Tecnología

Extensiones en Chrome: tiembla, Firefox

·

Ayer Google cumplió lo prometido y anunció el soporte oficial y para todos los públicos de las extensiones en su navegador, Google Chrome. El anuncio llegaba acompañado, además, ya que además de ese soporte para extensiones aparecieron las versiones de Google Chrome Beta para Linux y Mac OS X, algo que ha hecho que este sea el lanzamiento que todos quisimos ver cuando Chrome debutó en septiembre de 2008 y del que hablé en aquel post titulado “Google Chrome: el navegador como sistema operativo“. Curioso que lo titulara así, sobre todo cuando no se sabía nada oficial de Chrome OS. ¡Tengo poderes!

Sea como fuere, este anuncio certifica el papel protagonista de Google en el segmento de los navegadores de Internet. Internet Explorer no hace más que caer versión tras versión, y Firefox ya tiene una cuota global de más del 20% -en algunas regiones del mapa su cuota ya es superior a la de IE-. Google Chrome ha crecido lenta pero progresivamente durante todos estos meses, y es probable que dicha evolución positiva no haga más que acentuarse en los próximos meses. Porque lo que Google lo hace, suele hacerlo muy bien, y las extensiones para su navegador no son una excepción.

En este mundo de la informática en el que todos copian de todos -aunque luego unos y otros luchen por quién fue el primero- era normal esperar que la solución de Google al problema de las extensiones fuera muy parecida a la que ofreció Firefox desde el principio. De hecho, todo lo referido a las extensiones de Chrome recuerda mucho, demasiado, a Firefox.

Google Chrome y sus extensiones 2

El repositorio de extensiones -donde podéis encontrar todas las disponibles- dispone de un listado con una calificación, valoración y comentarios de los usuarios, y para cada extensión tenemos una breve descripción y un botón que nos invita a instalar la extensión. Sin más.

Google Chrome y sus extensiones 3

Así pues, la instalación y la puesta en marcha de las extensiones es inmediata, aunque curiosamente no es necesario reiniciar el navegador, como sí hay que hacer con Firefox. En Google disponemos del menú específico para gestionar las extensiones, en el que vuelve a copiarse el diseño de Firefox al hacer que cada extensión disponga de la opción de deshabilitación y desinstalación, junto con un botón para configurar sus opciones, si las tiene. Lo único que no me convence: que cada extensión tenga un botón a la derecha de la barra de direcciones, algo que puede convertir esa barra en una pequeña locura.

Google Chrome y sus extensiones 5

A estas horas hay ya 435 extensiones, y entre ellas están algunas de las imprescindibles de Firefox como AdBlock, y solo es cuestión de tiempo que el número de extensiones crezca como la espuma. Google es probablemente la empresa desarrolladora más activa en todo el mundo -y si no, comprobad la cantidad de servicios y nuevas características que se anuncian cada día- así que es de esperar que pronto tengamos un catálogo de extensiones que debería comenzar a hacer temblar a Firefox.

Google Chrome y sus extensiones 4

Y es que el navegador de Mozilla puede verse afectado negativamente por Google Chrome: tal y como yo lo veo, es probable que los usuarios opten entre Internet Explorer (casi obligatorio para muchas empresas y usuarios a pesar de Windows 7 y la famosa Ballot Screen) y Chrome o Internet Explorer y Firefox como su “binomio” de navegadores, y no como “Chrome y Firefox”, que sería lo que nos gustaría a muchos.

Así que dudo que la cuota que gane Chrome sea recuperada de IE, sino que probablemente le robe cuota a Firefox. Pero así es la competencia. No respeta a nadie, ni siquiera a hipotéticos aliados por una filosofía o ideas compartidas. En mi caso, Chrome se está convirtiendo en una constante en mi Koji (el netbook), y poco a poco va pasando lo mismo en el PC que uso a diario.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Extensiones en Chrome: tiembla, Firefox

  1. Carles Del Collado dice:

    Hola Javier. Además, hay que tener en cuenta que el 91% de la facturación de Mozilla es a Google, que le paga un tanto por cada búsqueda que hace desde el campo de búsqueda del Firefox.
    ¿Qué pasará ahora cuando Google tenga un navegador competitivo, bien nutrido de extensiones y bien desarrollado de base? ¿Dejará de querer a Firefox? Es posible que las vías de financiación se resientan…

  2. nnarayann dice:

    Yo hace tiempo que cambié ya Firefox por Chrome, harto de los consumos de RAM y CPU exagerados y su lentitud. Eso y las pestañas multihilo me hicieron cambiar. Después de mucho uso tuve claro también que en cuanto se generalizaran las extensiones de Chrome, adiós Firefox.

    Ahora que me he pasado a Mac, uso tanto Safari como Chrome (también en Win y Ubuntu), y no hecho de menos para nada Firefox o IE.

    A ver si un día me animo con Opera, que no le acabo de coger el gustillo…

  3. JaviPas dice:

    St3f@NoV (vaya nick): hombre, les doy importancia porque creo que la tienen, pero al César lo que es del César: creo que Chrome es una pasada, pero al mismo tiempo ya viste que Chrome OS me parece “un puto fiasco” (palabras textuales).

    De todos modos comprendo esos temores, aunque no los comparto. Pensaba escribir un post sobre eso próximamente, así que estate atento para comentar 😉

  4. Erathor dice:

    Opera. Dadle una oportunidad. Esos si q llevan 10 años innovando y nadie les hace caso.

    Rápido, seguro, cumple los estándares y fueron siempre los tontos que inventaron todo, mientras los niños pijos (léase los pudientes como firefox, chrome, explorer) se llevaban el mérito: pestañas, gestos de ratón (hace 12 años de esto), marcadores sincronizados, servidor ftp, etc, etc, etc… )

    Por supuesto, para gustos colores, pero dadle una oportunidad. Va tan suave en Arch Linux como en windows. Dadle una oportunidad. No se merece ese 3% de cuota de mercado con todo lo que ha hecho por mejorar la experiencia de los usuarios ante el navegador.

    Un saludo

  5. Pingback: Extensiones en Chrome para Mac, muy pronto | MR.MICRO - Toda la Tecnologia en tus manos

Comentarios cerrados