Tecnología

Internet Explorer 9: Microsoft vuelve al fin del pasado

·

No uso prácticamente nada los navegadores de Microsoft. Cierto que la conferencia sobre seguridad a la que asistí hace un tiempo me abrió los ojos respecto al cuidado que los ingenieros de Internet Explorer tienen en ese apartado, pero las desventajas eran demasiadas: la interfaz es muy pesada, la velocidad de navegación es claramente inferior a la de sus competidores, y el soporte de estándares era también limitado.

Todo eso parece haber cambiado con Internet Explorer 9 Beta, la versión que Microsoft ha presentado a bombo y platillo -no os imagináis la pasta que han puesto en campañas de márketing- y que ofrece un porrón de mejoras tanto en su diseño externo como en el interno. Hacía mucho tiempo que Internet Explorer no daba un salto tan grande -y acertado, según mis primeras impresiones- y puede que eso haga que salven el tipo durante cierto tiempo.

Y digo lo de que salven el tipo porque dudo mucho que hoy por hoy Microsoft vuelva a tener ese 90% del cuota en el mercado de los navegadores. ¿Por qué? Fácil.

  1. Se acabó su táctica cuca de vender sistema operativo y navegador de forma indisoluble, y
  2. Tiene unos rivales que le aventajan en muchos apartados.

Venga una de primeras impresiones.

Para empezar, la instalación: Microsoft aplica el ya viejo “descárgate IE9 Beta” que engaña un poco. Lo que te bajas es en realidad un instalador que a su vez descarga al navegador real. Supongo que acabarán saliendo los archivos independientes de instalación, pero de momento eso hace que el proceso de instalación lleve más tiempo del normal. Y además, atención, volvemos a las viejas costumbres, porque tras instalar tenemos que reiniciar el PC, como cuando éramos unos teenagers y lidiábamos con Windows 98.

A partir de ahí llegan las novedades, todas juntitas. Para empezar, la interfaz, mucho más estilizada, más rollo Chrome, y que mete en 60 píxeles de altura lo que antes llevaba 140. La barra de título de ventana -que no tiene título, por cierto-, el campo de direcciones/buscador y los botones de navegación y pestañas se sitúan en tan solo dos niveles, o más bien uno si tenemos en cuenta que el primero solo sirve para la citada barra de título de ventana -que no se muestra, repito- y para los botones de maximizar, minimizar y cerrar la ventana.

El segundo nivel está concebido de forma curiosa por dos cosas:

  1. Microsoft hereda el Omnibox de Google Chrome: que se llama One Box, y sirve tanto para meter URLs como para introducir términos de búsqueda (Bing por defecto, claro).
  2. Las pestañas se sitúan a la derecha de esa barra One Box: en lugar de situarlas por encima  o por debajo, curiosamente prefieren ahorrar aún más espacio y utilizar el espacio sobrante. Eso es un problema, porque en resoluciones pequeñas pronto comenzarán a aglutinarse pestañas de tamaño diminuto, y creo que Chrome está mucho mejor resuelto en este apartado.

El funcionamiento del navegador, por otro lado, parece muy decente. Un rápido test con Peacekeeper de FutureMark demuestra no obstante que aún tienen camino que recorrer en su nuevo motor JavaScript. Chakra, que quiere seguir los pasos de V8, JagerMonkey o los motores de Safari y Opera, tiene mucho que aprender de sus competidores.

Donde sí ha mejorado la cosa es en el soporte de estándares. Por ejemplo IE9 logra un 95/100 en el test Acid3, mientras que sus antecesores tenían puntuaciones muy, muy bajas que los profanos -había razones interesantes para esa baja puntuación- aprovechaban para ridiculizar al navegador de Microsoft. Pero es que además ha habido un giro total de Microsoft en cuanto a la relevancia de HTML5 y CSS3 como pilares de la web que nos viene. Es como cuando Internet Explorer fue pionero -aunque no lo creáis- en el soporte de HTML y CSS, dos estándares que daban sus primeros pasos de la mano del desarrollo de Microsoft, que luego les dejaría de lado.

