Tecnología

Tres historias del periodismo moderno

·

Lo de vivir de juntar letras hace que siga bastante de cerca todo lo que se refiere a los nuevos modelos periodísticos y a los ciclos que siguen los medios en una transformación que es ya una realidad para muchos y una necesidad imperiosa para otros. No solo hablo de rediseños -el lavado de cara solo es un matiz, aunque hoy en día sea especialmente diferenciador- sino de cambios de estructura y de modelos de monetización.

Lo cierto es que aunque la conversación sale de cuando en cuando entre los que nos dedicamos a esto, ninguno parecemos tener claro hacia dónde tiraremos en el futuro. El modelo publicitario actual es bastante lamentable (y totalmente desequilibrado, con unos anunciantes que pagan mucho menos por muchas más ventajas y, sobre todo, mucho más control), y no hay salidas claras. Los paywalls no acaban de cuajar, y los modelos de pago por suscripción parecen la única salida si el contenido es realmente diferencial. En ElDiario.es la idea de ofrecer ciertos privilegios a los suscriptores -contenidos antes, sobre todo- me parece una idea curiosa, pero aún así, la saneada economía de los medios de antaño no tiene nada que ver con las dificultades por las que pasan los actuales.

Y entre tantos casos, aparecían estos días tres historias que querría rescatar para el que guste leer estos temas. La primera, el artículo de The Atlantic (por cierto, qué bien lo están haciendo) sobre la revista Time, madre de todas las revistas, en el que se habla de la evolución del gasto publicitario en distintos tipos de medios (TL;DR: si queréis montar algo con opciones, tirad hacia contenidos para móviles). El artículo es más bien deprimente, sobre todo cuando habla de la difícil situación por la que pasa una revista reverenciada por todos los que gustamos de leer cosas con miga. El último párrafo de este primer plato del menú es especialmente difícil de tragar, pero me temo que da bastante en el clavo:

[…] I don’t see a thriving future for the largest digital journalism enterprises as businesses, even though the web offers sensational opportunities for digital journalism as a product. My bet is that small, niche, and premium digital journalism survives with high CPMs and light costs, while big, broad, and everything-for-everyone journalism struggles with low CPMs and heavy ambitions

Pasemos ese complicado primer plato. En la segunda historia nos narran el reciente bagaje de BlendleEl primer iTunes real del mundo en temas periodísticos«), un proyecto que trata de ofrecer periodismo de calidad y de pago en un sistema en el que uno hace micropagos por contenidos muy específicos. Cualquiera pensaría que esa idea está destinado al fracaso («¡Pero si en Internet lo tienes todo gratis!«), pero lo curioso (y genial) del tema es que están ganando dinero. No solo eso: Un 20% de sus 60.000 usuarios registrados son clientes de pago, y eso que por ahora se han limitado al público holandés. Más proyectos están tratando de despertar el interés de los usuarios (yo ya soy suscriptor de pago de Acuerdo y también de la edición en e-book de The Great Discontent), y este último ejemplo demuestra que intentarlo (al menos, intentarlo) no es descabellado.

La tercera historia, el postre que os ofrezco, es a mi juicio sencillamente genial. Loco y genial. Se trata de una idea que han tenido unos ingeniosos emprendedores en el Reino Unido y que consiste en el amor por el papel y por el periódico impreso. A estos locos no les gustaba leer todo el rato las mejores historias que encontraban en sus portátiles, tablets o smartphones, no. Las querían tener en formato periódico. Así que se inventaron PaperLater, un servicio que transforma lo del «Leer más tarde» en «Leer más tarde en periódico». Ni más ni menos: tú le dices qué quieres leerte en ese formato, y por 5 libras obtienes un periódico en papel hecho con todo lo que querrías disfrutar en esa experiencia diferencial que sigue ofreciendo este medio. Por ahora el servicio solo está disponible en tierras sajonas, pero parece que si hay interés la cosa podría migrar fuera de las fronteras británicas.

Que disfruten ustedes del menú.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

2 comentarios en “Tres historias del periodismo moderno

  1. Pingback: Causas y azares 25 | Error 500

  2. Pingback: Causas y azares 25 - TecNoticiero

Comentarios cerrados