Tecnología

Buscadores de escritorio, ¿moda o funcionalidad?

·

El 14 de octubre de 2004 Google lanzó su herramienta Google Desktop, que permitía indexar el contenido de nuestros discos duros para que las búsquedas de datos en ellos fueran prácticamente instantáneas. El concepto de ‘Buscadores de escritorio’ (Desktop Search) había nacido para el gran público, y pronto otras grandes de la informática se pusieron manos a la obra para ofrecer sus propias respuestas en este sentido.

La funcionalidad de búsqueda en el escritorio pronto se convirtió en una prioridad para los desarrolladores de Windows, Mac OS X y Linux. En todos ellos había implementadas herramientas de búsqueda, pero dichas aplicaciones trabajaban con un motor en tiempo real que analizaba los datos en el momento en que realizábamos la petición de búsqueda: no había indexación de contenidos, así que el programa tenía que recorrer toda la ruta de búsqueda para poder ofrecer los resultados correspondientes.

Pronto se comprobó que la eficacia de estas soluciones era muy interesante: Microsoft desarrolló su Windows Desktop Search muy rápido, y en mayo de 2005 lo integró con la llamada MSN Search Toolbar. Apple haría lo propio al crear Spotlight, una herramienta que presentó con la versión 10.4 de su maravilloso Mac OS X el 29 de abril de 2005: fue la primera en integrarla de serie en el sistema operativo, y su brillante funcionamiento fue referencia para el resto de desarrolladores a partir de entonces. Beagle fue la herramienta que trataría de competir con esas propuestas en el caso de Linux. El más famoso de los proyectos desarrollador bajo la plataforma Mono (el .NET de Linux) se presentó por primera vez el 28 de junio de 2004 – y por lo tanto fue en realidad una de las primeras en aparecer en público, como podéis comprobar en las release notes – pero su integración con las distribuciones Linux no se produjo hasta más tarde. Luego llegaría Tracker, otra herramienta -programada en C, no en Mono- que proporcionaba otra aproximación al problema y que se ha convertido en todo un éxito en detrimento de Beagle.

Todas ellas se basan en el mismo concepto: la indexación del contenido de nuestros discos duros -o más bien, de las particiones/carpetas que les indiquemos a estas herramientas- para generar una base de datos en la cual poder luego rebuscar con gran facilidad. A partir de ahí cada solución propone su propia tecnología a la hora de tratar conceptos como los metadatos, la construcción del índice y la generación de resultados, pero lo cierto es que todas ellas funcionan bastante bien y suponen una ayuda imprescindible para un gran número de usuarios, que evitan así tener que estar esperando varios segundos -a veces minutos- para que las herramientas de búsqueda ‘convencionales’ encuentren lo que uno busca.

Sin embargo, dichas herramientas también tienen un impacto notable en el rendimiento de los equipos: los recursos consumidos son relevantes, sobre todo al principio, cuando se indexan los contenidos. Pero ese consumo no baja demasiado, ya que la actualización de estos datos conlleva una indexación más o menos continua que se intenta realizar en background.

Lo que ocurre en mi caso es que aunque agradezco la opción de operar con dichas herramientas, nunca las utilizo: su uso de recursos me parece importante, y además, quizá manía mía, no aguanto el ruidito que hace el disco duro contínuamente cuando se está realizando la indexación. No es exagerado, pero siempre lo noto y acabo desactivando las opciones de indexación (o indización, como dicen en Microsoft). Obviamente las ventajas aportadas son muy interesantes para alguien que tenga que buscar documentos de todo tipo frecuentemente, pero si alguien es un poquito organizado -confieso que soy también algo maniático a la hora de trabajar y siempre coloco cada cosa en su sitio- también suele saber dónde buscar, lo que hace que esas ventajas se difuminen. Así pues, ¿vale la pena utilizar buscadores de escritorio?

La anterior encuesta tuvo bastante éxito -gracias por participar– y me dejó claro el hecho de que: 1) no soy un máquina diseñando; y 2) es muy probable que vuelva temporalmente al diseño anterior de Incognitosis para afinar ese lavado de cara un poco más. Así que como esto de las encuestas nos mola, pues aquí va otra, a ver qué tal funciona esta vez.

[poll id=»3″]

Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “Buscadores de escritorio, ¿moda o funcionalidad?

  1. Yo tenía instalado, en el trabajo, el de Google…

    Pero por problema de espacio en el disco, y el consumo de recursos que mencionas, lo terminé por quitar…

    Una pena, porque a veces venía genial el poder buscar rápidamente por algún concepto…

  2. antonio dice:

    Yo no uso, soy un tío organizado.
    Probando uno de ellos me peto el disco, supongo que estaría algo tocado y tanta indexación termino con él.

    Si ánimo de ofender, el tema anterior estaba mejor, el incognitosis de arriba queda muy cutre.

    Saludos.

  3. Yo no he usado hasta que me pasé a Vista. Ahora me resulta muy cómodo para ciertas búsquedas (tengo demasiada música y demasiadas series, me temo). Aún tengo que aprender bien cómo usarlo…

  4. Encuentro bastante útiles este tipo de herramientas pero la verdad es que finalmente no las uso nunca, y aunque anteriormente si las instalaba ahora ya hace un tiempo que no.

    No tengo una gran cantidad de archivos y documentos en mi disco duro y además soy muy maniática con el orden, así que cuando necesito algo tardo mucho menos en encontrarlo que cualquiera de estas aplicaciones XD

    Un saludo,

Comentarios cerrados