Tecnología

Muros de pago y el sueño de ser el próximo The New York Times

No sé si conocéis a mi compañero Javier Jimenez (@dronte), amante del chorizo, los corazones en Slack, los sombreros rosas de paja y llamado a suceder algún día a deGrasse Tyson como divulgador científico. El caso es que esta mañana Javi encontraba el hueco para dar el chivatazo y descubrirme un artículo en El Español en el que hablaban de uno de mis temas favoritos: el futuro del periodismo en general y de los muros de pago en particular.

Según los datos de este medio, Vocento, Prisa y Unidad Editorial están preparando la jugada, y en 2019 podrían lanzar de forma casi simultánea sus respectivos muros de pago.

¿Qué significa eso? Pues básicamente que ya no podremos leer El País, el ABC, El Mundo o La Vanguardia por la patilla. La medida responde a la realidad de un mercado que en muchos casos está viendo cómo crecer en ingresos en medios online dependiendo solo de publicidad es cada vez más complicado. El País “solo creció un 4% entre enero y julio, mientras que ABC mejoró un 2% y La Razón cayó un 5%”. Para el responsable de la noticia la conclusión está clara: “la publicidad digital ha tocado techo”.

Yo no sé si generalizaría tanto, pero desde luego los datos confirman que para medios grandes y generalistas esa vía de ingreso está comenzando a secarse. Eso hace que uno tenga que buscar alternativas, y la más obvia es seguir al referente de referentes. Al Messi del mundo de los medios. A Xataka Incognitosis The New York Times, claro.

Compartía la gráfica de aquí arriba —publicada en Recode— hace unos meses con la esperanza de que ese modelo se replicase pronto, y parece que eso es lo que veremos en medios españoles. ¿Me alegro por no poder leer El País by the face todos los días? Pues hombre, algo sí me pica.

Y sin embargo, quiero mirar más allá.

Y quiero porque creo que esa cultura instaurada de “como está en internet tiene que ser gratis” es una lacra para quienes hacen (hacemos) cosas que pueden tener cierto valor para el que las consume. Estoy bastante convencido de que en unos años miraremos y podremos decir aquello de “yo viví aquella época de internet en la que todo era gratis” como ahora decimos lo de “yo viví aquella época en la que en España se pagaba con pesetas”. Será algo como irreal. Pero lo estamos viviendo, y es injusto.

Y por eso me alegra la noticia en lo general aunque me pique en lo particular. No soy suscriptor de periódicos americanos porque no los consulto tanto, pero por ejemplo pago los 20 dólares al año de suscripción a Wired y haría lo mismo con Bloomberg si tuvieran un precio similar. Y si The Verge pidiera una cuota similar, la pagaría sin pestañear. Porque son medios que consulto y disfruto por profesión y por afición, y porque creo que si aprovechas a fondo ciertas plataformas lo justo es que contribuyas a que esas plataformas sigan pudiendo funcionar y mejorar.

¿Es el muro de pago la solución definitiva? No lo tengo tan claro. Aquí creo que como comentan en El Español, el secreto está en la masa la forma de aplicar esos muros de pago, que deben tener cierta porosidad, como indican allí. O lo que es lo mismo: no cerrar todo de golpe, sino como ocurre en el NYT o el Washington Post, dejar que al menos puedas leer 2 o 3 artículos al mes para darte “una demo” de la experiencia real, que de hecho quienes son el target del muro de pago ya conocen. Vamos, que esos 2, 3 o 10 artículos al mes son cazausuarios de los nuevos, no de los veteranos, que tendrán claro si quieren o no apoquinar cada mes lo que pidan los periódicos de turno.

Aquí el factor precio será determinante, y veremos si estos medios son realistas. El Washington Post pide 90 dólares al año, mientras que The New York Times pide 52 euros al año: teniendo en cuenta la estructura de estos medios, más amplia que la de los medios españoles, pediría precios que en ningún caso superarsen los 40 euros al año, pero aquí soy pesimista porque tenemos un ejemplo en Orbyt, que por ejemplo pide 120 euros al año por la suscripción a El Mundo. Mucha tela.

