Tecnología

El coche Apple

·

Ayer apareció en The Wall Street Journal la noticia de que Apple estaba trabajando en un coche eléctrico, y en Reuters añadieron que además la intención era la de que fuese autónomo. Es un segmento que desde la aparición de Tesla parece tener aires renovados y en el que parece encajar con la filosofía de los de Cupertino. 

A saber: pueden producir coches caros en los que controlar todo el ecosistema y ofrecer a cambio una experiencia de usuario y un diseño notables. Ninguna otra empresa de tecnología parece preparada para asumir esa ambición. Ni siquiera Google, que ha avanzado mucho en la tecnología que permite a un coche ser autónomo pero que parece contenta con dejar que otros se encarguen de la fabricación y proporcionar “simplemente” el software que controle esa capacidad. 

El problema es que Apple no tiene experiencia alguna en este campo, pero claro, tampoco la tenían en móviles o en tablets y mirad dónde estamos ahora. Calacanis iba más allá y hace unas horas publicaba su particular predicción: la de que Apple comprará Tesla por 75.000 millones de dólares dentro de 18 meses. Los argumentos de este cibergurú son potentillos y Apple y Tesla son dos empresas que parecen condenadas a entenderse. Eso sí: en Tesla liberaron sus patentes hace unos meses para animar el mercado de los coches eléctricos, algo que sería impensable en una Apple que probablemente controlaría la empresa de una forma algo distinta, al menos en este apartado. 

Todo parece coherente: el interés de Apple por el mundo de la automoción, la masificación del coche autónomo-eléctrico, y una posible fusión con Tesla. Y sin embargo yo no acabo de verlo claro. ¿Es que todos los fabricantes de coches no están viendo lo que se les viene encima? El dilema del innovador vuelve a ponerse de manifiesto, y no soy capaz de entender que las BMW, Audi, Mercedes, Peugeot o Ford de turno -por citar algunas- no tengan claro que o se ponen las pilas (y nunca mejor dicho) o Tesla (¿y Apple?) se los comerán con patatas. No en un año. Y no en cinco o diez, probablemente. Pero tal y como estamos, es evidente que los coches acabarán siendo ordenadores con ruedas.

Actualización (17/02/2015): Bien por la contrarréplica de este usuario al post de Calacanis. 

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “El coche Apple

  1. Àfrika dice:

    Buenos días, Javi.

    Gracias por el post. Me ha dado que pensar, ya que parece que la industria automovilística ya hace años, por no decir décadas, que la veo desfasada. Quizá la clave esté en una frase tuya: «es evidente que los coches acabarán siendo ordenadores con ruedas.». A mí me da la impresión que los fabricantes de coches (y también la mayor parte de usuarios) se lo plantean al revés: ruedas con un ordenador. En otras palabras, un troncomóvil avanzado.

    Desde un principio, los automóviles se diseñaron como un carro tradicional, pero con motor en lugar de caballos. Y seguimos con la misma imagen. Quizá ya sería hora de plantearnos otro modo de ver el transporte.

    Salud y feliz lunes,

    Àfrika

  2. Modiglian dice:

    O, vista la chapuza que han hecho algunos con Carplay, quieren hacer tanto el software como el hardware para dicho sistema y dárselo ya mascadito a los fabricantes de coches.

    Porque mira que un Ferrari con pantalla resistiva… manda narices XD

Comentarios cerrados