Tecnología

De Windows Phone 8, usabilidad y hervores

·

JOSEPH

Well, I mean occasionally it seems to have, how shall one say? (he stops in difficulty; to Orsini-Rosenberg) How shall one say, Director?

ORSINI-ROSENBERG
Too many notes, Your Majesty?

JOSEPH
Exactly. Very well put. Too many notes.

Demasiadas notas. Una de las muchas frases geniales de Amadeus (en mi top 10, sin duda), y una frase que, fíjate tú, realmente fue pronunciada. Y eso mismo podría afirmarse de Windows Phone, aunque con una ligera matización muy orientada a su usabilidad.

Demasiados clics.

Ahora mismo tengo delante mío dos de los smartphones más valorados –por distintos apartados– del mercado actual. De uno hablaré otro día, cuando haya pasado más tiempo con él. Del otro ya puedo ofrecer ese primer comentario del que ya he adelantado la conclusión. Se trata del Nokia Lumia 1020, un terminal que Nokia me ha cedido indefinidamente –algo habitual entre los fabricantes– y que ha sido mi primera experiencia real y duradera con un dispositivo basado en Windows Phone 8. Hablaré solo del sistema operativo, porque el terminal por sí solo es una pasada. Las imágenes que captura con su sensor de 41 Mpíxeles son impresionantes –aunque el retardo es apreciable, eso sí–, como también lo son los vídeos. Por ese lado no hay absolutamente ningún pero, y de eso además ya habló suficientemente –entre otros– Javier Penalva en su análisis del Lumia 1020 para Xataka.

Teniendo en cuenta que hasta ahora había usado de forma prolongada tanto Android como iOS –el iPhone 5 me ha acompañado todo este último año– tenía mucha curiosidad por saber cómo podría enfrentarme a mi actividad normal con un smartphone basado en la plataforma móvil de Microsoft. La interfaz de Windows Phone 8, como la de Windows 8 y el resto de productos «metrificados», es, como mínimo, valiente. Una idea original, fresca, totalmente distinta a la concepción de otros paradigmas táctiles, y ambiciosa, porque quiere llegar a todo tipo de dispositivos.

Lo que no significa que no le falte un hervor. Muchas son las pegas que se le pueden poner a Windows Phone, sobre todo cuando uno viene de plataformas tan distintas como Android o iOS. Lo resume muy bien un artículo de BetaNews con las 10 grandes molestias de una plataforma que a mi juicio acabará adaptando muchas de las soluciones presentes en sus competidores.

Así que ahí van mis grandes peros, la mayoría de ellos prestados del citado artículo.Hablaré de todos ellos en términos absolutos: en algunos casos se pueden minimizar los problemas instalando aplicaciones adicionales. En otros, simplemente, tocan ajo y agua.

  1. Interruptores de control: hasta iOS 7 ha adaptado ese acceso rápido a interruptores rápidos de activación y desactivación de la WiFi, el modo avión o el Bluetooth. Las apps disponibles en la tienda de Microsoft ofrecen accesos directos, pero no interruptores realmente funcionales.
  2. Gestor de ficheros: curioso que en un sistema que habitualmente lo pone todo fácil para explorar el sistema de ficheros no dispongamos de un explorador como el de Android. Navegar por los contenidos para compartirlos se hace muy complejo.
  3. Navegador: no tengo palabras para describir un navegador que aunque carga y renderiza rápido, está a años luz de los desarrollos de Android e iOS en otros muchos apartados. Uno absolutamente básico para mi: poder compartir algo en Instapaper o Pocket para leerlo después. Intentadlo y contadme. El horror.
  4. Faltan aplicaciones: muy relacionado con el anterior. Cierto que el ecosistema Windows Phone va mejorando, y que la mayoría de las aplicaciones «importantes» están ahí, pero hay otras muchas que no existen (como las citadas) y algunas que, a pesar de estar, distan mucho de sus versiones para plataformas rivales.twitter-wp8-1

    El ejemplo perfecto es Twitter, con una interfaz absolutamente horrenda que se come buena parte de la pantalla para mostrar accesos directos y opciones. Una imagen vale más que mil palabras.

