Tecnología

Redescubriendo Twitter

·

Hoy me he levantado en plan aventurero y con ganas de vivir la vida a tope, y he dicho, «qué cojones demonios narices, vamos a darle una nueva oportunidad a Twitter». Dicho y hecho: el otro día vi en algún lado un enlace en el que recomendaban algunas cuentas de medios tecnológicos y algún que otro gurú de este mundillo que estaban apuntados a este servicio, así que escogí unas cuantas, me apunté como seguidor y dejé la cosa en segundo plano en el navegador.

La cosa no fue muy allá, porque eso de estar todo el rato consultando las actualizaciones en otra pestaña o ventana del navegador es un tostón. Obviamente los usuarios «pro» hacen uso de clientes específicos, así que probé a buscar algún gadget para Windows 7 RC 64 bits -el S.O. con el que estoy trasteando mucho últimamente- pero no encontré nada que funcionase. ¿Qué hacer? Fácil, bajar un cliente que tenía muy buena pinta llamado Blu -antes *Chirp- para ver qué tal. Muy bonito, sí, pero funcionalmente una castaña a mi modo de ver.

Así que ayer me decidí por un viejo conocido, Twhirl, un cliente basado en Adobe AIR que va como una seda y que además tiene todas las pijaditas necesarias para los twitteros de pro. Las actualizaciones aparecen como notificaciones en la parte inferior izquierda de la pantalla durante unos segundos, tiene soporte de temas, sistema para acortar URLs, y una interfaz que, la verdad, mola. Hoy lo he tenido todo el santo día activado y, la verdad, he acabado agotado. Vale que tengo una selección de fuentes bastante activas, pero es que además hay gente que publica sus tweets más frecuentemente de lo que uno pensaría (Víctor, majo, cuánto tiempo libre, qué envidia), así que la avalancha de información es brutal.

Aún así, me ha dejado mucha mejor sabor que en otras ocasiones. No era muy amigo de Twitter por la cantidad de egomaniacos que hay por ahí saturándonos con mensajes que se podían ahorrar, pero como todo, la cuestión es dejarse la cuenta a la medida de uno para que nos llegue lo que interesa de verdad. Y como temía, Twitter puede ser una forma fantástica de encontrar noticias jugosas para el trabajo, y por supuesto, estar más y mejor informado -y entretenido, que también hay mucha chorrez simpática- en el día a día. Parece que me va convenciendo, qué cosas. Con lo difícil que es que yo quite cruces (¡pipi!)…

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Redescubriendo Twitter

  1. Lo siento, normalmente no soy tan activo xD Lo que pasa es que empiezo los exámenes el Lunes, esta semana no hay clases y estoy cuasi encerrado en casa estudiando y haciendo prácticas…

    Así que la falta de tiempo libre en la vida real y estar delante del ordenador es lo que tiene. Que si no me vuelvo medio loco…

  2. Uf, pues si javipas lo dice, tal vez le eche un ojo… Habrá que probarlo, como todo ¿no?

    Eso sí, con tantas herramientas y opciones hoy en día te lías y no rentabilizas el tiempo, eso es lo complicado del asunto.

  3. Jabba, dale un tiento, a ver qué te parece 😉

    Victor: perdona, que no te había dicho nada… esa vida de estudiante, uf qué envidia. O no. 😀 Suerte con los exámenes y prácticas, campeón!

Comentarios cerrados