Lo comentaba esta tarde con Antonio Ortiz (@antonello), jefe supremo xatakero, informático de letras y del que hoy he descubierto que juega a FIFA, pero en la PS4, que es casi peor que haber jugado al Match Day II en el Spectrum 48k. Argh. Aquí Antonio tiene bastantes más tablas que yo porque para eso está metido en temas de estrategia editorial como co-fundador de Weblogs SL, y él —creo—no acababa de verlo del todo y dudaba de la viabilidad de esas medidas. Las dudas, las lógicas: si me van a cobrar 10 euros al mes por poder leer El País, igual me quedo sin leerlo a mi pesar. Para él esas cuotas deben estar justificadas con un periodismo superior, uno que ofrezca más de lo que ofrece el resto.

Yo asentía, pero dándole una vuelta ahora no lo veo tan claro. Es cierto que la mayoría de medios cuentan más o menos lo mismo de distintas formas. Pero es que a mí me gusta la forma que tiene de contar las cosas El País, por ejemplo. Eso no significa que esté alineado con la ideología de este medio, ojo: me gusta cómo lo cuentan y cómo lo presentan, y me gusta que haya un trasfondo casi literario en cada cosa que leo. El País me gusta, insisto, porque muchos de los que escriben allí lo hacen estupendamente. Hasta las crónicas deportivas parecen ejercicios de prosa que se disfrutan por lo que cuentan y cómo lo cuentan. Otros medios lo hacen bien en otros apartados, claro. Por ejemplo, me gusta la narrativa de El Confidencial y sus temas tecnológicos de investigación, bastante currados, pero es que de El Confi me gusta especialmente el diseño a pesar de que comentan el crimen de que su versión responsive no funcione bien en Firefox en el móvil.

Como digo: estos medios cuentan más o menos lo mismo que otros, no te vas a enterar de nada demasiado distinto de lo que cuentan el resto de medios, pero a mí me gusta cómo lo cuentan, tanto en el fondo como en las formas. Y quizás eso sea suficiente para mí a la hora de convencerme de que pagar merece la pena. Y quizás también lo merezca para otros.

Pero claro, la pela es la pela y el razonamiento de Antonio es coherente. Por esos 10 euros/mes estamos viendo todo lo que queremos en Netflix, así que aquí las opciones son interesantes, pero implican que todos los medios importantes muevan ficha más o menos al mismo tiempo. Si hay un medio “grande” que no se apunta al muro de pago y tiene contenidos aceptables, los que no quieran o puedan pagar (y serán muchos) acabarán en ese medio porque “oye, aún es gratis, qué quieres que te diga”. Se repetiría un poco la historia de El País y El Mundo: cuando el primero instauró su muro de pago en el año 2002 se encontró con un panorama en la que muchos de sus lectores acabaron en El Mundo —que de repente dio un subidón en sus números en online—.

Pues aquí lo mismo. Habrá que ver cómo lo adoptan los grandes, pero si yo fuera editor de estos medios trataría de unificar esfuerzos, porque que unos pidan pagar y otros no podría acabar en desastre.

Yo tengo la solución, claro. No es nueva y de hecho es la misma que adelanté hace 5 años. Implantaría un muro de pago comunitario y universal, o lo que es lo mismo, crearía de la nada ese Spotify de los medios de comunicación que diera acceso a todos esos periódicos generalistas (o no generalistas) y que repartiera beneficios en base al tráfico que tuvieran cada uno de ellos.

Lo veo tan claro que no sé cómo algún chérif de los medios no me ficha como jefe supremo de ese Spotify para periódicos. Pedro Jota, Nacho, Soledad, Paco, no sé qué hacéis que no me llamáis.

