Tecnología

Tras el resacón del iPhone

·

Tras el pequeño éxito de ayer con récord de visitas en un día – atención, lectores, más de 400 hits 🙂 – me ha quedado una sensación de «¿y ahora qué coño cuento para mantener el interés de esa gente que confía en mí?» ;-). Y claro, tenía que volver a Apple. La situación de hace un año se ha repetido: ya entonces escribí sobre unos prometedores MacBook Pro que durante la presentación parecían insuperables y que a los tres días perdieron parte de su charme.

Siempre pasa igual con los productos presentados en la keynote. Todo son alabanzas – bueno, casi todo – por parte de los fieles maqueros, hasta que uno se da una vuelta por la interwés para ir conociendo otros puntos de vista. Y lo que pasó entonces – se descubren carencias, fallos – ocurre con el iPhone, del que ahora muchos dicen que no es para tanto. Nokia cree que sin 3G un teléfono ya no es un teléfono, y muchos usuarios de PDA argumentan que lo que hace el iPhone lo hacen sus Pocket PCs, Treos y BlackBerrys sin tanto bombo ni tantas leches. Y luego aparecen los comentarios razonados, esos que realmente valen la pena, y con los que te enteras de aspectos que no habías tenido en cuenta: ¿podrás sincronizarte vía WiFi/Bluetooth? No. ¿Tendrá batería intercambiable? No lo parece. ¿Qué microprocesador lo gobierna? Ni idea, aunque muchos hablan de los Intel PXA con tecnología XScale. A mí me da igual. Lo quiero. De hecho, para los impacientes ya hay modelo recortable en papel 😉

Sea como fuere, ese lanzamiento por todo lo alto ocultó dos grandes secretos a los que mucha gente no prestó atención: el primero, AppleTV. El segundo, que Jobs habló del iPhone durante una hora y tres cuartos.

AppleTV es un dispositivo que si no habéis visto en acción – recomendado el vídeo de The Unofficial Apple Weblog (TUAW) – os confirmará que no aporta grandes novedades: muchas empresas ya hacían lo mismo desde hace tiempo, aunque no soy tan experto en el tema como para poder afirmar que este desarrollo no ofrezca nada nuevo. De momento le encuentro un fallo enorme: ¿qué pasa con la televisión? Una pequeña sintonizadora (especialmente si es DVB-T) sería la clave para contar con una solución completa que no solo es capaz de almacenar contenidos desde el PC, sino obtenerlos de emisiones de TV en vivo. De hecho, AppleTV es sólo un escaparate de FrontRow, una tecnología de la que ya hablé hace tiempo y que no me acaba de convencer.

Así que en principio, una solución basada con un HTPC y MythTV o Microsoft Media Center (lo reconozco, me gusta esta edición de Windows, y más ahora que la han incluido de serie en Windows Vista Ultimate) me parece mucho más interesante, y más potente. Y no me vale lo de que hablen de contenidos de alta definición: si a MythTV o Media Center les pasas esos contenidos y tienes una pantalla Full HD (1080p) o HD Ready (720p), también puedes disfrutar de esos contenidos.

El segundo aspecto – que Jobs se pasase el 80% de la keynote con el iPhone – tiene más miga. Muchos esperaban noticias sobre MacOS X 10.5 Leopard, sobre un hipotético Mac Pro con microprocesadores Quad-Core, sobre una actualización de iLife, sobre otro hipotético ultraligero de Apple, sobre una renovación de iPods con más disco duro, sobre nuevas pantallas con iSight integrado. Pues naranjas de la China, porque está claro que en Cupertino se han dedicado seis meses enteros a desarrollar el móvil que revolucionará el mundo. Ahora les toca coger aire y seguir sorprendiendo. Que lo hacen muy, pero que muy bien.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Tras el resacón del iPhone

  1. weeber dice:

    Men, no se que les parezca a los editores en jefe de la publicación «the INQ» cuando usas los post de esa publicación PRIVADA para filtrar links a tu blog personal. Sinceramente no creo que les guste.

    PD: Recibiste 400+ hits por ese post porque filtraste el link en la noticia en «the INQ».

  2. weeber dice:

    #javipas

    Sé que eres el editor de la edicion española, por eso me referi al editor en JEFE. Aunque no se si en la publicacion te dan ese tipo de privilegios o libertades, en otras no se lo dan a los editores…..

  3. JaviPas dice:

    weeber. Supongo que habrá publicaciones en las que no puedan hacerse este tipo de cosas, pero no es el caso. Y sí, soy el editor jefe y máximo responsable de The Inquirer ES. Así que me he lo he permitido a mí mismo 🙂

  4. punisher dice:

    De verdad, no entiendo por qué se le molesta a weeber lo de tus 400 hits ¿ acaso su blog no llega ni a 10 ? o ¿es que no tiene ni siquiera blog y se dedica a tocar los «weebes» al resto?
    Animo con tu blog, JaviPas. Anda que no tiene merito escribir en dos blogs a la vez. 😀

Comentarios cerrados