Tecnología

Dos semanas con Linux en el Dell XPS 13

·

Mi relación con mi Dell XPS 13 está siendo agridulce. Aunque el equipo tiene muchas virtudes, no está exento de problemas. Cuando conté aquí mi experiencia algunos comentasteis que las cosas cambiaban si uno hacía uso de una distribución Linux en este equipo.

Dicho y hecho. Tras aquella breve experiencia con Linux en mayo, hace aproximadamente dos semanas instalé una Ubuntu GNOME 15.04 -prefiero este entorno de escritorio a Unity- y quise probar cómo se portaba durante un periodo prolongado en mi rutina diaria.

La instalación no es especialmente compleja -hay algunas guías específicas como esta, y este repo en GitHub ayuda a resolver dudas- , y al poco ya estaba trasteando con Linux como en los viejos tiempos. La distro me hizo un poco la puñeta porque las extensiones de GNOME no se podían instalar de forma fácil -se quejaba de que no detectaba GNOME, tócate- pero aún así las cosas fueron relativamente bien desde el principio.

Como muchos dijisteis, la sensación es la de que todo va bien en el equipo si uno usa Linux. El monitor externo con el que trabajo se detectó en todo momento -también tras la suspensión del equipo- e incluso el touchpad parecía ir más suave. No del todo fino para mi gusto -aquí sería cuestión de toquetear ficheritos de configuración-, pero no iba mal.

La ventilación parece ir también aceptable aunque de nuevo saltaba con situaciones no especialmente intensivas, pero nada demasiado preocupante. Recuperar la potencia de la consola era un plus añadido -hay que ver lo que uno gana en ciertos momentos con un par de comandos- y hasta tenía mi cliente de Slack para Linux recién salido del horno para el chat interno del trabajo. Todo estupendo.

Y sin embargo, echaba de menos Windows. No por nada en especial, o quizás sí. En algunos momento Chromium se quedó atontado cuando abría Asana o alguna otra pestaña -quizás porque tenían scripts un poco raros, no logré deducir la causa-, y debo reconocer que no poder usar Photoshop -no me hago a GIMP- e incluso Office -un día tengo que escribir sobre la “compatibilidad” con formatos en LibreOffice- de forma nativa me acabó molestando. Incluso Shutter, una maravilla para sacar capturas, no me convencía al lado de pequeñas herramientas como SnagIt o LightShot que son compañeras inseparables en mi día a día. Sí que tuve algún problema con la tarjeta de sonido, que dejó de funcionar tanto en Ubuntu como en Windows 10 (mantuve arranque dual), y solo podía escuchar el audio a través de los altavoces del monitor vía la conexión mini DisplayPort a DisplayPort.

ubuntugnomedell

Otras muchas cosas no dieron problemas. Por ejemplo, montar mis unidades de red permanentes (mi NAS, ya lo he dicho en muchas ocasiones, es el destino final de muchas de las operaciones con archivos que realizo a lo largo del día), y probar alguna que otra pijadita también me daba ese regustillo rebelde o friqui que un linuxero veterano nunca quiere dejar del todo atrás. Pero esa vena linuxera ha quedado en segundo plano hace ya tiempo. No pasa nada, son cosas de la vida.

De hecho, no es que no se pueda trabajar en Linux. Ni mucho menos. Es que a mí me gusta más trabajar en un entorno Windows. 

Así que ayer decidí volver a probar con Windows. La salida de los nuevos Dell XPS 13 con Skylake -manda huevos narices que en apenas seis meses de disponibilidad hayan renovado la gama, qué perros- y alguna que otra mejora adicional me abrió la puerta de la esperanza. Incluso Joanna Stern afirmaba en WSJ que los Dell XPS 15 ofrecían un touchpad comparable al de los Macs. Miré en soporte en Dell, pero nada, no había drivers actualizados, y aún así, no importaba: quería darle una nueva oportunidad a un Windows 10 pero esta vez con instalación limpia, algo que según algunos foros podía resolver los problemas.

La única duda era la de si la instalación haría que acabase con una correcta activación del sistema operativo o no. Tenía mis dudas pero un lector que ya había pasado por esa agonía (¡Hola Ignacio!) me estuvo comentando cómo en principio no debería haber problemas, algo que Microsoft también explica en su página de soporte.

