Tecnología

De momento nada de teclados mecánicos

·

Ya sabéis que durante las últimas semanas tenía bastante medio planificada la compra de un teclado mecánico. En el último post la verdad es que no lo tenía decidido, pero esas pruebas con un CMStorm QuickFire Pro parecían prometer

Tras aquellas impresiones contacté con la gente de KeyboardCo -la web es horrible en diseño, pero el servicio fantástico- y les expliqué un poco mi perfil de usuario. Que prefería un teclado medio delgadito, con disposición de teclas en español, destinado a escribir mucho y bien y a ser posible no demasiado ruidoso. ¿Había algún candidato?

El chico que respondió a mi correo fue muy amable y detallado con la explicación, y me comentó que ellos venden varios Filco Majestouch 2 con la disposición en español y que eran muy buenos teclados para escribir, pero que me olvidara del grosor o del sonido. O reposamuñecas y taponcitos en los oídos, o nada. 

Probé algunos días más con el CMStorm pero para escribir ago cómodamente tuve que mantener la silla más alta. La sensación no era natural para mi, y aunque pensé que me acostumbraría en estos días, hoy he estado intercambiando este teclado con mi Logitech K800 y comprobando si las cosas quedaban claras o no. En temas posturales desde luego la conclusión era clara: hay mucho más esfuerzo implicado para mi al escribir en el teclado mecánico, con las manos en vilo sobre las teclas en lugar de prácticamente apoyar los dedos (por no decir las palmas/muñecas) en los teclados de perfil bajo como el citado K800 o el teclado del MacBook Air. 

La prueba concluyente fue la de velocidad de tecleo. Pensé que ya le había cogido el tranquillo al teclado mecánico tras usarlo estos días, pero de eso nada, monada. Las 100 palabras a las que llego (siempre suelo usar el test de 10fastfingers) como mucho en esa prueba en el teclado del MacBook Air (algo menos en el K800) se quedan en unas 80-85 en el mecánico, y eso haciendo sesiones sin errores, lo que no es la norma cuando uno trata de escribir lo más rápido posible. 

Todo suma, y entre que el ruidito es gracioso pero cansino si hay más personas alrededor -es mi caso, teletrabajo acompañado (¡pipi!)-, la postura, la velocidad y un coste que no sé si iba a acabar desperdiciando he decidido que de momento de teclados mecánicos nada. 

Quién sabe, quizás las cosas cambien en el futuro. Quería agradeceros a todos los que habéis intervenido en el debate la ayuda y todos los consejos, pero tengo claro que como en otros muchos aspectos, lo que a unos les parece la solución perfecta a otros -por lo que sea- no tiene por qué convencerles. Me quedo con mis tecladitos de perfil bajo, chicos.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “De momento nada de teclados mecánicos

  1. nadie dice:

    Bueno, ya cuando te leí que estabas buscando un teclado mecánico que fuese delgado pensé… Me parece que eso va ser complicado.

    Probablemente no encuentres un teclado mecánico delgado y también te diría que, en mi opinión, nunca escribirás más rápido en un teclado mecánico (yo por lo menos siempre he tenido claro que escribo más despacio en mi teclado mecánico que en mi MacBook Air). Pero es que cada cosa es para lo que es.

    A mí me gusta poner el ejemplo de las motos: Una custom está muy guapa para vacilar, pasear y disfrutar mucho del viaje, tomándotelo con tranquilidad, escuchando el ronroneo del motor y mirando el paisaje. Luego están las motos deportivas, que son un pepino, y se ponen a 200 a la primera de cambio.

    Con esto quiero decir que si lo que buscas es el mínimo esfuerzo, rapidez y eficacia… Pues nada de teclados mecánicos; que pueden ser un poco frustrantes si estás, por ejemplo, pegándote con el ordenador, a contrarreloj, intentando solucionar algún problema. Pero por otro lado, hay que reconocer que el teclado mecánico es una gozada si te sientas delante del ordenador con tranquilidad, una taza de café y mucho tiempo para pensar y escribir. La experiencia es muy placentera. Es muy agradable sentir cómo se hunden las teclas bajo tus dedos. Por eso creo también que es difícil de apreciar si no se sabe mecanografiar (si escribes utilizando poco más que dos dedos índices). Que no digo que sea tu caso.

    ¿Qué es mejor? ¿Qué es lo que buscas?
    Espero haberme explicado.
    Un saludo.

