Tecnología

MIUI y Android: ¿la ROM perfecta?

·

Hace bien poquito actualicé la ROM de mi HTC Desire para cambiar un poco de aires: CyanogenMod 7.0 había salido recientemente y aproveché para poner un poco al día mi smartphone. Las impresiones, como ya comenté en un post anterior, fueron bastante agridulces: aunque las prestaciones de CyanogenMod son muy chulas, su puesta en escena no lo es.

En aquel post llegó al rescate Frames, que hablaba de una ROM que podía ser la solución en mi caso. Se trata de MIUI, un desarrollo de unos desarrolladores chinos que lleva ya tiempo disponible -comenzó a hablarse de ella en septiembre del año pasado- y que desde hace algún tiempo también tiene una versión completamente adaptada al español, con sitio web oficial y foro también en nuestro idioma.

Así que ni corto ni perezoso me puse a descargar la ROM e instalarla en mi Desi hace un par de días. El resultado: espectacular. MIUI cumple a la perfección con muchas de las expectativas que cualquier usuario de Android podría esperar, sobre todo en mi caso, en el que la apariencia visual y la usabilidad del sistema eran cruciales.

Para empezar, MIUI es una ROM que a su vez es totalmente personalizable y que, atención, dispone de soporte para temas. Es alucinante que el propio sistema operativo no dé soporte para esa personalización ‘global’, y MIUI sí lo dé, pero así es. Existen ya decenas de temas disponibles, con distintos iconos, tipografías, fondos de pantalla y otros elementos visuales que podemos cambiar «en conjunto» y que luego podemos personalizar uno por uno, combinando iconos de unos con tipografías de otros. Fantástico.

Pero es que MIUI es, de forma nativa, mucho más usable (siempre desde mi opinión, cuidado) que CyanogenMod. Menos clics para cada cosa, opciones más visuales y claras, y todo mejor organizado. Un ejemplo claro es la gestión de contactos desde la función de teléfono. En dicha pantalla aparecen los últimos contactos con llamadas realizadas o recibidas, y si mantenemos el dedo un par de segundos aparecen de forma clara y elegante las opciones que podemos realizar sobre ese contacto. Pero si en lugar de eso pulsamos levemente sobre el contacto, la información sobre dicho contacto también aparece de forma fantástica, muy bien organizada, y muy clara.

La agenda de contactos también está muy bien resuelta, y recuerda -como otros apartados- a la interfaz de iOS, que ya acertó en muchos de estos apartados. Para empezar, en la parte superior encontramos el campo de búsqueda para los contactos, algo que inexplicablemente no hay forma de encontrar en las agendas nativas de Android. Y como sucedía al trabajar con el teléfono, los contactos se muestran de forma muy clara, con una usabilidad excelente.

Hay unas cuantas utilidades propias de MIUI, como el reproductor de música -muy chulo-, la herramienta para realizar copias de seguridad en la nube, MIUI Backup, o la herramienta de visualización de imágenes, MIUI Gallery, más rápida y eficiente que la Galería por defecto de Android, que como ya dije está muy chula visualmente pero no responde lo rápido que debería.

Pero hay otros apartados propios de esta ROM que también brillan con luz propia. Las notificaciones son fantásticas, y se combinan con los llamados «Controles», que no son más que los interruptores que activan y desactivan funciones hardware, como WiFi, Bluetooth, GPS, o el brillo del teléfono. Manteniendo el dedo pulsado sobre cualquiera de estos iconos hace que aparezca el menú relacionado con dicha característica. Por ejemplo, en WiFi aparecerán todas las preferencias de la conectividad WiFi, como las redes disponibles o la notificación de que hay una red abierta disponible.

La configuración de todos y cada uno de los parámetros del sistema es igualmente fantástico gracias a esa interfaz de la que vengo hablando y que hace que todo esté accesible rápida y claramente. Desde las opciones de personalización -como he dicho, la gestión de temas es fantástica- hasta las que afectan a la batería -con una utilidad integrada de monitorización que muestra cómo se ha ido gastando-. Todo recuerda de nuevo a iOS, y eso, de nuevo, no es malo, porque la información y su representación es según mi opinión perfecta.