Al final cero problemas salvo por la tarjeta de sonido de marras, que seguía sin acabar de funcionar. El truco aquí -no recuerdo en qué hilo de discusión de Dell lo vi- pasaba por entrar en la BIOS y cambiar el modo de inicio de “Fastboot” a “Thorough” (creo recordar). Tras ese cambio, todo listo: ya tenía el equipo de nuevo funcionando como debía.

¿Ha funcionado el cambio? Bueno, solo llevo un día y no puedo contaros mucho, pero de momento todo parece ir medio bien. Menos el touchpad, claro, que en Chrome se niega a ir como debe. Y yo es que soy muy de Chrome, maldición.

De momento parece que aguantaré, pero lo cierto es que todos estos sinsabores han hecho que este equipo no esté siendo el portátil definitivo que esperaba. Maldición.

Igual el Microsoft Surface Book lo es, je. Esperando como agua de mayo los primeros análisis en medios USA estoy. Si me da el yuyu tocará vender el Dell XPS 13 y hacerme con uno de estos prodigios. Pero bueno, sin prisas, que estas maquinitas no son baratas y está claro que la pasta no sale de los matorrales.

Menos mal que mis patrones de Patreon me cuidan. Por cierto lectores, lo de invitarme a un café al mes sigue siendo muy importante, ¿tan mal lo estoy haciendo últimamente? Mpf.


patreon-banner-2


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Reloj inteligente TicWatch E: con Android Wear 2.0 y un buen diseño, aunque sin GPS. Una opción muy barata para contar con esa plataforma, porque está a 95,99 euros en Amazon. Buen regalo navideño para experimentar con los smartwatches.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 400 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 150,80 euros en Banggood con Banggood.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 803 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 10,94 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 629,83 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 99,90 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 70,54 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,68 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

18 comentarios en “Dos semanas con Linux en el Dell XPS 13

  1. Fabian Alexis dice:

    Igual de todas los sabores de Ubuntu, la versión Ubuntu Gnome es malísima, por lo menos en mi caso, ralentizaciones bugs raros que no tenía en otras distros con Gnome, lo mejor para probar Gnome es fedora o arch y manjaro e incluso debian (testing o sid), pero claro ya ahí entran en juego otros factores. Quizás a pesar de que al parecer eres de Gnome, debiste probar plasma 5 que no está para nada mal, pero me imagino que el tiempo es algo preciado en tu rubro ajaja. Saludos.

    • Es que con KDE nunca me he llegado a apañar, y mira que lo probé en varias ocasiones cuando aún me pasaba el día haciendo distrohopping. Quizás en algún momento pruebe alguna de las que comentas para dar un tiento a esos sistemas, pero si te soy sincero me da perezón 🙁

      ¡Gracias por el comentario!

  2. antonio dice:

    Tu paso por linux, más que para quedarte parece hecho solo con el fin de poder escribir algo sobre el tema, con esa idea es difícil que te encaje. Además has elegido una distro bastante mala para ello como ya te recuerdan en la entrada anterior. Definitivamente estas en un momento “windows” solo hablas maravillas del entorno. Me ofrezco como candidato a comprar tu dell cuando llegue el momento, yo si le pondré un buen linux, pero manteniendo el arranque dual, para mi lo mejor es poder tener los dos y elegir cuando se necesita uno u otro.

    • Pakillo dice:

      No pasa nada por admitir que Windows 10 funciona mejor que Gnome.
      De hecho, no pasa nada por admitir que cualquier Windows posterior a Vista funciona mejor que cualquier entorno X en cualquier Linux.
      Y probablemente no sea problema de Linux, sino del impacto que tiene la integración con el hardware en la experiencia de usuario.
      Nada funciona tan fino como un OSX con su hardware de Apple, y puede que la única alternativa a la vista sea el Surface Book de Microsoft.

    • Bueno, sí quería contar mi experiencia, claro, pero lo de trabajar con Windows no es un capricho. Si leíste el post de la venta del MacBook Air recordarás que lo que buscaba era centralizar mi flujo de trabajo en un equipo único que pudiese convertir en sobremesa y portátil cuando quisiera, y que me permitiese trabajar con Windows porque hace tiempo que es el sistema con el que estoy más cómodo.

      Otros se sienten cómodos con distros Linux, pero a mi se me ha pasado un poco el arroz allí, lo reconozco, aunque siempre tengo una máquina virtual por aquí e incluso alguna distro instalada temporalmente en arranque dual en el PC de sobremesa por experimentar.

      Me apunto tu propuesta, que conste. ¡Saludos!