    • Te has explicado perfectamente Nadie 🙂 Es una buena reflexión, y aunque efectivamente cuando cojo el teclado mecánico de prueba hay ese regustillo que mola, no acabo de sentirme cómodo.

      De todos modos no soy de cerrar puertas con estas cosas. Quizás en el futuro vuelva a retomar la inteción, veremos. ¡Gracias!

  2. Alberto dice:

    Yo me pase al modelo Tenkeyless del Filco Majestouch y la adaptación fue mas lenta de lo que pensaba, entre tres y cuatro semanas para tener la misma fluidez que con mi anterior teclado de membrana, claro está que pasé de un teclado con distribución en castellano al estándar US y eso también se deja notar.

    Después si que incrementé la velocidad de tecleo respecto al teclado no mecánico, pero cuando uno trabaja a golpe de tecla ya suele estar en unos limites personales que difícilmente son mejorables.

    Lo cierto es que al final acaba siendo una cuestión de gustos, tanto el tacto como el sonido, y la adaptación requiere un tiempo que no tienes porqué estar dispuesto a gastar, y si te acostumbras al teclado mecánico lo que te retrasa en una urgencia es usar un teclado de membrana, que es inevitable si tienes que usar un portátil, por ejemplo. Conclusión, los teclados mecánicos no son para todos.

  3. El grosor de los teclados mecánicos tiene su razón de ser, que es darles espacio para el recorrido de las teclas. Y ese desplazamiento extra sobre los teclados «planos» es una grandisima ventaja, no un inconveniente. Me explico:

    Hay algunos jugadores profesionales de PC (gamers) que han tenido problemas en las articulaciones de sus falanges precisamente por el impacto repetitivo y «no amortiguado» de los teclados de membrana unido a sus elevados requerimientos de velocidad de reacción. Básicamente han tenido problemas de desgaste prematuro tanto a nivel oseo como de cartílago. Alguno ha tenido que dejarlo profesionalmente a los «30 años» por padecer lesiones propias de ancianos con artrosis o pianistas profesionales con más de 30 años de experiencia a sus espaldas. De hecho este tipo de temas, de ergonomía y salud que a los informáticos nos suenan a chino o de los que simplemente preferimos ignorar abiertamente es algo que esta bastante más extendido, conocido y cuidado entre músicos profesionales como pianistas, guitarristas, etc… ellos sabe que tienen que cuidar sus manos. A los informáticos en general nos importa cuatro cojones y creemos conocer y cuidar un poco el tema por el asunto del síndrome del tunel metacarpiano cuando en realidad no tenemos ni pajolera idea. Deberíamos ser más humildes en este tema y empezar a informarnos con seriedad y dedicarnos a divulgar este tipo de información del mismo modo.

    El primer problema que presentan los teclados tradicionales de membrana o tijera (los de los portátiles) es la necesidad de tener que completar el recorrido de la tecla para conseguir la actuación de la misma, es decir, llegar hasta el fondo. Y toda acción genera una reacción, por lo tanto la energía se disipa en gran medida hacia nuestros dedos y son nuestras articulaciones quienes hacen el trabajo y quienes se resienten. Esto en un teclado con switches mecánicos (Cherry, Topre, …) no es necesario, pues tienen un punto de actuación antes de llegar al fondo, por lo que es posible (y aconsejable, pero no fácil, y cuesta acostumbrarse) teclear sin presionar las teclas hasta el fondo. El disponer además de unos amortiguadores (muelles, muelle + membrana, etc) con mayor recorrido y generalmente mejor progresividad, ayudan también a reducir el impacto en la articulaciones. Algunos mecanismos (como los Cherry MX Blue o Brown) tienen además un «punto de actuación» que es claramente perceptible de forma táctil y en algunos casos incluso acústica (e.g. Cherry MX Blue), por lo que son los más aconsejables para largas sesiones de escritura. Porque si uno se toma la molestia (porque no es fácil y requiere tiempo) en aprender a teclear sin llegar al fondo aprovechando este «aviso táctil», los beneficios son inmediatos en suavidad de tecleo y velocidad de escritura, y por descontado en un nivel sonoro bastante más discreto.