Mención aparte merece el tema de poder “anclar páginas web” a la barra de tareas, como si se tratase de aplicaciones. La idea es genial ahora que tenemos hasta en la sopa lo de que el Cloud Computing es la revolución, y aunque no es una idea completamente nueva -en Chrome es posible hacer algo similar, y los atajos de escritorio a páginas web existen desde hace años- sí que es probablemente la ejecución más elegante para los usuarios de Windows.

¿Qué falla en IE9 Beta? La organización de las pestañas, desde luego, no es la más acertada, aunque en general la interfaz es mucho más atractiva que las de sus antecesores. La ausencia de soporte para extensiones (¡por dios, Autopager para IE9 ya!) es otro de sus puntos flacos, pero puede que los usuarios clásicos de este navegador no lo vean tan problemático.

Antes de despedirme os recomiendo el análisis que han hecho en Ars Technica, uno de esos artículos que demuestran porqué esta web está entre las 2 o 3 mejores del mundo cuando se ponen a escribir artículos técnicos de esos que a un servidor le gustaría firmar. Todas las claves de IE9 Beta las podéis encontrar allí, y, por supuesto, en el anuncio oficial de Microsoft y en el blog de IE, otro recurso indispensable -comparable a Engineering Windows, también de Microsoft- para conocer más a fondo el alcance de un navegador muy ambicioso y que por fin trae a Microsoft de vuelta al presente de los navegadores web.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Internet Explorer 9: Microsoft vuelve al fin del pasado

  1. A pesar de todo lo que han mejorado, Internet Explorer es un navegador que no creo que yo use como principal en décadas. Principalmente porque está solo para Windows, pero también por otros fallos que sigue teniendo. Por ejemplo, el tema de las pestañas a un lado es una decisión que seguramente tengan que revertir en la versión final… Si vuelven a ponerlo en otra barra, sería un digno navegador por defecto en Windows. Probablemente no el mejor, pero aceptable.

    PD: Lo verdaderamente importante del desarrollo de Internet Explorer es disminuir el tiempo entre los lanzamientos de versiones. El resto de navegadores es raro que tarden más de 3 meses en sacar una versión (mayor o menor) con nuevas características, nuevos soportes para más estándares, etc. Internet Explorer solo añade cosas nuevas de versión mayor en versión mayor, y los lanzamientos están muy espaciados (cada vez menos). Una vez entren en el release early, release often, tendrán un desarrollo interesante. La otra clave es, en fin, acelerar la actualización de sus navegadores para que no haya nadie con navegadores de hace 10 años.

  2. Victor, hombre, lo de “en décadas” es un poco exagerado. Tienes que tener en cuenta que mucha gente no sale de lo que conoce y le dan, y ahí Internet Explorer sigue teniendo mucha inercia.

    De todos modos totalmente de acuerdo en el tema de las pestañas -estoy convencido de que el diseño cambiará en la versión final, es un fallo demasiado notable- y también en el del espacio entre versiones.

    Este último tema lo comentaban en algún blog de estos de cibergurús ayer (no recuerdo cuál), y lo cierto es que eso juega en contra de IE, que a los pocos meses se queda en franca desventaja porque su ciclo de actualizaciones es ridículo.

    Me alegro de verte por aquí 🙂

  3. No se si IE9 sera igual que sus anteriores, pero a nivel emprresarial y dentro de una red grande, la verdad que es mucho mejor de controlar un IE, al menos a la hora de crear politicas de grupo que definan el comportamiento a la hora de instalar activeX, paginas de inicio, y opciones de seguridad…
    Porque si es verdad hay alternativas para Firefox pero luego (por lo menos a mi) no me han funcionado.

  4. SuX dice:

    Bueno con respecto a la multimedia siempre ie ha sido un pesimo navegador pero la version 9 ha llegado al 95% (de un 20% que tenia la version 8) claro que siempre lo supera Firefox 97% aunque Opera, Chrome, Safari entre otros superan al 100% la prueba acidtest3 y son versiones anteriores a la salida de ie9.
    Al parecer ie9 no sera mas que otro navegador pero se ubicara cerca de los mas usados.

Comentarios cerrados