Tecnología

Ganar dinero jugando, cada vez más fácil

·

Vuelvo al tema de Twitch tras ver hoy el artículo de The New York Times en el que dos de sus redactores hacen un estudio del crecimiento de usuarios de este servicio desde sus inicios. En ‘Charting the Rise of Twitch Gregor Aisch y Tom Giratikanon analizan un fenómeno que parece demostrar que el futuro de esta plataforma a la hora de emitir en streaming partidas de videojuegos podría ser solo parte de su futuro negocio.

De hecho ya comenté en el anterior post cómo parece claro que Amazon podría utilizar Twitch como plataforma de lanzamiento para emitir vía streaming otros tipos de contenidos de vídeo, lo que convertiría a las emisiones en directo de este servicio en competidoras directas de emisiones de productoras televisivas tradicionales.

twitch-rise

El análisis del NYT no deja lugar a dudas, y demuestra cómo el servicio se está poniendo al nivel de las cadenas de cable en Estados Unidos, tradicionales dominadoras de la parrilla televisiva allí. Twitch va como un tiro.

Me pregunto, no obstante, por qué casi nadie le está reclamando royalties a todos los que están haciendo negocio con Twitch. A principios de agosto surgían los primeros conflictos en este tema: los usuarios que emiten sus partidas con música de fondo usaban a menudo temas con derechos de autor. Eso hizo que en Twitch anunciaran la puesta en marcha de un sistema que evitara la inclusión de ese tipo de contenidos, algo que comentaban también en posts como este en eSportsHeaven.

En el servicio hay cada vez más usuarios profesionales (atentos a las cursivas) que retransmiten las partidas y que aprovechan el tirón de sus retransmisiones para pedir donaciones a esos canales. Sorprendentemente (o no) esos usuarios están ganando ya cantidades muy decentes de dinero no solo con las citadas donaciones, sino con la emisión de anuncios publicitarios gracias al Twitch Partnership Program que es como el AdSense del servicio.

juegos-mujeres-5_Fotor

Igualmente curioso es el éxito de las jugadoras profesionales, que igualmente piden donaciones y que en varios casos aprovechan el simple hecho de que son jóvenes y guapas. Lo contaban en Kotaku en su artículo «They’re Attractive, They’re Women, And They Play Games Live On The Internet. But They’re Not ‘Camwhores.«. Eso no es nada malo, por supuesto, aunque algunos envidiosillos critican este tipo de actividad como una especie de prostitución 3.0. Hablé también de ello recientemente en Xataka, donde explicaba cómo «Las chicas también juegan a videojuegos, y cada vez más«.

Personalmente creo que estas chicas ofrecen exactamente lo mismo que el resto de usuarios «pro» de Twitch: entretenimiento. Nadie te obliga a verlas o a donar si no quieres, al igual que nadie obliga a ver los vídeos de gente como ElRubius o a entender su humor -como es mi caso-. En todo hay extremos -no creo que en Twitch quieran convertirse en emisora de porno light-, pero uno puede querer ver estas partidas por lo bien que juegan estos/as campeones/as, por lo graciosos/as que son, o por lo estupendos/as que están. O por combinaciones de esas tres cosas, que también puede ocurrir. Bienvenidos al mundo de la oferta y la demanda.

Lo que me escamaba un poco de todo este asunto es que las productoras de videojuegos dejen que estos usuarios se hagan de oro (bueno, no tanto) gracias en buena parte a sus desarrollos, sin siquiera cobrar una comisión por ello. Twitch ya saca algo de tajada con el citado programa publicitario para socios, pero ¿no tratarán los responsables de ‘StarCraft II’, ‘League of Legends’ o cualquier otro juego de sacar también tajada en algún momento?

Es precisamente lo mismo sobre lo que hablaba el polémico Phil Fish, creador de Fez, y protagonista del célebre documental «Indie Game: The Movie«. Este desarrollador publicó varios tuits muy en su línea:

YouTubers should have to pay out a huge portion of their revenue to the developers from which they steal all their content. [Ad] revenue should be shared with developers. This should be built into YouTube. Anything else is basically piracy.

“If you generate money from putting my content on your channel, you owe me money. Simple as that. If you buy a movie, are you then allowed to stream the entirety of it publicly for people to watch for free? No, because that’s illegal.

