Tecnología

El triste futuro que le espera a Palm

·

Hace años que opino -no por gusto- que Palm es una empresa sin futuro. La legendaria creadora de las célebres PDAs de esa saga tuvo que reinventarse cuando los primeros móviles comenzaron a integrar funciones PIM que hasta la fecha sólo se habían visto en sus PDA y en Pocket PCs. Eso hizo que aparecieran sus Treo, terminales que seguían apostando por el viejo Palm OS como base y que no pudieron hacer frente ya entonces a un mercado en constante evolución.

Apple y su iPhone lo volvieron a cambiar todo -esta vez, de una forma mucho más dramática para Palm- y eso provocó, como ha comentado Antonio en un reciente post, que la empresa de Cupertino pudiera disfrutar durante años de una ventaja competitiva que ha sabido aprovechar muy bien. Tanto, que se ha desecho de algunos competidores. Y entre ellos, de Palm.

La empresa dio una sorpresa el año pasado en el CES de Las Vegas cuando presentó webOS, su nuevo sistema operativo para móviles, que estaría presente en sus primeros smartphones de nueva generación. Los Palm Pre llegaron, pero lo hicieron tarde -con retrasos- y mal -el software tenía demasiados fallos y limitaciones frente a lo que se esperaba- y eso marcó en los meses posteriores unas ventas para las que la empresa no estaba preparada.

Ahora nos enteramos vía Bloomberg de que Palm está buscando novia. Goldman Sachas y Qatalyst Partners son las empresas encargadas de encontrarle un comprador que merezca la pena a esta leyenda del software y el hardware que ahora podría ser malvendida si las empresas saben aprovechar el mal momento por el que pasa. De hecho, parece que HTC, Lenovo, Dell y Huawei ya han tenido algún tipo de contacto o intención de contacto ante semejante oferta, y está por ver si una de ellas logrará hacerse con Palm.

En Engadget ven a HTC como la candidata perfecta para comprar Palm.

Lo que está claro es que el futuro de Palm es muy, muy negro. Si como dicen en Engadget HTC la compra, podría haber cierta salida para su tecnología, sobre todo en el apartado de webOS, que le daría a HTC un sistema operativo propio para sus excepcionales terminales, siempre dependeientes de Android o Windows Mobile. Pero como he dicho, lo que parece evidente es que es probable que pronto Palm deje de tener identidad propia.

¿Por qué? Pues por acomodarse, como tantas otras empresas en el pasado. Sus PDAs lograron una cuota de mercado y un éxito asombroso a finales de los 90 y principios «de los 2000» (¿se pone así?) pero Palm hizo poco o nada para renovarse, y su sistema operativo tardó años en evolucionar, y lo hizo mal. La catástrofe estaba servida, y no ha tenido que pasar mucho tiempo para que veamos cómo las cosas se ponen muy feas para una firma que de haber sacado webOS dos años antes estaría en una posición muy distinta.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “El triste futuro que le espera a Palm

  1. Acomodarse es el peor de los pecados para una empresa.

    Palm se encontró con una gran éxito en su momento, pero se acomodó y no supo evolucionar. La falta de competencia con su Palm OS, para mi superior a los Windows Mobile de entonces, les mantuvo en lo alto bastante tiempo.
    Tuve, hasta que me la robaron, una Palm TX que era una delicia en funcionamiento, pero que se quedaba corta frente a un iPhone y otras alternativas.

    Ahora, que desaparezca… es pronto para decirlo. La marca vale lo suyo, tiene buen nombre y para HTC (por poner un ejemplo) le puede suponer una puerta de entrada importante a parte del mercado al que todavía no han conseguido llegar.
    Y puede incorporar webOS a sus terminales, con las mejoras necesarias, sin tener que desmantelar Palm.

    Esperemos a ver lo que pasa.

  2. loge dice:

    ¿Superior Palm OS a Windows Mobile en su tiempo? ¿Podrías decir en qué?

    Si, ya he oido siempre la misma cantinela. Que necesitaba menos recursos. Normal, una barquita de remos consume menor recursos que un transatlántico.

    El viejo Palm OS por no tener ni siquiera tenía multitarea. Era un sistema operativo a la antigua usanza. Por ejemplo la forma de ejecutar aplicaciones en él era simplemente situar el puntero de instrucción en la posición de inicio de la aplicación y dejar la ejecución de la aplicación a su suerte. Incluso el OS/9 con el que trabajaba hace más de 25 años era muchísimo más sofisticado. Frente a eso, Windows CE siempre ha sido en esencia un Windows NT miniaturizado, con una arquitectura bastante similar.

Comentarios cerrados