Tecnología

Monopolios encubiertos: el Netflix de los medios que propone Apple es un sinsentido

·

Cómo mola tener la sartén por el mango. Es lo que desde luego tiene Apple en muchos escenarios. Sobre todo en Estados Unidos, donde posee una asombrosa cuota de mercado del 63%. Allí Cook y los suyos pueden hacer y deshacer y nadie les toserá, porque como sucede con Amazon, tienen todas las de ganar. Es lo que digo siempre: con Apple son lentejas, o las comes, o las dejas.

Esas lentejas son premium, además. Ya sabéis, rollo cocinadas por Ferrán Adriá y con envase diseñado por Swarovski. Lo vemos en todos sus productos, buenos (o no tanto) pero caros, y comenzamos a verlo en esa nueva obsesión de Apple: los servicios. Porque ahora resulta que hasta los servicios de Apple son caretes.

El ejemplo perfecto es el de su App Store, que le permite a Apple pegarle un bocado estupendo al trabajo de los desarrolladores: de cada 10 dólares que gana el creador de una aplicación o un juego Apple se lleva 3 sin haber hecho nada. Bueno sí, algo han hecho: una plataforma de distribución software que es a mi modo de ver la tercera gran disrupción de la historia de Apple junto al iPod y al iPhone. Ser intermediario es una bicoca porque el margen de beneficio es brutal: haces poco y ganas un porrón, y si no que se lo digan a la empresa de Cupertino, que a base de poner el cazo se está forrando con su tienda de aplicaciones año tras año.

Pero es que el 30% de comisiones que piden a los desarrolladores resulta que se quedará corto en su nuevo proyecto. En The Wall Street Journal contaban cómo su inminente Apple News, el «Netflix de los medios» que preparan tras la compra de Texture hace meses, plantea bocados aún mayores de negocio.

Si The New York Times, The Washington Post o The Wall Street Journal (por citar a tres grandes) quieren que sus contenidos se vean en esa plataforma, tendrán que darle a Apple el 50% de sus ganancias con esas suscripciones. El 50%, chavales. La mitad de todo tu trabajo te la gastas en poder ser visto a través de dispositivos iOS. El 30% me parece ya un porcentaje elevado para esa comisión, pero ¿el 50%?

Qué burrada.

De hecho no se para ahí la cosa, porque como mencionaba Antonio, se quedan con la relación directa con el usuario y sus datos. Apple se queda con correos electrónicos, estadísticas de uso, información personal y datos de tarjetas de crédito. ¿Por qué?

Por que es Apple. Y porque iOS es un monopolio encubierto.

Lo es sobre todo en Estados Unidos, como decía, pero en esa actitud de «it’s my way or the highway» nos encontramos con una situación extrema en la que solo espero que los medios se retiren de la mesa de negociación. De hecho espero que Apple fracase estrepitosamente.

Y lo dice alguien que desde hace tiempo aboga por un «Netflix de los medios», ese intermediario que daría acceso a un montón de cabeceras y que repartiría ingresos según visitas o tiempo en página a cada medio. Esa plataforma no la debería montar Apple, sino un consorcio de grandes grupos editoriales, creo yo. No entiendo cómo nadie lo ha hecho ya, pero por Dios, señores de El País o de El Mundo, contrátenme ya para dirigir esa plataforma que lo tengo claro como el agua.

Ese servicio que plantea Apple impondría un coste de 10 dólares al mes para el usuario, que tendría la ventaja de poder acceder a un montón de cabeceras desde su dispositivo iOS. Esos medios, claro, se habrán agachado previamente para besarle el c*** a Tim Cook (por no decir otra cosa), porque como decía Eduardo Suárez, las condiciones para esos medios son «leoninas». De hecho me gustaba su corolario: los usuarios son a todos los efectos «clientes de Apple, no de los medios». Esos medios diluyen su marca y pierden relación directa con su audiencia, algo que es incluso más valioso que la suscripción monetaria en sí.

Pero claro, es Apple y tiene la sartén por el mango, así que solo espero —aunque dudo que vaya a ocurrir— que se den un sonoro tortazo y ese hipotético Apple News sea el mayor fracaso de la historia de Apple. Hasta en The Verge apuntaban a que esa plataforma debería hacer que las editoriales «salieran corriendo».

Se lo merecen por soberbios y por egoístas.

Menudo monopolio encubierto, chavales.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Monopolios encubiertos: el Netflix de los medios que propone Apple es un sinsentido

  1. Carlos dice:

    Javier, en lo del monopolio entro menos porque lo veo demasiado jurídico como para dar una opinión ;-D pero en lo del Consorcio de editoriales para unir sinergias en lo digital, lo veo básico, como tú.

