Tecnología

RSS, ¿renovarse o morir?

·

Estos últimos días está volviéndose a debatir el tema de la relevancia de los RSS frente a servicios como Twitter, o Facebook, que permiten acceder básicamente a las mismas posibilidades que nos daban los feeds RSS originales, pero además aportan una buena cantidad de ventajas destacables, como la cantidad de posibilidades de compartir esos mensajes y actualizaciones, o el hecho de que frente a Facebook (más de 500 millones de usuarios) y Twitter (unos 140 millones según los últimos datos), los lectores de feeds RSS parecen encontrarse en franca minoría.

De hecho, los que leen feeds RSS seguramente utilicen tanto sus lectores tradicionales de feeds como sus cuentas en Facebook o Twitter, donde estarán suscritos a las actualizaciones de las mismas fuentes que tienen en Reader -por ejemplo-. En mi caso es así: mis cuentas de Google Reader y de Twitter son muy similares, pero acabo tirando más de Twitter por su accesbilidad, por comodidad, y porque la misma noticia suele llegar antes vía Twitter que vía Google Reader.

El debate está servido de nuevo tras las conclusiones de un estudio de paidContent en el que se revelaba que Google Reader había generado un tráfico un 27% inferior al del año pasado. Que algo pierda tráfico hoy en día en Internet -cuando todo parece crecer- es muy mala señal, pero en Google se han sumado a ese debate con un reciente post en el blog oficial de Google Reader en el que indicaban que el número de usuarios de este servicio no para de crecer.

Pero el número de usuarios no tiene tanto que ver con el tráfico que generan esos usuarios.

Evolución del número de usuarios de Google Reader. Fuente: Google

Es precisamente lo que demuestran en paidContent, donde hacen referencia al post de Google y a su gráfica -efectivamente, el número de usuarios no para de crecer– pero en el que también indican que tras ponerse en contacto con una representante de la empresa, lo único que lograron al preguntarle por las (inexistentes) cifras de tráfico fue un «No comments».

En TechCrunch tienen un buen argumento para la marcha de los RSS:

The fact of the matter remains that RSS is not a consumer-friendly technology. If I said €œRSS€ to my mother, she would have absolutely no idea what I was talking about. If I said €œTwitter€ or €œFacebook€ to her, she knows who those are €” she even uses them. That said, RSS does still often provide at least a partial backbone for those services she does know. For example, it€™s RSS that auto-syndicates the content from TechCrunch to Twitter and Facebook where she reads it.

No van del todo desencaminados según mi opinión: los RSS, simplemente, no están de moda. Probablemente los internautas básicos e incluso los que no tengan conexión a Internet hayan oído hablar de Facebook o de Twitter. Pero de lo que probablemente no entiendan ni papa es de RSS o cómo funciona esta tecnología.

Dave Winer, el proclamado por muchos -incluido él mismo, muchos gurús no son demasiado humildes- creador de los RSS también ha entrado a machete en el debate con un post titulado «How to reboot RSS» en el que apunta a un par de ideas para tratar de hacer que los RSS evolucionen -mejor las leéis allí, a mí no me han parecido nada del otro jueves- pero yo creo que los RSS no tienen demasiado margen para renovarse. Se crearon en un momento en el que la idea era fantástica, y han funcionado muy bien todos estos años. De hecho, siguen funcionando muy bien para lo que son, pero hoy por hoy hay servicios más atractivos a la hora de mantenerse informados.

No digo que los RSS vayan a desaparecer pronto, pero lo que está claro es que esa tendencia a la baja no es cosa de un día. Twitter está demasiado a la orden del día para que los sitios web y los creadores de contenido quieran apostar por una tecnología que «ya no mola tanto». Funciona bien como está… y puede que esa sea precisamente la causa de su desaparición.

(Imagen: Drink Web 2.0, de IconTexto en DeviantArt)


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “RSS, ¿renovarse o morir?

  1. Enrique dice:

    Pues yo espero que el RSS no desaparezca, de hecho siguen siendo mi principal fuente de información en Internet (bendito Google Reader). Los blogs especializados (como el tuyo, sin ir más lejos) pienso tienen un valor añadido que otras fuentes no poseen. Así que espero que no acabemos publicando directamente en Twitter o Facebook, sino que todos estos medios se complementen, porque pienso que pueden coexistir unos con otros (tengo cuenta en ambos). No sé si es cosa mía o le sucede a más gente, pero en los antedichos encuentro la información más «disgregada» o caóticamente dispuesta, mientras que en un lector de fuentes no me ocurre así. Pero sí, es una pena que los RSS estén de capa caída…

  2. Ricardo dice:

    el problema con RSS es no es «social» (sea lo que signifique) no tiene el me gusta o RT (aun la inmensa mayoria tampoco sabe que son) ademas facebook y twitter no son las unicas redes sociales que existen

  3. Pingback: Alternativas a Google Reader: los feeds RSS están muy lejos de morir | Incognitosis

Comentarios cerrados