Desde luego MIUI no es perfecto: la aplicación de cámara sigue sin estar demasiado bien resuelta, y por ejemplo no es posible grabar a 720p -lástima, pero en ello están trabajando– y hecho de menos cositas de otras ROMs tradicionales, como por ejemplo la lista completa de aplicaciones, que se desplegaba tras pulsar en uno de los botones del Dock que en esta ROM no existe. De hecho, todo lo que instalas en MIUI se muestra en alguno de los escritorios disponibles, algo que es confuso y que hace que sobrecarguemos nuestras pantallas de trabajo con herramientas que tan solo se usan de forma muy ocasional.

El resto de los apartados de la interfaz siguen esas pautas: fondo claro, tipografías oscuras, y un aspecto que recuerda mucho (mucho) a iOS y a los tradicionales iPhone. En mi opinión -y sé que esto da para muchos debates- eso no es necesariamente malo. Si algo está bien hecho y funciona, ¿porqué no seguir esa pauta? La interfaz nativa de Android no está acertando, pero MIUI ofrece lo mejor de ambos mundos: uno tiene la potencia y libertad de Android, y las buenas decisiones de interfaz que en su día tomaron los chicos de Apple. Es, de momento, una mezcla perfecta.

No puedo más que dar mi enhorabuena tanto a los creadores originales de la ROM como a todos los que contribuyen a mejorarla directa o indirectamente en nuestro idioma. Qué maravilla que la libertad que ofrece Android al fin tenga un ejemplo claro de la potencia que puede regalarnos esta filosofía. Para más información os recomiendo el sitio web oficial en español, MIUI.es, que es tan bueno que yo creo que supera a los sitios oficiales originales, porque el trabajo que están haciendo sus responsables -con el mencionado foro incluido- es fantástico. Como complemento yo destacaría el foro para desarrolladores, que dispone también de hilos de discusión interesantes para todos los que pueden instalar MIUI en sus terminales (solo un puñado de smartphones basados en Android pueden por ahora).


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

15 comentarios en “MIUI y Android: ¿la ROM perfecta?

    • JaviPas dice:

      Pues en ambos casos genial. Hay un montón de preferencias en el tema batería para ajustar el consumo, pero además están los Edge Tweaks -que en el futuro creo que se llamarán MIUI Tweaks- que permiten, entre otras cosas, hacer overclocking y underclocking del procesador.

      Y la fluidez, como decía, alucinante. Pruébala si tienes un terminal compatible, porque es muy, muy chula.

  1. Alex dice:

    Pues otra vez estoy de acuerdo a la vista de esas fotos. Es muy iOS y aunque pueda parecer malo copiar, es mejor reconocer que lo que esta bien hecho es mejor seguirlo que intentar reinventarlo mal.

    Eso si, sigo pensando que depender de unos chinos para poder actualizar es como el jailbreak en iOS. Por experiencia advierto que uno acaba hasta el moño.

    • JaviPas dice:

      Lo de que sean chinos es secundario: lo importante es que Android precisamente permite eso: que otros se lo curren para ponerlo todo a su gusto. Es la gran diferencia con respecto a iOS. Lo mismo podíamos haber hecho tú o yo (con mucho más esfuerzo, supongo) si nos lo hubiéramos propuesto… pero no en iOS. Ahí está la clave.

      • Frames dice:

        «lo importante es que Android precisamente permite eso: que otros se lo curren para ponerlo todo a su gusto»

        Amén.

        En cuanto al origen de los desarrolladores, no veo por qué hay que fiarse más de una compañía en Estados Unidos que de tres chavales con los ojos rasgados.

        El verdadero problema es que, al menos por ahora y que yo sepa, los desarrolladores de MIUI no están dando lo que han recibido y no liberan las fuentes, con lo que tenemos todo lo negativo de un proyecto propietario: dependemos de ellos para las actualizaciones, no sabemos lo que hace el sistema realmente, etc.

        Con el código abierto (y libre) nos libraríamos de todos esos problemas.

