Tecnología

La incógnita es W

·

Hace un ratito ha salido publicada mi reflexión más reciente en Xataka Móvil, y esta vez tenía la misión de intentar hacer balance de lo que ha ocurrido con Windows Phone en 2014. La plataforma móvil de Microsoft tenía un año complicado ante sí, pero creo que aun con la obligación de integrar a la recién adquirida Nokia (bueno, en concreto de su división Devices and Services), ha habido mucho y bueno de lo que hablar. 

No todo ha sido bueno, claro: la fusión ha obligado a hacer despidos de forma indiscriminada -12.500 de los 30.000 empleados de Nokia se han ido a la calle según los datos publicados-, pero eso no parece haber afectado mucho la propia inercia de lanzamientos a nivel hardware y software. Ha habido varios terminales -que yo sepa, ninguno especialmente destacable- y, eso sí, una importante actualización de la plataforma. Windows Phone 8.1 es de lejos la edición más completa de este sistema operativo, y Cortana muestra su ambición allí a pesar de que personalmente no acabo de estar seguro del valor real y práctico de los asistentes de voz (‘Ok Google, añadir nota’: ‘idea para futuro post sobre asistentes de voz’). 

Hoy por hoy Microsoft tiene todo lo necesario para ser una plataforma de referencia. Sus herramientas para desarrolladores son que yo sepa excepcionales -Visual Studio es por lo que sé una joya, y acaban de hacer Open Source (uauh resulta que no es tan uauh, leed el comentario de Daniel en este mismo post) Mono y .NET-, su infraestructura Cloud es telita, y es evidente que tienen capacidad de hacer buenos productos hardware (Xbox One, Surface Pro 3). Ah, y me suena que no se les da mal del todo lo de hacer sistemas operativos y suites ofimáticas. 

Tal y como yo lo veo -y me vuelvo a repetir una vez más- Microsoft tiene ante sí un (posible) futuro alucinante. Windows 10 podría convertirse en ese sistema operativo universal en el que creo que está el futuro de toda plataforma tecnológica (móvil, escritorio, nube, consola, IoT, whatever), y soy muy, pero que muy optimista al respecto. Creo que hasta Marc Andreessen estaría orgulloso de mi visión positiva de ese futuro.

Pero claro, también hay que ser coherentes con la realidad actual. Es difícil que al usuario de a pie -ese que no lee Incognitosis, para su desgracia y la mía- le convenzas de que Windows Phone le puede venir bien. Porque él solo oye hablar del iPhone o de ese smartphone Android que le funciona muy bien (o lo que es lo mismo, “tiene WhatsApp“) a la vecina o al cuñado, y que la operadora de turno le ha dejado súper tirado. Hay, como en muchos otros escenarios, una falta de educación del consumidor. Inevitable, y difícilmente solucionable. 

¿Qué puede hacer Microsoft? Pues en mi opinión, solo una cosa: sacar al mercado ese recojosmartphone con ese recojosistemaoperativo, esa recojocámara (importante), y, esa recojoidea de la convergencia que haga que podamos usarlo como un PC en dos patadas. 

Y por supuesto, que tenga WhatsApp. No vaya a ser.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “La incógnita es W

  1. Daniel dice:

    Ya veremos cómo acaba esto del open source de Microsoft. Por lo de pronto me da que el objetivo es acabar corriendo soft .NET sobre Linux en contenedores o en máquinas virtuales. A por la tarta de los servidores, vamos.

    En cuanto a Mono, huele a muerto; GtkSharp lleva un par de años más sola que la una tras el abandono de Xamarin y parece ser que Qt no es una opción viable sobre C#, Mono o .NET…

    A ver la comunidad de desarrolladores cómo se lo toma, pero a mi esto me parece la jugada del tahúr; si sale adelante sólo ganará Microsoft. Porque lo de la promesa de no usar las patentes de forma ofensiva, jejeje… Libéralo con todas sus consecuencias o no lo liberes, pero lo de la promesa es una espada de Damocles que Microsoft puede empuñar en cualquier momento, cuando le convenga. En fin.

    Nunca me han gustado las políticas de Microsoft y me fío más bien poco de este tipo de movimientos.

  2. Lo que tiene que hacer Microsoft es limpiar la tienda de Apps para empezar. La tienda no es que sea mala, es que es delictiva. Por ejemplo, si tienes un Windows Phone a mano busca : Chrome y verás lo que te sale. O busca juegos y verás a Mario campando por allí. Penoso.
    Y la incapacidad de manejar el contenido del terminal de vergüenza, no pido un Android rooteado, pero es que es peor que un iPhone.

  3. Me han gustado los últimos productos de Microsoft. Pueden ser caros para un usuario casual, pero es casi seguro que llenarán sus espectativas. Lo único que no me queda demasiado claro sobre Windows -PC, Tablet, Teléfono- es si realmente es más seguro como para no andar usando antivirus. Al menos desde Microsoft dicen que el sistema ya es lo suficientemente seguro de fábrica. Yo por si las moscas le suelo poner vitaminas a Firefox y no ejecutar .exe’s desconocidos 😛

    Saludos

    • Al menos sobre PC, no es seguro usar un Windows sin antivirus (no si te bajas cualquier clase de software de Internet, diría que incluso de fuentes fiables)… lo que pasa es que ahora Windows incorpora uno de serie (Windows Defender), que es lo suficientemente bueno (comparable a otras reputadas propuestas… ¿mejor? sería discutible) como para no preocuparse de poner otro.

      Desconozco cómo está el tema para las tablet RT o Windows Phone, pero imagino que siendo código manejado y sobre un sistema con permisos limitados para los procesos, debe ser lo suficientemente seguro… pero ya digo, que es una suposición, no tengo ni he usado ninguna de las dos cosas y no tengo intención de hacerlo por ahora 🙂

  4. Pingback: El sesgo occidental vs países “emergentes”: Del ordenador al móvil | Periferia Digital

  5. Pingback: El sesgo occidental vs países "emergentes": Del ordenador al móvil - Marc Martí | Observaciones, reflexiones y dudas sobre la digitalización. Sobre todo dudas

Comentarios cerrados