Tecnología

Xbox One y lo imposible

·

Alucinado estoy ante la avalancha de comentarios negativos que ha tenido la presentación de la Xbox One. Conozco el tema porque me encargué del artículo especial sobre la Xbox One en Xataka el día de su presentación, y porque he podido ir comprobando el seguimiento a esa cobertura pero también al que se le dio a la nueva consola de Microsoft en otros medios.

Seguro, puede que me equivoque, pero mi sensación es que Microsoft lo ha bordado con esta consola. Ha sido lo suficientemente valiente para dar un paso importante en su arquitectura (adiós PowerPC, hola x86/x64), y lo suficientemente lista para no centrarse únicamente en juegos. La televisión y los contenidos multimedia ya eran importantes en la Xbox 360, pero lo serán aún más, mucho más, en la Xbox One, con su entrada HDMI (brillante, retomando el concepto del dispositivo passthrough al estilo de los viejos vídeos VHS) y con su lector Blu-ray, necesario no tanto para dar soporte a las películas (viva el streaming) como para poder meter más datos en los juegos que se distribuyan para esta consola.

Y sin embargo, los hardcore gamers no han hecho más que llorar y protestar. Qué pasa con la retrocompatibilidad. Qué pasa con los juegos usados. Por qué tiene que estar la consola todo el tiempo online. Qué pasa con Kinect y su modo cotilla constante. Todas dudas válidas y lógicas, y que probablemente tengan su explicación, aunque solo en una puedo aportar conclusiones válidas.

En donde sí lo tengo claro es en la primera. No hay retrocompatibilidad porque hay un salto de arquitectura que no puede afrontar ese problema de forma aceptable. Pasó con el salto de PowerPC a x86 de Apple (¿quién echa de menos PowerPC?), pasó con el salto de la Xbox a la Xbox 360, y pasó con el salto de las consolas y ordenadores de los 8 a los 16 y de los 16 a los 32 bits.

No seamos hipócritas. El cambio, la mejora, requiere sacrificios.

Puede que llegue (o más bien, seguro que llegará) un momento en que podamos emular la Xbox 360 en los futuros PCs de sobremesa o, por ponerme chulo, en los futuros smartphones -o como se llamen-. Pero para entonces esa emulación será anecdótica, como lo es ahora todo lo retro en informática. Muy simpático, muy rollo sentimental, pero anecdótico. Los emuladores están ahí para casi todo lo que ha existido hasta hace pocos años, y eso no importa a la inmensa mayoría de jugones, ávidos por dar el salto al nuevo FIFA 14, al CoD: Ghost o al Gran Turismo 6. La emulación es un nicho. Y no muy grande.

Lo de los juegos usados, en cambio, tiene mala pinta, y ahí coincido con las quejas. Si uno compra un juego, la desarrolladora y toda la cadena por la que pasa ese juego ya ha hecho caja. Volver a pedirle al nuevo comprador (re-comprador) pasar por caja me parece peligroso, pero la cosa aún no está definida en este aspecto, así que veremos qué proponen Microsoft y las desarrolladoras y distribuidoras de videojuegos.

Lo mismo ocurre con las dudas sobre esa aparente necesidad de estar online (“¿Y si quiero jugar solito?“) o de esa obsesión de que Kinect siempre esté conectado y funcionando (“Xbox, switch off Kinect“). Parece que lo de estar permanentemente conectados a Internet no será requisito siempre -por lo visto, Microsoft ofrecerá esa opción, pero serán los desarrolladores los que la activen o no- así que por ahí podemos quedar más tranquilos, pero lo de Kinect resulta más bien espeluznante y espero que en Redmond nos cuenten cómo desactivar esas funciones de reconocimiento de voz y gestos si no queremos disfrutarlas.

A partir de ahí, por supuesto, surgen las inevitables comparaciones. Y las más inevitables, lógicamente, con la PS4, de la que se conocen pocos datos, pero de la que muchos fans ya indican que va a ser netamente superior a la consola de Microsoft en el apartado técnico. Que si uso de memoria GDDR5, que si una GPU superior, que si TFLOPs para dar y tomar, que si el juego online es gratuito. Y sin embargo, el mismo discurso (o muy parecido) surgió en la generación actual, y mira como están las cosas.

Justo en este punto es donde habría que mencionar el artículo “Hardcore Console Gamers Don€™t Want Much, Just the Impossible” publicado en Wired ayer, y en el que en realidad he basado esta reflexión. Sobre todo, porque lo que ha hecho Microsoft -una Xbox One que va más allá de los juegos, más que nunca- ha demostrado, con los datos que tenemos, ser lo adecuado a nivel financiero:

It€™s looking more and more likely that what the gaming-only crowd wants is, as a financial matter, simply impossible.

Así es. Lo que quieren los jugadores es imposible. A no ser, claro, que quieran arruinar a las compañías. Y si arruináis a las compañías, os quedáis sin consolas y sin juegos. Yep, soy propietario de una Xbox 360, así que mi objetividad es nula. Y aún así, esas críticas a la Xbox One me están entrando por una oreja y saliendo por la otra porque creo, como he dicho al principio, que Microsoft lo ha bordado. Sinceramente, me da que se van a salir. A ver cómo está la cosa dentro de un año. Voy poniéndome alertita en el calendario.

 

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Xbox One y lo imposible

  1. Fernando Pratz dice:

    Excelente artículo, estos temas siempre pasan por lo mismo, y como dices, aqui siguen y seguirán, me extraña que los hardcore gamers no vean como un plus todo lo demas que les ofrecen aparte del objetivo de jugar. Yo me estoy decantando por un xbox one (me gusta el tema de smart glass y la evolucion del kinect) aunque sigo pensandolo, a ver que ofrece Sony. Un detalle, cuando dices “microsoft lo ha bordado” (lo mencionas dos veces) a que te refieres. Siendo de México no termino de entender la frase. Saludos.