Esos tuits provocaron una avalancha de comentarios negativos que hicieron que Fish abandonara y cerrara su cuenta en Twitter, para luego acabar cancelando el desarrollo de Fez II. Aún así, la pregunta de Fish era básicamente la misma que me hago yo ahora con respecto a Twitch. La respuesta parece bastante obvia.

fez

Así no es como funciona el mundo. Lo contaban realmente bien en Forbes cuando surgió la polémica, descartando las pretensiones de Fish e indicando algo obvio. Al fin y al cabo, estos usuarios de Twitch que juegan a los juegos de esas desarrolladores les están haciendo también un favor. Logran que haya más difusión de sus juegos y por tanto atraen a nuevos usuarios que potencialmente acoquinarán por esos juegos que ven en Twitch:

I also believe that this perspective fundamentally misunderstands the nature of new media, in which sharing and hacking and altering content can also lead to that content going viral, gaining new traction in new online spaces, and so forth. Or else Phil Fish understands that each time he says something like this on Twitter, the attention makes new potential customers aware of his games. Sort of like how Let’s Play works.

If anything, developers should be giving YouTubers a cut of their increased sales—but that would be an entirely new kettle of ethical fish to deal with, as it were. So maybe the current system isn’t actually all that bad.

Así es: quizá pase precisamente lo contrario: que sean los desarrolladores de videojuegos los que acaben pagando más a esos usuarios profesionales de Twitch para jugar a sus juegos y darles mayor difusión.

Menudo negociete, chavales/as. Si en algún momento os habíais pensado en dedicar al mundo de los videojuegos, este es vuestro momento. Sobre todo si tenéis un poco de gracia y desparpajo (y por qué no, buena planta/pinta) yo iría creando un canal en Twitch con vuestras partidas. Por lo que pueda pasar.

Actualización (28/08/2014): He cambiado el título del post porque el original no me convencía :/