  3. Alex dice:

    Javi, te estas yendo al lado oscuro poco a poco. Es normal. Linux sigue sin ser lo que podría ser y así no va a convencer al gran público.

    Yo lo siento en el alma, pero mientras no pulan esas cosas que “no funcionan” pero que deberían ser “invisibles” para el usuario y funcionar sin más, no va a salir del mundo friki.

    Todos tienen fallos, pero Linux falla en cosas demasiado complejas de resolver para la gente normal.

    No lo dices aquí, pero en el fondo echas de menos tu Macbook Air…

    • Echo de menos muchas cosas del MacBook Air, desde luego. Pero no todas, ojo. Lo del touchpad es algo que no logro entender. ¿Cómo es posible que a estas alturas los equipos con Windows no hayan pulido este apartado y ofrezcan una experiencia comparable? Es de locos.

      De todos modos es una consecuencia del paso de los años. Nos volvemos más comodones y no apetece ya pringarse con cosas que antes sí que nos apetecía tratar de arreglar por nuestra cuenta. Hoy en día prefiero dedicar mi tiempo a otras cosas, pero cuidado, es solo una opinión personal. Hay muchos usuarios felices de trastear, investigar y aprender. Chapeau para ellos.

  4. Ya sabes que soy Ubuntu Fan, y decidí hacer un poco de Be water my friend cunado migraron a Unity me resistí, instalé Unity REVAMP para mejorar el comportamiento de algunas cosas, ya que no solo era una cuestión estética.
    Al final, he ido cambiando cada vez menos cosas (fondo de pantalla e iconos) y el resto es Unity tal cual. Luego abro la línea de comandos y lanzo mi lista estándar de aplicaciones a instalar: gimp, chromium, screen, trash-cli, …
    No soy de reinstalar ni tocar, pero cada LTS se me hace más fácil recuperar todo el entorno de trabajo en cuestión de un par de horas. No tengo que pelearme con la seguridad, ni antivirus ni malware ni crapware ni nada. También es cierto que no interactúo con nadie y no necesito un documento en formato .docx ni nada de eso.
    Sinceramente, no sé como la gente no usa Linux, o no lo usa más. Creo, que en el fondo, cuando funciona lo hace tan bien que rompe el negocio: tardas más en actualizar el PC, no necesitas ir a la tienda del barrio a que te formateen el PC, no te cuelan cosas con las que sacarte pasta por software o virus, …

    • Bueno, es que tú eres un gran ejemplo de un usuario perfecto para el ámbito Linux. Con experiencia, con conocimientos técnicos y que sabe de lo que habla. Para mucha gente lidiar con el escritorio Linux y con tantas opciones resulta demasiado complejo. Ya sabes que hay mucha resistencia al cambio, y contra eso es difícil luchar.

      Por supuesto que es posible trabajar con Linux y disfrutar de tu equipo sin historias -cuidado que las vulnerabilidades están en todos lados-. El tema es cuánto tiempo necesitas para adaptarte a esa experiencia. En Linux, queramos o no, las cosas son distintas, y eso hace que la curva de aprendizaje exista.

      Bien por ti, que conste.

  5. Andreu dice:

    LINUX:

    Para los que vienen de Mac: Elementary OS
    Para los que vienen de Windows: Q4OS
    El que me encanta: LINUX LITE

    Por otra parte, hace algún tiempo que la alternativa a Photoshop dejó de ser GIMP, deberías probar KRITA 🙂

    PORTÁTILES:

    Es cierto que Surface book es un pasote de cool, pero debo decir que sus procesadores son de la gama U y dual core. Por el mismo precio o incluso inferior me quedaría con los nuevos Dell XPS 13 o 15 al llevar procesadores de la gama H con Quad core, y además pantalla 4K.

    Y si eres un terminator, sín duda Lenovo Thinkpad p50 con sus procesadores Xeon y gráfica Quadro. Yumy!

    • Pakillo dice:

      Acabo de echar un vistazo a Elementary OS, Q4OS y LINUX LITE y son…. muy muy feos.
      Soy administrador se sistemas Linux desde hace más de 15 años pero… Linux en el escritorio… es que no llega al nivel de Windows y OSX, por mucho que nos guste.
      MacOSX con MacPorts es perfecto, bonito, rápido, con sus mc, apache2, mysql, postgresql, php… todo nativo.
      Linux es lo mejor para servidores.
      Debería estar prohibido ponerle un monitor con más resolución de Text80x25 a un Linux…
      CGA no, pero con EGA ya es suficiente 😛

      • Andreu dice:

        Es perfectamente normal que a un administrador de sistemas no le gusten las distros para recien llegados a Linux. Para los servidores, hubiese recomendado FreeBSD.

