Tecnología

Siempre hemos sido el producto

·

Si no pagas por el producto, tú eres el producto. Es una de las citas más conocidas de los últimos tiempos en los que servicios como los de Google, Facebook o Twitter han ofrecido a sus usuarios un montón de ventajas a cambio de, básicamente, nuestra privacidad (bueno, y de nuestra «esclavitud cognitiva«). Los miedos que sugiere esa continua monitorización se han visto aumentados tras todos los descubrimientos que se están haciendo sobre la NSA. Y lo cierto es que en realidad ese sacrificio de nuestra privacidad no es algo nuevo. Siempre hemos sido el producto.

Lo explica muy bien un post titulado simplemente Free («Libre») al que he llegado a través de un tuit de Ben Thompson esta mañana. En él el autor –un tal Dr. Drang– hablaba de cómo hemos sido un producto toda nuestra vida. Una frase que le iría al pelo a Risto Mejide (que por cierto, escribe de miedo), pero que en este caso es cierta.

Television and radio, newspapers and magazines—they all sell your attention to their primary customers: advertisers. Even things you “pay for” sell you off to advertisers because you really don’t pay for them—you only cover part of the costs. Despite this obvious and longstanding fact of life, while everyone bitches about commercials, no one says TV networks are insidious or underhanded because they run ads

A veces, ni pagar por el servicio es suficiente, como mencionaba ese autor, citando el caso de TiVo o de Apple, dos empresas que cobran por sus productos y que aún así tratan de registrar todo lo registrable si uno les deja. La conclusión es la misma de siempre: a la hora de elegir si quieres disfrutar de un servicio gratis o mantener tu privacidad, debes buscar lo que más te compense. La comodidad del ya lo hacen por mi, o control de tus datos. Ese debate ya daría para un libro entero, pero al autor le basta con citar las palabras de John Siracusa –ya sabéis, el crack de los megaanálisis de OS X en Ars Technica– que dijo algo muy cierto.

John said it was apparent that Twitter had made an economic assessment of its users and decided they were worth more as advertising targets than as paying customers. Exactly. And those other evil bastards of the internet, Google and Facebook, have done the same thing.

Atentos a la frase: los usuarios de Twitter eran más valiosos para la empresa como objetivos publicitarios que como clientes de pago. Qué pedazo de resumen de la realidad actual en temas de servicios de Internet. Buf.

Lo cierto es que también da en el clavo con otra cosa: el hecho de que en realidad no es necesariamente malo que hagan algo así, dado que si no tendríamos que pagar por utilizar una red social, un buscador o un mapa en Internet. A ver quién es el listo que rompería la hucha para ello, sobre todo en nuestro país, donde el todo gratis es la máxima por doquier. Y cito (de nuevo).

The thing is, this sinister, creepy approach works, and it benefits us, too. A social network that isn’t free won’t have a huge number of users and won’t have everyone you know on it. A search engine that isn’t free wouldn’t be used much and wouldn’t be able to leverage the data collected on an astronomical number of searches. And it’s the same for maps.

La privacidad es mucho más barata, ¿verdad?

Y además, mola ir con la corriente. Yo no tengo privacidad, pero al menos me consuela que nadie en este mundo parezca tenerla. O algo así. Uf. Esto, como digo, da para temazo. Veremos qué se me ocurre.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Siempre hemos sido el producto

  1. Cristian dice:

    Creo que este es un punto de inflexión en la historia de Internet. Hasta ahora, desde mi punto de vista, los usuarios teníamos la sensación de que solo los productos de las grandes compañías eran lo mas adecuado a la hora vivir la experiencia de la Red. Ahora, hay un desarrollo del hardware (procesamiento de datos, almacenamiento) y del software libre (conjunto de programas y servicios open source) que ofrece al usuario la posibilidad (muy asequible) de abastecerse de lo necesario para poder tener la misma experiencia sin depender de un tercero. Y creo que esta puesta en tela de juicio de la confiabilidad de las grandes compañías va a acelerar esa descentralización de la Red.

    • Sí señor. Y todo ello va a más. Y esa descentralización, accesible hasta no hace mucho solo a gente con muchos conocimientos lo es ahora para mucha más gente. Y proyectos como arkOS van en esa dirección con acierto, parece.

      Esto promete. Como digo, sobre esto me reservo cositas para el futuro. Gracias por el buen comentario, Cristian.

  2. Gosz dice:

    Pues nada que no supiéramos como dices, llevamos tiempo sabiendo que somos el producto, y era de esperarse vigilancia de los gobiernoS, pero el nivel al que llegan los States es increíble.
    Como un amigo siempre me ha dicho: «El momento en que pones algo en la red deja de estar en tu control» Si te preocupa la privacidad mide bien que usas/escribes/subes/bajas/likes/etc en la red y aún así lo más seguro es que te tengan bien identificado. (Richard Stallman es el único que «navega» la red mandando el contenido en texto plano de lo que quiere leer a su correo y me imagino que aún así se puede rastrear.)
    Todos estamos metidos hasta el cuello, no por eso hay que dejar de exigir leyes y medidas de protección.
    No es una tendencia que desaparecerá, entonces mejor pon atención a lo que haces (y si tienes alma de hacker, pues crea tu servicios, usa open source, etc cada que puedas/quieras)

Comentarios cerrados