Tecnología

Gmail, imposiciones y usabilidad

·

Avisé ayer noche en Twitter: tocaba comentario obligatorio sobre Gmail y sus últimos cambios en la interfaz de usuario y la usabilidad. Todo viene tras un fantástico post de un usuario que en su blog escribió un post titulado -quizás algo exageradamente- “Why Gmail 2013 Sucks“. En el post esgrime cinco argumentos con los que justifica ese paso hacia atrás que Gmail lleva tiempo dando con algunas decisiones que no hacen más que -según él- perjudicar a los usuarios.

El tema ha generado un animado debate tanto en los comentarios de su blog como, sobre todo, en Hacker News, donde han hecho la discusión suya. Los que defienden las decisiones del equipo de Gmail indican que la nueva interfaz simplemente favorece las tareas y opciones más comunes, ocultando las que menos aportan salvo en ocasiones particulares. Y los que como este usuario ponen el grito en el cielo tienen un punto en común: muchas decisiones no tienen sentido porque básicamente rompen con la clásica forma de trabajar que teníamos en Gmail.

¿Os recuerda esto a algo? A mi, desde luego, sí. Por poner un ejemplo -y de esto toca hablar en otro post-, Windows 8, un sistema operativo que llevo usando a diario desde hace meses, pero que utilizo en modo Windows 7. Para mi las baldosas no existen, porque para mi las baldosas no tienen sentido, pero afortunadamente al usuario se le da la opción de funcionar con uno u otro modo de trabajo. O quizás no debería decir afortunadamente, porque si Microsoft hubiera impuesto las baldosas a todo el mundo, os aseguro que no habría vendido ni un 1% de los 100 millones de copias de Windows 8 de los que acaban de presumir.

¿Por qué los usuarios siguen usando Gmail, a pesar de las imposiciones de Google? Bueno, aquí la cosa es distinta. En primer lugar, Gmail es gratis. En segundo, los cambios han llegado de forma gradual y Google ha logrado -de momento- irnos convenciendo de que lo que nos proponía era lo mejor. Acertaron en muchos aspectos, pero de un tiempo a esta parte la cosa se torció. El tema comenzó a molestarme con sus distintas “densidades de pantalla” forzadas, que llegaron en 2011, pero es que este último cambio de la ventana de redacción de correos me ha parecido un verdadero desastre. Está curioso poder ver la bandeja de mensajes cuando estás escribiendo uno, pero eso ya podía hacerlo abriendo Gmail en otra ventana del navegador y dejándolas una al lado de la otra. Y aún así, no lo hacía casi nunca, porque casi nunca lo necesité. Cosas como modificar el asunto, añadir nuevas direcciones, ver las direcciones de correo (no los nombres de los contactos) o insertar enlaces y aplicar estilos a la redacción se han convertido en algo más incómodo. Algo a lo que cuesta más llegar.

En resumen: Google ha creado un problema en lugar de solucionar otro.

Ese, que yo sepa, es lo que intenta hacer la usabilidad. Resolver problemas, no crearlos, y hacerlo todo más cómodo, no más difícil e inaccesible. Para más INRI, no hay forma de volver atrás: Google te deja mantener por ahora la vieja ventana de redacción de mensajes, pero no lo hará por mucho más tiempo, y eso podría significar la migración gradual de más usuarios a otros servicios como Outlook.com, que apenas he utilizado pero que podría comenzar a valorar seriamente porque la gente de Microsoft ha vuelto a los orígenes: simplicidad y usabilidad, algo que en Gmail parecen haber olvidado.

Por supuesto, no hay por qué usar el cliente web de Gmail. Cualquier cliente de correo medio moderno puede servir como interfaz para el servicio, y de hecho también tenía reservado un post al respecto para hablar de Mailbird (que mola mucho), pero a este cliente se le suman otros como Thunderbird para Windows y OS X, o bien Mail.app, el ya defenestrado Sparrow (con lo que molaba), o AirMail para OS X. Puede que en Google simplemente prefieran eso, y puede que lo logren, porque ese tipo de restrictivas imposiciones acaban con el encanto de una aplicación web que hasta no hace mucho era la joya de Google. Qué penita, señores. Lo dije entonces y lo mantengo ahora. El problema es el mismo de siempre.

Que nos quitan opciones, en lugar de ofrecerlas


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Gmail, imposiciones y usabilidad

  1. Antonio dice:

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Yo ya llevo unos meses fijandome en esto, en lo mal organizado que está el aspecto visual de gmail. Concretamente, lo hago desde que se cambió el entorno visual de hotmail a Outlook.
    Antes Gmail era la joya de la corona, el correo que recomendabas tener a todo el mundo por su usabilidad. Hotmail era barroco y horroroso. Pero con el cambio del aspecto visual se ha dado la vuelta a la tortilla y ahora Outlook es sencillo, facil, intuitivo…aunque sigue teniendo sus buenos fallos. A su lado, gmail es dificil de manejar, hace cosas raras, abre una ventana para enviar mensajes….un horror.
    El problema es que no hay vuelta atrás y me da la impresión de que tardaran tiempo a enmendarlo.

  2. nahiko dice:

    El problema es que cambien la interfaz, que es lo que parece que dices, o que el cambio de interfaz no es bueno, que lo dices, pero mucho más de refilón.

    Porque si es el primer punto… comento que outlook es lo que antes era hotmail, y el cambio ha sido bastante gordo en interfaz… si te cambias, porque cambian, a outlook no es a donde deberías ir.

    Yo soy el primero al que no le gustan los cambios de interfaz, bueno, mejor dicho no me gustan los cambios de interfaz sin tener la posibilidad de mantener la interfaz antigua, porque me gusta ir muy rápido por una interfaz que uso alrededor de 10 horas diarias y controlo a más no poder. Conozco prácticamente todas las teclas rápidas, tengo programas que automatizan, tanto gestures de ratón (el glorioso strokeit) como otros de combinaciones de teclas (como el power pro), y por supuesto tengo ciertos trucos para colocar accesos directos a cosas en sitios, que hacen que con muy pocas pulsaciones / clicks, llegue a prácticamente todo lo “llegable”.

    Creo que windows XP es difícilmente mejorable en cuanto a interfaz, no obstante aceptaría ciertas mejoras, si realmente lo son y no intefieren en el uso anterior de la interfaz.
    Windows 7 por ejemplo ya no me gusta porque no me permite usar el botón de inicio clásico, aunque bueno, para eso tengo el “classic shell”, un programita que te deja el botón de inicio como antes, con la salvedad que te permite configurarla y meter algunas cosas más del menú de windows 7, u otras entradas, como accesos a descargas o casi lo que quieras.

    S2!

  3. Fernando Pratz dice:

    Hola Javi, excelente articulo, del cual me brinco algo que escribiste. te cito, “Windows 8, un sistema operativo que llevo usando a diario desde hace meses, pero que utilizo en modo Windows 7”. Me quedo la duda, hay alguna forma de volver al modo windows 7 estando en windows 8?? Cómo?. Me imagine a mi windows 8 iniciando con el clasico escritorio y con su boton de inicio. Es posible? He buscado pero todo me indica que es posible si se utilizan temas y aplicaciones de terceros. Mi duda es que si es posible de forma nativa. Gracias. Un saludo desde México.

Comentarios cerrados