre pensar que antes de esto Microsoft (el demonio de los demonios) jamás cobró un 30% a todos los desarrolladores que escribieron aplicaciones para Windows. Probablemente no tenía un medio de hacerlo sin un acceso a Internet como el que existe hoy en día, ni puso en marcha una plataforma como la App Store, pero es algo que, desde luego, da que pensar.

El artículo de este profesor de Harvard prosigue hablando de los peligros que se avecinan con la App Store para Mac OS X, que persigue el mismo objetivo que su plataforma móvil, aunque hoy por hoy el software pueda encontrarse y descargarse en fuentes tradicionales. Pero a esa ambición de Apple -que ya veremos si acaba con un “o distribuyes el software a través nuestro, o nasty de plasty”- probablemente le siga la de Microsoft, y nos encontraremos ante un panorama desolador, en el que una vez más los usuarios cederemos más y más el control a cambio de poder seguir utilizando nuestros dispositivos… aunque sea utilizándolos SOLO como nos dejen utilizarlos.

Qué triste.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “La App Store y el fin del ordenador personal

  1. Alex dice:

    Al final con esto se persiguen otros objetivos muy interesantes para los usuarios como el control de malware. El hecho de que la menos restrictiva política de google contribuya a la aparición de malware a diario en el market, va a ser utilizada por todos incluido google para cerrar el grifo y seguir la política de Apple.

    Otro objetivo es que los desarrolladores se abstengan de utilizar “atajos” de programación para hacer ciertas cosas, o simplemente se abstengan de acceder a lugares donde no deben. No olvidemos que la gran mayoría de problemas de cuelgues vienen de ahí…

    En definitiva, se plantea el control para ofrecer una experiencia de uso excelente, y no podemos ni debemos dejar a los desarrolladores a su libre albedrío. Como ingeniero informático te podría contar la ingente cantidad de burradas que hacen los programadores porque no saben hacer las cosas bien y porque casi nunca hay detrás una ingeniería de software adecuada. En este modelo tan oscuro para algunos, lo que se plantea es esa ingeniería, que sin ser óptima es infinitamente mejor que “nada”=dejar que cada uno haga lo que le de la gana.

    Y ahora me vendrán los programadores a decir que ellos lo hacen todo bien y que no necesitan ingeniería de software y que el sistema operativo les tiene que dar lo que ellos pidan y como lo pidan.

  2. Oletros dice:

    “Otro objetivo es que los desarrolladores se abstengan de utilizar €œatajos€ de programación para hacer ciertas cosas, o simplemente se abstengan de acceder a lugares donde no deben. No olvidemos que la gran mayoría de problemas de cuelgues vienen de ah퀦”

    ¿Alguna prueba de eso o es sólo wishful thinking?

    “En definitiva, se plantea el control para ofrecer una experiencia de uso excelente, y no podemos ni debemos dejar a los desarrolladores a su libre albedrío.”

    Y ya el summum sería NO dejar programar nada y que sea la misma empresa que crea el software la única que pueda escribir aplicaciones. Todo por el “beneficio” del usuario, ¿no?

    “En este modelo tan oscuro para algunos, lo que se plantea es esa ingeniería, que sin ser óptima es infinitamente mejor que €œnada€=dejar que cada uno haga lo que le de la gana.”

    Será infinitamente mejor para ti.

    • Alex dice:

      No se lo que es whisful thinking… se lo que son los programadores descontrolados y que se creen que pueden manejar los recursos del sistema desde su programa, a su antojo. ¿Pruebas? ¿Que crees que son los virus? Gente que busca precisamente eso por diversión o por interés en hacer cosas que no están permitidas. Cuantas mas facilidades les demos para ello, peor.

      Hablo de control, tu ya hablas de prohibición… si lo único que quieres es sacar las cosas de quicio, te has equivocado.

      Si queremos que algún día seamos tomados en serio, tendremos que ser los primeros en tomarnos en serio a nosotros mismos. Mientras la imagen de la informática sea la de un PC con un pantallazo azul, o un kernel panic, no nos va a ir muy bien. Si tu crees que la libertad total es el camino, ahí tienes linux, la eterna promesa desde hace 20 años…

  3. Quizás sea la cuestión de la botella medio llena o medio vacia. Habría que colocar en una balanza pros y contras y elegir en consecuencia, siempre aceptando que el fabricante (Apple) tiene todo el derecho del mundo a imponer sus reglas para usar sus productos (y funciona, no te lo pierdas), y por supuesto, no obligando a nadie a usarlos. Esa quizás sea la única manera de controlar la calidad y la estabilidad del sistema (¿es la democracia el mejor sistema que existe?) y poder garantizarle eso a los usuarios, cosa que nadie más hace…
    Alex lo ha clavado, en mi humilde opinión. Quizás yo sea de los pocos seres humanos que reconocen que Windows es un sistema increible y buenísimo (es impresionante que sea capaz de funcionar en más del 98% de los ordenadores del planeta, con todas las combinaciones de hardware que existen, algo que ningún otro sistema es capaz de hacer) y es muy cierto que los controladores mal programados o algunos programas son los culpables del 98% (<– cálculo a ojo, igual que el anterior) de los fallos de ese sistema, creo que las críticas a su opinión no son justas (que nadie se mosquee).

    • Oletros dice:

      ” y es muy cierto que los controladores mal programados o algunos programas son los culpables del 98% (<€“ cálculo a ojo, igual que el anterior) de los fallos de ese sistema, creo que las críticas a su opinión no son justas (que nadie se mosquee)."

      Una cosa son los drivers, que tocan el sistema a muy bajo nivel y otra muy diferente culpar a los programadores de todos los males, que es lo que estaba haciendo.

  4. lc dice:

    Siempre nos quedara Paris, digo linux.
    Que pena que os x y windows lleguen a esto, aseguro que es tristeza real, obviamente para mi. Los que esteis deacuerdo con estas tiendas no hace falta que me lo hagais saber, gracias

Comentarios cerrados