Tecnología

Unidades SSD en placas PCIe: la revolución

·

Hace bastante que la empresa Fusion-io -en la que ahora trabaja Steve Wozniak- sacó al mercado sus tarjetas PCI Express dirigidas a servidores empresariales y que tenían un único objetivo: ofrecer almacenamiento Flash con un gran rendimiento y prestaciones, aunque claro está, a precios prohibitivos para la inmensa mayoría de los mortales.

Nosotros, mientras tanto, teníamos que conformarnos con «la primera generación» de unidades SSD, esas que tienen el conocido formato actual, con unidades de 2,5 pulgadas idénticas en tamaño y forma a los discos duros de portátiles y que, eso sí, también ofrecían muy buenas prestaciones a los usuarios aunque a precios claramente superiores a los de los discos duros convencionales.

Ahora las tornas comienzan a cambiar, y hay fabricantes que se apuntan al formato en tarjeta PCIe, siguiendo el diseño de Fusion-io y ofreciendo unidades SSD que no utilizan la interfaz SATA, sino que se comunican directamente a través del bus PCIe, mucho más capaz en thoughput y ancho de banda. El último ejemplo lo ha presentado OCZ con su RevoDrive X2, una unidad sencillamente alucinante que se postula como una candida a revolucionar el almacenamiento en los PCs de sobremesa.

Así lo confirman los análisis de Hot Hardware, TweakTown y Legit Reviews. En todos ellos se demostró que el rendimiento de la unidad SSD de OCZ es sencillamente espectacular, muy por encima de los SSD actuales -incluso aquellos con las últimas versiones de las controladoras de SandForce, las más destacadas en los últimos tiempos- y que también superan, aunque parezca increíble, a las soluciones hiperprofesionales de Fusion-io en muchos apartados. Y mejor ni nos planteamos hablar de discos duros tradicionales. En tema rendimiento están sencillamente a un mundo de distancia, aunque en coste, obviamente, sean los más atractivos.

Para que os hagáis una idea, en HotHardware -un análisis que me he leído de pe a pa, y he babeado con esos resultados- han tomado como base –como unidad «más lenta» un OCZ Vertex LE 100 Gbytes, un dispositivo que hasta hace poco era espectacular en rendimiento. Espectacular. ¿Y cómo se queda tras estas pruebas? A la altura del betún.

OCZ Vertex LE 100 Gbytes SSD

OCZ RevoDrive X2 240 Gbytes

OCZ Vertex LE 100 Gbytes SSD

OCZ RevoDrive X2 240 Gbytes

Las gráficas que lo demuestran son alucinantes: en la primera se muestra el número de operaciones de entrada/salida por segundo. Mientras que en el OCZ RevoDrive X2 se lograba llegar a unas 65.000 IOPS, en la OCZ Vertex apenas se llegaba a las 20.000. Y la cosa mejoraba cuando empezaban a hablar de rendimiento en lectura y escritura de ficheros en pruebas como por ejemplo las de Sandra, donde sólo la solución de Fusion-io lograba superar en lectura a las RevoDrive X2, pero en escritura estas últimas también superaban a las soluciones profesionales de los de Wozniak. Flipante.

Las conclusiones en el resto de análisis son idénticas: las unidades OCZ RevoDrive X2 tienen un rendimiento que ninguno de los redactores esperaba, y dejan claro hacia dónde va el futuro del almacenamiento en los PCs de gama alta. ¿Cuánto cuestas estas unidades? Pues ahí está el problema, claro. Los precios oficiales son los que siguen:

  • RevoDrive X2 100G … $419.99
  • ReveDrive X2 160G … $519.99
  • RevoDrive X2 240G … $619.99
  • RevoDrive X2 360G … $1099.99
  • RevoDrive X2 480G … $1379.99
  • RevoDrive X2 720G … $2399.99
  • RevoDrive X2 960G … $3139.99

No son baratas, desde luego, pero hay que poner esos datos en perspectiva, y sobre todo tener en cuenta que el precio «en la calle» de esas unidades es sensiblemente inferior. En Amazon, por ejemplo, la versión de 120 Gbytes sale por 345 dólares (vi ayer el de 240 Gbytes, no disponible ahora, y estaba a 515 dólares), así que la cosa mejora sensiblemente una vez lo vemos en tiendas. Aún así, claro está, 500 dólares por 240 Gbytes (223 Gbytes para el usuario) son muchos dólares. Un porrón.

Pero también es cierto que el coste por gigabyte no es tan elevado como podría pensarse, y de hecho es prácticamente idéntico al de las unidades SSD tradicionales. Para comparar: una unidad OCZ Vertex de 120 Gbytes cuesta 230 dólares, y la de 240 Gbytes cuesta, atención, 568 dólares. ¡Es más cara que la RevoDrive X2! Con los datos de las pruebas en las manos, esas unidades SSD simplemente no tienen sentido… a no ser, claro, que las quieras destinar a un portátil, donde no es posible instalar las RevoDrive X2.