  5. ¿Asistentes de voz?: puede que no sea un usuario constante de Siri o de Google Now, pero me encanta que estén ahí para cuando los necesito. La búsqueda por voz de Google o la posibilidad de dictar mensajitos a WhatsApp –el reconocimiento de voz solo está disponible en ciertas apps– son también características que uno acaba echando de menos.
  6. Notificaciones: De nuevo, soy un usuario muy light de las notificaciones, pero tener esa opción para aquellas aplicaciones que más utilizas es especialmente curioso. Las Live Tiles efectivamente ofrecen una curiosa alternativa, pero sus prestaciones son más limitadas.
  7. Demasiados clics: lo más importante. De hecho, casi podría vivir sin todo lo demás. Dos ejemplos: para coger una llamada que recibes tienes que deslizar la pantalla hacia arriba y luego pulsar el acceso para, efectivamente, «descolgar».twitter-wp8-2

    Y en el cliente oficial de Twitter en Windows Phone 8 para ir a un enlace primero tienes que ir al tuit (que Bing te traduce del inglés con resultados macarrónicos aunque tú no quieras, ver imagen) y luego pinchar sobre el enlace. Más clics por el mismo dinero. Encantadito estoy.

En realidad éste último apartado (problema) merecería un post por sí mismo, porque esa falta de usabilidad es constante en un sistema operativo móvil que por alguna razón nos hace gastar el dedo más de lo estrictamente necesario. No acabo de comprender cómo es posible que alguien con tanta experiencia como Microsoft no haya tenido en cuenta algo tan relevante, pero esto es ya de por sí un problema muy grave para tratar de atraer a usuarios de otras plataformas hacia Windows Phone. Todo debería estar mucho más pulido.

twitter-wp8-3

Hay cosas a favor, por supuesto. El teclado, cuyo diseño no me gusta demasiado –se han tomado a pecho lo de flat design, desde luego– funciona realmente bien, con buenas recomendaciones (en esa captura se lo puse difícil) y sobre todo con una sensibilidad estupenda y un –curioso– agradable sonido al ir pulsando las teclas. Normalmente quito esos sonidos y la patética respuesta háptica de los teclados Android, pero en el caso de Windows el sonidito es, como digo, casi adictivo.

La interfaz también tiene muchos aciertos. No solo por la valentía de las Live Tiles: el uso de tipografías es igualmente interesante –los amantes de estos temas probablemente aprecien esa atención en este apartado– y lo cierto es que en general la fluidez de Windows Phone es fantástica. Y aún así, a la plataforma le hacen falta muchos pequeños (e incluso) grandes retoques.

Si me ficharan en Microsoft sabrían lo que es bueno. Demasiados clics, majos, demasiados clics.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “De Windows Phone 8, usabilidad y hervores

  1. El ejemplo del colgar/descolgar no lo veo yo como ejemplo de cosa mal hecha sino como ejemplo de cosa bien hecha: no puedo descolgar/colgar accidentalmente una llamada al sacar el móvil de la funda. Para un manazas como yo, el tener que deslizar y pulsar para descolgar es un gran invento :D.

  2. cteixeira dice:

    Totalmente de acuerdo con @Cubano en su comentario. A mí también me parece una buena idea el deslizar y responder.
    Se hace incómodo si tienes el teléfono encima de la mesa quieres descolgarlo directamente, pero sacándolo del bolsillo y cogiéndolo de algún sitio (bolso en caso de ser mujer) lo veo más práctico.

    En lo referente a los «malos diseños» de las aplicaciones para windows phone, creo que has pecado en hablar de una aplicación que es de terceros y no de microsoft. No creo que podamos culpar a la plataforma por el mal diseño que hace una empresa para su aplicación.
    Si en el artículo hubieras analizado la aplicación de skype, por ejemplo, los resultados serían distintos, porque es una aplicación sencillamente genial en términos de diseño y usabilidad.
    O la de nokia música, que aunque peca de no poder buscar por artista/titulo, y sus ridículos límites de pasar sólo 3 canciones, tiene un diseño que cualquier aplicación de música envidiaría.
    No te quito razón, desde luego, en que la de twitter sea horrible, sobre todo en el tema negro que añadieron en una de las últimas actualizaciones, que hace que las imágenes en PNG de los avatares de algunos usuarios muestren transparencias estéticamente horribles que contrastan con el fondo. Algunas incluso muestran los típicos píxeles blancos por estar mal recortadas. Pero una vez más, tampoco es problema de la aplicación, si no del usuario y de la imagen que ha elegido.