    No sé si un grupo de editoriales podrían compartir tantos datos – personales – de los usuarios, puede que ahí exista un problema para crear una tarifa plana de periódicos entre todos ellos, pues todos conocerían los hábitos de lectura etc. Quizá es por ello que deba conocerlos una empresa solamente y no todos. A saber cómo habría que articularlo.

    Pero, efectivamente, el tema es muy interesante. A mí me parece que Whatsapp en España tiene un monopolio claro pues su efecto red es totalmente claro. Si te vas a otra app de chat, por ejemplo porque no confías en sus políticas de privacidad, pierdes todas las opciones a comunicarte con grupos que solamente funcionan ahí.

    Me atrevo a proponer algo económica y jurídicamente disruptivo tal vez; que las aplicaciones de chat tengan obligación de intercomunicarse entre ellas adoptando un protocolo como XMPP o análogo, de manera que nadie sea cautivo de ninguna ¿Cómo lo ves?

    • Qué interesante Carlos. Aquí justo leí hace poco la propuesta de Tim Berners-Lee con Solid, que permite descentralizar los datos de los usuarios y hacer que seamos nosotros quienes los tenemos y no las empresas. Te recomiendo la lectura de su post de presentación

      https://medium.com/@timberners_lee/one-small-step-for-the-web-87f92217d085

      Es una idea curiosa porque como dices lo de que todos compartan datos de todo puede tener su historia, y quizás por eso una empresa única como dices debería ser intermediaria del tema con términos mucho más aceptables que los que propone Apple.

      Veremos porque puede que esa plataforma de Apple se estrelle y dé pie a una iniciativa más atractiva para medios y usuarios. Ójala.

      Lo de monopolio es un poco exagerado sí, pero por eso le añadía el apellido de «encubierto» en el titular. Lo es en cierto sentido, pero probablemente no en el sentido legal estricto. Un saludo!

  2. José Antonio dice:

    Hombre, tampoco lo vea tan grave. Antes de la disrupción de internet, cual era el margen del quiosquero? Que información tenían los medios de sus lectores? Apple pone las normas y que cada uno elija si quiere o no jugar. Y lógicamente pone las normas para maximizar su beneficio. Fíjate, una cosa rarísima. Una empresa que quiere ganar dinero y maximizar su beneficio!!!! Monopolios hay en todos los sectores, pero parece que el autor solo está empeñado en denunciar siempre el mismo…

  3. Bueno, Apple lleva años intentando hacer lo mismo con la industria del entretenimiento (aquel intento de crear una subscripción de tv para el Apple TV) y hasta ahora no han tenido éxito, así que no son infalibles. Todo dependerá de lo desesperados que estén los editores.

    Pero el problema no es sólo Apple. Es Apple, es Google, es Amazon, es Facebook. Empresas tecnológicas demasiado grandes y con una capacidad brutal de hacer y deshacer a su antojo. Antiguamente, en EE.UU. estas empresas serían troceadas sin miramientos para favorecer la competencia, pero hoy no hay ninguna fuerza política que esté por la labor. Es lo que hay. Yo, como usuario, prefiero pagar el impuesto revolucionario de Apple porque le tengo cierto apego a mi privacidad, pero ese es otro debate.

    • Lambda dice:

      Las leyes anti-trust, precisamente las hicieron para evitar implosionar el mercado (del petróleo, al principio). No fuera que la gente optara ir «off-grid» si la cosa se volvía asfixiante. En el fondo, nadie querría jugar si el entorno económico no permite «nichos ecológicos», o que una empresa creciese tanto que se volviese fundamental para varias actividades economicas de un país. Ahí digamos que el «ecosistema» peligra ante una excesiva dependencia, y los norteamericanos eran más pragmáticos que ahora. Tienen ahora varias corporaciones que básicamente conectan medio mundo, y además la sede del ICANN está en su territorio… Es una palanca muy poderosa. No tocarán el estado actual de las cosas, mientras les venga bien. No me extraña que China y Rusia opten por un «desencaje» controlado, y tengan, curiosamente, sus propias corporaciones de soft de comunicaciones sociales (Vkontakte, Yandex, Line, Weiwei…) , etc.

      Hay una batalla económica y política de proporciones épicas muy silenciosa. Y francamente, mejor así.

  4. Pingback: Apple, servicios y la clave que podría hacer que ganase la partida | Incognitosis

  5. Pingback: Cuando pagábamos por ir a las bibliotecas | Incognitosis

Comentarios cerrados