      • Alex dice:

        Con iOS, Javi, pasa casi lo mismo. Jailbreak y a correr… pero aunque ésta u otra ROM sean opensource ¿quien se va a meter con ello? Ningún mortal creo que lo haga, así que «en la teoría» tienes razón, pero «en la práctica» estás en las mismas, dependes de terceros para personalizar el sistema a tu gusto. En cualquier caso, eso no es un gran problema, pero para actualizar el android también dependes de otros que encima no son el fabricante del teléfono. Puede parecer muy idílico y muy bonito que sea opensource, pero ¿a quien le importa? a cuatro frikis como nosotros. El 99% de los usuarios no pueden meter mano así que les da igual. Su problema sigue siendo que encima no dependen ni del fabricante porque éste deja de sacar actualización para su teléfono. Y hay que «confiar» en unos chinos (en este caso) que ni sabemos quienes son ni si son de fiar. Con lo que dice Frames que no han liberado los fuentes, para mi sería suficiente motivo para no instalarlo, vete a saber si tienen algo que ocultar.

      • Alex dice:

        Frames, Javi, podéis engañaros a vosotros mismos todo lo que queráis. Pero el hecho que no podéis negar aunque lo intentéis es que la integración siempre es mejor que el fraccionamiento. Y es que la gente de Cyano o la de MIUI mañana pueden dejar de hacer la ROM para tu teléfono, y vuelta a buscar la nueva versión. Con un poco de mala suerte ya nadie cocinará para un teléfono de un año o dos de antigüedad si no es un modelo «popular»

        ¿Que Android es libre y lo puedes actualizar cuando quieras? Y tu mismo te llevas la contraria porque TODOS los fabricantes conocidos tienen su frontend propio y NO, NO SE ACTUALIZAN las versiones cuando tu quieras, con suerte se actualizan cuando a ellos les place. Por eso andamos con las «cocinas» porque cuando quieres actualizar tu terminal, no existe la versión «oficial»

        Ya me diréis cuando podéis instalar la nueva versión (IceCreamSandwich) en TODOS los terminales Android que se encuentran hoy en las tiendas, si es que eso llega a ocurrir alguna vez. El Zero es un teléfono muy limitado en cuanto a prestaciones, pero es lo que ofrece, un precio contenido. ¿Si no puedo ponerle el Sygic Aura porque no tiene 3D, de qué me sirve poder actualizarlo a Gingerbread?

        Pero como digo siempre: Cada uno es libre de elegir su propio infierno.

  2. Pingback: Mi review de MIUI 1.4.15, y algunas dudas

  3. saf22 dice:

    Muy buena data e informe 😀
    Un truco para que no se llene la pantalla de aplicaciones o juegos por ejemplo yo creo CAJAS o CARPETAS ( viene una de ejemplo ) y ahi meto todos los juegos mas o menos
    Tengo estas carpetas ( Multimedia – Juegos – Utilidades – Fotografia )
    vas a ganar mas espacio !!
    Saludos………

  4. Rafael López dice:

    La pregunta es:

    ¿HTC sense (con su estupendo teclado) o MIUI?

    Hace tiempo que deje de probar ROMS porque la personalización de HTC me parece la bomba, pero si dices que MIUI la supera o iguala estoy dispuesta a probarla para tener Gingerbread en mi máquina

    Un saludo

  5. Sesaru dice:

    Pues a pesar de que estaba contento con la CyanogenMod 7.0 la probé por ver qtal, y realmente me ha parecido mala mala mala.

    Tiene alguna cosa mejor (que se resume en intentar copiar algunas cosas de iOS, lo cual en si no es malo, como tu dices), pero la ROM está plagada de Bugs (en dos días le saqué 3 o 4 bastante molestos), es mucho más lenta que la CyanogenMod, y sobre todo el interfaz de usuario es una patata. Es una mezcla entre iOS y Android que no hace más que liar a cualquiera (y yo como tu pasé de un iPhone en el cual era un auténtico experto a un Desire con Sense y luego a custom Roms de Android, el el cual también soy un experto).

    Despues de probar todo lo probable, mi consejo: mejor ahorraos la prueba. Si queréis un iPhone compraos un iPhone (y haced el Jailbreak si os «faltan cosas»), y si queréis Android coged una ROM de Android lo más pura posible (ni Sense ni ningún otro añadido), a ser posible un Nexus S o un HTC con CyanogenMod.

Comentarios cerrados