Tecnología

Un refugio llamado nostalgia

·

Érase una vez que se era una cosa llamada nostalgia. La nostalgia era algo bueno, porque convertía los recuerdos en un refugio de tiempos pasados que fueron mejores o que al menos lo parecían para el que buscaba aquel refugio.

Pero hete aquí que una vez más el hombre consiguió pudrir aquello. La excusa fue la codicia, que contagió a empresas como Nintendo o Sony e hizo que mucho de lo que habían ideado en aquellos tiempos mejores ahora se convirtiera en herramienta para sajar a los pobres nostálgicos.

Y hete aquí también, queridos lectores (y lectoras, que quizás alguna haya), que nos encontramos con un escenario en el que rememorar algo empieza a costar dinero. Es fácil ponerse de lado de Nintendo o Sony: ellas ayudaron a crear aquellos recuerdos, así que les debemos algo, ¿no?

No. Ya pagamos por aquellos recuerdos.

Lo que intentan ahora, una y otra vez, es volver a poner el cazo para aprovecharse de ese refugio llamado nostalgia. Lo hemos visto desde hace tiempo con sus Nintendo Classic Mini y sus Nintendo SNES Mini, homenajes efectivos y tramposos de aquel tiempo que fue mejor o que al menos parece que lo fue. Por fuera, todo el encanto de aquellos ingenios mágicos. Por dentro, trucos baratos para emular aquellas plataformas que nos cambiaron la vida para bien. Y como complemento, toda una batería de periféricos para aderezar nuestra nostalgia.

Lo peor no es que Nintendo se quiera aprovechar de nuestra nostalgia. Está en su derecho, porque otros lo han hecho antes y otros lo harán después. Lo peor es que se haya convertido en juez y parte de nuestra nostalgia. De repente lo retro tiene etiqueta de precio, y la emulación te convierte en un pirata. Da igual que haya servido para conservar joyas de hace 40 años que se hubieran perdido de otro modo. Da igual que quienes las veneren sean precisamente aquellos que mantienen buena parte del espíritu original y ayudaron a hacer la transición a los nuevos tiempos.

Con Sony hoy hemos vivido el último ataque a ese refugio llamado nostalgia. Su PlayStation Classic se une a toda esa parafernalia de consolas retro que han convertido nuestros recuerdos en un negocio. Uno que además nos lleva a otro jardín amurallado, porque mientras con un emulador podías jugar a todo lo que quisieras, con estas maquinitas solo puedes disfrutar de 20 juegos elegidos por la Nintendo o Sony de turno. Y como siempre ocurre con esas selecciones, habrá quien eche en falta muchos títulos que fueron importantes para él. Pero amigo mío, olvídate de poder disfrutar de otros videojuegos de los 80 o los 90, dirán Nintendo o Sony, porque el que moldea tus recuerdos ahora soy yo.

Lo de Sony es además de traca, porque te vende esa PSX Classic por 100 dólares del ala y aunque tiene el acierto de incluir dos controladores, ofrecerá solo 20 videojuegos preinstalados (no se conoce la lista completa). No acaba ahí su codicia: no incluirá el adaptador de corriente, que tendrás que comprar por separado.

Puedes comprar la consola y hacerte un selfie con ella en Instagram para presumir, seguro. O puedes hacer otras muchas otras cosas, como aprovechar cualquiera de las muchas opciones para emular una PSX -sorpresa, también puedes hacerlo desde tu móvil– o, ya puestos, comprarte una PSP-3000 (las hay por 20-30 euros) y tirar de juegos PS1 portables, que hay unos cuantos por todos lados.

Si haces eso, claro, te convertirás en un delincuente retro, eso sí. Como todos los que han disfrutado de ese maravilloso mundo de la retroemulación que Nintendo quiere cargarse. Puedes preferir no tirar por ahí, así que la opción sería comprarte una PS1 original o incluso una PS3, que es compatible con los discos de la PS1, ele. No sé vosotros, pero conmigo que no cuenten. Y por cierto, fui usuario feliz de una PlayStation y aluciné con aquel Gran Turismo que nos mostró unos gráficos inimaginables para la época o pude haber sido campeón del mundo de Soul Blade (Sould Edge), un juego que acabé dominando como pocos. Pero si vuelvo a esos juegos, insisto, no será teniendo que hacer frente a estos impuestos a nuestra nostalgia.