De verdad, como dice mi madre, qué desaprovechadito estoy.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Impresora láser HP LaserJet ProM12w: una impresora muy maja con conexión USB 2.0, WiFi (importante), 18 ppm y color blanco, que está a 59 euros en Amazon.
  • Portátil Lenovo IdeaPad 520S: un clásico ya, este portátil de 14 pulgadas cuenta con un Core i3-7130U, 4 GB de RAM y 128 GB de SSD, además de Windows 10. No está mal por los 439 euros que cuesta en Amazon.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio: en AliExpress lo tenéis a partir de 260,33 euros. Otra opción: en JoyBuy lo tenéis a 264,20 euros. Si no queréis riesgos, la versión con 128 GB de RAM está a 305 euros en Amazon, súper chollo.
  • Disco duro externo WD My Book 8 TB: nada menos que 8 “teras” para un disco duro que os garantiza tranquilidad para vuestras copias de seguridad. Está a 169 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con la pantalla de 6,2 pulgadas, el Exynos de última generación, cámara dual 12+12, 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad, y todo por 499 euros en Amazon. Una apuesta bastante segura, diría yo, aunque esté compitiendo con pesos pesados últimamente.
  • Micrófono Razer Seiren X: si eres o quieres convertirte en youtuber/twitcher/podcaster necesitarás un micro, y este modelo tiene muy buena pinta, con condensador, puerto de control de auriculares, reducción de ruido y todo por 77,8 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: una unidad SSD M.2 NVMe que es de lo mejorcito del mercado, con 250 GB de capacidad y un precio de 79,90 euros en Amazon. Es la que tengo yo en mi renovado PC y estoy súper contento.
  • Localizador GPS: en Amazon está al doble: este localizador permite que lo pongáis en cualquier lado para tener localizado por ejemplo el bolso o la maleta. Está a 6,96 euros en TomTop.
  • Xiaomi Redmi S2: es el nuevo campeón de los móviles baratos: 5,99 pulgadas 720p con formato 18:9, sorprendente ya solo por eso. Además cuenta con un Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y cámara dual (16+5 MP). Lo tenéis a 113,10 euros en GearBest con el cupón Eddytedy61.
  • Monitor BenQ GL2460BH: un monitor de 24 pulgadas con resolución FullHD y tecnología Low Blue Light. Buena opción con conexión HDMI, sobre todo por este precio: 106,39 euros en Amazon.
  • Silla gaming: el modelo Drift DR75 cuenta con pistón de gas de clase 4, que debe ser la pera limonera pero no sé qué significa. La altura es regulable, los reposabrazos abatibles y su asiento basculante. Buena oferta, parece, por 89 euros en Amazon.
  • Teclado gaming HP Omen: el modelo Omen by SteelSeries X7Z97AA, que es de membrana pero tiene retroiluminación RGB en 52 zonas y usa la conexión USB, no es mecánico ni tiene opciones avanzadas (n-key rolover, antighost), pero claro, a este precio no puedes pedir mucho más: está a 29,99 euros en Amazon, que es un súper precio porque en PCComponentes está a 69,99.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6689: y si preferís los portátiles, este modelo de 15,6 pulgadas tiene un Intel Core i7-8550U-QC, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD para el SO, 1 TB de disco duro y una GTX 1050. Muy chulo por 699 euros.
  • Chuwi Lapbook SE: parecido al Jumper ezBook X4, con un Celeron N4100, 4 GB de RAM, 32 GB eMMC y 128 GB de SSD (curiosa combinación) y pantalla de 13,3 pulgadas 1080p, además de batería de 5.000 mAh y 1,44 kg de peso. Un buen equipo de batalla por 243,60 euros en GearBest.
  • Jumper EZBook 3 Pro: va de portátiles baratos: este modelo llega con un Intel Atom N3450, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (eMMC, más lentorro que un SSD), ranura Micro SD, y pantalla 13,3 pulgadas 1080p. Es peor que el Chuwi por especificaciones, pero también cuesta menos: está a 182 euros en GearBest con el cupón BeatBG02 con dos años de Garantía en España.
  • Honor 10: un smartphone estupendo (análisis) con pantalla de 5,84 pulgadas 1080p, Kirin 970 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad y cámara dual (16+24 MP). Está a 242,93 euros en AliExpress, bastante brutal.