    El segundo problema que presentan los teclados «no mecánicos» es que su perfil generalmente más bajo han ayudado a difundir una mala y errónea practica que posteriormente da lugar a la aparición de los reposamuñecas. Antes de continuar con este punto, quiero que todos os paréis a pensar un poquito a ver cuantos recordáis ver a alguien usar un reposamuñecas con una maquina de escribir tradicional, y cuantos casos conocéis de ‘túnel metacarpiano’ entre mecanógrafos profesionales con maquinas tradicionales. Si os habéis parado a pensar lo anterior al menos un par de segundos, igual os contenéis antes de decir que lo que voy a decir a continuación es una gilipollez: los reposamuñecas no son necesarios, es más son totalmente desaconsejables y contraproducentes. La razón es absurdamente simple, apoyando la muñeca sobre un reposamuñecas en el 98% de los casos está situando al antebrazo en angulo con respecto de la palma de la mano, por lo tanto comprimiendo e hiperflexionando los nervios de la misma de forma continuada (y a veces por largos periodos de tiempo). Eso es precisamente el mismo problema que genera el ratón (aunque generalmente de forma más acentuada, por eso aparece antes) pero esta vez en ambas muñecas a la vez. Esta problema no es ni desdeñable, ni tan infrecuente (el mismo RMS lo sufrió durante bastante tiempo sin poder llegar a teclear). Eso si, cada uno lo sabe cuando le toca, a mi personalmente el uso del ratón me llevo a pasarme unos cuantos meses de sufrimiento que afortunadamente puede recuperar sin cirugía. Es hora de empezar a desterrar este mito, el del reposamuñecas, que no hace ningún favor a nadie y que solo se ha extendido porque la mayoría de quienes lo usan no son usuarios intensivos del mismo.

    Hay cientos de recursos sobre esto en la red, y muchos son contradictorios, y no he guardado muchos enlaces muy valiosos sobre el tema, pero si recuerdo que quienes tienen este tema más claro son pianistas (y médicos especializados en estos temas) y mecanógrafos profesionales. Por esa vía se puede encontrar información muy valiosa.

    Para que no se me quede este comentario clavado como Spam, voy a citar luego varios enlaces como respuesta este comentario.

    Sobre el tema de la postura correcta, influye no solo la mesa, si no también y esto es muy importante, la altura adecuada de la mesa sobre la que reposa el teclado. Y aquí es francamente difícil tener contento a todo el mundo (muchos físicos distintos), y el ajustar la silla no acaba de solucionar el problema, porque generalmente desajustas el angulo de las piernas con la espalda. La solución es una mesa ajustable en altura o un Standind Desk (estos Reyes me he regalado a mi mismo una mesa Bekant de IKEA que se puede regular en altura y es el mejor invento del mundo para trabajar sentado o de pie).

    La verdad es que acabo de hacer una excepción, hace tiempo que había decidido no seguir dando este tipo de consejos, porque generalmente no solo caen en saco roto, si no que de alguna manera acabas quedando siempre como alguien que no sabe de lo que habla. Ya me gustaría a mi que esos que hablan tan a la ligera se hubieran pasado horas y horas como me he pasado yo investigando sobre el tema e informándome para no tener que sufrir otra vez la pesadilla que me tocó en su día.

    Saludos

    • Primer enlace, este hablar de la manera correcta de situar las manos para mecanografiar de forma correcta y además hacerlo lo más rápido posible. Si sois un poco perspicaces os daréis cuenta de que esto hace completamente innecesario el resposamuñecas. Y si, yo llevo tecleando así meses y nunca he necesitado apoyar mis muñecas ni he experimentado ningún tipo de dolor.

      https://www.youtube.com/watch?v=Ztv4H48Ci64

      Otro enlace, donde muestran claramente que las muñecas deben permanecer en posición neutral y que el reposamuñecas se debe usar como mucho para descansar las manos «cuando no se teclea» y «nunca usarlo cuando se teclea»

      https://www.youtube.com/watch?v=_wBM_tu_Lgk

      Podría poner más vídeos pero estos son más que suficientes. Si alguien tiene verdadero interés puede buscar por la red.

    • Grandioso Joe. Que conste que tengo muy claro que la posición de las muñecas es muy importante para no tener problemas serios más tarde. Creo que no lo hago mal del todo, pero con el mecánico -que por cierto, me obliga a tener las muñecas en suspensión como en el vídeo que indicas de HealthyTyping- la postura no era para nada natural para mi.