  6. Surcamares dice:

    ¡Sólo tres +1 apuntes!

    Primero, sobre la tarjeta de sonido. El problema se debe a que la tarjeta de sonido es “dual mode”, es decir, puede funcionar tanto en modo HDA como I²S, determinando un modo u otro durante el arranque y siendo necesario “apagar por completo” el portátil para que cambie de modo. Linux Knerle 3.x no parece funcionar con I²S, por lo que cuando arrancas desde windows sin un “apagado completo” (no vale reiniciar ni suspender) por el medio, la tarjeta sigue en modo I²S y en Linux no hay sonido. Algunos dicen que puede hacer falta, incluso, un doble apagado completo.
    Lo mismo sucede al revés: si estando la tarjeta conectada en modo HDA, funcionando por lo tanto bajo Linux, te pasas a windows, no funcionará, ya que windows la espera en modo I²S. Será necesario un apagado y encendido completos.
    Se espera que Linux Kernel 4.2 ya tenga un soporte I²S completo (en versiones anteriores, haber hay soporte, pero precario… por eso está deshabilitado y se usa por defecto HDA en su lugar).

    Segundo, prueba KDE 5. Es un cambio radical respecto a lo anterior. Puedes probarlo con un Live de Kubuntu.
    ¡Ojo! No sé actualmente, pero hace unos meses, los repositorios de Debian SID aún no tenían KDE 5… Y no estoy seguro de que los paquetes KDE de los repositorios de Ubuntu normal lo tengan.

    Tercero… Ésto sucede con todos los equipos con hardware muy nuevo: siempre hay que esperar un poco antes de que haya soporte en linux out-of-the-box. Para el Dell XPS 13, Linux Kernel 4.x debería ser ese momento (especialmente, de 4.2 en adelante). En mi caso, hace unos meses puse una beta del 4.1 y mejoró bastante respecto al 3.x que iba de serie con Kubuntu.
    Sé que tuve que tocar algunas cosillas más para pulir problemas con Kubuntu 15.04, pero lamentablemente no recuerdo cuáles. El nuevo Ubuntu (en todos sus sabores) incluirá el Kernel 4.2, con lo que, con un poco de suerte, todo funcionará out-of-the-box :D.

    Y por último, en ningún equipo moderno debería haber problemas para reinstalar un Windows desde cero, ya que la clave está embebida en la BIOS y es el propio instalador de Windows el que la lee. En el caso de los equipos que vinieron con Windows 8, ya dijo en su momento Microsoft que para poder hacer una instalación limpia de Windows 10 lo único que haría falta sería hacer el “upgrade” la primera vez y, después, la clave ya estaría “actualizada”, pudiendo hacer la instalación limpia.
    No obstante, siempre está bien sacar la clave antes de hacer nada “raro”.. ¡Y es muy fácil! Hay varias herramientas que lo hacen automáticamente:
    i) https://neosmart.net/OemKey/: la acabo de volver a probar y funciona perfectamente. Para descargar, pide un nombre y un email, pero vale cualquier cosa.
    ii) http://www.belarc.com/free_download.html: si, además, quieres sacar todas las claves de producto del equipo. Recuerdo haberla probado, pero no recuerdo si funcionó.
    iii) https://github.com/christian-korneck/get_win8key: open source, lo cual siempre es una ventaja. No obstante, no conseguí que funcionase en su momento.
    iv) Y por último, queda hacerlo a mano, leyéndolo de la tabla ACPI. Debería estar en algún punto de ella (hacia el final, creo).

    ¡Saludos! Y espero que te reconcilies con tu XPS.

    • Hola Surcamares, toma ya pedazo de comentario. Fantástico todo, ¡muy bien explicado y muy buenas recomendaciones!

      Había leído algo sobre el tema de I2S y HDA, y también de los dos apagados para reiniciar el sistema de sonico, pero no sé si es que los hacía mal, o quizás por arrancar vía grub para luego ir al gestor de arranque de Windows, pero la cosa no tiraba bien. Lo de KDE tendré que probarlo de nuevo, que muchos me lo estáis comentando, y también la nueva Ubuntu con el Kernel para ver si efectivamente se soluciona el problema.