  • Huawei P20 Lite: el pequeño de la familia con pantalla de 5,8 pulgadas, Kirin 659, 4 GB de RAM, 64 GB de ROM y doble cámara (16+2 MP) es un buen contendiente en la gama media (análisis) y está a buen precio: 257,70 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8: el último tope de gama de Xiaomi está interesante: con un Snapdragon 845, 6,21 pulgadas de pantalla, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y cámara dual (12+12 MP). Está con la ROM Global preinstalada, pero indican que no actualiza vía OTA, deberéis hacerlo manualmente. Está a 324,38 euros en Banggood con el cupón 10BGM864GB.
  • Xiaomi Mi Max 2: casi todo es normalito en él: un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 Gb de capacidad ampliables, pantalla de 6,44 pulgadas (gigante) FullHD, y cámara de 12 Mpíxeles. Pero lo realmente brutal es su batería de 5.300 mAh. Con eso tenéis para dos días sin problemas, diría. Está a 133,89 euros en Aliexpress.
  • Xiaomi Mi Drone 4K: un cuadricóptero con cámara HD que graba también en 4K, 27 minutos de autonomía y diversos sistemas de retorno seguro y de estabilización. Está a 378,40 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Crucial MX500 1 TB: si queréis ampliar a tope el almacenamiento en vuestro PC atentos a esta alternativa rápida y con un precio sorprendente para ser un SSD. Está a 165,31 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 5: mejor que los Mi A1, cercanos a los Mi A2, a caballo en precio y prestaciones: pantalla de 5,99 pulgadas, Snapdragon 636, 4 GB de RAM, 64 GB de memoria ampliables, cámara dual (12+5 MP), lector de huella. Muy barato en Aliexpress, donde el modelo en color negro está a 136,68 euros.
  • Monitor Gaming Acer GN246HLB: diagonal de 24 pulgadas, resolución 1080p pero sobre todo soporte para frecuencias 144 Hz, algo que le da un plus importante a los jugones. Está a 227 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Notebook Air 13,3: un modelo que aun siendo algo más antiguo está en modo chollo: llega con un Core i5-6200U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad y una GeForce GTX 940MX. Lo tenéis a 572 euros en Gearbest.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: pero claro, si buscáis el sucesor real del Mi A1, lo tenéis en oferta. Con su pantalla de 5,84 pulgadas, 4 GB de RAM; 64 GB de capacidad (ampliables) y cámara dual (12+5 MP) está a 143,82 euros en Banggood. La misma versión la tenéis en Amazon por 170 euros si no queréis complicaros mucho.
  • Unidad SSD Crucial MX500: una unidad SSD en formato M.2 de 500 GB perfecta para actualizar vuestro equipo, fantástica a este precio. Ofrece tasas de 560/510 MB/s en lectura/escritura. Está a 86,25 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Xiaomi: ya que hace poco hablaba de patinetes eléctricos, aquí tenéis uno de los referentes, el modelo de Xiaomi con 30 km de autonomía, hasta 25 km/h, plegable y muy bien valorado. Está a 349 euros en Aliexpress plaza con garantía de 2 años y envío desde España.
  • OnePlus 6: el telefonazo de OnePlus en su versión internacional está de rebajas. Con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y cámara dual de 20MP+20MP (y acabado negro espejo) lo tenéis a 378,40 euros en GearBest con el cupón GB$MBDPONE, ole. Por si queréis otra ocpión, también lo tenéis a 393,79 euros en AliExpress.
  • Xiaomi Mi A2: con pantalla de 5,99 pulgadas, un Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad y cámara dual de 12+20 MPx este es el teórico sucesor del exitoso Mi A1, aunque a mí me gusta más el Lite. Si os va por su cámara más potente y su mejor procesador, lo tenéis a 204,70 euros en Amazon. Dije que no lo iba a recomendar, pero el precio empieza a ser curioso así que eso cambia las cosas. La versión de 4+32 GB está a 193,60 euros en GearBest.
  • Monitor 28 pulgadas 4K Samsung U28E570DS: un lujo de monitor si queréis resolución a tope, con resolución 4K, flicker free, FreeSync, HDMIx2, DisplayPort y con esa diagonal de 28 pulgadas. Estupenda opción para trabajar en Excel documentos de todo tipo, y también para edición de foto y vídeo. Está a 249 euros en Amazon.
  • Micro SD 128 GB Kingston: una tarjeta de esta capacidad a este precio y encima con envío desde España es un chollazo: 22,65 euros en Aliexpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 comentarios en “Muros de pago y el sueño de ser el próximo The New York Times