      Subí la silla y como siempre traté de aprovechar los reposabrazos -uno de los trucos clave, creo yo, para teclear mucho tiempo tranquilo- pero nada. Y si recuerdas el post anterior sobre el tema, precisamente comparaba escribir en estos teclados con los pianistas:

      Yo diría que es algo así como tocar el piano: casi parece que estuvieras interpretando más que escribiendo cuando te pones delante de este teclado

      Las standing desks son curiosas, de eso tengo tema en cocción para dentro de pocos días (espero) 😉 el modelo que comentas está muy bien, creo yo. Gracias por los apuntes sobre los reposamuñecas y por los comentarios en general, menudo trabajazo. Eso deberías trasladarlo a tu blog, vale la pena el tema creo yo y lo tienes un poco abandonado 🙁 Un abrazo!

      • Es normal que la postura no fuera natural para ti, tampoco lo era para mi después de estar tecleando de otro modo durante décadas, Del mismo modo que era antinatural para mi aprender a teclear con todos los dedos cuando llevaba diez años tecleando con cuatro dedos a toda leche. Toda transición requiere un esfuerzo y cierta incomodidad, el camino correcto no suele ser el camino fácil.

        Lo malo de todos estos temas es que se difunden muy poco, las malas costumbres se difunden más y es muy fácil adquirir «vicios» que luego cuesta mucho esfuerzo corregir. La mayoría de los que aprendemos estas cosas las aprendemos por necesidad cuando ya es demasiado tarde o casi, y como no son problemas que surjan de un día para otro, la mayoría nos comportamos como si no nos afectara, como si estas cosas solo le pasaran a otros. Todos nos creemos muy listos hasta que nos toca. Y cuando toca y tu trabajo depende de poder teclear y teclear supone una tortura o cuando ya ni siquiera tienes sensibilidad en los dedos o casi ni los puedes mover porque tienes los nervios de la muñeca súper inflamados, pues entonces te acuerdas de lo listo que te creías antes. Cuando vemos a los motociclistas con el síndrome compartimental en los antebrazos que hasta se tienen operar, nos parece algo muy lejano, pues yo les recomiendo a todos los informáticos que busquen imágenes en la red de una operación del túnel carpiano y que se informen de la recuperación que conlleva o que te puedes tirar meses, pero meses para recuperarte sin cirugía y sin poder teclear. No digo más.

      • Entendido Joe, tomo nota que podría encajar perfectamente en la definición de listillo con mi mecanografía de palo (los meñiques como si no los tuviera). Gracias de nuevo por los consejos y los enlaces. Daré buen uso de ellos y espero contar por aquí los avances.

  4. Sobre el tema del «mayor esfuerzo» que requiere presionar las teclas en un teclado mecánico versus uno de membrana o tijera, se debe a la «amortiguación» que lleva el mecanismo, el muelle. Eso generalmente es algo que se supera cuando «fortalecemos» los dedos por el uso continuado y no es necesariamente perjudicial. El problema es el impacto al tocar el fondo, y eso es evitable con los mecánicos e inevitable con el resto. Supongo que es innecesario destacar que precisamente esa «amortiguación» además ayuda a mitigar ese impacto al ofrecer una resistencia previa al mismo. Que luego haya auténticos cabestros tecleando como si el fondo estuviera situado a 3 cm por debajo de la mesa es harina de otro costal.

  5. Pablo Caro dice:

    La comodidad de cada uno es la comodidad de cada uno. Ten en cuenta también la salud. Y los que escribimos mucho, si usamos malas posturas tenemos el túnel carpiano acechando. Yo uso una almohadila y me viene genial para descansar [1].

    Para los que sigan buscando teclado mecánicos se pueden encontrar en ebay a buen precio. Yo me acabo de comprar un Tipro (es un POS con un montón de teclas extras) que pienso customizar a tope.

    [1] http://amzn.to/1u2tRVg

    • Hay un método mucho mejor para descansar cuando no tecleamos, es apoyar los antebrazos sobre los reposabrazos de la silla (eso si, han de ser regulables para estar a la altura correcta), yo los uso incluso cuando tecleo para tener las muñecas en posición neutral y que los dedos caigan naturalmente sobre el teclado en posición correcta.

    • ¡Vaya vicio Pablo! Está claro que le habéis pillado el punto a los mecánicos. Como he dicho anteriormente, de momento me quedo como estoy, pero no cierro la puerta a un futuro cambio de opinión. Así tengo tema del que hablar si se me acaban otras ideas 😉

Comentarios cerrados