Tecnología

USBCell, adiós a las pilas

·

Lo vi hace bastante tiempo en alguna de esas webs de gadgets que tanto éxito tienen, y la verdad es que me quedé con la copla: una empresa llamada Moixa comercializa las llamadas USBCell, unas pilas AA recargables que, ojo al dato, se recargan a través del puerto USB. Así que aprovechando que una de mis hermanitas se venía a pasar unos días a Madrid desde su residencia en Miami, hice un pedido en ThinkGeek y me las trajo el otro día. Por cierto, en la web se pueden comprar para que las envíen a España (19 euros por el pack de dos), así que los que queráis, podéis.

Ya que estamos, pensé, le pido dos packs. Y dicho y hecho, por 2×19,90 más gastos de envío ya tengo mis 4 pilas USBCell recargables y dispuestas a ser utilizadas en mis mandos inalámbricos para la Xbox ;-). Solo las he recargado y probado un momento, así que no puedo hablar de su autonomía aún. Pero lo que está claro es que son un invento. Eso sí, no se han esmerado demasiado con el packaging. Las pilas vienen en un paquetito idéntico al de cualquier otro paquete de pilas, y en cada uno vienen dos de ellas, con instrucciones al dorso sobre su utilización: hay que dejarlas recargando unas 5 horas en la primera carga, y además puedes usar un cargador de pilas convencional mientras tenga una salida de 250mA.

El mecanismo de las pilas es tan sencillo como ingenioso: la capucha se puede quitar, y está unida por unas tiritas elásticas que luego la ajustan perfectamente y la aseguran cuando tapas de nuevo el conector USB. Además, en la zona superior tienen un pequeño anillo en el que se muestra durante la carga si las pilas están aún cargándose, si están al 90% o si ya están totalmente cargadas. Así que tras la recarga inicial las probé en el controlador de la 360 y ¡voilá! Ya tengo mis pilitas recargables funcionando, y estas seguro que duran, duran y duran. Más que duracell, vaya 😉

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “USBCell, adiós a las pilas

  1. Ummm te cuidao con las cargas/descargas Javi. Las pilas Ni-MH (Niquel MetalHidruro) son muy sensibles a ello. Esto ocurre porque no tienen efecto memoria, como las pilas de iones de litio (normalmente las que usan los teléfono móviles modernos). Con esto quiero decir que las pilas de Ni-MH tienen el problema que al cargarlas si no se ha descargado del todo van perdiendo la capacidad de perder toda su carga hasta quedar muy reducido el tiempo de funcionamiento entre cargas lo que las hace totalmente inservibles. Para aumentar su vida, debemos realizar descargas hasta un 10% (nunca del todo) y luego cargarlas al 100%. Es decir, esperar a que se descargue prácticamente y luego cargarlas enteras.

    Un saludo crack

  2. JaviPas dice:

    Muchas gracias por el consejo, Alfonso, sí que tenía claro lo de el efecto memoria, pequeño padawan tecnológico – pero está muy bien que se lo recuerdes al resto de mis millones de seguidores 😀

Comentarios cerrados