  1. Es complicado porque creo que se debe apostar más por ese “Netflix de medios” que por ir pagando en uno en uno porque al final quizá puedes pagar uno o dos pero tantos… se vuelve algo difícil (y más que pagamos aún otras suscripciones). Quizá si “ese” medio da más que su contenido tuviera valor (Scribd, por ejemplo, te “regala” al ser suscriptor Pocket -versión premium, claro-, Blinkist, Mubi, Audm y FarFaria) y así lo hace un poco más interesante.

    Algo que no me queda del todo claro en los medios de habla hipana es su rentabilidad. Hipertextual hace unos dos años hizo algo similar… pero al año, o menos, se decantó por volver a cómo estaba (aún dando rss completo y una experiencia sin publicidad). Quizá sería interesante, aunque es “competencia” tuya, indagar sobre ello porque nunca lo dejaron claro.

    Sin duda no hay más que confiar en algún gran “aglutinador” de contenido… así creo que sí se pagaría porque ir de uno en uno agota la cartera, aunque lo vale.

    Saludos!

    • Por lo que sé aquello que montó Hipertextual no funcionó, la propuesta no debió ser demasiado diferencial, así que decidieron abandonar ese intento. No sé si esa propuesta de “dar más que su contenido” es factible porque supongo que se tienen que centrar en lo que hacen, pero oye, algún elemento adicional como los que citas quizás no estaría mal.

  2. Trufeitor dice:

    Me parece un tema complicado este. En lo que no estoy de acuerdo es en lo que dices de que es injusto. Según se mire: a ti nadie te obliga a escribir en tu blog ni te ganas la vida con ello y los periódicos que se ven obligados a buscar alternativas a su modelo de negocio pues, bueno, es el mundo y la evolución de las cosas, ha pasado anteriormente en numerosas ocasiones.

    De lo que estoy bastante seguro (aunque quizá me equivoque) es de que, al menos en España, plantear un sistema de suscripción obligatoria puede que no tenga mucho recorrido y el hecho de no dar otro tipo de ventanas, un precio por días, número de artículos o algo similar creo que puede ser problemático, porque, no nos engañemos, 10 euros al mes por sólo un periódico es una pasta y habrá mucha gente que no querrá estar atada a una suscripción anual o mensual. También me parece curioso que este tipo de empresas se pasen al digital eliminando todos los costes de imprenta, almacenaje y distribución y cobren los precios que cobran, cuando efectivamente, Netflix te ofrece por lo mismo una cantidad de contenido sencillamente abrumadora.

    Me parece que aún hay que darle unas vueltas al concepto, pero creo que si no aparece ese Netflix de los medios que preconizas, todo esto puede tener un recorrido escaso.