Tecnología

El internauta perezoso

·

The Onion, para los que no lo conozcan, es un medio de comunicación que usa la sátira como elemento fundamental. La totalidad de sus artículos están redactados con ese puntito picante que permite ver la actualidad desde un punto de vista diferente. A menudo, mucho más divertido. Pero, y esto es lo curioso, también, a menudo, sorprendentemente revelador.

Es lo que me ha ocurrido al leer un artículo titulado «Internet Users Demand Less Interactivity«, en el que se narran las experiencias (supongo que inventadas) de varios internautas que están hasta las narices de tanto tener que comentar, puntuar, y compartir en los sitios web que visitan. El subtítulo del artículo lo dice todo:

‘We Just Want To Visit Websites And Look At Them’

Lo cierto es que si uno se para a pensarlo, a menudo esa interactividad acaba complicando nuestro consumo de esos contenidos. Nos hace ser más proactivos, desde luego, animándonos a reflejar nuestra opinión y a compartir ese contenido con nuestros conocidos y seguidores, pero la verdad es que en muchas ocasiones uno solo quiere ser un consumidor absolutamente pasivo. Ni botones sociales, ni comentarios, ni gaitas. Y por pedir, que no quede: ni anuncios. Dame el contenido, puro y duro.

Se me ocurre ahora que puede que esa se convierta en el futuro en una opción más de los contenidos ‘Premium’. Si quieres consumir sin ser molestado, chavalote, acoquina. Que sí, que luego podrás activar botones sociales o habilitar comentarios en ese medio si así lo deseas en tu perfil, pero si tú quieres, y pagas por ello, dejaremos de molestarte con tanta interactividad. Te dejaremos ser lo que quieres ser: un internauta perezoso.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “El internauta perezoso

  1. Jaime dice:

    yo creo que una cuenta premium debería ser al revés y que solo ellos tuvieran la posibilidad de hacer comentarios, porque tampoco es obligatorio hacerlo.

  2. Furious dice:

    Pues yo no acabo de ver un acto perezoso. Es como la crisis. En el telediario. En los periódicos. En el trabajo. En la crisis. Acabas hastiado. Llevo un mes sin escuchar la radio cuando voy en coche al trabajo. Ahora música. Creo que muchos nos cansamos a veces de como funcionan algunas cosas. Comentándo esto con algunos amigos nos reímos porque ellos precisamente hicieron lo mismo que yo y nos pareció una graciosa extraña coincidencia.

    Por otra parte sobre el contenido premium creo que debería ser costumizable. Quien quiera comentar que lo haga. Quien no, idem. Quizás tener todo no sea la opción ideal para el usuario. Sino la plena elección segun preferencias personales.

    Dar likes o negarlos también puede ser otro es un acto libre. Es tan legítimo dar un positivo por un contenido brillante que alimente más contenido segun nuestras preferencias como penalizar si no consideramos que valga la pena. Desde el respeto todo puede ser válido y legítimo.

Comentarios cerrados