Tecnología

Más sobre el Crowdfunding y el Open Source

·

Esta semana comenzaba escribiendo en Xataka un artículo sobre arkOS, una distribución Linux basada en Arch Linux y diseñada para los Raspberry Pi. El proyecto mola, y ofrece una gestión mucho más sencilla y clara de varias tareas servidoras. La idea es simple: con arkOS podremos usar un RPi como servidor web, de correo o de almacenamiento y sincronización de archivos, por ejemplo.

Eso es algo que hace mucho que puede hacerse, pero en arkOS se centran en facilitar la tarea tanto en la implantación como en la gestión. El joven creador del proyecto, no obstante, ha querido animar a la gente a que done dinero –quiere llegar a los 45.000 dólares, y va por buen camino– para poder dedicarse a tiempo completo a este proyecto. Y ahí está la dicotomía. El problema no es tanto que pida dinero por esa implicación total –algo respetable, por supuesto– sino que el proyecto en realidad acabe siendo Open Source y se nutra en realidad de miles de horas/persona invertidas en los proyectos que forman parte de esa distribución: Arch Linux, el kernel Linux, el servidor web Apache, WordPress, y ownCloud son algunos ejemplos. Ninguno de ellos pidió pasta para ser desarrollado y ahí están, creciendo sin pausa en prestaciones.

Es el problema del Open Source, que parece que todo el mundo tiene que contribuir por amor al arte. Hablaba de ello con acierto un blogger que ponía otro ejemplo, el de Ruby On Rails,

More than 3,000 people have committed man-decades, maybe even man-centuries, of work for free. Buying all that effort at market rates would have been hundreds of millions of dollars. Who would have been able to afford funding that?

Probablemente nadie. El Open Source quizás no necesite tanto campañas de financiación colectiva como cierto tipo de mecenazgo –en realidad, lo primero se acaba convirtiendo en lo segundo en estos casos–. La verdad es que es especialmente irónico que proyectos tan increíbles y de los cuales tenemos acceso al código, binarios y documentación no hayan compensado en nada a sus creadores.

Hay excepciones, desde luego, y lo cierto es que muchos desarrolladores «serios» del mundo Open Source están en realidad contratados por empresas del mundillo, pero eso no es lo normal, y la alternativa de la financiación colectiva cada vez atrae a más desarrolladores independientes de Open Source.

Un buen ejemplo lo tenemos en Ghost, ese gestor de contenidos ligero para bloggers que yo estoy probando con el dominio alternativo de Incognitosis (www.incognitosis.com, que va regulín) y que logró despegar gracias a su exitosa recaudación. Eso no ha impedido que unos meses después el acceso «solo para donantes» se haya convertido en un acceso universal. No solo al CMS en sí, sino a su código y a su documentación. Ese es el recorrido perfecto: logro captar interés, logro captar recaudación, y tras una etapa inicial para los inversores, el proyecto acaba adoptando todas las características de cualquier otro desarrollo Open Source.

Por cierto, acabo de darme cuenta de que ya hablé de este tema hace unos meses, pero las ideas no son del todo repetitivas –más bien complementarias– así que ahí lo dejo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “Más sobre el Crowdfunding y el Open Source

  1. Hola Javier:

    Gracias por traer esta reflexión. Personalmente pienso que para que exista más Open Source, hace falta más implicación económica; más dinero.

    Las fórmulas son variadas pero el dinero debería llegar. Muchos proyectos se abandonan porque sus iniciadores ya no pueden dedicarse a ellos. Una pena porque podrían pagar a otros para que los mantuvieran o desarrollaran. Y cosas así.

    Por lo demás, matizaría las contribuciones gratuitas de WordPress y compañía. Desde luego, su código es accesible gratis. Eso nadie lo discute. Pero han sabido montar un modelo de negocio tremendo sobre el open source y el freeware. Cosa que no todo el mundo tiene tiempo de hacer o no está entre sus objetivos.

    La gente suele tener tres motivaciones para hacer algo: a) Obtener una ventaja (Económica, reputacional…); b) evitar un mal; c) Por ideales.

    El Open Source puede ser creado por cualquiera de dichas tres motivaciones. Si hay gente que lo hace por amor al arte, es fantástico pero no veo problema alguno en que otros pidan recursos. De hecho, creo que debería existir una plataforma especializada en crowdsourcing para el open source.

    De esa forma avanzaría mucho más el empoderamiento ciudadano. A la vista, lo que ha sucedido con la NSA.

    Un problema del open source es la falta de algunos interlocutores que certifiquen determinadas soluciones. O al menos una comunidad recognoscible que anime a empresas, administraciones y otros a emplear este sistema (Por ejemplo, el soporte que hay para OpenErp es increíble y Owncloud lo va consiguiendo; Zimbra de VMWare es otro…).

    Disculpa si toco muchos palos pero el tema me lo ha suscitado. Un saludo,

    • Nada que disculpar. En todo caso, me disculpo yo: el filtro de spam de los comentarios está raro desde hace tiempo y hasta que no lo miro (a veces se me olvida) se traga algunos como el tuyo. Gracias por la reflexión!!

Comentarios cerrados