Mis recuerdos son míos y ya pagué un precio por ellos. Mi nostalgia es solo mía.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Un refugio llamado nostalgia

  1. A mi hijo le regalaron la SNES mini y la verdad es que me ha sorprendido positivamente. Además se puede «ampliar» para sacarle bastante partido. Esta PSX me parece algo cara, pero si también da margen de juego y sirve para más cosas como por ejemplo N64 o GameCube podría ser interesante. Sony sabe mucho de atacar «indirectamente» a rivales grandes, ¿eh Sega?

  2. pakolo dice:

    Yo todavía conservo, guardadita eso si, mi psx con su chip. La enchufo de pascuas a ramos pero funciona todavía perfectamente, y mi televisor tiene entrada de euroconector. Ver lo de hoy mas que otra cosa, me ha abierto las ganas de ponerme a desmontar la mía y darle una buena limpieza, para que luzca cuando la saque con los amigotes y diga que yo la tengo mas grande y original.

  3. Lambda dice:

    Polémica absurda. Estan en derecho de vender lo que les plazca, y nosotros de pasar del tema. ¿Que la gente pica? Pues será porque les sobra ese dinero (que podría ir a otras cosas, como otros entretenimientos). La verdad, ser buen comerciante es hacer que el pardillo quiera desprenderse de su dinero.

    Yo sigo y seguiré tirando de la emulación, tanto de mi pc como de mi PS3 (sin juankear). Y mi bendita DS tira de roms sin pestañear.

    • Trufeitor dice:

      No tan absurda cuando antes de sacar su consola virtual para Switch, Nintendo amenaza con demandar a las principales webs de roms obligándoles a retirar sus repositorios. Los daños colaterales son catastróficos, porque para sacar su consolita con 50 o 100 juegos poniéndonos en lo mejor, arrasan con miles y miles de roms que son la única oportunidad que puede tener la gente de jugar juegos que más de 30 años después deberían ser abandonware. Incluso juegos que en su día fueron imposibles de jugar por limitaciones regionales se pueden jugar a través de emulación.

      Desde mi punto de vista es un movimiento absurdo, porque el que tenga montado un emulador ya tiene las roms o sabe como conseguirlas al margen de estos canales y a sus ojos Nintendo hace un movimiento miserable y codicioso que le da muy mala imagen y, por otro lado, no me imagino al cliente tipo de la consola virtual de Switch poniéndose a montar un emulador, configurarlo y descargarse las roms, con lo cual a mi entender, creo que este es un movimiento que no beneficia a nadie y con el que pierden todos y Nintendo empeora su imagen (aunque en este asunto no se si es muy susceptible de ir a peor).

      Que mala es la avaricia.

  4. Land-of-Mordor dice:

    Nintendo tiene mucha experiencia en estas lides. Pocos recordarán la Consola Virtual de la Wii que tenía varios juegos disponibles de pasadas generaciones…pero de pago. Ése es el punto último del asunto como bien indicas: te cobré entonces por disfrutar y te cobro ahora por recordar. Y mientras tanto salgo a la red cual perro rabioso intentado cerrar toda referencia a la emulación que no sean mis mini consolas retro. Sony se ha marcado un «me too» de libro y, como suele ser normal en la compañía, con subidón de precio incorporado y alguna cicatería.

    Creo que recordarás Javi como según mi parecer estas compañías están equivocando la manera de explotar ese filón inagotable que es la nostalgia. Podrían «petarlo» en las tiendas de aplicaciones móviles ofreciendo sus emuladores oficiales y los juegos como contenido descargable de pago. Sería un duro golpe para la competencia que ha apostado por el juego móvil y les está comiendo nuevos clientes y ventas. Además se ahorran fabricar aparatos y a la larga les sale más beneficioso. Pero qué sabré yo y qué sabrás tú y qué sabremos los que comentamos aquí sobre como parasitar la nostalgia de tus clientes sin reírte en su propia cara. Sus consejos de administración llenos de letradillos y «winners» de la vida son los que saben.

  5. Trufeitor dice:

    La PS4 a 150 euros si pillas una buena oferta y la 1 a 100. Ni que la hubieran sacado de una excavación arqueológica, oiga. A mi lo que están haciendo con la moda esta del retro me parece una tomadura de pelo, pero oye, se venden como rosquillas, así que está claro que hay público más que de sobra.

  6. KMJB dice:

    Todo esto me retrotrae (valga el uso del término je), a la gran polémica que suscitó el recordado emulador «Bleem!», allá por los dosmiles…al fin y al cabo «todo vuelve», reciclado, con otras formas, pero vuelve…eso sí, todavía está el querido MAME entre nosotros, así que mejor me voy por unos fichines antes de que se aviven del todo jeje, abrazo!

Comentarios cerrados