Tecnología

¿Qué necesita el Open Source? Buenos diseñadores

·

Linux y el Open Source tienen cosas alucinantes, y hay desarrollos increíbles que se usan por parte de millones de usuarios y muchísimas empresas y que demuestran la validez de este modelo. Los ejemplos son casi innumerables, pero junto a esa fantástica capacidad de los proyectos Open Source, nos encontramos con un problema grave: que muchas aplicaciones (sobre todo, muchas pequeñas aplicaciones) tienen una interfaz lamentable.

El problema está en que en el mundo Open Source hay muchos buenos desarrolladores, pero muy pocos (y menos, buenos) diseñadores. Los programadores son programadores, y, admitámoslo, escriben el software (sobre todo) para programadores. La usabilidad no es uno de los fuertes de Linux, aunque KDE y GNOME afortunadamente han mejorado en mucho ese apartado. Pero claro está, el problema no es solo de los entornos de escritorio y sus gestores de ventanas o shells (Unity y GNOME Shell están muy lejos de ser perfectos), sino de las aplicaciones, que los programadores desarrollan sin prestar demasiada atención (probablemente, porque no tienen base para ello) a la interfaz de usuario. Las librerías GTK+ y Qt deberían ayudar, pero aún así hay muchas cosas por hacer.

Y claro está, ahí sería fundamental la ayuda de buenos diseñadores. Canonical está prestando mucha atención a ese apartado, y aunque se les critica que copien mucho a Mac OS X, lo cierto es que están copiando (o adaptando) buenas cosas de un sistema que presume de ser especialmente usable. Y bonito, por demás. En Linux el nivel de personalización es tal que la unificación de criterios es mucho más compleja, y por tanto, las interfaces son de su padre y de su madre.

Lo comentan en este blog con buen criterio, donde hay un párrafo que resume la idea de forma bastante definitiva:

The most important skill a developer can have is empathy. To be useful, software needs to be built with a deep understanding of my needs as a user, which may be different to another user€™s needs. I write both software and short stories, and I use the same approach for both: I€™m writing for an audience. Open source often feels like it€™s scratching an itch; rather than users, the software is often written for the developer

Pero además cita temas interesantes:

Another problem, though, is designer attitude. Who wants to give away their hard work for free, after all? Designers already complain about their work being undervalued on marketplaces like 99designs. (Oddly, very few developers complain about their profession being undervalued on sites like oDesk, although I think it is.) While developers see having a Github repository as a kind of portfolio, and participation in an open source project as career-building, designers don€™t have the same incentives.

Así es: mientras que un proyecto Open Source por el que el programador no suele cobrar nada da mucha caché, los diseñadores no parecen estar dispuestos a trabajar de gratis para mejorar su CV. Coincido en todo, y diré más: dudo que lo del célebre «Year of the Linux desktop» se produzca nunca. ¿Por qué? Pues (además de que la gente no cambia así como así) porque Linux no le atrae a la gente. Sigue teniendo esa pinta «friki» que el común de los mortales no tiene tiempo de aprender a controlar.

(Imagen: design?, por rattattart para DeviantArt)


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “¿Qué necesita el Open Source? Buenos diseñadores

  1. lc dice:

    Unificación de criterios, tampoco deberia ser tan dificil. Entre linux y os-x hay muchos «grados» de control a elegir, pero coñe, que elijan alguno los de linux, es que con tanto bazar, a veces entra ganas de entrar en la catedral, pero solo un rato, ¡eh! 🙂
    En cuanto a los «diseños» de aplicaciones, pues que copien.
    En cuanto a lo de pinta «friki», diria mas bien «beta» como ya dijeron por aqui, con lo bueno y lo malo que tiene.
    La verdad es que las aplicaciones para GUIs, intuitivas y bien hechas son bastante mas complicadas de programar de lo que parece, y encima cuando te queda bien parece tan facil de usar que da la sensacion de que no hacen nada de complicado. Incluso alguna vez me ha quedado todo tan facil que incluso estuve pensando en ponerlo un poco mas dificil para que pareciera complicado lo que hacia, porque de hecho lo era. Al final voy a tener que enseñarles, ja,ja,ja

  2. Lo que se dice es cierto.
    También hay que entender que si usas Open Source, no te cuesta nada así no a una cosa gratis uno no se puede quejar.

    Normal que si alguien libere su código sea por algo a cambio, ya que podríamos decir que el 99,99% de los humanos siempre que hacemos algo esperamos algo a cambio; y aclaro que «algo», no quiere decir solamente económico.

    Por otra parte, yo estoy la mar de contento usando el Open source, pero si que es cierto que mi tiempo tengo que invertir (normalmente todo es más parameterizable, pero mucho menos automático), pero si que es cierto que estoy catalogado como Friki y mi gasto de tiempo en esto no es extrapolable a alguien que no lo es.

    Mucho software comercial, es más fácil de utilizar o es más automático a nivel de parametrización así que eso es muy bueno para el usuario y por lo tanto muchas veces es recomendable que utilice eso, pero….

    Si el usuario no quiere pagar por el software, no te queda otra que decirle que use el Opensource, o por lo menos eso es lo que yo pienso, yo nunca voy a recomendar a nadie, por profesionalidad, que se descargue un software pirata o lo instale, si no quiere pagar licencia y no le gusta las interfaces o el software homólogo en Opensource, le tendría que quedar claro que se tiene que aguantar sin él, y nunca tomar la solución de tomar el software comercial pirateado.

    Solo añadir que, Opensource no quiere decir no dar nada a cambio; quien creo ese programa y lo distribuye así se entiende que algún beneficio habrá pensado obtener y entre ellos puede ser algo como «satisfacción personal».

  3. Alex dice:

    Unificación de criterios es un concepto antagónico al Opensource. Si hubiera unificación, ya no seria tan Open, porque habría una directriz común a seguir. De entrada la existencia de diversas distribuciones de Linux sería innecesaria. Solo habría una, unificando criterios. Pero ¿quienes van a ser los encargados de establecer los criterios? Unos pocos, lo que cerraría las posibilidades que hay ahora. Mucha gente se quejaría y muchos abandonarían los proyectos en señal de protesta. Porque si encima de que lo hace uno gratis, te ponen todas las directrices definidas por unos pocos… tu aportación empieza a perder su significado

    • muka dice:

      El concepto de éxito suele simplificarse demasiado al igual que el concepto de calidad.
      Existen proyectos exitosos dentro del soft libre que sirven de contraejemplo a lo que tu dices.
      Kde, Debian. En el caso de Debian, puede que no compartas sus objetivos, pero son exitosos ya que sus objetivos no pasan por la masividad o el beneficio economico.

  4. Pingback: GNOME y el abismo del desarrollo Open Source | Incognitosis

Comentarios cerrados