Imagen | James Cao en Flickr


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • OnePlus 7 Pro: el nuevo pepino de esta fabricante. 6,67? 90 Hz, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara retráctil frontal de 16 MP, lector bajo pantalla, batería 4000 mAh. Tremendo por 666 euros en GearBest.
  • RiME: el juego de Tequila Games distribuido por Epic Games se puede conseguir gratis en Steam. Es un juegazo, dicen los críticos, así que a por él.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 182,13 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 148 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 165 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • Xiaomi Mi 9 SE: la versión ‘compacta’ del telefonazo de Xiaomi, 5,97?, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+13+8), 3.070 mAh, lector huella bajo pantalla. Está a 267,24 euros en Banggood con el código 5BGM96SE
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 458,64 euros en AliExpress.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 495 euros en GearBest
  • Lenovo IdeaPad 330-15ICH: atentos a la configuración. 15,6? FullHD, Core i7-8750H, 16 GB de RAM (uauh), 1 TB HDD, 256 GB SSD (uauh uauh), y una GTX 1050 para jugar. Teclado español, sin sistema operativo. Brutal por 799,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3,01 euros en Amazon, perfecta para este equipo que se venden sin sistema operativo
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores económicos de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 20,60 euros en Banggood con el código BGredmi666.
  • Tarjeta gráfica RVGA RTX 2070: una súper tarjeta gráfica para jugar con 8 GB de memoria GDDR6, arquitectura Turing (raytracing, DLSS) y margen para jugar a tope en cualquier juego. Está a 516,65 euros en Amazon. Incluso más barata (450 €) en sección «Nuevos».
  • Kit Arduino: una placa UNO R3 compatible con Arduino y el kit Freenove RFID con un tutorial de 252 páginas y 49 proyectos distintos, buena idea para niños. Está a 29,95 euros en Amazon. Y si queréis ir aún a más creatividad, este pack de 37 sensores para ARDUINO es brutal, está a 18 euros en Banggood.
  • Xiaomi Mi 9: atentos a la bajada brutal de precio. 6,39», Snapdragon 855, 6 GB / 64 GB, cámara triple (48+16+12), lector de huella en pantalla, carga rápida e inalámbrica. Está a 362 euros en Banggood con el código BGMI964.
  • Nintendo New 2DS XL: es el modelo más grande y actualizado de la portátil de Nintendo: tiene doble cámara trasera y una frontal, y es compatible con los juegos de la Nintendo 3DS. Está a 133,90 euros en Amazon, regalo comunión perfecto.
  • Battlefield 1 (Xbox One): mi juego favorito desde hace tiempo, está en ofertón y regalan el ‘Battlefield 1943’. Está a 1,59 euros en CDKeys
  • Gimbal Xiaomi Mijia SJYT01FM: un gimbal para grabaciones con una estabilización perfecta. Pesa 340 gramos, buena construcción y tomas perfectas para estas vacaciones con el móvil. Como si fueras un pro. Está a 73 euros en Banggood con código BGSJYT01FM
  • Pendrive USB Toshiba 64 GB: una llave USB con interfaz USB 3.0 súper rápida, hasta 150 MB/s y con 64 GB de capacidad. Muy buena opción por 8,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Air 12: el pequeño de Xiaomi con 12,5? Full HD, un Core M3-7Y30, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Windows 10 y teclado en inglés, estupendo por 484 euros en Banggood con el cupón BGXM469
  • FIFA 18 PS4: la edición del año pasado sigue siendo un gran juego, sobre todo a 7,80 euros en Amazon. Para la Xbox One, a 13,99 euros.
  • Chuwi HeroBook: un portátil muy modesto y muy barato: 14,1» (1366×768), Atom X5-E8000 (quad-core), 4 GB de RAM, 64 GB eMMC de capacidad (con M.2), Windows 10, teclado en inglés, salida Micro HDMI, 2xUSB3.0. 165 euros en Banggood con el código BGCH510
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1650: fabricada por PNY, perfecta para jugar a 1080p a 60 FPS. Supera a la 1050 Ti en un 33% de rendimiento y su precio es brutal, 122 euros en AliExpress Plaza con código «plazaoff«, envío desde España, 2 años de garantía.
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 268 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal. La versión con 128 GB de capacidad está algo más cara pero esos gigas más son muy chulos. Está a 313 euros en Banggood con el cupón 5BGM9SE
  • Office 2019 Professional Plus: licencia para un PC, solo para Windows 10, licencia perpetua, envío del código de licencia por correo. Se dan instrucciones para descarga, instalación y aplicación. Está a 11,10 euros en Amazon.
  • SSD SanDisk 480G: y si queréis más capacidad, esta opción es aún más asequible con sus 480 GB de capacidad, un disco SSD SATA III con hasta 535 MB/s de velocidad de lectura. Está a 58 euros en Amazon
  • Xiaomi Airdots Pro: la versión mejorada de estos auriculares, con control táctil, más autonomía, mejor conectividad y más calidad de sonido. El diseño recuerda a otros… ? Están a 45,88 euros en AliExpress con este cupón
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,61 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

2 comentarios en “Ganar dinero jugando, cada vez más fácil

  1. daniel999 dice:

    «Chavales, chavalas: jugad y enriqueceos»
    No sé por qué, pero me da que por aquí no hay muchos chavales leyendo xD
    Pero si por algún motivo hay alguno, me gustaría decir que es mucho más fácil hacer dinero dedicando tu esfuerzo a los estudios que jugando a videojuegos. Mucho mucho más fácil.

    «pero ¿no tratarán los responsables de ‘StarCraft II’, ‘League of Legends’ o cualquier otro juego de sacar también tajada en algún momento?»
    Usando el ejemplo del juego con más usuarios anoche en Twitch, LoL, sus desarrolladores son más ambiciosos que cobrarle a unos cuantos profesionales retrasmitiendo sus partidas. Lo que pretenden es crear una liga profesional, un espectáculo comparable a otros deportes como el fútbol, un entretenimiento que compita por tu ocio. Si alguien no me cree que se asome a Corea del Sur, que son la avanzadilla a este respecto. Si quieres ver las partidas de la liga profesional coreana del LoL te tienes que subscribir (y pagar) como si fuera la NBA o cualquier otro deporte.
    Y por lo que yo sé, es Twitch y no LoL quien paga a determinados jugadores-equipos para que utilicen su plataforma, lo que tiene mucha más lógica.

    «Así es: quizá pase precisamente lo contrario: que sean los desarrolladores de videojuegos los que acaben pagando más a esos usuarios profesionales de Twitch para jugar a sus juegos y darles mayor difusión.»
    ¡Cómo te gusta provocar! para al final del artículo decir lo contrario XD

Comentarios cerrados