Tecnología

Keep Calm and HODL

Veo el ámbito de las criptomonedas con una fascinación singular. Las descubrí pronto (2011, señores) pero les presté atención muy tarde -como la inmensa mayoría de la gente-. ¿Qué significó eso? Pues que 1) no pude hacerme rico y 2) tampoco hipotequé mi casa para poder comprar bitcoins como hizo algún que otro loco.

Para cuando me di cuenta, la cosa había explotado. En 2017 vivimos un año de lo más agitado en el que parecía que bitcoin se comía el mundo, mientras que en 2018 sucedió lo contrario: la caída en picado hizo que muchos vieran cómo sus planes perfectos para forrarse se quedaban en casi nada.

Pero bitcoin ha vuelto, señores. Al menos eso parece, porque desde febrero la criptodivisa más conocida del mundo no para de subir de valor y lo ha hecho de forma especialmente potente estos últimos días. Empezó el año en 3 700 dólares según CoinMarketCap y ahora mismo está en cerca de 7.900: más de un 100% que una vez más vuelve a demostrar que este mercado está absolutamente loco y es pasto de los especuladores.

Ya lo dije entonces y lo mantengo ahora: esto no es invertir, sino apostar, y aunque conozco a defensores acérrimos de su futuro (¡Uxío, pronúnciate!), yo sigo sin tenerlas todas conmigo porque me sigue preocupando que bitcoin tenga tantas luces como sombras, y que las sombras sean las que más se están aprovechando para fraudes y trapicheos por doquier.

Así que sigo esperando que mis pequeñas inversiones apuestas en criptodivisas den algún día su fruto y me pueda comprar un iPhone XS Max, que ya sabéis que es mi sueño dorado. Bueno, eso y el bajo con jardín (¡pipi!) pero eso es otro cantar.

A mí esto de las criptodivisas me da buen feeling. Que probablemente seguro que me equivoco, pero veo movimientos lentos pero inexorables que dejan claro que este segmento podría (quizás el verbo es «debería») triunfar. No necesariamente bitcoin, que tiene sus limitaciones, pero sí una criptodivisa «bendecida» por entidades financieras, gobiernos u organismos internacionales. Leñe, se me ocurre que el FMI debería crear la suya propia y ofrecerla al mundo mundial sin ánimo de lucro, en plan internet. Algo así. No sé si llegaremos a dar ese paso, pero creo que hay ya suficientes experimentos y lecciones aprendidas como para sacar conclusiones válidas.

Así pues, amigos de las criptodivisas, sed fuertes. Yo lo soy, y esa pequeña cartera en la que tengo una cantidad muy modesta que estoy totalmente dispuesto a perder igual algún día me da una alegría. Si te decides a comprar deberías a gastar una cantidad que te dé igual perder, insisto, y si lo haces, como dicen los seguidores de esto que es casi ya una filosofía de vida, no vendas. Todavía no. HODL.

Hoy la reflexión está dedicada a mk360 y a MordodeMaru, lectores de Incognitosis desde hace años que han tenido el detalle de hacerme un pedazo de donación de 20 euros cada uno por esos 14 añitos que cumplío ayer el blog (¡grandes!). Estaba viendo si podía comprarme algo con esos regalitos económicos recibidos, y vi la camiseta que veis en la foto en AliExpress (me ha costado 11,25 €). Ya es mía, y espero poder presumir de ser un hodler (pequeñito pequeñito) muy pronto.

Estáis a tiempo si queréis hacer un detalle similar: lo que me mandéis por ejemplo a Paypal.me voy a usarlo para comprar bitcoin. Esos 29 euros que han sobrado de la compra los voy a invertir ahora mismo. Qué leches. A por todas.

Hacedme rico, queridos lectores. Forradme. Ya sabéis, en el buen sentido. 😛

Actualización: ya está hecho. Tengo una cuenta en Bitpanda en la que dejan hacer depósitos de efectivo a partir de 25 euros (justito), porque para comprar criptodivisas primero tienes que tener dinero transferido a estos servicios. El proceso, por si os pica la curiosidad, es el siguiente:

1. Se hace el depósito de efectivo, que como era de esperar tiene un coste. La comisión por 29 euros son 0,43 euros. Ostras, menudos fenicios. Bueno, seguro que lo recupero cuando bitcoin llegue a los 1.000 millones de dólares.?
2. Indicas el tipo de pago (hay un montón, cada uno con su comisión asociada, VISA es lógicamente lo más cómodo. Algunos exchanges admiten PayPal, por ejemplo, pero este no. Aceptas los términos que dejan claro que tu transacción queda súper identificada, seguramente para temas fiscales, claro.
3. Para confirmar la operación te envían un código verificación por SMS que luego tú introduces en esa casilla.
4. Se abre una nueva pestaña con la pasarela de pago (no incluyo las capturas, pero os podéis imaginar cómo va el tema, metes los datos de la tarjeta como si compraras unas entradas para el cine)
5. Depósito realizado: ahí está la prueba, tengo 28,57 euros disponibles para invertir apostar en esto de las criptodivisas. Yippie.
6. Esto se pone emocionante: vamos a comprar, comprar, comprar.
7. Salen un montón de posibles opciones de compra de criptodivisas, todo tipo de ellas (las que soporta cada mercado o exchange), yo elijo comprar bitcoin, claro. Metes la cantidad y te dice la equivalencia, lo que vas a obtener.
8. El resumen final de la operación con lo que vas a obtener con tu compra y un minuto para confirmar la operación, que además debes reconfirmar. Por si no te había quedado claro, vaya.
9. Listo. Ya tengo 0,0039 BTC, ¡yippie!

¿Fácil, a que sí? Ahora solo queda esperar a que esto crezca como la espuma y me haga rico. Será gracioso ver en cuánto se han convertido esos 29 euros dentro de un año, de dos o de cinco. Me voy a poner una alarma y así jugamos un poco al juego de la ruleta este todos juntos, ¿os parece?

Lo dicho: si queréis fortalecer mi inversión, adelante. Todo lo que metáis en PayPal.Me (podéis cambiar la cantidad por defecto), ahí que va 😉


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “Keep Calm and HODL