  2. KONDUR05 dice:

    La unica utilidad que yo le veia a la conexion de señal-vhs-televisor, era cuando se dañaba el control del televisor, jeje.

    Ya en serio hay cosas que si pudieran quisiera, pero a microsoft solo le gusta la ganancia (y bueno para eso es el xbox ¿no?). Pero eso de pagar por usar juegos viejos a cada rato es um poco pasado de la raya. Ojala sea tan superior como promete ser

  3. Rafacd dice:

    Puede que tengas razón respecto a que los jugadores mas “Hardcore” ( que poco me gusta ese nombre ) quieran lo imposible y que se quejen por casi todo de esta consola, peor yo creo que vinieron más quejas sobre la presentación en sí. No puedes estar 2 horas, habiendo mostrado la consola, y solo diciendo que se puede ver la televisión, no se cuantas veces escuché lo de TV( tiví ),y canales de televisión americanos y miles de funciones como centro multimedia -Que no van a llegar a España, porque ya pasó con la Xbox 360-. Sobretodo teniendo en cuenta lo fácil que era superar la presentación de Sony, donde sí mostraron juegos e ingame pero NADA de la consola física.También creo que Sony ha respondido a las quejas de los desarroladores dándoles mas apoyo y volcándose mas con los jugadores más hardcore ( parece ) y que Microsoft con Xbox One van a orientarlo todo a una consola más familiar.

  4. Hakenz dice:

    Pasas por alto una cosa, a todo mundo le gusta tirarle piedras a MS, así funciona el mundo, es como hablar mal de los políticos, es lo socialmente aceptado XD.
    Respecto a los puntos de retrocompatibilidad, conexión permanente y segunda mano, 100% de acuerdo contigo, es más como propietario de HTPC donde veo todo y juego, me parece la mejor desición el tratar de integrarlo todo.
    Lo de “Bordarlo” no lo creo, primero la caja realmente no es bonita, tampoco es fea, es sólo… Simplona. Y además, según yo quedaron a deber en el ámbito de los juegos, me refiero a la presentación, muy pobre en ese aspecto, la primera impresión solo se logra una vez :-[

  5. Pavloco dice:

    Buen artículo. Estoy deacuedo contigo en casí todo salvo por una cosa, la segunda mano nunca ha sido necesaria para que las corporaciones saquen ganancia. Es un terrible error. No porque me moleste que me cobre (que sí que me molesta), sino porque esa clase de cosas fomenta la pirateria. MS deberia de saberlo más que nadie, toman medidas absurdas para sacar dinero y en un año los veo lloriqueando porque la consola fue hackeada.
    Por todo lo demas la consola me parece excelente.

  6. Uhmmm… Estupenda entrada pero, ¿realmente necesitamos una consola?
    Ya que tienes una 36o, me gustaría que me contestases una pregunta: ¿cuántas horas a la semana juegas con ella?.
    Un saludo.

  7. nahiko dice:

    Holas!!

    A mi lo de la retrocompatibildad me parece muy mal, pero muy muy mal. con la de juegos buenos que hay para la 360, que con la nueva no los puedas jugar, aunque te los hayas comprado…
    Microsoft se vanagloria de que la nueva consola es 8 o 10 veces más potente que la 360… Por mucha nueva arquitectura x86 o lo que quieran, siendo TAN potente como dicen que es, no les debería costar demasiado sacar un “emulador” para los juegos antiguos. Si tanto dicen que ahora la xbox one ya no solo es una consola, sino que sirve para muchas cosas, creo que esto debería ser una de las premisas básicas, poder juegar a juegos de la 360.

    Evidentemente, que si el emulador lo sacas dentro de 10 años, será anecdótico, pero a día de hoy sería una gran razón para adquirirla, y más aun si los juegos, tal y como dicen, van a costar a 100 $ la unidad. Recordemos que en estos casos el cambio está muy bien: 1$ = 1‚¬.

    Y por otro lado, el tema de que no solo sea consola sino centro multimedia… a mi no me termina de convencer, vale que la uses para ciertas cosas multimedia, pero al final, qué quieres que te diga, para eso es muchísimo mejor un PC, te da muchísimas más posibilidades, tienes mucho más donde elegir. Le pones una gráfica decente, un logitech rumblepad cordless y un ratón y teclado, y juegas mucho mejor, tienes un muchísimo mejor centro multimedia, y si vas a piratear, te sale mucho más baratno no tener que comprar ni grabadora de BR, ni discos vírgenes, que si bien bajarán mucho de precio cuando se consiga piratear, siempre es un coñazo tener discos everywhere.

    S2!!

  8. Yomismito dice:

    pos yo no se… tengo una xbox 360, y estoy cansado del mundo de los juegos, sigo siendo un jugon, pero no estoy dispuesto a pagar las burradas que piden ahora por 8 o 9 miserables horas de juego… ya se que a la gente le importan los graficos de la leche y eso… yo prefiero un juego divertido, una buena historia, jugar muchas horas…, este año no tendre una consola de las nuevas, y seguramente el que viene tampoco… a no ser que la ouya triunfe, pero vamos, creo que esa juega en otra liga distinta, aunque me da que esa va a ser la liga que me gusta, con desarrolladores independientes, con ideas frescas y no tantos graficos con tropecientos millones de poligonos ni nada de eso… juegos para jugar, no para mirar, que como le digo a mis amigos, “lo del tripe A es una sandez para vender mierda a precio de oro”

Comentarios cerrados