Tecnología

La promesa Intel Arc (y sus peligros)

·

No hace mucho a Intel yo la daba casi por perdida. Me preguntaba si era la nueva Nokia y se encaminaba al desastre, pero a los pocos meses la cosa cambiaba: Intel resucitaba. Ha habido muchos signos de esa recuperación, pero uno de ellos está en una apuesta sorprendente de este fabricante: la vuelta al mundo de las tarjetas gráficas dedicadas.

No parecía un reto fácil. NVIDIA y AMD llevan más de dos décadas trabajando en este campo, así que el hecho de que una «recién llegada» pudiera competir con sus soluciones parecía complicado. Y sin embargo, la cosa promete.

Es lo que al menos parece tras la presentación de sus gráficas Intel Arc, que primero llegarán a ultraportátiles en su versión menos potente y que unos meses después desembarcarán en portátiles más ‘gamers’ y, sobre todo, en PCs de sobremesa.

Ahí es donde estará el verdadero menene en mi opinión, sobre todo porque el lanzamiento de estas Intel Arc se va a solapar bastante con el más que probable lanzamiento de las RTX 4000 de NVIDI, que por lo que dicen se producirá en septiembre.

Aquí importan dos cosas: cómo de potentes van a ser estas gráficas y, claro está, cómo de caras. De lo primero hay ya algunos datos preliminares: las Intel Arc A350M tienen un rendimiento similar al de las GTX 1650, así que por ahí vamos muy bien porque son las gráficas más modestas de toda la familia: en verano veremos por ejemplo la A770M, con 32 núcleos Xe y con un consumo máximo bastante brutal de 150 W que yo supongo que las pondrá al nivel de las RTX 3070.

El Galaxy Book2 Pro es cuco, desde luego.

¿Qué pasa con el precio? Pues ahí está el peligro. El primer portátil que cuenta con las gráficas Intel Arc es el Samsung Galaxy Book2 Pro, que tiene pintorris pero que cuesta 1.349 euros.

Pero cuesta casi el doble que un equipo estupendo como este

Un Lenovo IdeaPad Gaming 3 Gen 6 con esa GTX 1650 que parece equiparable está a 699,99 euros en Amazon. Es cierto que es un 15,6 pulgadas y eso «abarata» todo (más espacio para meterlo todo, menos complicaciones para fabricar), pero no estoy seguro de que valga la pena pagar el doble por tener un equipo de 13,3 pulgadas.

Tengo curiosidad por saber cómo se comportan uno y otro, y aunque evidentemente hay otras diferencias (mucho más ligero, pantalla OLED), esa diferencia de precio es bastante brutal. Y eso me preocupa.

Lo hace porque si Intel llega al mercado con una solución que rinde igual pero cuesta más, lo tiene crudo. Puede que con otros portátiles la oferta se normalice y los precios sean más atractivos, pero este fabricante no es conocido por ofrecer equipos chollo: lo normal es que si quieres algo más barato, vayas a equipos con procesador AMD —que además son hiperpintones—.

Total, que mi gran duda está en las futuras gráficas para PCs de sobremesa. A la espera de lo que puedan rendir realmente —dicen que como mucho, al nivel de las RTX 3070, quizás un poquito más— Intel tendrá que plantear una estrategia de precios competitiva. Si no lo hace, lo tendrá chungo pelota tanto para competir con AMD como para hacerlo con NVIDIA.

¿Su ventaja? Pues que ellos se fabrican sus chips mientras que AMD y NVIDIA dependen de TSMC, por ejemplo. Si Intel logra aquí afinar sus procesos y convertirse en una ‘foundry’ realmente eficiente, puede que quienes lleven ventaja en un futuro sean ellos.

Pero eso es mucho decir, claro. A ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “La promesa Intel Arc (y sus peligros)

  1. Anthoyn C. dice:

    Hola Javier, me gustaría contactarte para citarte como fuente en un reportaje que estoy escribiendo sobre minería de criptomonedas para National Geographic. ¿Podrías contactarme, por favor?

  2. Iñaki dice:

    Hola Javi,

    Buenos comentarios.

    Sólo decirte que Intel no está fabricando sus chips gráficos. Lo hace TSMC….sí, parece mentira pero es así.

    Y ha contratado muuuuuucha capacidad para unos cuantos años. Es decir, que los van a hacer los Taiwaneses durante tiempo.

    Un saludo y gracias por el blog,

Comentarios cerrados