      Lo de esperar por el hardware nuevo es cierto, sin duda, así que toca ser un poco paciente. En cuanto a la clave de activación, recuerdo que saqué una clave OEM con una de estas utilidades (no recuerdo cual) y cuando quise utilizarla no me dejó porque se quejó de que precisamente era una clave de ese tipo. No me acuerdo exactamente de cómo fue el proceso y mi escenario de uso, pero estaba medio mosquis por el tema. En cualquier caso, no sé si has visto que Microsoft permitirá utilizar a partir del mes que viene (con la build 10565) las claves que tuvieras en el equipo con Windows 7/8.

      En cuanto a la reconciliación, ojalá, aunque no estoy del todo seguro. De todos modos tengo una pista que podría ayudarme en las próximas semanas, ya la contaré si funciona como espero. ¡Saludos!

  7. Aliana dice:

    1- El post está errado (o malintencionado) desde el principio.

    Debería llamarse:

    “Dos semanas con Ubuntu GNOME en el Dell XPS 13”.

    2- Cualquiera que se llame a sí mismo “distrohopper” sabe que hay más de una distro en el universo (literalmente CIENTOS). Pero si decides instalar Ubuntu con ¡GNOME! ya estás declarando tu conocimiento del tema.

    Que una distro no vaya bien (o no sepas o no quieras hacer que vaya bien, porque en otros comentarios han dado solución a tus “graves” problemas con Ubuntu y el XPS) no quiere decir que ese hardware no vaya bien en GNU/Linux, sino que simplemente no has intentado siquiera solucionarlos.

    Decir …” yo es que soy muy de Chrome” es la pera: tengo en Iceweasel (Debian) ahora mismo una sesión de 71 pestañas. Más LOWriter. Más Transmission (sin restringir ancho de banda). Más Amarok. ¿Cuántas pestañas puedes abrir en CUALQUIER OTRO NAVEGADOR sin que vaya como el culo? Chrome se inventó para que los niños vean porno y las señoras su “feisbus”, no para navegar en serio.

    3- Lo de decir que una distro es mala porque no funcionan aplicaciones chorras para capturar pantallas, o que ese equipo vaya mejor en w10, cuando hay informes de fallos a patadas en ese s.o. ya es…

    4- Un maquinón como este XPS seguro que iría mucho mejor con un entorno mucho más completo como KDE (te lo han recomendado aquí y en tus otros posts sobre el XPS). Pero claro, a ti no te gusta, no lo pruebas y encima deduces que GNU/Linux EN TODO SU CONJUNTO no sirve en este XPS.

    5- Lo peor es que alguien puede pensar que Ubuntu no funciona en este equipo, cuando es mentira. Me voy a molestar en poner enlaces que lo demuestran lo mismo que tú (que se supone eres el experto) te molestas en buscarlos, o sea, nada.

    6- Me iba a extender más, pero al leer que prefieres w1nd0w$, ni me molesto.
    Si tan feliz eres con windows y tanto salivas con su nuevo engendro de tablet/portátil, ¿a qué viene hacer un artículo para decir que GNU/Linux no sirve porque no lo sabes configurar en ese equipo?

      • Aliana dice:

        De nada.

        Si fuera tan talibán te aplaudiría cuando te metes con la manzana (compañía cuyos productos y política de empresa detesto), pero no lo hago.

        Me hace gracia que me llames talibán, a mí nadie me paga por opinar.

        No soy el primero que te dice que se te ve el plumero con win.
        Quizá el primero que te lo dice sin rodeos, sin tacto y bien claro.

        Por si lo dudas, conozco tu trayectoria y he leído unos cuantos posts de tu blog, entre otros todos los del XPS, o lo que escribes sobre las compañías de la manzana y las ventanas.

        Si vas a hacer uno sobre los talibanes, podrías hacer uno de paso sobre por qué de repente ahora odias Apple y te maravilla y necesitas tanto win y qué tiene que no tengan los otros. Pero con datos, no con cosas tipo “es que yo sin mi SnagIt y mi Chrome no soy nada y por eso uso win”.

        Para acabar (quizá para siempre si me baneas, es tu blog), me gustaría que cada vez que se critique que GNU/Linux tiene problemas con un hardware se recuerde también que la Comunidad del SL trabaja en contra de los fabricantes de software y hardware para que podamos disfrutar de sus productos, mientras que en el otro lado tienen empleados a jornada completa cobrando un buen dinero para impedir que eso pase.

        Véase como ejemplo la nueva jugada con w10 impidiendo el dual-boot (problemas de seguridad y privacidad aparte).

Comentarios cerrados