La diferencia entre uno y otro es sencillamente aplastante en rendimiento, y la razón es clara: la interfaz SATA 3 Gbps (e incluso SATA 6 Gbps, menos estándar aún hoy en día) no pueden competir con el ancho de banda que ofrece una ranura PCIe x4. Mientras que los primeros acaban siendo un cuello de botella para las potentes memorias NAND de estas unidades, la ranura PCIe x4 es como una autopista de peaje, en la que los datos pueden ir a toda pastilla sin preocuparse de los atascos… ni de las multas de la DGT, claro 😉

Yo compré en abril de este año una unidad Intel X25-M de 160 Gbytes, y estoy encantado con el rendimiento: todas mis particiones de arranque (Windows 7, Ubuntu 10.10, openSUSE 11.3 y Fedora 14 ahora mismo) están en ese disco, y la diferencia tanto en el inicio del PC como en el lanzamiento de aplicaciones es brutal con respecto a lo que «sufría» en mis antiguos discos duros.

Y es que una vez pruebas las unidades SSD, no comprendes cómo pudiste vivir sin ellas. Y si las RevoDrive X2 son del orden de entre 3 y 4 veces superiores en prestaciones por el mismo precio… tenemos una revolución a las puertas.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Unidades SSD en placas PCIe: la revolución

  1. fartus dice:

    Muy buen artículo Javi. Enhorabuena! Una pregunta, bueno varias, para instalar un sistema operativo en estas unidades SSD ¿debes realizar algún tipo de ajuste, configuración para que funcione correctamente? ¿Son detectadas como cualquier otra unidad magnética sin problemas? ¿Que tal va todo a la hora de escribir? Un saludo.

    • Perdona Fartus, se me pasó 🙁 Las unidades se detectan como unidades de almacenamiento convencionales a través de la interfaz SATA, todo es igual que con un disco duro normal, así que no tienes que preocuparte por nada en ese aspecto.

      En cuanto a las escrituras, van igualmente como un tiro. Depende de la unidad y controladora (las SandForce 1200 son las mejores hoy por hoy), pero tampoco deberías preocuparte. El rendimiento tanto en lectura como en escritura es muy superior al de los discos duros tradicionales. Vamos, que no hay color.

  2. Pingback: El final de la luz roja titilante está cerca

  3. AnonimoX dice:

    Algunos me llamaran viejo pero esto me recuerda al salto de las controladoras y discos duros mfm a los ide, fue todo un mundo aquellos que teniamos la suerte de tener un mfm al abaratarse el mercado y pasar a ide los ordenadores cambiaron como de la noche al dia yo de echo en mi 286 pase de una mfm a una ide y conserve el pc mas tiempo 😉 y esto suena a lo mismo.

  4. lc dice:

    A mi me recuerda,salvando las distancias, al disco duro en tarjeta de 20 MB que le puse a mi amstrad 1640, «solo» me costo 60.000 y pico de antiguas pesetas, ¡naaaaa!, una tonteria.

    Supongo que al final estas cosas iran incomporadas en la placa base, como en el macbook air (¿creo?)

    Saludos

  5. JaviPas dice:

    lc, muy bien visto. De hecho, estaba por comentar el tema en ese post. Probablemente más y más fabricantes de portátiles comiencen a integrar las unidades SSD con el mismo formato que ha utilizado Apple. Una idea brillante más de esta gente que comienza a demostrar sus posibilidades.

  6. Alex dice:

    El SSD es el futuro del almacenamiento… no cabe la menor duda… aún quedan pequeñas y grandes limitaciones, sobre todo el coste y la capacidad de escrituras limitada que tienen estas unidades… pero el rendimiento que ofrecen está en otro nivel. Cualquier equipo que simplemente cambie un disco mecánico por un SSD, notará una mejora sustancial en el rendimiento. La propia memoria virtual se acelera 10 veces, y no olvidemos que los cuellos de botella en la informática son los accesos a disco. Tengo estudios serios de benchmark en los que se demuestra como una única unidad SSD puede sustituir hasta 8 discos mecánicos en RAID 0… aunque cuesta casi 12 veces más que cada uno de éstos.

  7. Los elementos mecánicos que se puedan suprimir de un equipo… a tomar x saco, es la evolución natural, nos venderán discos duros hibridos, despues SSD y al final esto, aunque los costos de fabricación sean los mismos o menores.

    • Alex dice:

      De momento no se plantea nada híbrido… y los costes de los SSD hoy por hoy son mucho más elevados. Es una tecnología que aún no está totalmente desarrollada y que aún tiene limitaciones que superar en el futuro, pero la tranquilidad de llevar un portátil sin el miedo de que cualquier brusquedad pueda ocasionar un daño al disco, vale dinero. Veremos como siempre que dentro de unos años, los SSD de 1Tb cuestan lo mismo que los mecánicos hoy en día…

Comentarios cerrados