    Otra cosa en la que no estoy de acuerdo es en la falta del explorador de ficheros. Yo no lo veo necesario. Para compartir lo que sea tengo skydrive, que es un perfecto explorador, y además sincronizado con todos los demás equipos. Viniendo de otras plataformas quizás haya que adaptarse a la nueva idea de tener todo «a mano» en todo momento. Pero en el móvil queremos tener fotos, música, y como mucho algún documento de texto/pdf, etc, que también podemos gestionar con la suite de office (que la mayoría pasan por alto y está ahí). Windows Phone no es Android…

    Algo que sí que me falta en windows phone es poder compartir algo directamente con whatsapp y demás aplicaciones desde cualquier lado, como existe en android por ejemplo. Poder coger una imagen de facebook y enviarla a un grupo, o enviarla por correo (ahora mismo habría que guardarla en la galería y posteriormente compartirla).

    En definitiva, les queda por mejorar, y sí, demasiados clicks en algunas cosas como los toggles para wifi/bt/etc, pero el mayor problema de windows phone es que supone un cambio de paradigma, y para cualquiera es más fácil criticarlo que aprender a usarlo.

  3. Tutu dice:

    WIndows Phone, sin duda, tiene pequeños defectos, que las otra plataformas (Android e iOS) no tienen a consecuencia de un mayor recorrido que sin duda ha servido para añadir más funcionalidades y pulir esas pequeñas cosas.

    Ahora bien, también tiene innumerables ventajas sobre Android. Mayor estabilidad, mejor rendimiento con un hardware modesto, mayor duración de la batería, una interfaz mucho más bonita, agradable y sencilla (en mi opinión), y un hardware (de la mano de Nokia) que ya querría cualquier fabricante sobre Android. Y esas cosas a veces no se dicen tanto, se hace énfasis únicamente en lo negativo.

    Yo me he pasado de Android a WP hace cosa de medio año, y tengo claro que no volveré. Mi satisfacción con WP es bastante elevada, y por el tema de la ausencia de aplicaciones (algo recurrente entre las críticas) lo cierto es que no echo en falta nada y, entre lo que ya hay en el market, me parece que el nivel medio de las aplicaciones es más elevado, y está mucho mejor diseñado y con mayor atractivo visual.

  4. Gracias por las impresiones y los comentarios. Como decís, aún queda mucho margen de mejora, pero ante todo quiero dejar claro que la interfaz y muchas de las prestaciones de la plataforma me parecen muy de agradecer. Simplemente hay cosas que se creo que se pueden hacer bastante mejor.

    El tema de las llamadas que comentáis es curioso: Es otra forma de verlo, desde luego, pero el gesto de deslizar de iOS es en mi caso más que suficiente para coger la llamada, y dudo que se pueda hacer accidentalmente. En cuanto a Twitter, tienes razón en que es una aplicación de terceras partes y no han tenido en cuenta las guías de diseño de Windows Phone. Minipunto y punto para ti cteixeira 😉

    Veremos si los desarrolladores tienen en cuenta esas líneas de diseño y el hecho de implementar ese tipo de mejoras (como lo de compartir desde IE y otras aplicaciones, como comentaba también). Windows Phone 8 apunta maneras, pero le falta una vueltecita.

  5. AnonimoX dice:

    Hace unos cuantos post yo dije «ios=pasado android=presente u wphone=futuro» por ahora parece que se esta cumpliendo ios bajo su cuota de mercado y android paso a ser el so mas usado en moviles y wphone sigue subiendo…….. al final tendre que echar la loto ja ja ja

Comentarios cerrados