Tecnología

Prioridades

·

Sencillamente genial el artículo que leía hoy -vía HackerNews– de un programador llamado Michael Bromley. Con el título lo decía casi todo, porque en ‘Why I Haven’t Fixed Your Issue Yet‘ (en caché, le han tirado el blog las visitas) contaba cómo su labor en una serie de librerías en GitHub había causado el enfado de algún que otro usuario porque sus preguntas no habían sido respondidas y los problemas que le estaba dando ese código no lograban resolverse. 

Aquí Michael daba una lección de sentido común y saber estar: explicaba cómo cuando creó aquel código y lo compartió en GitHub su vida era muy distinta. Sobre todo, porque tenía tiempo. Era freelance, tenía un bebé que (me encanta cómo lo describe) era conveniently immobile and fairly docile, y podía dedicar horas y horas no solo a pulir ese código e ir actualizando su repo en GitHub, sino a responder además a las dudas de los usuarios sin tardanza cual diligente servicio de atención al cliente. 

Y entonces la cosa cambió. Su bebé creció y ya ni estaba quietecito ni era precisamente dócil, pero además acabó teniendo otro bebé y un trabajo a jornada completa. Y entonces le ocurrió lo que nos pasa a todos los que tenemos familia: que el tiempo libre desaparece, y que las prioridades cambian. Un huevo. Aquí sería aplicable aquello que alguien muy sabio me dijo hace tiempo: 

Cuando tienes un hijo no sabes qué hacías con el tiempo libre que tenías cuando no lo tenías. Y cuando tienes dos, no sabes qué hacías con el tiempo libre que tenías cuando solo tenías uno.

Y es una verdad como un templo. La reflexión de Michael -permíteme que te tutee, Michael- es fantástica, porque deja claro que al cambiar su vida cambiaron sus tiempos. De repente tenía (con suerte) solo una hora libre al día. De las 9 a las 10 de la noche tenía varias opciones para ocupar su tiempo, pero como buen padre, su tiempo libre estaba dedicado casi siempre al sofá. Una elección sin duda acertada para él -yo elijo casi siempre la misma- aunque no lo fuera para otros.

sofa

Como él le decía a los que se quejaban de no dar soporte sobre el proyecto, “estáis compitiendo con mi sofá. Y normalmente, perderéis“. Y ahí venía su pequeño “acuerdo implícito” al publicar su código en GitHub, en el que advertía de que crear código y compartirlo con licencia Open Source, sin cobrar un duro y sin pedir nada a cambio tenía sus ventajas y, lógicamente, sus desventajas. Y una de ellas era que Michael no podía garantizar dar soporte eterno a un proyecto para el que sencillamente no tenía tiempo. 

Me he sentido totalmente identificado con el artículo, sobre todo por esos usuarios y lectores que piden más cacharreo, o más tutoriales, o un podcast, o una newsletter semanal, o que me convierta en un YouTuber, o que haga el pino puente mientras lo publico en Snapchat (jamás, sobre todo porque soy incapaz de hacer el pino, y mucho menos el pino puente). Si sois de esos usuarios o lectores, desengañáos: también estáis luchando contra mis preciosos (e inquietos) niños y mi preciosa (e inquieta) mujercita. Y contra mi sofá. Y contra el FIFA. Y contra Netflix. Hago lo que puedo, y aunque me gustaría disponer de todo el tiempo libre del mundo con el que llenar esto de posts geniales e incomparables, esto es lo que hay. Estáis compitiendo contra la realidad y contra mi sofá. Y como decía el amigo, si combatís contra esas cosas: 

Normalmente, perderéis. 

Pues eso. 

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

15 comentarios en “Prioridades

    • Gracias Uxío 🙂 Hay que tener en cuenta que me dedico a escribir, así que lo tengo más fácil que tú. Lo importante es encontrar tu ritmo. Es como todo: si se empieza a convertir en un problema lo más probable es que acabes abandonando, así que ¡no te agobies!

  1. Andoni dice:

    Pues no deberías darte mala vida por lo que dice la gente, estás en Internet, y eres bueno escribiendo ¿qué esperas? ¿qué la gente no pida eso que le gusta? Miles de personas quizás concuerdan (o no) con ideas, se generan debates, etcétera. Es totalmente que la gente exija, porque si no exige, créeme, sería peor. Se aplica a cualquier ámbito, también al de desarrollador.

  2. Fantástica entrada, sobre todo para los que nos sentimos identificados con tema del tiempo que desaparece radicalmente. Del tema de publicar mejor no hablar, lo he intentado, me propuse levantarme una hora antes todos los días (mi trabajo me lo permite ya que entro a las 8) y escribir, pero es inviable, la suerte es que a mi nadie me exige nada xDD tengo -1000 visitas. Supongo que si alguien me exigiera que hiciera algo que habitualmente hago por amor al arte y diversión, me enfadaría y cortesmente le explicaría a esa persona que tengo otras cosas que hacer mas importantes que dar algo que antes regalaba, es decir, que apoyo la frase completamente y es mas, me la apunto. Un saludo.

  3. La verdad, no entiendo que la gente pueda pedir más aquí si ya publicas con mucha frecuencia y cosas interesantes. Tómatelo como algo bueno, en cualquier caso; la gente disfruta tus artículos y pide sin pensar en tu situación porque no la conocen.

  4. Jorge dice:

    Yo todavía alucino que teniendo familia y trabajo, saques tiempo para escribir, y más todavía entradas bien largas como la del Joylent.

    En fin, gracias por seguir escribiendo por aquí 🙂

    • El que quiere puede, Jorge, el que quiere puede. Qué gran verdad en tantas facetas de la vida. No siempre quiero lo suficiente (el sofá me puede 😉 ) pero desde luego que aún me queda cuerda para rato. Y créeme que la entrada de Joylent no será la última con Harry y Sally de protas 😀

      ¡Gracias a ti!

  5. Falogalego dice:

    ¡¡ Tal cual !!
    A finales de los noveta cree La guía del Overclocker, nuca creí tener tantas visitas, para aquella época claro, llegar a recibir productos de fabricantes, menciones en prensa … hasta que un buen día todo dió la vuelta, el tiempo libre se esfumó y terminé por dejarlo.
    Supongo que como todo, llega un punto que si no puedes compaginar tienes que tomar una decisión.

    Saludos.

  6. Overcorp dice:

    Me parece increible que exista gente que se atreva a exigir cuando de algo gratuito se trata (me ha pasado como a todos los que dedicamos nuestra vida a la informatica en cualquiera de sus muchas vertientes) y es hasta loable que se tomen la molestia de contestar que no se puede/quiere porque lo más sencillo es ignorarlos y ahorrarse sus preguntas.

    Saludos y felicidades por darte tiempo para compartirnos opiniones y experiencias sin esperar nada a cambio.

  7. Pingback: Vuelven las Incognitosis de fin de semana (en pruebas) | Incognitosis

Comentarios cerrados